Maria y Jose – Amor genital

¡Comparte!

Esta es una historia de amor. Parecerá una historia pervertida. Las historias de amor se escriben con la pluma. Esta está escrita con los órganos genitales. Es una historia de amor genital para definirlo de alguna manera. Si bien los hombres y mujeres están juntos y forman parejas, sus órganos genitales han sido alejados por la cultura humana y están más distantes que sus dueños. Acá estamos muy juntos todos.

1. Esta es la historia de una vagina plenamente identificada como tal y tan ansiosa de placer físico que nunca aceptó ser postergada como tantas otras vaginas. Esta vagina estuvo sola muchos años devorando penes. Era una depredadora de penes. Salía por las noches de cacería en busca de una víctima para satisfacer su voraz apetito sexual. Esta vagina podía saciarse de carne humana con más de una víctima en la noche y regresaba satisfecha a su casa, pero estaba sola, no podia compartir sus presas. Ahora no está sola. Tiene un pene que la ama mucho y es su compañero. Su apetito sexual se mantiene asi como siempre desesperado. Pero ahora lleva el pene consigo. Mi esposo está siempre acurrucado en el interior de mi útero y asoma la cabecita para que pueda verlo.. ..Y cuando necesito placer –que es muy a menudo- entonces mi esposo sale del útero al sentir mi deseo. Se transforma en pene, con forma de pene, dureza de pene erecto, lleno de sangre humana y leche masculina….y todo ese jardín lleno de vida y sin espinas me lo ofrece a mí, su propietaria que ya estoy dispuesta a recibirlo. Me gusta sentir su presencia de hombre y su olor a esperma espeso recién elaborado, cremoso y rico en proteínas. Entonces yo me lo como tranquila y despacio. Disfruto del hombre a pleno. Lo saboreo plácidamente, pero con prudencia. Procuro dejar un resto para que siga creciendo y elaborando su crema y esté listo para el próximo llamado.

2. Asi es como de cazadora nocturna de hombres y depredadora de semen masculino fuí evolucionando a ser actualemente una mujer muy enamorada y muy devoradora de su marido. La gran diferencia es el amor y el cuidado y ternura que le profeso. Antes no me importaba dejar un pene usado e inservible en cualquier lado. Ahora el de mi amado esposo recibe todos mis cuidados y atenciones para conservarlos a ambos en condiciones Ø Tambien es la historia de un pene que por fin vió la vagina. Muchos penes miran la vagina pero son pocos lo que la ven. Yo sí la veo ahora. No fue fácil. Ahora soy devorado y soy útil. No tiene sentido un pene colgando si no apunta a una vagina que lo devora. Yo tambien me miraba mi propio órgano sexual y me sentía poderoso y omnipotente. Tambien fuí evolucionando hasta aprender que un pene erecto no sirve para nada si no está ubicado junto a la vagina hambrienta. No es el pene que se endurece sino la vagina que lo llama. Así llegué a estar anamromado y pasar el resto de mi vida alojdo en el útero de la mujer amada y correr presuroso a atenderla cuando siento en mi interior el llamado de la hembra alzada.

3. A mí me parece que el bueno de Freud se olvidó de los orgasmos femeninos. En su época no eran habituales. Ocurrían en lo privado y no se divulgaban. Ahora es casi igual. La relación con la vida es un gran orgasmo. Las etapas anales o genitales se resuelven muy sencillamente con un buen orgasmo. Por eso la teoría freudiana está incompleta. El orgasmo es parte imprescindible de la vida y de la personalidad. Es el mejor contacto de la hembra con su planeta. Cuando yo tengo una mis acabadas gigantes siento como el choque de dos galaxias donde una se devora a la otra. El orgasmo es un parto al revés. En el parto el hombre sale hecho un bebé y en el orgasmo entra de nuevo a su hogar hecho un pene. A través del pene la mujer puede absorber todo el hombre y llevarlo consigo. Es como estar siempre embarazada. La mejor manera de tener un tipo es llevarlo encima. El organismo femenino es muy perfecto en su funcionamiento, pero por desgracia el pene quedó del lado de afuera. Hay que ir a buscarlo. Es una linda golosina Ø Yo viajo en su vagina. Ocupo un asiento reservado de primera clase con vista panorámica. Veo todos sus órganos y tejidos palpitar de calentura y estremecerse. Sé lo que pasa en su mente porque repercute todo acá abajo. Ella vive el mundo con estos tejidos que se humedecen, se estremecen, sus poros se abren para devorar. Ella devora con cada célula y están todas entrenadas Yo me preocupo de estar dispuesto para prestar servicio al primer llamado. Soy consciente que sus apetitos solo se calman con servicios masculinos….Siempre listo..! 4. Algunas madres arreglan a todos los hombres con una buena sopa. Yo soluciono cualquier problema masculino con una buena cogida.

Ø En realidad no es tan así, es muy egoísta. Ella no soluciona el problema masculino. Soluciona el suyo con una buena cogida.. a mí me deja hecho una piltrafa. Pero me gusta. Es su estilo maternal. Así es mi mamá. 5. Acabar es decirle sí a la vida. Es amar a la vida. Yo recuerdo mis orgasmos desde muy pequeña. Crecí acabando por cualquier razón o sin ninguna razón. Bastaba el mínimo movimiento de mis muslos frente a una situación que me alegraba y eso bastaba para un hermoso orgasmo. Luego se fueron convirtiendo en seguidillas de orgasmos. La vinculación con lo sexual se produjo después. De niña acabar con mis genitales era mi máxima belleza. Recuerdo que los toqueteaba y manoseaba de manera permanente. Sentada a la mesa me oprimía los muslos y tenia unos hermosos orgasmos frente a mi madre que me servía la comida. Yo creo ahora que los órganos genitales son el sexto sentido del ser humano. Yo veía con ellos, oía con ellos. Todo mi relación con el mundo era genital. Bastaba ver un juguete o escuchar la voz de mi padre para frotarme los muslos y acabar. Decididamente todo me pasa a traves de ellos.

Ø Yo doy fé que es así. Todo su mundo es vaginal. Debo hacer una confesión al respecto…..Me encanta…! Yo levanto el rostro y siento el olor del mundo de las vaginas en este planeta y aúllo desesperado. No estoy solo. Su vagina es un embudo que recibe todos mis aullidos y cada vez se abre más amenazante y me dá un poco de miedo ser un lobo aullador.

6. Ya mas crecida podía manejarlos en cantidad y la calidad. Soy muy calculadora para evaluar el máximo placer posible. Regulaba la intensidad como si construyera una pared y luego venía el estrepitoso derrumbe final. Mis primeras acabadas eran suaves y voluptuosas pero me iban excitando y preparando el terreno para las posteriores cada vez mas intensas. Cuando quería me satisfacía rápido con pocos orgasmos, y otras veces estaba horas enteras acabando suavemente en busca de los excitantes finales.

7. Muchas niñas juegan a la muñecas. Yo de niña me retiraba para masturbarme a gusto y las muñecas que me regalaban mis padres me resultaban extrañas por mas que las usara para frotar mi clítoris y acabarles en la boca. Me divertía mucho con las muñecas porque me las pasaba por toda la vagina mientras alimentaba toda clase de fantasias. Nunca consideré a las muñecas como hijos para jugar. Yo miraba otras niñas que jugaban a la mama. Para mi ser mamá era masturbarme con las muñecas…Luego de adulta comprendí esto mejor esto cuando gozaba intensamente con mis emabarazos reales. El bebe me masturbaba por dentro. Ser madre es tambien la experiencia de llegar a los límites de la genitalidad. Es el máximo placer y allí está todo en juego. Ø No todas las mujeres son como ella…tampoco todos los hombres son como yo. La diferencia es que nosotros somos genitales. Vivimos el mundo con la totalidad de los órganos que componen nuestro cuerpo. La genitalidad masculina es sencilla, simple y no presenta complicaciones. No es mas que un elemento colgante por donde entran las órdenes de la hembra y sale el esperma. Es como el pico de los juguetes inflables, sirve para inflar como vaciar. Pero igual es víctima de la moral que le inculcan desde pequeñito . Le han enseñado que se debe cuidar del otro genital: el que está buscando. Esto es una norma generalizada de la moral: lo que uno busca no es lo bueno. Lo bueno es sufrir buscando. El peligroso es el otro genital nunca es el nuestro, El nuestro tambien es el otro para el otro. El que come la manzana es el peligro. La genitalidad femenina, es el mayor enemigo de la moral represora del cristianismo. La mujer, en ese concepto es la enemiga principal del hombre genital. El clítoris femenino ya de por sí oculto delicadamente por la propia naturaleza fue más escondido aún por la moral cristiana, y sin ninguna delicadeza. La primer pinza de castrar de la historia fue una hoja de parra. El clítoris de la mujer es la fuente de todas las sensaciones de la naturaleza. Es el comienzo de las emociones. Ni la muerte es tan expersiva en su angustia como lo es el clítoris en su vivencia. Mi mujer lo tiene a la vista, activo y juguetón. Se depila el pubis y todo está preparado para enamorar, seducir y gozar….Amar lo

s cuerpos, besarlos, acariciarlos adorarlos…Esta es la mejor moral..!: el goce civilizado entre adultos que consienten.

8. Lo extraño de las muñecas era la falta de pito. Entonces les hacía a escondidas pequeños penes con masilla y se los pegaba y luego que se endurecía la masilla y me los frotaba contra el clítoris y tenía muchos orgasmos. Habrá sido entonces que comenzé a devorarme hombres con el pito de masilla que yo misma hacía y endurecía y utilizaba. Aprendí a volverlos locos para saborearlos con mayor excitación. La mujer que espera que el pene se conduzca solito puede exponerse a decepciones. Yo aprendí a manosearlo, provocarlo y perseguirlo hasta lograr la máxima erección y la mayor carga de leche. Para luego derramar todo y pisoterlo todo y satisfacerme toda. Ø Cuando ella me contaba estos momentos de su infancia yo sentía deseos infantiles de ser su compañero de juegos y que ella jugara conmigo a las muñecas con pito. También miraba los juegos de las niñas con las muñecas cuando mi niñez…. Ahora comprendo que me hubiese gustado ser un muñeco a quien su dueña le saca y le pone el pito. Esa es la razón. Hoy de adulto volvería a entregarme a esa niña malvada que moldea mi pito y lo endurece y lo devora.

