Los inicios: memorias de una puta 4

Mi primera mamada

Amigos es para mí un enorme placer seguir ayudando a mi querida y puta amiga Verónica a publicar sus relatos históricos sobre sus inicios de puta, estas son historias reales que ella me cuenta; le excita el saber que los daré a conocer para el placer de los distinguidos lectores de esta página.

En esta ocasión Vero, nos platicará como fue su primera mamada, la muy puta, no duden en escribirme para que sepa sus cachondos comentarios.

Cuando estaba en la universidad, descubrimos con unas compañeras de estudio que había dos profesores que acosaban sexualmente a dos compañeras nuestras y ellas les practicaban sexo oral a ellos y a cambio ellas siempre obtenían buenas calificaciones y tiempo extra para reforzar sus estudios con ellos y clases privadas.

Al comienzo nos pareció vergonzoso lo que pasaba pero una de las compañeras tenía bajas calificaciones en matemáticas y ella dijo que estaría dispuesta a mamárselo al profesor para no perder la materia lo cual pensamos que no sería mala idea y nos propusimos buscar la manera de llegar a ellos como unas estudiantes necesitadas de ayuda para aprender más y mejorar las calificaciones, por mi parte le pedí al profesor de matemáticas y al de física que si me podían dar algunas clases extras para resolver algunas dudas que yo tenía.

Las clases eran en las tardes después de la jornada del estudio, en la primera clase privada de matemáticas noté que el profesor realmente era mucho más cariñoso conmigo que en las clases habituales entonces yo también comencé a ser cariñosa con él hablándole un poco más sensualmente cuando le decía algo y a mirarlo y a sonreírle de un poco más, antes de terminar la primera clase privada el profesor me dijo que naturalmente esas clases extras no tenía ningún costo pero que esperaba que me manifestara de alguna manera para agradecerle por su tiempo le dije que yo no tenía dinero con qué pagarle pero que estaba dispuesta a pagarle de alguna otra forma si él quería.

Estábamos sentados uno junto al otro y él me colocó una de sus manos sobre mi rodilla y diciendo que cualquier agradecimiento mío lo tendría muy en cuenta, yo no hice nada para retirar su mano de mi rodilla, lo miré a los ojos y le dije que me gustaría saber cuál sería la mejor forma de pagarle, el profesor me dijo que yo era muy linda y que tenía unos labios hermosos, en ese momento ya supe que había caído en las garras del profesor como mis otras compañeras y decidí dejar que el profesor consiguiera su objetivo pero naturalmente me preocupé si en lugar de sexo oral me pide sexo vaginal, pues yo  aun era virgen y no quería perder mi virginidad todavía.

El profesor me acarició las mejillas mientras que con su otra mano ya me estaba acariciando las piernas por debajo de la faldita de colegiala y alcanzaba a tocar mi panty, y me dijo que yo tenía cara de ser muy cariñosa y mientras que con una mano me agarró por debajo de mi mandíbula, con su otra mano agarró una de las mías y me hizo colocarla sobre su pantalón y por primera vez sentí los órganos sexuales de un hombre, no hice nada para rechazarlo, pues me sentía realmente excitada y húmeda, él en ese momento estuvo seguro de que yo era una putica con la cual él podía obtener lo que quería sexualmente, retiró un poco la silla de la mesa y me pidió que me arrodillara en medio de sus piernas, así lo hice y mientras tanto él abrió la bragueta de su pantalón y por primera vez vi una verga erecta a 30 centímetros de mi cara, yo ya había visto otras vergas erectas cuando iba al apartamento de una de mis compañeras que veía vídeos porno que le prestaba su hermano mayor, así que para mí la lección de sexo oral ya la había recibido y sólo me faltaba practicar; el profesor me dijo que quería que se la chupara y yo haciéndome la inocente le pregunté que cómo se hacía entonces el agarró mi cabeza y me acercó hacia su verga, yo abrí la boca casi por instinto y él me dijo que chupara con mucho cuidado sin succionar, como si estuviera chupando un bombón de chocolate.

