Los ayudantes de Don Juan

¡Comparte!

Mi nombre es Beatriz vivo a las afueras de buenos aires todo comenzó cuando mi marido Jorge contrató a don Juan para pintar y remodelar nuestro apartamento.

Esto me ocurrió hace 10 años y me acuerdo como si fuera ayer.

Una mañana me avisaron de mi oficina que el suministro de la luz se había cortado y decidí no ir, gracia a dios que no fui.

Como a las 8:00 llegó el Sr. Juan y sus ayudantes, uno se llamaba Jorge a él otro le decían el burro le pedí al Sr. Juan que me dejaran descansar ya que iría mas tarde al trabajo y me recosté en remera corta y una bombachita blanca de encaje me debo de haber quedado dormida pronto, pero me despertó un ruido era Jorge el ayudante que al verme se voltio de espalda le dije que qué escondía, me dijo que nada, le dije le hablare a don Juan y me dijo no señora date vuelta le dije y quiero ver que tienes escondido no señora me contesto me la daré y mi gran sorpresa Jorge tenia la polla a medio salir y se le veía la cabeza seca lo mire y le dije que se saliera me sentía morir no sabia que hacer siento que llaman y al abrir era el Sr. Juan le comienzo a contar y el se ríe y me dice señora estaba con las nalgas al aire y la puerta estaba abierta, pobre Jorge entiéndalo…..

entiéndalo fue la palabra me reí y se rió al rato no había pasado nada al tercer día no fui a trabajar y espere a ver que pasaba vestía mini negras y me estaba dejando ver quería que me vieran pero Jorge estaba espantado le pedí al Sr. Juan me ayudara y me mando a Jorge quien no decía nada pero yo veía que me veía me sentía cachonda quería engañar a mi marido me resistí pero subiendo la caja me resbalo de la silla y caí arriba de Jorge quien en su apuro por pararme me agarra las tetas primero con firmeza luego con timidez le pedí que se callara y siguiera me miro y siguió, desabrochó mi camisa estaba con las tetas al aire no aguantaba le baje el pantalón y volví a ver esa verga me gustaba sabia que me gustaba se la mame la apreté pero me daba miedo de los otros dos le dije que mejor luego, pero el no me hacia caso me tiro en la cama, y el ruido preocupó al burro quien entró y me vio con Jorge encima se dio media vuelta y se fue le grite espérese no es lo que cree se rió y se fue le dije a Jorge que se fuese, pero me sujetaba y me besaba los pechos sus manos estaban dentro de mi tanga me ganaba la calentura en eso veo a son Juan y al burro en la puerta hice por vestirme, pero no me dejaron para esto el burro se había bajado los pantalones y vaya verga tenia me preocupe por el tamaño se acerco y me la metía en la boca me negué pero su sabor me volvió loca se la mame hasta donde me entraba y Jorge me lamía mi conchita que estaba haciendo no me importaba el maestro se reía y se pajeaba viéndonos el burro me pidió las nalgas le dije que no pero insistió me lamió me metió un dedo luego dos, yo no aguantaba Jorge me tenia muy mojada, el burro se enfilo y empezó a empujar no entraba la metió por delante, me sentía morir, vaya monstruo del burro me la metió y saco hasta que se canso, luego empujó de vuelta sentí que me rompía pero me gustaba, me encantaba.

Esa era yo toda una puta el burro se corrió dentro de mi nalga a Jorge se la chupe hasta acabar y el maestro esa es otra historia.

Espero les guste

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.