9. Con los hombres apliqué esta misma técnica. Los tomaba, les endurecía el pito y me los comía. Pero necesitaba dominarlos para extraerles placer. Parecía muy difícil hacerlo porque los veía altos, fuertes y poderosos cuando niña. Ellos me tomaban en brazos y sentía sus cuerpos toscos y su olor masculino que me hacían tener unos orgasmos deliciosos. Eran irrestibles. Decidí desde entonces que tendría siempre hombres a mis disposición con sus hermosos penes, sea como fuere. La realidad me enseñó que no era tan imposible de lograr. Por el contrario resultó bastante sencillo. Este relato es un tratado sobre los genitales femeninos. Les enseñaré como se hace para que le crezcan dientes a tu vagina como un tiburón hambriento y a andar por las calles acechando a los hombres incautos para cazarlos,. masticarlos y devorarlos. Mientras no estés enamorada…no..? Ø Yo fui uno de ellos. Lo supe después. Pero ahora estoy satisfecho con haber dejado en su vagina todo mi machismo tradicional. Hay que pasar los límites. Detrás de cada límite puede haber una esperanza o un final. Cruzar la frontera del machismo significa la esperanza de la víctima en ser devorada. Es su destino.

10. Me pareció un descubrimiento asombroso cuando ví las eyaculaciones de los hombres y el esperma derramado. Eso me hizo mas poderosa porque la sensación que me produce la extraccción de la leche del hombre es de omnipotencia. Ningún hombre se resiste a mi asedio. Cuando me propongo ver saltar la leche lo persigo y masturbo hasta lograrlo. Me gusta tirarlos sobre la cama con el pito bien duro apuntando a lo alto y manosearlo hasta ver el esperma saltar hacia arriba. Me divertía viendo la altura a que lograba llegar con distintos tipos. Luego la leche se derramaba sobre el mismo vello del hombre y se mezclaba y lo humedecía todo y yo tenía entonces unos orgasmos descomunales. Hacer acabar al hombre es como extraerle la vida que hay en el esperma que se derrama desolado como buscando el útero que le dá sentido a su existencia. Me gustaba a veces frotar mi cuerpo contra su propio semen derramado y humedecer mi piel y llenarla de esperma como una crema de belleza.

Ø Esto, si bien ya lo habiamos hablado igual de solo leerlo me produce escalofríos. Es imposible resistirse a ella. Salta sobre mí como una tigresa hambrienta y no para hasta extraerme todo el esperma del dia. Ella tiene muchísimos orgasmos y uno cree que está satisfecha…pero nó..hasta que no hace saltar la leche y ver al hombre desinflado no se satisface.

11. Mi útero y mi vagina son lugares de destino. El pene y el esperma son vehículos en tránsito hacia su destino. Yo le doy sentido a sus solitarias vidas masculinas. Soy hembra humana y estoy siempre excitada. Me excita vivir. Amar es excitante. Cocinar es excitante. Estoy siempre alegre y de buen humor y la alegría es lo que mas me excita. Solo el recibir a mi marido en casa y apoyarme contra él me produce un orgasmo de los preparatorios…Y mientras conversábamos sobre las cosas domésticas con mi habitual alegría, mi pelvis se contraía y tenía mas orgasmos preparatorios…y así hasta que llegaba el momento final de la cama. Entonces ya estaba dada vuelta

y lo reventaba y ordeñaba con mucha ferocidad. Soy mansa en los orgasmos preparatorios y muy feroz en los finales.

12. Esta es una historia novelada pero real. Todas las experiencias que ustedes van a leer están basadas en situaciones reales que me han ocurrido y me seguirán ocurriendo porque yo diseño mi propia vida para que me ocurran. No están acostumbrados a estas experiencias. Algunos dirán que son patológicas e inmorales. La experiencia dice que cuanto mas inmoral se llama a una mujer mayor deseo se tiene de ella. Después de todo la moral no es más que una manera de reprimir un deseo natural y echarle la culpa a la mujer que no nos elige. Ella no es inmoral por ser ardiente sino por no habernos elegido para satisfacer sus caprichos.

Ø Escierto, todo es cierto. A veces lo adornamos un poco literariamente para hacerlo elegante y menos salvaje. Todo lo que escribe mi mujer es real y todo lo que escribo acompañándola es también real . Y es mi orgullo de antiguo macho tonto que se vá con ella. Hay una esperanza en todo esto…Desechen las viejas estructuras amatorias…Hay un nuevo mundo genital para descubrir.

13. En el mundo del espectáculo el personaje de la mujer mala es el mas destacado. Pero los guinistas le tienen tanto miedo que siempre la pobre mala tiene un triste final. Es el resultado de la moral que han aprendido y los tiene atrapados. En el mundo real el tiburón-vagina es el mayor depredador de la historia. Una hermosa mujer malvada con un equipo sexual eficiente y funcionando a pleno es un arma muy poderosa. 14. El bien y el mal son figuras que andan rondando por alli como policías vigilantes. A nivel de mi vagina no existen. No me interesa para nada si es bueno o si es malo. Solo importa si es placentero. Solo existe lo placentero. El hombre que no me cojo es como que no nació. Ni me entero de su exsitencia. Solo me interesan los hombres que entran en mi útero. Asi soy yo. El pene es una excitante golosina que no engorda ni hace daño …solo que suele venir con un moralista adosado. De éste hay que cuidarse porque suelen caer mal. Es mejor devorarlos antes que la dañen a una. Cuando quedan rodando por el suelo desinflados su única defensa es denigrar a la mujer..

Ø Yo tuve la suerte de ser elegido y estoy en su útero. Hay mucha actividad social aquí. No estoy solo. Esta lleno de víctimas cazadas y devoradas. Creo que soy el único con voluntad propia. Actualmente soy el que dá las órdenes y todos colaboran y se mueven y bailotean dentro dando mayor placer a la dueña. Organizo las funciones de cada uno cuando ella está cogiendo. Se comportan a coro para acompañar los estertores orgásmicos como una hinchada de futbol. Cuando viene el orgasmo de ella entonces corean en triunfo todos juntos.

15. El hombre nace de una mujer y toda su vida es simplemente el impulso de volver a ella. La vagina es una enorme boca que expulsa hombres pequeños y los recibe de vuelta grandes. El acto de parir es un gran orgasmo de placer. Ya cuando nace el bebé nos acaricia el cliítoris en su viaje de ida. Es el tiburón-vagina que abre y cierra la boca dentada. No se sale asi nomás de allí. Ese hombre que parimos es el encargado de obsequiarnos mas favores y volver a provocarnos orgasmos…..Solo hay que esperar el vuelo del zángano que regresa a acariciarnos el clítoris nuevamente. También parimos hembras para mantener la especie depredadora. No tendrían sentido los machos sobre la tierra sin las hembras que los consumen.

16. Ya está comenzando su búsqueda el hombre al salir del útero femenino. Su actividad principal es volver En eso trascurre su vida. Solo hay que abrir las piernas para exhibir la vagina y esperar a recibir el placer que nos dan los hombres. Aclaremos: se trata de recibir el placer, nó al hombre. El hombre lleva consigo el pene. Me gusta ese objeto tan variable que pasa de un estado de pura humildad al de un estilo militar, firme y saludando. Quien la lleve no es tan importante. Una vez servida la hembra los zánganos se mueren todos. Cuando ya me satisfize con un hombre desaparece de mi vista. Es como si no lo viera, no existe más. Yo solo veo el pene duro, pulposo, hinchado de jugos que quieren explotar. Yo lo exploto, lo saboreo muy bien y lo dejo seco y vacío. Del hombre me cuesta despedirme y ser cortés.

17. Cuando estás enamorada cuida a tu hombre del acecho de otros úteros que se lo querran devorar. Mientras tanto consúmelos. Son muy tontos y se creen muy importantes…Estos son las mejores vícitimas. Cuando quieren reaccionar ya son materia fecal desechable.

18. La sexualidad no es

masculina, es femenina. Nos han enseñado lo contrario. Lo sexual siempre es el regreso a la vagina. Es el recupero femenino del macho. Solo la mujer tiene sexualidad…el hombre tiene calentura. La naturaleza hizo al hombre desesperado por entrar en la vagina. Y la mujer, calculadora, desarrolla el mejor sistema para explotar en su beneficio esta calentura. Muchas mujeres temen esta realidad y prefieren la tranquilidad económica…, el hogar, la cocina..las chancletas…etc..Yo elegí los tacos altos.

Ø Esconderse entre el montón de zánganos es lo que llaman machismo. La realidad es otra: el machismo consiste en superar el vuelo del zángano, apartarse del grupo e ir solo al encuentro con la diosa. Ser hombre es crecer frente a la mujer y servir para más vuelos. Habiendo tal cantidad de zánganos disponibles, ser elegido para repetir el vuelo es el primer premio que nos obsequia la hembra. Yo me esmero en ser mejor y cultivarme y cuidar mi salud y rendimiento para ser elegido nuevamente en cada vuelo…Internamente sé, y ella también lo sabe, que cuando deja de elegirme mi vuelo se termina y mi vida tambien. No es perder la vida lo que realmente me asusta sino dejar de servirle a ella…desaparecer como zángano. Ser zángano tiene un sentido por lo menos.

19. Mi permanente excitación tiene que ver con la vida misma. El sexo es mi manera de relacionarme con la vida. Vivir es placer y el sexo es la mejor forma de vivir. Yo cocino en casa pero desnuda y vestida solo con un pequeño delantal y con mis tacos altos. Cuando viene mi marido y me vé y entonces tenemos dos cenas, una tan placentera como la otra. Yo me miro al espejo mientras cocino y me excita verme bella y mi cuerpo palpita de vida y siento las humedad de la vagina que se extiende a todo el cuerpo. El sexo es la mejor forma de comunicarme con la realidad de la vida. Toda otra relación con la naturaleza es angustiosa. El sexo es el placer de estar frente a frente con la realidad y sentirla en cada célula del cuerpo. La angustia se siente con la mente con las emociones. Con el cuerpo de una no se puede sentir angustia pero sí un enorme placer y satisfacción y alegría. Ustedes le llaman calentura pero es un término incompleto. En realidad es una sinfonía de orgasmos de mi cuerpo. Todo se siente en el cuerpo. Mi cuerpo es religioso. Lo adoro como un ícono sagrado, es un fetiche. Gracias a él que la vida está dentro de mí y con la vida los placeres. Los hombres se ponen de rodillas con mayor frecuencia frente a una mujer hermosa que frente a su propio dios. La auténtica religión es el culto a la belleza y mi cuerpo es bello. Es digno de adoración. Si adoran al Sr. Malo se quedan sin placeres y sin pene. Si me adoran a mi también pierden el pene y les queda el placer de haberme servido. Y además me ven devorarlos…no es suficiente..? Ø Llegar a casa y verla a ella ataviada con su solo delantal de cocina me indica que el día humano era el de afuera. El del trabajo y las dificultades. En casa es el amanecer. Ella es la diosa que ocupa este planeta y esta casa. Yo llego y no puedo menos que arrodillarme frente a ella y besarle los pies y quedarme un rato contemplando su cuerpo. Para ver genitales femeninos lo mejor es estar abajo y alzar la vista. Se sienten deseos de volar. 20. Mi sexo por lo menos es filosofía pura. Estoy en la tierra para coger. Nunca en chancletas siempre en tacos. Estudio a los hombres, veo sus debilidades y los aprovecho para obtener el mayor número posible de orgasmos hasta que caen agotados como un conejo. Un hombre es como un pendiente del tamaño de un caracol que se abrocha al lado de la vagina para convertir a ésta en hermafrodita y disfrutar de la sexualidad sin demoras. La mayor parte de las mujeres ponen su vagina al lado del pene, y el pene se sirve de ellas. Yo por el contrario pongo al pene junto a mi vagina y me sirvo de él. Cuando me visto utilizo todos los pendientes que he recolectado en mis cacerías para que me adornen. La carne humana es la mejor joya. No concibo el mundo sin penes disponibles. El organismo mas perfecto es el aparato sexual de una mujer hermosa. Aunque el pene haya quedado afuera basta con volverlo a su lugar. Es muy fácil.

21. Un hombre no es mas que un montón de espermatozoides juntos. La conducta de un hombre es la conducta de su esperma. El esfuerzo que hace uno solo de ellos por entrar en mí óvulo lo hace el conjunto para entrar en mi vagina. Si pusiéramos juntos todos los espermatozoides que produce en su vida formarían un cuerpo humano con forma de hombre. Sacarles el esperma es achicarlos hasta dejarlo debajo del zapato de una. Solo hay que pisar fuerte. No hay que o

diarlos ni verlos como enemigos. Todo lo contrario. Yo los quiero, los adoro, los cuido y me los devoro con mucho apetito. Gracias a sus penes que tengo unos orgasmos apasionados y placenteros. Hay que verlos como animales de criadero. Tratarlos con cariño, protegerlos como mamá y cuando están listos y adobados para el sacrificio no hay que dudar en sacrificarlos. Derramen su esperma sobre la tierra. Es muy excitante derrochar leche masculina como material sobrante en su propia presencia y untarse el cuerpo o pisotearla o echársela en sus calzones. Cualquier uso frívolo que le dé la mujer al esperma el hombre se acongoja al ver su devoración.

Ø Yo siento que lo que dice un solo espermatozoide mio es lo que yo hago frente a ella. Antes me servia de las vaginas y ahora que soy su esposo la sirvo a ella. Tengo conducta de bicho con colita…de un montón de bichos con colita. Acá entramos todos cuando ella me busca y corremos a atenderla, nos ponemos en fila y nos convertimos en un rio de semen disponible.

22. Pero es frente al varón donde cambio la ruta. Yo pongo las condiciones. El placer me pertenece. Donde está el clítoris está el poder. Nunca les pego ni castigo a los hombres. No soy ninfómana porque obtengo un intenso placer y quedo muy satisfecha. Y si tengo más de un amante es simplemente por agotamiento. Yo puedo acabar infinidad de veces hasta mi satisfacción….Ningún hombre resiste eso. Por suerte todos creen que sí…..hasta que se encuentran con mi realidad. Tampoco soy sado-masoquista. En el sadismo es necesario que uno domine y el otro consienta en ser dominado. No es mi caso. Yo domino a los hombres quieran o no quieran. Mi sola presencia ya los domina sin trabajarlos. Ni falta hace pedirles permiso, ni lo hice nunca. Los empiezo a trabajar hasta tenerlos de rodillas frente a mi vagina.

Ø Cuando nosotros nos conocimos no recuerdo que me haya avisado de nada. Simplemente me montaba dia y noche en cualquier lugar y me apabullaba con sus orgasmos y la forma de manejarlos. Comenzaba por los mas suaves hasta finalizar con los más violentos. Desde el primer momento se adueñó de mi pene y lo toqueteaba y manejaba a su capricho y placer. Lo peor, lo mas aplastante era verla gozar sin descanso y tener esta infinidad de orgasmos que me impedian a mí tomar el control de la situación como creía que debía hacer un hombre. Nunca desde entonces volví a tener el control de algo donde ella estaba montada. Cuando intentaba “ser hombre” ella ya tenía otro orgasmo. No tuve tiempo nunca.

23. Explicaré mas adelante mi táctica basada en tres aspectos claves: 1*) secarlos completamente de semen. Hay que dejarles lo que puedan elaborar en una día. 2*) absorber la personalidad de la madre y reemplazarla por una misma. 3*) reemplazar al padre de ellos por el nuestro, el que nos hacía todos los gustos. Esto no es tan cruel como parece, es simplemente la ley natural. No hay que fijarse en cuestiones de falsa moralidad. O te los comes o usas las chancletas. La mayor parte de las mujeres optan por las chancletas. Para mí un montón de esperma es como un helado grande que lo voy saboreando hasta que se acaba.

Ø Yo trato de generar mas helado desde abajo a la par que me comen de arriba. El drama del mantis macho es ese…piensa que ella quedará satisfecha y él podrá sobrevivir. Yo me voy regenerando a la vez que soy consumido. No solo por susbsistir sino por mi vocación de alimentar a ella de placer. No es la vida lo importante cuando ella me monta sino el proveerla de placer hasta su satisfacción total. Estar solo frente a esta hembra sin el apoyo del grupo de espermatozoides (que huye despavorido) es ser valiente de verdad.

24. Siempre piensen que mas cruel es agredir a una mujer por comer una manzana.

25. El hombre mas obediente y servil es el propio padre de una quien nos provee de todos los gustos y caprichos. Hay que quitarle a un hombre su propia madre y entregarles el personaje de nuestro padre para que lo representen en sustitución del suyo. Esto es una acción muy salvaje. Casi una acción de guerra. Pero si el resto de la naturaleza es guerra no veo porque el sexo no lo sea. Lo importante es victimizar un hombre para obtener servicio y placer. El resultado es fabuloso….El varón es un corderito manso que espera obediente a su mamá para que le introduzca el dedo en la colita . Y a su vez es un servil amante dispuesto a darme el gusto en todo como lo hacía papá. Yo siento placer en ambas situaciones. Darse los gustos al estilo de papá y mamá es justamente eso, no privarse de nada.

Ø El juego del poder en la relación de amor no es el mismo poder po

lítico. Este requiere de bienes y riquezas…. presas en abundancia. No se comparte con nadie, toda la presa es para el poderoso hasta que queda satisfecho y abandona los restos. En el amor el poder significa placer sin límite. Dominar al otro es servirse de él para gozar con libertad y desverguenza. No se comparte la presa y no se deja nada. Ella tiene el poder y devora todo. Yo soy la víctima. Ella me necesita para gozar y yo la necesito para sacrificarme. El poder solo otorga placer de dominación, satisfacción sexual de ver al ser amado de rodillas. Orgasmos placenteros frente a mi. El verdadero poder lo recibe de mí con mi adoración.

26. Los hombres agresivos, arrogantes y presuntuosos son víctimas muy fáciles de manejar. Cuanto mas machotes parecen, más simples son de vaciar. En un principio los dejo avanzar y me muestro sencillita y humilde. A medida que los aturdo con mis orgasmos y les voy extrayendo su leche se ponen mas a la defensiva. Yo los exprimo con total desenvoltura mezclando una sonrisa con mi agresividad sexual y mis acabadas. Cuando sus testículos –antes tan hinchados- quedan del tamaño de un huevito de codorniz me doy cuenta que están en mi poder.

Ø Cuando yo la conocí tenía unos testículos bien grandes. Era muy agresivo con las mujeres y muy penetrador de vaginas. Creía que penetrar con fuerza una vagina era un acto de poder sobre la hembra. Todo eso es ahora historia antigua….Hoy me arrepiento del tiempo perdido en penetrar cuando la realidad es lo opuesto: ser absorbido. Ahora mis huevitos son como una uva arrugada. Ni recuerdos puedo alimentar que me permitan el regreso al grupo.

27. Mi dominación es mental y total. Los hombres hacen todo lo que a mi se me ocurre y están a mi servicio. Yo disfruto con mi cuerpo pero a ellos los domino tambien con la mente. Soy un tiburón-vagina inteligente. Fuera de mi actividad sexual que es muy intensa y prolongada soy una mujer amable, cariñosa y dulce. Mi sensibilidad física es muy grande. Todo mi cuerpo es un clítoris. Siento con cada célula de la piel. El manejo mental de las situaciones es al solo efecto de hacerlo mas morboso. Pero mi cuerpo está muy entregado al placer en todas sus formas….es suficiente sentir un contacto físico para inicar un proceso de orgasmos que se repiten y repiten hasta que logro mi satisfacción total. La morbosidad mental la utilizo para doblegar la voluntad del pene. El placer extremo lo obtengo con mi carne.

Ø Cuando estoy cansado trato de hacerme el distraído y no tocarla siquiera. Lo que menos se me ocurre es acariciarla. Trato de mirarla desde lejos. Ella es sensible en toda su piel y me llama. Es inútil. Una vez que empiezo a acariciarla ya no tengo escapatoria. Ella acaba mirándome a los ojos y me dá instrucciones donde está mas necesitada de caricias. Yo ya tengo mi aprendizaje e interpreto sus miradas y me esmero en satisfacerla. Hacerme el tonto solo me dá un respiro de tiempo. 28. La morbosidad justamente es la exhibición de lo prohibido. Yo que no entiendo de prohibiciones morales aprovecho muy bien la morbosidad del otro. Los hombres me miran con temor y disimulo y yo me los monto de frente y sin vergüenza. Justamente su morbosidad les impide ponerme límites hasta que ya es demasiado tarde. Una vez que empecé no puedo detenerme hasta que mi propio cuerpo queda satisfecho. Me pongo muy violenta cuando por alguna razón el hombre al me estoy montando me interrumpe el ciclo de orgasmos. Que ni se le ocurra…! Una vez que empiezo a acabar no acepto interrupciones. 29. Tampoco soy un monstruo de verdad. Mas bien una mujer sencilla….amo mi hogar….mis hijos…voy de compras …. En mi vida social y de trabajo soy muy afectuosa . A pesar de ser una mujer de físico impactante trato a todo el mundo con respeto y sonrío y pido las cosas por favor. Trato de mostrarme graciosa y agradable y todo el mundo me quiere y me trata bien. Ø Ella es como las sirenas. Emite una imagen de ternura y afecto. Es muy graciosa en sus expresiones y muy elegante. Atrae los navíos a las rocas. Ni se inmuta cuando cae una víctima en los arrecifes. Yo solamente percibo desde mi lugar la humedad de su vagina. Me preparo porque ella me llamará luego. Se excita con situaciones diarias y se desquita conmigo. Su estilo tan llamativo le provoca muchas situaciones que la excitan durante el trascurso del dia. Para eso está el marido.