Poco a poco me iba empujando la cabeza hasta que su verga erecta ya estaba en mi boca y yo se lo mamaba sin detenerme mientras él respiraba con agitación y me decía que lo estaba haciendo muy bien y que así lo debería seguir haciendo, yo había visto en los vídeos porno que algunas chicas se comían el semen de los hombres entonces a mí me pareció muy natural cuando él me dijo que cuando yo sintiera su leche en mi boca me la tragara toda y no desperdiciara ni una gota, mantuve mis ojos cerrados todo el tiempo solamente sintiendo esa verga en mi boca en el momento que el profesor empezó a eyacular y a respirar muy agitadamente sentí un orgasmo!!!, mi primer orgasmo con un hombre, porque a mí me excitó mucho estar chupando esa verga sin perder mi virginidad.

Cuando el profesor terminó de hablar retiró mi cabeza con sus manos y me dijo que era suficiente. Mientras él se guardó su verga húmeda me puse de pies y recogí mi cuaderno y mi libro para irme, acordamos la siguiente clase para ocho días después pero antes de salir le dije que tenía problemas con física y él sin dejarme de decir más me dijo que iba a hablar con el profesor correspondiente para que me ayudara, de regreso a casa yo iba feliz por mi primera mamada y lo mejor con el sabor de semen en mi boca y con una buena calificación asegurada.

Al día siguiente antes de salir del colegio me llamó el profesor de física a su oficina y me preguntó cuando quería recibir mis clases extras, le dije que si quería podría ser ese mismo día o al día siguiente, yo pensé, que sea lo antes posible porque me muero por otra ración de leche caliente!!!. Me dijo que tenía tiempo suficiente para empezar de inmediato yo gustosa acepté, me hizo sentar en una silla junto a él mientras él colocaba seguro en la puerta de su oficina, acordamos cuáles eran los temas que me iba a explicar y me preguntó que de qué forma voluntaria quería yo corresponderle a su tiempo y dedicación y yo le dije que no tenía dinero pero que estaba dispuesta a pagarle de alguna otra forma si él quería, entonces él me dijo que podía hacer lo mismo que con su colega de matemáticas y yo le dije que no había inconveniente.

Antes de salir de su oficina y tras de haberme dado su primera clase extra se puso de pie frente a mi silla y se abrió el pantalón y se sacó la verga erecta que estaba empezando a humedecerse y sin que me dijera nada empecé a chupárselo, mientras se lo mamaba me dijo que lo hacía bien y que cuando se botara yo ya sabía lo que tenía que hacer, se lo mamé con los ojos cerrados hasta cuando sentí el sabor del semen que era distinto al del profesor del día anterior y un poco más espeso pero no me importó me lo comí golosamente, pero la cantidad fue tal que no lo pude tragar completamente y algunas gotas escurrieron por mi mejilla ensuciando mi ropa, cuando el profesor se retiró de mi cara abrí los ojos y se estaba guardando la verga, esta vez no sentí orgasmo pero me gustó chupar esa carne dura; acordamos que la siguiente clase extra sería a los ocho días, de regreso a casa no solo iba feliz con el sabor de semen en la boca, además llevaba mi ropa sucia con los restos de su semen sintiendo ese rico aroma y excitándome aun mas pues yo caminaba por la calle sucia y con olor a semen.

Al día siguiente le comenté a mis compañeras que yo ya me había iniciado con los dos profesores, una de ellas lo había hecho con el matemáticas pero le faltaba el de física y la otra había empezado con el de física pero le faltaba el de matemáticas, así que ellas se animaron a seguir haciéndose las víctimas del estudio para tener sexo oral sin perder la virginidad ni arriesgarnos a quedar embarazadas, desde entonces hasta fin de curso todas las semanas cumplíamos puntualmente las clases extras cuando nos correspondiera a cada una y siempre nos reuníamos a comentar los detalles de sexo oral con los profesores y nos divertíamos y excitábamos escuchándonos.

Le he pedido a un gran amigo que me ayude a publicar mis relatos, él es como mi editor erótico y marido virtual, espero que quienes me lean no se incomoden si para comunicarse conmigo mis lectores deben hacerlo a través de él. Mi amigo los comunicará conmigo.

Los comentarios favor de enviarlos a mí querido amigo “pervertido” a, el con gusto me hará llegar sus comentarios, y si tienen suerte… posiblemente les conteste directamente.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Pervertido

Soy un cachondo mexicano, que por solicitud de una putiamiga estoy aqui para publicar su histora a peticion de ella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *