MABEL Y SU NUERA

¡Comparte!

Yo ando por todo el país vendiendo, y a veces me entero de cosas que suceden en los pueblos chicos del Interior que me causan sorpresa pues parece que eso no pudiera suceder ahí, parece cosa de ciudad mas grande pero en realidad los hechos que relataré suceden aun hoy en un pueblito de la costa Uruguaya.

Mabel (así la llamaré a la Sra.) es una mujer casada desde hace 25 años con un solo hombre en su haber: su marido. Al año de casados tuvieron un hijo (hoy tiene 24 años) y quedó como hijo único.

Hoy por una cosa mañana por otra el matrimonio se fue desflecando; que las borracheras de él, que la falta de trabajo, que los estudios del hijo que no permitían tomar nada que no fuera agua, el boliche y tal vez alguna otra mujer hicieron que hace unos 6 meses se separaran del todo, pues la cosa ya venía muy mal desde hace más de un año. Fue así que el hijo le dijo a la madre que era tiempo de poner distancia y salir a conseguir algo más estable y que remunerara mejor, y fue así que terminó yéndose para España, diciéndole a la madre que cuidara de su novia María Julia(Maju, en adelante) hasta que les mandé los pasajes para irse las dos a España.

Maju tiene 22 años es una morocha de pelo lacio de 1.70 excelente busto y unas caderas que meten miedo, una cola respingona y una cara de calentona por la que más de uno se debe haber pajeado en el pueblo.

Mabel tiene 45 años y se conserva muy bien, trabaja en el pueblo es alta(1.75) rubia y no es fea, pero la mala vida a la que la tenía sometida el marido ha hecho de ella una mujer desgastada pero que aun conserva unas excelentes piernas es delgada, y poseedora de una boca muy sensual y una colita que es la envidia de las veteranas del pueblo.

Mabel se despidió de su hijo y este como al pasar le dijo refiriéndose a Maju:"cuídamela, y cuando las llame me la llevas enterita como está ahora". Descuida mi amor viviré para cuidártela.

Así transcurrieron las dos primeras semanas y un día que Maju vino a ver a su suegra esta lloraba desconsoladamente, pues se sentía sola, Maju la acompañó la acarició y se quedó con ella esa noche.

Así fueron pasando los días hasta que Maju y Mabel acordaron que Maju pasaría a vivir con su suegra definitivamente ya que sus hermanos acompañaban a sus padres.

La confianza fue ganando a ambas y se hacían compañía mutuamente, y conversaban de distintos temas con soltura y libertad. Así fue que una vez Maju salió desnuda de la ducha mientras su suegra se vestía para ir al trabajo y no pudo menos que ver aquella hermosura, y exclamar:" que belleza, con razón mi hijo está loco por vos". "No es para tanto, pero muchas gracias".¿"en realidad te parezco que estoy bien?" "yo diría que muy bien tienes un cuerpo precioso que más de una quisiéramos tener".

"Tú no tienes que envidiarme nada, pues tú para la edad que tienes también estás preciosa y solo el tarado que tuve por suegro podía no darse cuenta." "No me mientas, que quiero creerte". "No son mentiras mira que piernas y que linda cola tenés"." ¿te parece"? " es claro son divinas": " gracias sos un amor". se dieron un beso y cada una se fue por su lado a trabajar. A la noche se juntaron miraron TV charlaron y Mabel dijo: ¿cómo te fue hoy? a la que Maju contestó: " me fue regio y unas compañeras de trabajo me dijeron que estaba muy linda y ¿a qué no sabes lo que me pasó? " ¡no! contame.

"Bueno es muy fuerte pero creo que tenemos confianza y lo que nosotros hablemos o hagamos quedará aquí dentro de estas 4 paredes. "Claro eso a no dudarlo lo nuestro es nuestro y solo nosotras lo sabremos".

Mabel mira: con la conversación que tuvimos hoy, con los meses de abstinencia, y con lo que me dijeron mis compañeras cuando quise acordar estaba tan mojada que tuve que ir al baño, hacerme la higiene y como no tenía ropa interior me quedé sin

nada por debajo, como hasta ahora, y me a gustado mucho, lo he disfrutado, nunca antes estuve tanto tiempo sin bombachas, y pensaba en ti si lo estarías pasando bien como yo, y para decirte la verdad como a las 3 de la tarde tuve un orgasmo, sin tocarme solo pensando." "Ay mi amor-dijo Mabel abrazándola-es divino lo que te sucedió no te sientas mal sino todo lo contrario – y la besaba por la cara repetidas veces-y tomando entre sus manos la carita calentona de Maju, mirándola a los ojos le preguntó: ¿y que pensabas mi amor cuando orgasmaste así?, algo lindo supongo, ¿tal vez con Carlitos (era su hijo) con la última vez que estuvieron juntos?