30. Solo me convierto en salvaje suando recibo el mandato del clítoris y se me despierta el apetito. De solo verme mi cuerpo ya escucho las órdenes exigiendo placer. Me excito conmigo misma. Entonces me transformo en una loba en celo que recorre la pradera exh

alando sus olores a la caza del macho.

31. Todo mi estilo de vida es estar sobre la tierra. Estar alegre, estar sana, estar caliente, estar cogiendo. Amarme, acariciarme, mirarme. Adoro los vicios salvadores y los espejos que rescatan mi vanidad. Desecho la moral que arruina los cuerpos y los placeres.

32. Un párrafo especial en honor a mi marido….es el hombre que llevo junto a mi vagina. No se agota y está ahí cerquita, siempre oliendo mi vagina y excitado permanentemenete. Así llevamos muchos años de casados y tenemos dos hijos. Lo amo intensamente y le soy casi fiel. El sabe mis necesidades y aprende que llevar los cuernos no es un oprobio sinó un trofeo que luce con orgullo…parece decir: soy cornudo pero te estoy mirando desde mi escondite como te coge mi mujer .!… Mi marido es el hombre que me proveyó de mayor satisfacción hasta ahora. Ni necesito protección porque él acaba cuando yo se lo ordeno. La tiene siempre dura cuando yo estoy cerca y siempre blanda cuando estoy lejos…mayor fidelidad imposible…! Solo tiene guardado un dia de esperma en reserva. Es el hombre que mas he aplastado con mi salvajismo sexual. Es al que mas respeto y amo con locura. Meterle los cuernos no es una accción individual. En nuestra pareja es una acción de los dos. Nuestra fidelidad es de tal magnitud que cuando él se sabe agotado procura conseguirme otras formas de satisfacerme. Tenemos mucha prudencia si me voy a coger a otro tipo porque esto lo excita de tal forma que a veces me dá un poco de miedo. Yo quiero cuidarlo mucho.

Ø Gracias mi amor, que hermosas palabras estas. Si es cierto estoy junto a su concha bien cerquita. Su olor me enloquece y estoy siempre excitado pero solamente para ella. Mi fidelidad es total. Ya lo verán. Soy cornudo….lo acepto así…pero no es como ustedes creen. Prefiero ser cornudo de mi hermosa mujer antes que no ser nada de ella. Ella misma dice que el hombre que no se coje es como que no existe. Prefiero existir en su vida y ser cogido por ella aún a costa de perder mi arrogancia de exclusivo. Ella es tan hermosa y dominante…! Además no tengo otra alterntiva. No puedo hacer nada. Aparte cuando ella está con otro hombre me excito de tal manera que parece que me estalla el pene. Muchos hombres temen los cuernos pero todos se excitan. Ya verán. Si una mujer fea te engaña le das un cachetazo y si te engaña María te pones de rodillas presto a chupar el semen del otro si ella quiere.

33. Ambos adoramos mi cuerpo. Este es nuestro secreto. Mi cuerpo es nuestra religión y le brindamos tributo entre los dos. El me ama y yo tambien me amo. Aquí aparece otra vez la relación hermafrodita. Mi marido es parte de mi misma. Está al tanto de todas mis necesidades. Es una réplica de mi vagina con pene. También yo me involucro en esto. Lo amo, soy su prisionera. Pero soy una diosa prisionera. Mi pareja me inunda de felicidad. Se junta todo. Soy diosa y sierva a la vez. Dañar a mi marido es como dañarme yo misma. Estoy tan lejos de ustedes…! 34. Esta es la historia mia, de mi vagina y mi clítoris gigante y de mi marido amante.Me llamo María. Este es mi nombre y así me llama todo el mundo. Esta es una historia de sexo y de amor de una mujer muy ardiente. En la actualidad tengo mas de 40 años y disfruto del sexo como nunca. Todavía soy reproductiva pero no me preocupa mucho la llegada de la menopausia. Creo que éste es un tema destinado a asustar a las mujeres como tantos otros. Muchas mujeres (la mayoría) ya vivieron toda su vida asustadas con el sexo de modo que la llegada de la menopausia lo toman como un castigo que finalmente sucede por no haberse portado bien con los hombres y haber querido gozar de ellos. Yo me la pasé cogiendo mis 40 años, mis embarazos, mis enfermedades, mi menopausia. Seguro moriré en la cama pero montada sobre un macho que ojalá sea mi marido. Y que mi muerte ocurra en el instante mismo de la explosión del semen.

Ø Esta es la historia de mi pene que se hizo paloma por querer ser gavilán. Es la historia de mi mujer devoradora y su esposo devorado. Me llamo José y soy el esposo de Maria. Nuestros genitales se han encontrado y están escribiendo esta historia. Es una historia de amor y actividad sexual. Los genitales son el único sentido que usamos. Toda nuestra existencia está genitalizada. Nuestra sexualidad viaja junto a nuestro torrente sanguíneo que sube en busca de oxigeno y luego distribuye vida, placer y alegría a todo el cuerpo. La sangre y el sexo corren por el mismo camino en nuestra pareja y mas aún …se mezclan y nos intercambiamos la vida. Somos hermafroditas de verdad. Ella es el sexo d

ominante y yo viajo en su vagina. Viajar en la vagina es como ser un feto de 50 años. La humedad y los estertores vaginales amenizan este viaje. 35. Yo he obtenido mucho placer de los hombres y pienso seguir haciéndolo con menopausia o sin ella. Carezco de culpas y no voy a incorporar ninguna que se oponga a mi placer. Deben aprender esto: nada hay mas importante que el placer de mis órganos genitales. Yo gozo con todos, el útero, la vagina y el clítoris. Todo mi cuerpo es genital. Soy una mujer muy normal y trabajadora y amante del hogar y de los niños. Solo me diferencio de las mujeres por una sola cosa: …. mi fabulosa vanidad y egoísmo que me tiene alejada de los límites morales. Tener mucho apetito sexual no me distingue de otras mujeres porque también lo tienen pero reprimido. Tener un clítoris desarrollado y puntiagudo tampoco porque otras mujeres lo tienen y lo esconden. Solo tengo una enorme vanidad de mí misma. Yo no escondo mi apetito sexual y expongo mi clítoris gigante a la vista de los hombres. Les cuento.

Ø Ella no tiene moral, ni falta que hace. Con su belleza y sexualidad es suficiente. No se le puede reprimir nada. Cualquier falta o pecado que se pretenda encontrar en ella queda sin sentido ante su cuerpo espectacular y su sangre efervescente. La moralidad sirve si se encuentra un pecador a quien castigar. El cuerpo de Maria es superior a cualquier pecado. Es carne humana bella, tibia y palpitante. No entra en el bien ni entra en el mal. Es simplemente bella. Yo creo que si existe un dios debe tenerle miedo. No se puede ordenarle nada. Mas bien hasta el propio dios debe obedecer. El sentimiento de adoración surge de maera espontánea de la contemplación de lo bello. Por eso ella es nuestra religión. 36. Soy una hermosa hembra y estoy mas linda ahora que cuando era jovencita. Soy alta y delgada y tengo un cuerpo esbelto y muy sensual y muy atractivo y vivo rodeada de espejos para admirarme. Estudio mis movimientos y adquiero gracia y belleza constantemente. Nunca tuve una vida sedentaria y mis formas están espléndidas. Soy actriz, cantante y bailarina y eso me tiene el cuerpo ágil, fibroso y sensual. Vivo la vida danzando y cogiendo con el mismo frenesí. Mi sensualidad es evidente porque atraigo la atención de todo el mundo, hombres y mujeres. Como además soy muy inteligente aprovecho mi atractivo personal y los pongo a mis pies tanto a los hombres como a las mujeres. Un tiburón-vagina y además con inteligencia es un arma tremenda y muy poderosa.

Ø Mi esposa es mansa. Solo usa su poder para obtener placer y compartirlo conmigo. Antes de conocerme su vida sexual era muy intensa pero solitaria….yo soy su público ahora y el encargado de los aplausos. Aquellos que creen que se debe reprimir el apetito femenino no saben lo que se pierden. Se pierden todo, el miedo, los cuernos, el terror, el servilismo, toda su vida es una pérdida. Optan por las chancletas. Yo opté por los tacos altos que me tienen loco, cornudo, joven, fuerte, apasionado y desesperado. Seguramente también moriré en la cama pero con María ahogándome.

37. Mi atractivo con las mujeres merece un párrafo aparte. Mi cuerpo es especial y tan sensual que hasta las mismas mujeres se turban ante mi. Ellas se someten desde el principio. Me admiran y procuran servirme en infinidad de cosas domésticas. No me permiten ni recoger un objeto del suelo. Si entro en una boutique vienen todas a atenderme….Si me pruebo zapatos me admiran el pié y tratan de acariciarlo con respeto. Si voy a una doctora se turba con mi cuerpo…..y me toca con miedo. Si voy a una reunión solo cosecho elogios…..respetuosos y distantes.

38. Pero no son comentarios sociales del momento ..incluyen una humillación encubierta como si inclinaran su rodilla para rendirme pleitesía. Siempre actúan a la distancia con miedo. De hecho las aprovecho bastante porque les pido toda clase de cosas y acceden. Solo las aparto cuando aparece un hombre. Esto las humilla como nunca. A veces he tenido encuentros con lesbianas pero a pesar de haberlas rechazado igual se ponen a mi servicio. Pienso que la lesbiana en el fondo teme al sexo con el hombre. Es curioso porque temen al pene masculino que es manso y aceptan ser penetradas por mi prótesis que es muy violenta y más dañina que un pobre pene. En materia de humillación me ensaño más con las lesbianas que con los hombres. No saben que el pene de un hombre es un juguete chiquito y manejable. Son pobres timoratas víctimas de la moral 39. Las mujeres cuando ven mi poderío sobre los hombres se vuelven cortesanas de mis deseos. Yo hago lo que ellas no se animan a hacer por los miedos de su est&uacut

e;pida educación. Nunca les cuento nada de mis aventuras, pero se me debe notar en la mirada o en el rostro de felicidad. Mi piel huele a esperma masculino. Es mi crema de belleza.

40. Desde que soy esposo de Maria las otras mujeres desaparecieron de mi vida. Incluso hasta se borraron mi pasado. No recuerdo ni los nombres de tantas como he tenido. Ella lleva a sus hombres en su útero. Yo ya dejé en el camino todos los recuerdos. Cuando ella me extrae la leche yo sé que estoy solo frente a ella y todos sus hombres ordeñados. Mi mejor opción es como siempre, satisfacerla. Haber tenido muchas mujeres no es una recomendación para mí. En su momento pensaba que atesoraba muchas experiencias con cada vagina que penetraba. Pero llegado este momento no me sirvió de nada. Maria es diferente a cualquier otra vagina conocida. Quizás deba decir al revés. El que ella haya tenido muchos hombres es una exigencia para mi. Mi pasado desaparece y el de ella es amenazante. Ella suma hombres y los acumula y yo resto mujeres y me vuelvo inexperto. Si yo le cuento una aventura mia pone cara de disgusto y si ella me cuenta alguna de sus andanzas los dos nos excitamos. Así es de sencillo.

