Lucerito (X)

¡Comparte!

Trío. Rubén va a recoger a Katia amiga de Gloria para seguir montando sus tríos amorosos entre su esposa “lucerito” y Katia. Durante el viaje Katia le va relatando sus encuentros sexuales con el carnicero por el cual conoció a Gloria y se hicieron grandes amigas hasta llegar a la amistad que iba a comenzar entre la pareja y Katia.

Lastima que Rosa este aquí, porque de lo contrarió, podríamos ir a recogerla mañana en la tarde.

Si es una lastima; que bueno que seria que Gloría fuera la empleada en vez de Rosa.

No, así estamos bien mi amor; creo que con Gloria aquí las cosas se complicarían bastante; ella es muy buena en la cama y nos hace gozar como enajenados; pero, ya hemos hablado de todos los conflictos que habría.

Si es verdad mi vida, pero la adoro, me entiendes ?.

Claro que si, te entiendo. Pero es mejor así; vivimos nuestra vida intima entre los dos y de vez en cuando gozamos con otros. De acuerdo ?.

Si, si en eso estamos de acuerdo, solo expresaba un deseo; se que tienes razón; ahora coméntame, llamamos a Katia o no ?.

Si, llámala tu, y si esta de acuerdo puedo ir a recogerla a las tres y medía de la tarde, cuando lleguemos aquí; ya Rosa se habrá marchado.

Perfecto, entonces la llamo; ojalá resulte y este de acuerdo. Yo también te acompaño a recogerla, te parece bien ?.

Pensaba ir a la salida del colegió, directamente a recogerla, sin pasar por aquí.

Ah, o sea que das por sentado que ella va a aceptar ?.

Estoy convencido que tú la harás aceptar.

Y, si me dice que no ?. Perderás el viaje; siempre son cincuenta minutos ida y regreso; además de que no sabrás si acepto o no, y esperarías en vano.

Pero te puedo llamar del colegió, antes de irme y para esa hora ya debes saber si acepta o no. El programa resulto mejor de lo que esperaban; Katia era una sardinita muy dulce, muy tierna e ingenua; su cuerpo en desarrollo apenas esbozaba lo que iba a ser una mujer esplendorosa; sus pequeños senos apenas en formación eran una delicia; su pubis con un suave peluchito dejaba totalmente a la vista, la entrada al paraíso; todo lo demás muy bien formado; fue una fantasía de placer.

Lucero la llamó a las dos de la tarde; estuvo conversando con ella, durante mucho rato. Fue una conversación interesante y muy intima. Katia estuvo de acuerdo en que Rubén la recogiera. Lucero le explico acerca del sitió y la hora, la marca y el color de la camioneta. Una descripción de Rubén lo mas exacta posible.

Cuando Rubén llamo del colegió, a averiguar por el resultado de la conversación. Lucero exultante, le pidió que no perdiera mas tiempo y que se fuera directamente a recoger a Katia. Cuando llego al sitió convenido, la jovencita lo estaba esperando. Se subió al carro y enrumbaron directo para el apartamento.

Durante el recorrido, Rubén interrogaba a Katia acerca de todo lo que había conversado con Lucero.

Me contó todo lo de ustedes, que viven como marido y mujer, que han estado con Gloria mi amiga, en varias oportunidades; tal como ya Gloria me lo había contado.

Estas de acuerdo con todo lo que nos gusta a nosotros ?.

Pues la verdad, es que no sé, he pensado mucho sobre eso; desde el día que el señor que murió, me lo propuso. pero no se que decirte.

Pero Gloria te converso acerca de como realizamos todo nuestro placer, verdad ?.

Si claro, y eso me tiene pensando mucho mas.

Pero piensas con deseos o en otra forma ?.

Con deseo, claro; por eso voy contigo.

Ah bueno, pensaba que todo iba a ser una sorpresa para ti. Como estaba en el colegió, mientras tu hablabas con Lucerito.

Ella fue muy franca conmigo; me respondió todos mis interrogantes y me tranquilizo; por el hecho de que ustedes son jóvenes casi como yo. Porque en realidad no se lo que ocurriría si lo hubiera hecho con Gloria y el señor de la carnicería.

A propósito de ese señor, me gustaría saber como hizo para conquistarte ?.

Ah, eso fue cuando recién llegue al barrió; estaba en vacaciones y mi mamá me dejaba la plata para hacer las compras en el supermercado. Un día no hubo carne en el supermercado y entre a la carnicería. Luis el dueño, me pregunto lo que deseaba y cuando le dije que quería una carne bien blandita; me contesto: “venga mi amor y usted mismo la escoge de la que tengo acá dentro, que esta fresquita y me acaba de llegar.

Yo entre a la trastienda y si, ahí tenia carne fresca. Luis me puso la mano en el hombro y me dijo: mire bien bizcochito todo lo que quiera, que le voy a dar el doble de lo que me pida por casi nada, para que se vuelva cliente mía.

Le indique de la carne que deseaba y el con la misma mano que había puesto en mi hombro me hizo una caricia en la cara, mientras me decía que era muy linda e iba a convertirme en toda una mujer hermosa. Mientras cortaba las lonjas de carne, me pregunto por mi nombre; con quien vivía y en donde; que año estudiaba, que hacia mi mamá y así una cantidad de preguntas.

Ese día me propuso que si necesitaba alguna cosa, contara con el para lo que fuera, sin ninguna pena.

Al día siguiente regrese por la compra; lo mismo que el día anterior me hizo seguir a la trastienda, me abrazo cariñoso y se sentó en un butacón sin soltarme, me hizo sentar en sus rodillas y comenzó a conversar conmigo. Me preguntaba de mi mama, del pueblo de donde habíamos llegado y así cantidades de cosas; por momentos me abrazaba un poco mas fuerte y me decía que yo iba a ser la niña de sus ojos.

En contra de todo lo que mas me había prevenido mi madre; yo acepte la familiaridad de Luis, me sentía tranquila y contenta de que todo un hombre se fijara en mi; Luis era muy bien, quiero decir era muy atractivo, parecía un artista de televisión. Cuando alguien llegaba a comprar algo, el me daba un beso y me decía que lo esperara adentro un momentico.

Oía como trataba de cariñoso a las clientes y eso me tranquilizaba totalmente, pensaba que era un hombre muy bondadoso y gentil con todo el mundo; luego entraba se bañaba bien las manos y volvía a abrazarme. Así cada vez, con mayor confianza. Luego se puso a comentarme acerca de la proximidad de mi desarrollo.

Me decía que las teticas tan hermosas que tenia ahora, se iban a poner mucho mas hermosas, grandes y llenitas; eso va a enloquecer a todos los hombres; lo mismo que mi culito, las piernas y la mata de vellos en mi pubis. Cuando ponderaba todo lo hermoso que iba a ser todo, me pregunto si ya me había comenzado a salir peluchito en mi bizcochito.

Con la mayor ingenuidad le conteste que si que ya tenia unos pelitos. Ahí si empezó, todo emocionado a acariciarme las piernas y a decirme como se emocionaba con lo que le estaba diciendo.

Yo me sentía contenta de verlo a el así, le contestaba todo lo que me preguntaba y el se ponía cada vez mas osado, comenzó a hacerme cosquillas, cada vez acercándose mas a mis teticas y a mi pancito a la vez que me iba desnudando poco a poco.

Llegó una cliente y el me dijo al oído que me quedara tal como estaba; se paro y me dio el primer beso en la boca. Me sorprendí y seguía riéndome en forma callada. Oí luego que cerro la puerta del negoció y regreso, se volvió a lavar las manos y volvió a abrazarme y hacerme cosquillas; me quito todo el vestido, quede con la tanga y el brasier; el amañador, como lo llama mi mamá.

Comenzó a besar en el cuello en los brazos y así poco a poco, por todo el cuerpo; yo me reía y lo dejaba a hacer, luego el me pidió que lo besara en la boca y le diera la lengua. Lo bese como me dijo y el me chupaba la lengua, luego el me metió la lengua de el y yo hice lo mismo.

Mientras nos besábamos el termino de desnudarme y comenzó a acariciarme el sexo, las teticas; a la par que me decía que me adoraba y deseaba que yo también lo quisiera.

Cuando comenzó a besar y lamer mis teticas yo me paralice y comencé a sentir muy rico todo lo que me hacia; siguió besando todo mi cuerpo y se prendió a besar y lamer mi bizcochito. No se en que momento el se desnudo y me pidió que lo besara así como el lo hacia.

Cuando me coloco en posición yo estaba toda ansiosa porque el continuara haciéndome sentir lo que sentía, coloco la verga a la entrada de mi sexo, la restregó por todo el contorno, se echo bastante saliva en la punta y me lo introdujo, poco a poco. En medió del placer y la ansiedad, sentí un dolor y luego mucho ardor, pero pronto con el rozamiento de su verga; se fue convirtiendo en un placer como nunca había sentido; hasta que sentí que me desvanecía totalmente.

Recupere la conciencia, cuando me limpiaba echándome agua con una jarra y secándome con una toalla. El me sonrió me dio un beso en la boca y me dijo que a par

tir de ese instante yo era su mujer.

Al día siguiente fui a donde Luis, no estaba en el mostrador. Entre a la trastienda y lo encontré haciendo el amor con Gloria, pero el no estaba desnudo, solo se había bajado los pantalones. Cuando me vio, se paro inmediatamente y vino a alcanzarme; yo ya estaba saliendo.

Me dijo que esperara que quería decirme algo. Le respondí que era un traidor y que nunca mas me volvería a ver. Me fui llorando para la casa y estuve enfurruñada todo el día.

Al día siguiente, anduve rondando cerca de la carnicería a ver quien entraba; quería conocer bien la cara de la mujer con la que lo había encontrado. Vi llegar a Gloria, pero no creí que fuera ella, sin embargo cuando vi que se demoraba en salir; pase frente a la entrada y me convencí que era ella. Me regrese nuevamente llorando a la casa.

Al día siguiente espere que Gloria llegara a comprar; yo entre primero que ella; Luis me saludo cariñoso como siempre, cuando entro Gloria el la saludo cariñoso y a continuación me dijo a mi que entrara a escoger lo que quisiera. Me puse feliz, me había escogido a mi ante ella.

Luis cerro la puerta luego de atender a Gloria y conversar un rato con ella. Cuando entro donde yo estaba esperándolo, me abrazo y comenzó a besarme como si nada hubiera pasado, al principió quise rechazarlo, pero el que me hubiera escogido a mi, me hizo ceder a todo lo que el quiso.

Me entregue feliz, hicimos el amor despacito y delicioso. Le reproche lo de Gloria sin dejar de besarlo y el riéndose me dijo que no me preocupara por eso, que lo importante es que me quería a mi; que lo demás era solo por lo físico. Pues era muy arrecho.

Tu no puedes estar todo el día y la noche conmigo; es por eso que necesito de otras mujeres; me entiendes verdad ?.

Yo no entendía, pero le conteste que si, si solo me amaba a mi, el me juro que me adoraba. Luego me dijo:

“Te voy a demostrar que tu eres mas importante para mi que Gloria; te voy a hacer el amor delante de ella y quiero que Gloria te bese a ti por todas partes para que te des cuenta todo lo que te amo “.

Me hizo el amor en forma increíble; goce hasta el delirio y en medió de lo que sentía, me hizo prometer que aceptaría estar haciendo el amor delante de Gloria.

Al día siguiente volví. Cuando estabamos en plena culiada, me comento que ya había cuadrado con Gloria para hacerlo el día siguiente; tal como te lo prometí ayer. me dijo. Pero esa noche fue cuando lo mataron a la salida del negoció.

A Gloria cuando la conociste ?.

Varias semanas después, ella me llamó, yo iba a hacer las compras y ella también, nos pusimos a conversar y salió el deseo de Julio y el proyecto de hacerlo entre los tres. Gloria me dijo que había quedado toda frustrada porque yo le gustaba mucho y como teníamos en común el recuerdo de Julio; ese hecho nos volvía como amantes, o cómplices o algo por el estilo.

