Margarita la mucama.

¡Comparte!

Esta es la historia que me toco vivir hace dos años, cuando en mi casa trabajaba, como mucama, una joven de nacionalidad paraguaya, llamada Margarita, de 36 años en ese momento.

La verdad Marga, como la llamabamos en casa, no era una mujer con un fisico privilegiado ni mucho menos, era mas bien baja, de un 1,60mts, 55 kilos aproximadamente, de tez trigueña, ojos color negros, caderas anchas, un culo gordito, como me gustan a mi, y un par de tetas inmensas, puramente naturales.

Ustedes se preguntaran como sabia tanto del fisico de Marga, pues la historia que les voy a contar, la hice justamente para tenerla documentada.

Lo que hice fue, ofrecerle un dinero extra, al que le pagaban mis padres, para que me dejara documentar un día de sexo con ella.

Los que viven en Argentina, sabrán que las personas Paraguayas, Bolivianas, Peruanos, etc, vienen a este país en casi su totalidad indocumentados, y la mayoría trabajan como empleados, y son en muchos casos explotados por no tener esta documentación, se les paga poco y trabajan muchas horas. Marga era una de estas personas, y pues lo que yo le ofrecía en efectivo no era para nada despreciable. Así que Marga acepto y me dispuse a preparar todo.

Le comente a Marga, como había planeado todo, al otro día era domingo y ese día en casa no queda nadie, solamente yo, y en este caso ella, así que tendríamos todo la casa para nosotros y estaríamos totalmente tranquilos.

El plan comenzaría a ejecutarse, por la mañana, Marga me debería ir a despertar con un desayuno, vestida de una manera muy caliente, mientras yo ya tendría la cámara grabándonos, el próximo paso de Marga sería apoderarse de mi físicamente y hacerme tener una mañana a todo sexo.

Por la tarde seguiríamos con las sesiones a puro polvo, incluyendo una que otra sorpresa para Margarita.

El paso numero dos, constaría en que al final del día y ya mas tranquilos, Marga me tendría que contar por medio de una grabación de casette, con su relato, todo lo que vería en el video, transcurrido durante todo el día.

Este es el relato traducido por mi, desde el cassete con el relato de Margarita con lo que sucedió aquel día en donde me garche por todos los agujeros a mi mucama.

Hola mi nombre es Marga, tengo 36 años, y soy la mucama.

Hoy es Domingo muy temprano y me preparo para llevarle el desayuno a mi jefe, al cual le obedezco a todo, yo vendría a ser como su putita, me gusta complacerlo en todo.

Me dispongo a llevarle la bandeja, con un jugo de naranja un cafecito con leche y unas tostadas con mermelada, mi jefecito se cuida mucho la figura, lo cual se nota a simple vista, con solo mirarle el cuerpo, yo lo doblo en edad, pero la verdad es que me calienta mucho, y me he vestido para la ocasión.

Tengo puesto un delantal de mucama el cual es muy escotado y cortito, con lo cual se me dejan ver mis muslos los cual cubro con un portaligas color negro, ya que espero comerme a mi jefe.

Entro a la habitación y mi jefe se encuentra desnudo, esto me sube la temperatura, dejo la bandeja a un lado y me tiro encima de el, este se sorprende un poco, pero pronto se deja hacer lo que yo quiera.

le separo los brazos y comienzo a besarle todo el torso, sus abdominales bien marcados y su carne joven me hace excitar de una manera tal que me sorprende, nunca he sentido eso con gente de mi edad.

Llego hasta su pene, y es hermoso, no es grande, pero es gruesa y cabezona, como me gustan a mi, tiene un color mestizo en el pene, se la cojo con mi boca, sin usar las manos, "como se debe chupar una verga", esto a el lo tiene loco, me dice de todo "PUTITA" PARAGUAYA PERRA", todo esto a mi me animas mas, ya que se , que estoy asegurando mi puesto de trabajo por muchos años mas.

Su verga llega a un tamaño el cual parece no crecer mas, yo lo sigo la comiendo, succionándolo, a veces lo muerdo, entra y sale de mi boca como a él le place.

Cuanto deleite, mi joven jefecito parece no aguantar mas, se levanta y con una actitud salvaje, me toma del cabello, me pone contra la pared mirando a esta, y el desde atrás, me empieza a salivar el culo, cuando noto que empieza a meter un dedo, por mi agujerito, este se adapta rápidamente debido que ya me lo han roto muchas veces.

Por mientras acomoda su pene en la entrada de mi vagina y de un solo golpe, me la mete toda adentro, me hace saltar de un respingo, y sus embestidas

son frenéticas parece que me fuera a romper al medio, yo le pido que sea mas suave, pero el no me hace caso, y todo lo contrario a lo que yo le pido, ya me metió tres dedos por el agujerito de mi cola.

Se acerca a mi oreja con su boca, y me dice, "ahora mamita te voy a romper el orto como nunca te lo rompieron.

Dicho y hecho, me mete la cabeza del pene primero, me hace dar un saltito, pero contra lo que yo pretendía, intenta sacármela, pero le pido por favor que siga intentando, que no me deje asi tan caliente, el lo intenta pero su pija es muy gruesa, y mi orto no se adapta fácilmente a su verga.

Por fin lo logra, me toma de mis caderas y empieza un vaivén mortal, parecía que me iba a desmayar, este jovencito cogía de una forma sensacional, y el sentir que aparte me pagaba, me hacia sentir más puta.

El muchachito acabo con toda la leche acumulada, y después de desplomarnos en la cama, desayunamos los dos juntos y nos dispusimos a ir a nadar a la pileta hasta que llegue la hora de comer.

Una vez en la pileta mi jefecito se puso como loco cuando me vio con el traje de baño puesto, y me empezó a tocar por todos lados. Yo me sentí incomoda en el agua, ya que no me gusta hacer el amor en esa parte, entonces lo convencí, para que sigamos filmando dentro de la casa.

El me propuso que me disfrace de maestra, y el se disfrazaría de alumno.

Después de unos minutos nos encontramos en la oficina que su padre tiene dentro de la casa, el estaba vestido con un delantal blanco, típico de un estudiante de secundaria, y yo, me encontraba vestida, también con un delantal blanco, pero muchos mas corto de el que tenia el, puesto que me lograba tapar solo lo necesario.

Con un libro en la mano, y sentada en el sillón de su padre, lo llame y le dije, que quería me poseyera allí mismo, deje que él se sentara, y cuando saco su pene me abalance encima de él cabalgándolo, con un frenesí enloquecido.

Terminamos el día en la oficina de su padre haciendo el amor por todos lados, en todas las posiciones, y yo contenta de que me hayan taladrado los agujeros de mi cuerpo, porque aparte cobre por hacerlo.

Ahora el guachito de mi jefecito debe andarle mostrando el video a sus amigos, y publicando el relato en alguna pagina de internet, y eso me excita mucho.

Me gustaría que se animen a escribirme mujeres de (Rio Gallegos-Argentina).

*También me gustaría que las mujeres me envíen sus fotos, y yo les mandare las mías, suelo también encontrarme, la mayoría de los días después de las 12 de la noche en el messenger.

Autor: Noqtambulo

NOQTAMBULO ( arroba ) HOTMAIL.COM

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.