41. A mí no me gustan mucho las mujeres para la satisfacción sexual, más bien para divertirme y hacerles daño. He tenido orgasmos y servicios sexuales por parte de las mujeres. Pero saben una cosa..? No tienen leche ni nada para sacarles. A la mujer no se le saca nada. Los hombres son la verdader presa. Me gusta humillarlas y exhibirles mi poder sobre los hombres. Es un aspecto interesante: me excita sexualmente la sumisión de la mujer pero el placer lo vuelco hacia el hombre. Una reunión de mujeres me deja alzada como nunca pero nadie lo nota salvo el hombre que agarro inmediatamente. Los orgasmos correspondientes los tengo con los hombres. También puedo acabar contra el cuerpo de una mujer para escandalizarla. Mi facilidad para acabar varias veces las pone humildes.

42. Lo único placentero de la relación entre mujeres es la leche materna. Chuparles la leche cuando han parido me provoca enorme excitación. La fantasía de sacarle la leche que le corresponde al bebé me pone loquita y me monto a las mujeres con leche en los pechos y se la voy chupando con apetito mientras tengo unas frotadas intensas sobre su cuerpo y les acabo con frenesí. Soy muy fuerte y les sujeto el cuerpo de ellas como una violación mientras tengo fuertes orgasmos chupando la leche materna. Ellas se dejan violar mansitas y obedientes. Es el placer de la víctima. Ø Es una salvaje excitante. Yo la he visto echarse encima de una amiga ocasional que conocimos que tenia un bebé y le chupaba los senos como una deseperada muerta de hambre y se frotaba el clítoris contra ella. No la penetraba, simplemente se frotaba el clítoris y le chupaba la leche . Yo la ayudaba obediente y le acarciaba las piernas y tenia en mis brazos al bebito y procuraba entretenerlo mientras ella se cogía a la madre. La madre estaba bastante asustada pero no se resistia mucho ante la fuerza y el salvajismo de mi mujer. Además una mujer puede violar a otra mujer en la confianza que se entregará y la violación pasa a ser dominación. Debe existir un placer en ser víctima. Tanto ella como yo en otros momentos, nos dejamos devorar con un sentimiento de placidez.

43. Mi marido por el contrario chupaba mi propia leche materna y yo se lo permitía enamorada y excitada. Me gustaba montarme sobre él y sobarme los pechos y dejarle caer la leche sobre su rostro y ver mi propio jugo blanco que se derramaba sobre este bebé chiquitito. El se lo lamía todo. Y yo me lo cabalgaba hecha una furia. La leche materna es un néctar que atrae poderosamente al hombre y a la mujer. Bastaba ver en algún lugar una mujer amamantando y ya tengo el impulso de sacar al bebé y chuparle los senos hinchados de leche.

Ø Que hermosos estos recuerdos..! Ella siempre me obsequiba con sus líquidos y yo los absorbía todos. Si tendría que sumar todo lo que bebi de su cuerpo creo que debo ser mas femenino de lo que yo mismo creo. Es la vida de mi propia diosa que estoy tomando. Tiene un sentido el comer y beber del cuerpo de la diosa. Equivale a estar en ella. Como volver dentro del altar donde se inició uno célula por célula. 44. Rechazo a la mujer y ésta me persigue obsequiosamente. Aprendí a vivir esta excitación sola, porque nadie la entiende hasta que conocí a mi marido que entiende todo. Hasta pronunciar algunas palabras me resulta excitante y me mueve por dentro. Fijense la palabra ….” mi marido ” . es mi pene, mi macho, mi jugo, todo comida…es fabulo

so decir…” mi marido” 45. Me excita muchisimo abusarme de él y juguetear son sus impulsos. Suelo recostarme desnuda en la cama y ponerle un pie en la boca y hacérmelo chupar mientras le masturbo el pene con fuerza y lo miro fijo a los ojos. El se desorienta porque no tiene previsto que pueda acabar antes que yo. Pero lo masturbo con tanta energía que no se controla y suelta la leche cremosa sobre mi cuerpo. Queda desahuaciado y entonces le hago masajearme el cuerpo con su esperma. Si lo veo obsequioso y agotado lo dejo en paz para más tarde o a veces lo vuelvo a excitar mientras comienzo mi seguidilla de orgasmos frotándome contra su cuerpo. Actitudes de nena caprichosa con su papá 46. Les cuento que soy muy vanidosa y la vanidad es la fuerza que mueve a las demás fuerzas. La moral ficticia que vivimos nos enseña que la vanidad es un vicio del alma. Yo por el contrario la considero una virtud y es la fuerza que me ha impulsado adelante y que me ha permitido ser bella y mantenerme bella cuando la mayoría está en decadencia. Ser muy vanidosa y muy egoísta las considero virtudes fundamentales pese a lo que digan por ahí. Mi vanidad y egoísmo me permite extraer de los hombres hasta la última gota de placer. Nunca los he tenido en cuenta como personas……siempre mi placer. La vanidad me permite todo. Me excito con mi propio cuerpo y mi propia personalidad. Soy auto-excitable. Me miro al espejo y ya estoy alzada en busca de orgasmos. Me excita usar ropa sexy, fetiches como tacos altos que me enloquecen a mí y a los hombres. Nunca fui a la cama para complacer a un hombre sino para complacerme a mí misma. Mi propia sensualidad me excita. Busco tener un sexo hermafrodita por eso el hombre es para mí un complemento. Cuando estoy con un varón siento como que es una parte de mi propio cuerpo y le extraigo el mayor placer posible. Así como a una presa recién capturada me lo llevo a mi cueva para devorarle la crema dulce y pegajosa de su esperma recién elaborado.

Ø De hecho ella es muy bondadosa. Puede darme todo lo que le pida. Pero cuando está empezando con sus orgasmos mejor que no le pida nada. Una vez que se inició la reacción atómica de sus genitales nada puede detenerla. Al principio que tuve la mala ocurrencia de atender el teléfono o la puerta de casa…se ponia hecha una furia y me decía de todo. Asi aprendí a los golpes.

47. Creo que los genitales deben estar juntos en un mismo cuerpo dominante. Uno de los genitales, el masculino es un servidor del otro mas fuerte y dominante que es el femenino…(el mío). La genitalidad femenina es mucho mas fuerte y poderosa que la masculina por eso debe ser servida por el hombre. Mi cuerpo es dominante y exige servicio y el hombre lo brinda. Así es mi vida. No es concebible la igualdad en el sexo-amor. Siempre uno ama y el otro es amado y uno coge y el otro es cogido. En mi caso soy activa en todo: amo y cojo sin cansancio. El hombre es amado por mi y tambien es devorado. Uno devora y el otro es devorado. La vida consiste en la conservación de la especie masculina para que sigan proveyéndonos de penes erectos y jugosos.

48. Volviendo a la vanidad recuerden que es la fuerza que mueve todas las fuerzas dentro tuyo. Debes ver a tu cuerpo como el único cuerpo posible. Los otros cuerpos que andan por allí se dividen en dos grupos. Los que te dan placer y los que no existen. Así es como debes vivir la vanidad. Es la adoración de ti misma.

Ø En esto intervienen pensamientos muy profundos. La diferencia entre María y dios es que ella es hermosa. Demasiada belleza junta. Es mucho mas hermosa de lo que se puede describir. Todo su cuerpo es perfecto y armonioso. Sus pies, sus manos, cuello, todas sus partes están en armonía y elegancia con el conjunto. Cualquiera sea su acionar, esté sentada, caminando, cogiendo, durmiendo, siempre es una belleza dinámica. No está ahí quieta, se expresa, su belleza te viene a buscar. Muchas mujeres son hermosas pero en la intimidad de sus hogares se desinflan y se quedan quietas. María es una belleza dinámica. Está siempre viva, nunca desinflada. Su cuerpo es sensual y todos sus movimientos indican sensualidad pura. Su piel está lustrada de tanto semen masculino. Su presencia impacta, es poder. Es el poder que nace en quién la mira y se lo ofrenda. La adoración consiste justamenete en entregarle el poder que ella induce en los demás. De solo despertarme y verla durmiendo a mi lado me inspira cuidados y devoción y corro a prepararle el desayuno. El sentimiento de adoración a un dios que anida dentro del ser humano tiene su origen en la belleza. El contemplarla implica ad

orarla. Su belleza supera lo humano y compite con lo divino. En realidad no compite. Para dar lugar a la existencia de algo superior debe dejar de existir la belleza primero. Por eso la vanidad es considerada una plaga. Ser bello en el concepto del cristianismo es ser pecador (y estúpido). Si uno es bello no debe saberlo o hacerse el tonto. No es psible convivir con ella de igual a igual, es muy hermosa, nuestra relación solo es posible bajo un sentimiento de adoración. Ella no solo lo es sino que lo demuestra y lo exhibe gozosa y vive rodeada de espejos . No hay nada mas lindo para ver que ella misma. Un cuerpo de mujer hermosa y sensual es poder, es mucho poder. Nadie tiene autoridad con ella. Si hay un dios se arrodilla ante tanta belleza….Todo lo demás es represión. Quizás muchas brujas y guerreras, condenadas por la historia del cristiansimo a la hoguera su mayor delito fue haber sido bellas. Nadie puede condenar a una mujer hermosa…No hay delito. Por eso el cristianismo para aplicar condenas castiga previamente la belleza y lo femenino. Todas las ilustraciones de mujeres de la historia muestran rostros de seres ovíparos e incubadoras.

49. Soy una mujer muy emotiva y amo profundamente cuando estoy enamorada. Solamente soy salvaje e implacable con mi propia sexualidad. El hombre amado(uno solo) recibe mi protección y me abstengo de destruirlo con el sexo porque él acepta mi poder y se comporta con humildad. No es arrogante y me atiende en todo. No es un esclavo pero me sirve. Tiene mucho orgullo masculino y me lo ofrece a mi servicio. Cede toda su virilidad ante mis deseos. No le importa perder orgullo y arrogancia con tal de verme gozar y ser cogido. Es servil pero no esclavo. Ese hombre es mi actual marido a quien amo con desesperación y con quien comparto ocasionalmente un suplente para protegerlo cuando él está agotado. Es un niño con un pene enorme de carne tierna y yo lo amo como una niña con una enorme vagina succionadora.