Entonces nos pusimos a contarnos todo lo que habíamos hecho con Julio y eso nos motivo; yo me acalore de ganas y Gloria me dijo que también. Ella me comento que le iba a tocar hacerse la “paja” y yo le pregunte que era eso; cuando me lo explico me dijo que lo probara o que si quería ella me lo enseñaba.

Desde ese día nos convertimos en grandes amigas, yo le comentaba todo lo que hacia y ella también. Luego me comento de ustedes y le exprese mi envidia por tener tan buenos amigos. Gloria prometió presentármelos y por eso aquí estoy; esa es toda mi historia.

Cuando llegaron al apartamento; Lucero los recibió feliz, beso a Katia y le dio la bienvenida; luego se arrimo a Rubén y lo beso apasionadamente. Rubén agarro la mano de Katia y la arrimo a donde ellos se estaban besando; cuando dejaron de hacerlo le dijo a Lucero: “hoy todos los besos serán para Katia; que es nuestra invitada “. Mientras la abrazaba y le daba el primer beso en la boca, oyó que Lucero le contestaba, que ella estaba totalmente de acuerdo.

Lucero, empezó a besar a Katia en la mejilla y a chuparle el lóbulo de la oreja mientras Rubén y Katia se trenzaban en un dulce duelo de lenguas. Luego Rubén se separo y Lucero sin dar tregua a la sorpresa de la nínfula, se prendió de los labios de Katia y la beso con toda la pasión a la vez que con las manos comenzaba a acariciarla por todo el cuerpo.

Para Katia la sorpresa de encontrarse besándose con Lucero; no fue nada en comparación con el placer que comenzó a sentir y se entrego totalmente a la satisfacción de su naturaleza.

Rubén y Lucero la enloquecieron de sensibilidad y placer; participo activamente en el placer de sus nuevos amigos y cuando casi todas las variantes se habían realizado. Sintió que Rubén la penetraba por su culito, mientras ella y Lucero se sorbían el alma en un increíble “sesenta y nueve”.

Katia sintió nuevamente en su vida, un pequeño dolor un poco de ardor y luego un placer que desconocía totalmente, que fue intensificándose hasta la perdida de su conciencia.

Ahora si todas las variantes estaban realizadas. Mientras descansaban del placer sentido, conversaron durante mucho rato.

Estableciendo entre los tres proyectos de encuentros de mas placer y entrega.

Cerca de medianoche la fueron a dejar hasta la casa; al despedirse se pusieron de acuerdo para volver a encontrarse al lunes siguiente; por cuanto el domingo, Katia no podía salir; su mamá descansaba ese día. Lucero hablo con Gloria acerca de todo lo acontecido; esta no dejaba de expresar su tristeza al no haber podido estar presente; pero le prometió a Lucero, que el siguiente fin de semana estarían juntas, ojalá con Katia y Rubén.

Esa semana fue increíble. Katia pudo estar con ellos casi toda la semana; solo falto el jueves, que le toco ir hasta el restaurante donde trabajaba su mamá, a recoger la plata para pagar la pensión del colegió.

El placer fue en un crescendo increíble; mas tardaba en llegar al apartamento que en tener su boca pegada al vientre de Lucero o de Rubén. Se entregaba a gozar plenamente y le fascinaba rematar todo lo sentido, con la penetración de su culito; entonces se sentía satisfecha; prometiendo volver al día siguiente.

Gloria supo de estas visitas y dio a entender su malestar y su franca envidia por tanto placer; al sábado siguiente estuvo pendiente de Katia, cuando ésta iba a comprar lo del diario. La abordo y se puso a conversar acerca de todas las vivencias de la nínfula con sus amigos.

Luego de mucho rato de conversación le pidió a Katia que fuera por la tarde a visitarla a la casa; por cuanto sabia que sus patrones iban a salir. Katia quedo en que pediría permiso por unas horas e iría a visitarla.

CONTINUARA…

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.