¡No! la mirada se hizo más intensa, los ojos brillaban y Maju agregó: no te ofendas no quiero lastimarte, te quiero mucho y desearía seguir contigo por toda la vida "ya sé-replicó Mabel- tienes otro hombre y pensabas en él-"¡No! no tengo otro hombre, "Ay amor, sos divina, no me tengas en ascuas y dime lo que sea sabré comprender yo también te amo" ¿Es cierto, tu también me quieres?" si yo también, contestó Mabel;"en ti pensaba en ti, en lo que hablamos hoy de mañana en tu cuerpo en el calor que de el emana por la noche cuando nos acostamos , en tus caricias, en tus besos, en que me encanta que me mimes y me acaricies toda, en que deseo mas que nada en este mundo que me beses." Mabel no salía de su asombro, sus ojos se desorbitaron y un silencio sepulcral cubrió la habitación, tampoco sus manos soltaban aquel rostro amado, hasta que dijo:"me has hecho la mujer más feliz de la tierra." y acercándola a sus labios la besó y se besaron por primera vez. Sus besos recorrían toda sus caras sus manos abrazaban la una a la otra y sus leguas comenzaron la danza final, la danza de la lujuria del deseo del amor desenfrenado que hizo que sus manos se fueran directamente a la cola de la otra y comenzaran las caricias.

Nadie hablaba, las palabras estaban de más, era el momento de los hechos y cayeron abrazadas y besándose sobre la única cama de aquel departamento que cobijaría desde ese momento uno de los amores más fuertes que se recuerden. No se desnudaron sino que se arrancaron la ropa la una a la otra, y ya desnudas Mabel con más experiencia, se prendió de los senos de su nuera y comenzó a chuparlos."así, así mamita, chupámelos así, que rico, seguí mami, seguí por favor", la mano de Mabel ya estaba entre las piernas de Maju y esta exclamaba:"soy tuya mami, soy tuya no quiero ser de nadie más en esta vida, solo tuya, toma, toma, -y abría las piernas todo lo que podía para que su suegra disfrutara y la hiciera disfrutar a ella de aquellas caricias- tómame toda mami, así, que divino, que divino.

Mabel bajaba por su vientre en dirección a sui entrepierna y Maju se deshilachaba de goce" me matas mami me matas que divino aaaaaaggggghhhhhhcomo te siento mi amor-Mabel se había apoderado de su clítoris y lo chupaba a conciencia-"soy tuya solo tuya toooommmmaaaaaaaa, me acabo para vossssssssss miraaaaaaaaaaaaaaahgggg.

Acto seguido Mabel preguntó:¿te ha gustado, has disfrutado? para mi fue la primera vez y creo que estoy loca pero lo disfruté enormemente.

"No mi vida-contestó Maju- no estás loca y yo también lo disfruté de locura, para mi también fue la primera vez con otra mujer, y no quiero hacerlo con nadie más que contigo desde hoy, déjame besarte y hacerte conocer lo divino que me has hecho conocer tú hoy.¿Dime Maju nunca antes te lo habían hecho?" No nunca. ¿y a ti"? A mi si me lo han hecho pocas veces pero si me lo han hecho.

Maju se hincó de rodillas y comenzó a lamer las piernas de su suegra en su interior, tratando de ponerla bien a tono, Mabel era una laguna, sus jugos se desparramaban por entre sus piernas y Maju los iba bebiendo" Me vuelves loca amor, me vuelves loca, méteme la lengua por favor, Maju no se hizo esperar y hundió su lengua en la concha de su amada que se retorcía de goce, "te amo, chiquita mía, te amo, ay que goce, que divino lo haces, así seguí ahí así, que divino como gozo eres un ángel, más, más dame más que me aaaacccaaaabbbbooooooooo, tomaaaaa, tomaaaaaa, mi leche tomaaaaaaaa.

"Mamita mía que cantidad, pensé que no terminabas más, fue la primera vez que besé a otra mujer y me gustó, tanto que te lo seguiría haciendo todo el día y como lo hice, ¿te ag

radó? mi vida, ¿que si me agradó? fue el mejor orgasmo de que tengo memoria, y nunca el imbécil de mi marido me la chupó como vos lo hiciste hoy, ha sido divino te amo, te amo con locura, quiero ser tuya para siempre y que tú seas mía por el resto de la eternidad."yo también" contestó Maju, y se abrazaron para quedarse dormidas por un rato y luego continuar.

Luego de unos meses en que su amor era manifiesto entre ambas y en la soledad de aquel apartamento, llegó la carta de Carlitos en que les avisaba que les enviaba los pasajes. Estos están hace un mes en poder de ellas, pero aún no han decidido la ida. Yo la entrevisté a Mabel pero sin tocar el tema en directo y su respuesta fue: hay veces en que el hombre propone y otro dispone, y por ahora todavía falta para que nos reunamos los tres en España hay que arreglar unos cuantos asuntos primero.

Autor: Olimarcito

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.