Ø Ese soy yo gracias mi amor. Les explico lo del suplente. El miedo a la infidelidad de la mujer es un miedo homosexual. Es el miedo al otro pito, al mas grande que el nuestro. En los hombres todo se reduce al tamaño. En la psicologia es el pito del padre enorme y poderoso frente al nuestro chiquitin y humilde. Por eso los hombres se asustan tanto de los cuernos. Porque hay otro macho en carrera. En mi pareja con Maria ese miedo no existe porque no hay otro pene en carrera. Acá no hay carrera de ninguna clase. María absorbe todos los penes. Ella es mi mujer y si tiene un suplente es por capricho de humillarnos a los dos y gozar ella sin límites. Conmigo forma parte de nuestro matrimonio. Lo excitante es ver como es la devoración del otro y como ella me ofrece ese trofeo. Obtuvo una presa, se satisfizo con ella y me obsequia el trofeo. Los cuernos los lleva el otro…yo los expongo. Es difícil de entender si todavia creen que son machos a la antigua. 50. Desesperación. Esta palabra me define. Soy una mujer desesperada. Todo lo hago desesperadamente. Estoy siempre en movimiento emocional. Así como dicen los españoles….”a lo bestia..” Yo nunca me postergo, soy vanidosa y egoísta. Si el hombre está agotado no es mi problema. Siempre tengo placer disponible. Nunca cedí por cortesía mi necesidad de placer. He llegado a presionar a hombres casados exigidos por sus compromisos con mi mayor exigencia salvaje y feroz. Es un mensaje de desafío que lanza mi vagina. El que cede siempre su espacio de placer y se posterga es el macho, mi marido y él lo acepta con esa humildad que me enamora. Nuestra pareja es del estilo de “….todo vale…” …….O sea ..todo lo que a mi se me ocurra para darme placer… vale. Mi esposo lo acepta y le gusta, y como le gusta tanto yo no me hago rogar mucho para darme mis caprichos. Si él me propone algo le digo que nó y él espera a que yo le proponga lo mismo para decir sí. Ø Me encanta estar en sus necesidades y proveer a sus gustos…pero no desde una postura de dador de placeres..sino siendo parte de ella misma. No es que renuncio a mi orgullo…sino que prefiero estar en sus necesidades y sentirlas a la par. Es un sentimiento religioso. Yo siento su alzadura sexual sin necesidad ni de verle el rostro. Tengo un reloj interno que sigue todos sus ciclos vitales. Simplemente soy ella. Podría decirse que es un veradero travestismo. A veces me pregunto como puedo ser tan macho y tan femenino. Ella no se acerca a lo masculino mas allá de lo convencional. Simplemente que lo femenino es nuestro y lo masculino es mio. 51. La moralidad que vivimos está destinada a gobernar la vida íntima de las personas. No hace falta policía solamente moralidad enfermiza. Yo soy completamen

te amoral. No tengo ningún límite que me imponga una moral en la que no creo. No quiere decir esto que cometa delitos o actos aberrantes. Nada de eso, soy muy sana y normal en todas mis costumbres.

52. Entiendo que la moralidad es un límite que dura hasta que mi vagina lo decida. Cuando mi deseo de placer es superior a los límites morales me devoro al hombre que tenga delante ya sea el marido de mi mejor amiga, o familiar o tío o sobrino……cualquier buen pene que elija dispuesto a servirme. Así es mi relación con la moral.

Ø Eso era antes de casarse conmigo…bueno……… de algunas pude zafar.

53. Hasta recuerdo que de muy pequeña solía tener orgasmos intensos en los brazos de mi padre. Este es un recuerdo imborrable …mi padre me alzaba en brazos para hacerme mimos y yo a esa edad experimentaba unos orgasmos irrefrenables y me agitaba en sus brazos y volvía a acabar una y otra vez y no me quería bajar hasta quedar satisfecha.

54. Este ejemplo expresa mi sexualidad actual. Me daba tanta alegría los brazos de mi padre que acababa sobre ellos intensamente. Era una sexualidad infantil. Mi esposo dice que mi sexualidad actual es igual. Sexo de bebita chiquita. Es cierto la diferencia es que ahora tengo un cuerpo infartante pero mi sexo de bebita está en funciones. Los bebitos son feroces como soy yo con sus apetitos. No tengo límites ni los quiero tener con mis apetitos afectivos y sexuales. Me basta con mi marido cuyos límites son elásticos y es el referente de toda mi desesperación.

Ø Siento que le soy tan necesario….En su espléndido cuerpo se esconde una fiera monstruosa y pequeñita. Las emociones de los bebés nos parecen delicadas pero son salvajes e implacables. La sexualidad de un bebito no tiene moral igual que mi esposa. Ella acaba conmigo con la misma desverguenza que lo hacía con el padre. Estar casado con una mujer menor es de por sí excitante pero estar casado con una bebita es volar mas allá de toda nuestra civilización. El gran mérito es que me hace ser necesario. Una bebita necesita un papá obsequioso y servicial. Un bebé es un ser feroz y despiadado…agréguenle su cuerpo.

55. Mi padre jamás percibió mi sexualidad ni de niña ni de adulta. Pero ya siendo mas desarrollada y con un cuerpo sensual me prohibía que anduviera por la casa en ropa interior y se ponía turbado cuando me veía.. Yo no le hacía caso porque él tampoco tenía la fuerza para castigarme. Era claro que que mi cuerpo era superior a su autoridad. Mi padre fue el primer hombre al que dominé. De él aprendí que la autoridad no podía con mi belleza. Asi pude ver –en mi infancia- la turbación en los rostros de hombres y mujeres que me verían en el futuro.Mis padres se alegraron cuando me fui de casa con un hombre la primera vez. Estaba claro que mi sensualidad los incomodaba a ellos y a mis hermanos varones.

Ø Esto les ilustra sobre la debilidad de la autoridad frente a frente con la belleza dominante.

56. A éstos los podia ver con el pito alzado todos los dias. Nunca me cogí a un hermano pero me excitaba su calentura. Me gustaba verlos excitarse y turbarse en mi presencia….Siempre me hablaban de mis novios o admiradores nunca de ellos mismos…..en su fantasía me mencionaban a otros hombres como haciendo lo que ellos no se animaban…. se sabían impotentes frente a mí.

Ø Estos relatos edípicos me causaban mucha excitación en su momento. Las relaciones carnales de tipo incestuosas están muy marcadas por la moral. Los hermanos de Maria están hoy en dia igual de babosos con ella que antaño. Pero tienen muchos prejuicios y turbaciones. Siempre que la ven buscan adosarle un compañero masculio, se ruborizan de verla sola sin un pene de guardia. En las reuniones familiares hasta la miran de reojo. Ella es muy llamativa y ellos sienten lo mismo que debieron sentir en la época del relato. La diferencia es que ella no tiene moral ni prejuicios. Le gusta ser escandalosa. Yo soporto las miradas que caen sobre mí con lástima. Pero ella es muy respetuosa y considerada conmigo en las reuniones. Puede estar teniendo un orgasmo mientras conversa con alguien y me mira a los ojos. Pero ante las miradas ajenas está siempre a mi lado. Las travesuras solo las conocemos ella y yo (y ustedes ahora). 57. Así aprendí que los hombres se alivian cuando otro hombre te sirve lo que ellos no pueden dar. Los varones no conciben una mujer sensual como yo sin el inmediato aporte masculino para servirla y atenderla. Esto fue otra lección que me dieron mis hermanos: el impulso inmediato del hombre por

servirme y si él no puede..podrá otro..pero debo ser atendida como hembra….La mujer hermosa y sensual provoca muchos recelos por ese motivo. La mujer hermosa debe tener un pene a su lado..sola asusta. Todos piensan que cornudo debe ser mi marido o cuantos tipos tendrá ésta…..o cosas por el estilo. En relidad lo que muchos zánganos aspiran conmigo es ponerse de rodillas y que les permita besarme los pies solamente. Porque para ir mas allá se sienten impotentes.

Ø Yo tambien aprendi esto al mismo dia de conocerla. Hay mujeres que no necesitan ni requieren ni esperan un hombre dispuesto. Mi esposa no es así. Su sola presencia en el planeta Tierra implica un hombre lleno de esperma a su lado por si desea servirse de él. Creo que la aparición de la vida sobre la tierra fué al revés. Primero la vagina dominante y creativa de vida…, después el pene obsequiso para su placer. Ella provoca impotencia en muchos varones que no se sienten a su altura..por eso muchas veces ni tuvo que esperarlos y tomaba la iniciativa y directamente los montaba ella. Era muy malvada porque le agradaba dejarlos como envase usado asi se sentían más impotentes y les quedaba en su mente un recuerdo sexual que les durararía el resto de su vida. 58. Esto luego me sirvió para obligar a los hombres a ser cornudos cuando no lograban satisfacerme..Mencionar solamente la palabra cornudo impica una morbosidad excitante. El cornudo es el pobre macho suplantado por otro. Como todos los machos son en su momento suplantados es obvio que todos son cornudos. Me apasiona esta palabra y la aplico sobre los hombres. Ellos son los tontos que me dan el poder de suplantarlos. Yo lo hago y disfruto tanto con uno como con otro. Nunca de dejo de tener orgasmos en cambio ellos dependen de mí para soltar su jugo. Me encanta suplantarlos y decirles cornudos. Ustedes dirán que esto es inmoral o incestuoso. Yo no tengo moral cuando mi vagina se alza. Ver a mis hermanos babosos y disimulados con la bragueta abultada me provocaba hermosos orgasmos juveniles. 59. Solo me importó el placer desde niña. También aprendí a mirar el pito de los hombres descaradamente. Muchas mujeres se averguenzan de mirarles el pito. Yo aprendí que el pito nunca miente. Hasta llegué a sentir en mi interior el mismo cosquilleo y entonces miraba la bragueta y ya se veía el bulto incipiente. Ya intuía el comienzo de la erección del otro y dirigia la vista a la bragueta y …allí estaba creciendo. El pobre chico se ponía rojo de vergüenza cuando le miraba el pito con descaro…Ya sabía que era mío y empezaba el proceso de devorármelo.

60. El acto de coger es similar al acto de comer en su esencia física. Ambos requieren saciedad y ambos no tienen freno cuando están en el límite. La moral se termina en estos lugares. Yo soy un tiburón-vagina y siento un movimiento de masticación y me voy satisfaciendo mientras mastico hombres y tengo fuertes orgasmos con su carne pulposa y sus jugos.

61. El pito duro se cree poderoso y se pone agresivo al principio. La verdad es todo lo contrario: un pito duro es una ofrenda que exhibe el hombre para que la mujer se lo devore. En mis manos un pito duro es un pito maleable y representa a un hombre domesticado cuya finalidad principal es procurar placer a mi vagina y mi clítoris. Cuando vean que un hombre se pavonea frente a ustedes exhibiendo un pene muy erecto como para asustar, ustedes piensen en el pavo real…que no hace mas que exhibir la cola para que la hembra lo elija. Tomen ese pene con sus manos y manoséenlo sin respeto alguno, jueguen con él, aplíquenle cremas, lústrenlo , diviértanse, frótenlo contra su cuerpo. Verán el desmoronamiento del pavo real y cuan poco se resiste en soltar el esperma calentito. Ø Ella es muy mano larga con el pene. Yo estaba acostumbrado al recelo de la mujer en general con el pene y que le tenga respeto a la distancia. Ella no es asi. Desde el primer dia me agarró el pene con fuerza y hasta hoy sigue manipuleándolo y sobándolo y probando su estado de tersura y dureza. Es como un control de calidad que hace antes de montarme. Está muy atenta y vigilante de las alteraciones del pito. Lo considera como un órgano propio, y así me parece que es. Me animo a escribir estas cosas porque estoy seguro de la fidelidad de mi esposa. Creo que muchos lectores estarán ansiosos por conocerla para que los mastique a ellos tambien. Esta es la vocación de zánganos. Pero yo sé que en las letras es sencillo sentir deseo pero si se encuentran frente a frente con el tiburon-vagina me gustaria ver como se inhiben y se asustan. El humano es como c

ualquier animal temeroso…solo se siente valiente cuando sabe que el otro es débil. Percibe mas la debilidad de la mujer que su propia fuerza. Muy pocos humanos como yo tienen el valor de la mantis o de la araña macho. Hace falta valor para peregrinar hacia la vagina hambrienta.

62. Cuando logras dar vuelta la situación de poder y el poder lo tiene la hembra el macho es como un perro alzado…anda atrás tuyo y te soporta todos los caprichos con tal que te lo cogas. Yo abusaba de este poder y tenía infinitos orgasmos antes de dejarlos eyacular a ellos. Satisfacerme yo fué siempre mi principal objetivo, enamorada o nó. Y esto se lo agradezco a mi profunda vanidad y mi adorado egoísmo los cuales son mis virtudes máximas.

63. Muchas mujeres que se privan del placer están en realidad disminuídas en su autoestima. Si son vanidosas y egoístas la falsa moral social las acusa de pecadoras. Yo les digo…bienvenidos estos pecados…..!..son liberadores de energias…!.

64. He observado que en algunas reuniones que muchas mujeres se quejan de la falta de hombres o que no consiguen compañero, o quejas de toda índole..que expresan su insatisfacción sexual y lo culpan al hombre. Es mas fácil decir …”no hay hombres”…. que decirse a sí misma…”no me animo”….. Estas mujeres ni se quieren a sí mismas. Son ovíparas.

65. Yo siempre que quise coger no tardé mucho en montarme un tipo. Y nó cualquiera. No soy una mujer fácil. Puedo rechazar a 10 tipos que no me gustan y atracar agresiva al que me gusta. Puedo ver a un tipo por la calle o en un bar y, si me gusta, no tardo en trabar conversación. Ø Nuestro encuentro inicial es siempre el punto de partida. Cuando nos conocimos yo le conté de mis diversos estados civiles y ella me contó de la cantidad de hombres que se habia cogido. Desde esa vez sus hombres siempre nos acompañaron en nuestras aventuras y mis mujeres desaparecieron todas. De golpe percibí que todas las aventuras femeninas que me hacían sentir tan macho y arrollador carecieron de sentido y se esfumaron frente al tiburón-vagina. Nunca mas las volví ni a recordar. Pero sus aventuras formaron parte de nuestro anecdotario y sirvieron para recrear nuevos orgasmos. Las viejas anécdotas y el nueve pene. Sus relatos logararon que yo me sintiera un pene más de su lista y, no obstnte me sentía orgulloso de poder estar en esa lista. Mantenerme en ella fue lo mas difícil.

66. Tengo una intuición muy desarrollada para percibir tipos enfermos o impotentes a los que desecho de inmediato. Solo me acerco cuando todos mis sensores indican un macho sano, servil y potente, y nó un tonto de cualquier edad que se vá encima de nada. Entonces lo encaro descarada y sin vergüenza. Ya solo mi cuerpo y mis tacos lo inhiben de entrada…..A veces me han respondido que ellos no pagan …porque me confunden con una puta común. Yo les respondo que no cobro en dinero. Pero sí en leche masculina. Esta respuesta los desarma por completo y se ponen turbados. Cuando los veo así me ensaño mas porque sé que ya los empiezo a dominar.

67. De ahí en mas hago lo que quiero. Habitualmente vamos a un bar y elijo una mesa apartada pero nó mucho. Me gusta exhibirme y escandalizar. Ni bien nos sentamos le empiezo a juguetear el pene con la punta de mis zapatos de taco alto y se pone cada vez mas ofuscado. Y yo siento el pito duro como un garrote. Me calienta mucho provocarles erección en público cuando están avergonzados. Igual se la pongo dura aunque al principio no quieran. Nunca dejé el pene en paz en mi presencia.

Ø Ella me contaba este tipo de aventuras y su desenlace. Fue en la época de nuestro noviazgo. Caminábamos muchas cuadras mientras nos contábamos estos episodios. Ella lo contaba con mucha firmeza y yo estaba convencido que realmente habían sucedido. A la mitad del relato ya nos poníamos excitados. Ella se entusiasmaba con sus propias aventuras y me excitaba a mí tambien….En cambio mis aventuras con las mujeres no eran dignas de ser contadas porque al no servirle a ella para gozar carecian de todo interés.

68. Cuando viene el mozo le pide dos bebidas con voz ronca por la calentura mientras lo toqueteo todo. Le hago acariciarme y besuquearme los pies en presencia de todos para doblegarlo mas aún. Como soy muy llamativa siempre me están mirando junto con mi zángano de turno. Soy exhibicionista y me gusta escandalizar…todo eso aumenta mi apetito sexual y el pobre macho paga todas las cuentas. Como no suelo usar bombacha a veces acostumbro abrir las piernas y exhibir mi vagina depilada. Esto los pone de todos los

colores posibles.

69. Adorar los pies es un síntoma de humillación…Yo no pierdo el tiempo en hacerme adorar los pies y los llevo siempre calzados para mejorar el servilismo. Se los acerco a la nariz para que huelan el cuero con la transpiración del pié. A medida que el hombre se ofusca yo tengo orgasmos compulsivos frotando levemente mi clítoris sobre la silla. El no lo percibe inmediatamente. Entonces mi sola mirada lo vá llevando a percibirlo. Mis ojos se clavan en los suyos cuando estoy acabando y entonces se dá cuenta que está fente a un animal carnívoro. Le leo el temor en sus ojos y los voy llevando suavecito a mis dominios, ya es tarde para retroceder. No permito que se masturbe ni acabe…lo quiero bien caliente y ofuscado para llevarlo a mi cubil y terminar de devorarlo completamente.

Ø A esta altura caminábamos juntos y cada vez mas loquitos los dos. Recuerdo que se levantaba la pollera y yo ponia mi mano en su pubis y la masturbaba con suavidad mientras caminábamos. Ella tenía sus muy fuertes orgasmos con mi dedo introducido en su vagina. Luego repetía el gesto con la mano acariciando su hermosa cola y con el dedo en su culo recibiendo mas orgasmos en la mano. Ella no se avergonzaba si nos cruzábamos con alguien y seguía acabando. A mi me daba un poco de vergüenza pero ella me incitaba a seguir con mi tarea.

70. De ahí en mas las decisiones las tomo yo….Según la ocasión salimos del bar a plena luz del dia con todo el mundo mirándome como me llevo al zángano. Otras veces me lo cogo en el mismo bar pero no lo dejo acabar. Nunca les pido que me masturben porque los movimientos manuales de ellos son torpes y carecen de imaginación. Lo pongo de costado y le bajo los pantalones y le tomo el pene y lo froto contra mi cola de espalda y acabo varias veces. Lo hago así con su pene en la mano para estar lista a oprimirlo con fuerza si siento que quiere acabar. Así le impido su eyaculación hasta que yo quiera. Debe eyacular ante mi vista para verle el salto del esperma. 71. A mi me gusta la cama para montármelos de modo que normalmente terminamos en un hotel. Entonces me lo monto por todos lados. Siempre llevo preservativos y se lo coloco y me lo monto sin quitarme los zapatos. Yo ya venía acabando suavemente desde el bar de modo que estoy alzadísima. Cuando estoy cabalgando sobre él me froto el clítoris sobre su cuerpo y empiezo con mis acabadas intermedias. Nunca dejo que acaben antes de tiempo y si lo hacen son castigados. Ø Maria es tremenda cuando está alzada. No se detiene ante nada. Una noche me apoyó contra un árbol en una plaza y me bajó los pantalones delante de la gente que pasaba un poco lejos por suerte. Yo soy audaz por un lado pero muy tímido y vergonzoso. Ella no se detenía por eso. Su fuerza en obtener sus orgasmos en público mientras jadeaba y me hablaba con voz ronca, superaban por completo a mi timidez y finalmente lograba extraerme el semen bajo cualquier cirunstancia. Nunca en los años de matrimonio (que no son pocos) pude evitar una eyaculación cuando ella se lo proponía. Siempre me resistía al principio y finalmente ella daba vuelta la situación y me sacaba la leche y la arrojaba en el piso y le gustaba pisoterla con sus zapatos. Una vez en la playa frente a todos los bañistas ella me obligó a ayacular y miraba el semen sobre las olas y se regocijaba. Yo me moria de verguenza pero en realidad nadie se animaba a decirnos nada. Yo fui siempre vergonzoso y jamás pude eyacular fuera de una situación íntima. Pero mi mujer no sabia de estas cosas y me presionaba hasta vencer mi turbación y me sacaba la lecha inexorablemente.

72. Finalmente, una vez bien adobado el pene y bien duro, le pongo el preservativo y me lo como completamente y entonces tengo mis tremendas acabadas finales. La extracción de la leche masculina completa mi acabada final. Una vez satisfecha ya deja de interesarme y lo despido. Si fué amable y sumiso le acepto que me dé el teléfono (que habitualmente rompo luego), y si fue arrogante, simplemente le digo que no quiero verlo mas. Esta respuesta los deja humillados porque creen que no han logrado satisfacerme o que tienen el pito pequeño. Yo los dejo creer lo que quieran y me voy muy satisfecha. Humillar a un hombre después de cogerlo tambien me excita mucho.

73. Este es el relato de una típica salida de cacería. He tenido muchas de este tipo y todas las concluía con la desinflada final del macho y yo me llevaba una buena carga de semen. Ya antes de la salida vestirme y maquillarme para la cacería era excitante al máximo. Así como ras

trearlos y elegir a los mejores portadores de leche. Eran placeres solitarios hasta que me encontré con mi amor y le volqué a todos juntos para ponerlo a prueba.Pero a él le parecieron muy normales y se incorporó junto a ellos.

74. He cogido hombres en los autos, en los aviones, en el asiento alto de los micros, en los ascensores, en los mismos bares de pareja que están a media luz, mientras bailo. He tenido orgasmos delante de todo el mundo sin ninguna verguenza. En algunas reuniones si estamos parados de espalda contra alguna pared, le pido a mi zángano de turno que me masturbe por el culo en presencia de todos. Masturbar el culo es mucho mas fácil que hacerlo con el clítoris. No hace falta tanta delicadeza. Yo acabo con ambos. Y el tipo se queda pasmado.

75. Puedo estar acabando mientras converso o le sonrío a alguien. Mi tremenda capacidad sexual de acabar hasta en un velorio es otro elemento que aplasta a los varones y me los sirve en bandeja. Como soy delgada puedo cogerme a un tipo en el auto montada a horcajadas sobre él, apyada en el asiento con las piernas bien abiertas y mi vagina dilatada y él se queda sentado paralizado viéndome actuar. Me gustaba hacerlo en los autos porque el tipo se tiene que quedar quieto y yo me puedo mover a mi antojo. Mientras bailo puedo desabrocharle la bragueta y sacarle el pene afuera y comérmelo a la vista de todos que se imaginan pero no vén nada. O si ven es igual, porque sé que se quedan esperando turno los zánganos. No me importa que me vean mientras yo acabo. En las piletas de natación los llevo contra el borde o en el centro y los aprisiono con mis piernas mientras le trago el pene abultado y lo hago luego soltar el esperma en el agua. Me encanta verlo flotando y me provoca mas orgasmos. En resumen nunca dejo en paz a un pene. Hasta que no suelta su jugo no lo largo.

Ø Lo demoledor de Maria es su última acabada. No conforme con la seguidilla de orgasmos que despliega en cada acto sexual tampoco le deja lugar al hombre. Ella se lleva todo el placer disponible. Yo soy su amante ideal porque no eyaculo nunca. Puedo estar las horas que ella necesite con el pito bien erecto y me mantengo así. Aparte ella no necesita protección conmigo porque solo acabo cuando me ordena. Hasta ese punto estoy tan bien entrenado. Cuando llega el momento en que parece que ya está satisfecha ella se quita el pene de su vagina como escupiéndome y se aboca a la salvaje tarea de ordeñarme. Yo creí que entonces se dedicaba a mi placer, pero ella seguía con el suyo. Apoya su clitoris contra el cuerpo del hombre y cuando siente la eyaculacion final tiene su orgasmo definitivo y alli recién concluye una relacion sexual con Maria. Empieza y termina con sus orgasmos.

76. De mi infancia solo recuerdo esta seguidilla de orgasmos…en las reuniones de familia, hombre que me alzaba en brazos ya le acababa encima. Soy multiorgásmica. Acabo muchas veces y puedo regular mis orgasmos a voluntad desde suaves a muy intensos. Esto me ayuda a obtener mas placer porque los primeros suaves y eso me excitaba mas aún y me preparaba para los mas fuertes y violentos. Era como una escalada controlada que terminaban en unas explosiones tremendas que me agitaba toda y hasta tambaleaba a los autos cuando lo hacía en uno. En el momento de mi acabada final me ensaño mucho y araño, lastimo, rompo muebles, destruyo ropa …en fin no soy mansa en la acabada final cuando le saco la leche al hombre. 77. Luego ya me quedo tranquila y apacible y bondadosa. Soy una mujer cariñosa y enamoradiza y trato muy bien a los hombres y los alimento bien y los cuido. Los trato como animales de criadero. De criadero de machos. Hay que cuidarlos bien, alimentarlos, curarlos y procurar protegerlos y engordarles los testículos que carguen mucha leche. Luego, una vez adobados, los monto y los ordeño para que me rindan la mayor cantidad de placer y larguen mucho esperma para poder derramarlo y pisotearlo.

Ø Muchas veces me sentí como bicho de criadero al lado de mi pervertida mujer. Ella no lo disimula. Fantaseamos con una fila de habitaciones de cristal donde hay un hombre en cada una con el cuerpo oculto pero con el pene y los testículos en exhibicion y ella que recorre y los evalúa en calidad y cantidad de esperma disponible. Los toma con la mano y los tantea mientras mira con aire experto calculando el posible rendimento. Y los anota en una planilla por el orden del sacrificio Es una fantasia pero estando Maria cerca no es tan irreal 78. . La extracción del semen masculino suele asustar a otras mujeres. A mí provoca mucha excitación y curiosidad. Me gusta verlo de cerca como se hincha cada vez más y estalla y salta la leche y se

derrama sobre su propio cuerpo. En esos momentos obtengo mis tremendas acabadas finales. Nunca mis cogidas las termina el hombre….siempre la última acabada es mía cuando él queda seco.

79. Tengo un clítoris enorme,…es como un pene bien puntiagudo…lo tengo sobresaliendo de la vagina y estoy siempre excitada. Me froto con cualquier cosa y acabo. He destrozado muñecos de pelouche, ninguna bombacha me dura, he manchado con mis secreciones la ropa de los tipos mientras me frotaba, he tenido orgasmos mientras bailo sin que el otro se aperciba. Me puedo arrimar a una mujer y también le acabo encima con solo tocarla vestida y todo…Y eso que no soy lesbiana. Les cuento esto porque no tengo límites para acabar con el clítoris. Me dá igual con tal que sea carne humana. Suelo estar acabando en los transportes públicos…o allí donde se junta gente y hay que pedir permiso. Me gusta escandalizar a los chicos jovencitos en el subte cuando ellos estan sentados y les froto el clítoris en el hombro y acabo mientras veo que se ponen rojos de vergüenza. A veces se junta gente para sacar una foto y yo ya estoy acabando.

80. El matrimonio no me impidió continuar con estos orgasmos turísticos cuando andaba entre la gente con mi marido. El sabe todo esto y yo lo miro y siempre encuentro su mirada que se cruza con la mia y sabe lo que estoy haciendo…..Esta comprensión de mi esposo me hace sentirme menos sola y estoy acompañada . A su vez, la mirada de mi esposo aumenta mi excitación. Y cuando está él presente yo lo escandalizo mientras froto levemente a otro u otra mientras lo miro a los ojos y voy bajando la vista …… No necesito para nada hacer esto. Lo hago para escandalizar a mi esposo nada mas. Tengo tanto control sobre mi cuerpo que para tener un orgasmo debo quererlo. Por mas que me froten no consiguen nada si yo no quiero. Me encanta acabar en público bajo su mirada perturbada y sentirlo asi y luego recrearlo en casa en la cama.

Ø Yo no tengo forma de evitar estas travesuras de ella. Estoy completamente fascindo con su apetito feroz y, aunque quisiera evitarlas y no mirar, ella siempre sale triunfante porque si no puedo impedir sus orgasmos no tiene sentido ninguna resistencia.. Si le digo que no lo haga, lo hace igual, y es peor porque debo sumarle mi pérdida de autoridad. Mejor me someto a lo inevitable y dejo que el pito diga la verdad y la complazca una vez mas. Aunque no mire ni apruebe ella igual acaba con otros delante mio. Yo trato de no mirar pero siento que el pene está mirando y termino obedeciendo al pene que a su vez obedece a la vagina. Su sensualidad es una fuente de poder que irradia obediencia como un galaxia.

81. Me masturbo el clítoris con la palanca del auto junto a mi marido y él después hace los cambios con la palanca húmeda………..Mi marido y yo tenemos una relación religiosa con el clítoris. Lo adoramos como un dios y le rendimos culto sin pudor. Es nuestro credo. Nos hace felices a él y a mí. Está claro que él se inserta al lado de mis genitales y me adora como poseedora de ambos sexos.Yo me adoro a mí misma, ya lo saben. Está claro que la hembra es la diosa y él es el adorador sumiso feligrés. Suelo depilarme el vello púbico así el clítoris está desnudo, sensible al máximo y siempre alzado y me devoro a mi pareja constantemente.

Ø Que arrogante ..no..? Pero es cierto, ella toma el placer de ella y el mío lo dá por descontado a su servicio. No entiende un sistema humano que no gire a su alrededor. De haberla conocido Galileo habria reformulado su teoría. Es cierto que rindo culto religioso a su cuerpo y a sus órganos genitales. Son dioses tan carnosos..! Tan rojos de sangre y llenos de vida…! Le pinto los labios y le protejo los dientes de mi tiburon-vagina. Cuando ella tiene un orgasmo cerca de mis ojos puedo ver con claridad los estremecimientos de sus labios vaginales y sentir que su acabada recorre toda mi sangre. Es un sacrificio religioso. Tiene un contenido místico. Un orgasmo de ella es como un rayo que viene de lo alto y se clava en mi cuerpo y me estremece todo. 82. ¿…Se dan cuenta porque debo ser hermafrodita…? ¿….Entienden porque el pene debe vivir en mi propio cuerpo…? …Algún moralista que lea esto dirá rápidamente:….”es una degenerada..esto es un relato pornográfico”…Yo les respondo que son ellos, los moralistas los que tienen tanta cantidad de leche guardadada en sus pobres testículos que están atrofiados. No pueden ni pensar serenamente y muchos teriminarán masturbándose con este relato. Este no es un relato pornográfico, es mi realidad y la del

hombre con el que nos amamos.

Ø Creo que ser víctima es muy valioso. Ir hacia la boca hambrienta de la araña implica la angustia de la muerte. Pero esta angustia se siente en el camino solamente porque cuando la boca nos empieza a masticar la angustia se convierte en el placer de entregar nuestra carne. La clave es la calidad. Yo me esmero en ser una victima de alta calidad para ser considerada como tal y protegida. No soy reemplazable. Soy un plato muy sabroso al que ella debe cuidar. Cada vez que me acerco a su vagina dentuda y ella me devuelve la vida es un nuevo parto. Un nuevo nacimiento y un nuevo crecimiento. No me engaño, el proceso continúa: ella me dá la vida para que siga creciendo y la cita se renueva. La calidad es la clave para seguir vivo y ser elegido. 83. Aprenderán que para adorar a alguien en la vida, nada mejor que hacerlo con mi vagina. Cuando yo exhibo mi clítoris puntiagudo tiemblan los moralistas. Es tan fácil destruir una piedra, solo hay que hacer como hizo Eva hace mucho tiempo, abrir las piernas y que el esperma del hombre cogido se derrame en el suelo. A mí me gusta dejar caer la leche del hombre en el piso cuando los masturbo de pie. Entonces la pisoteo como mis zapatos de taco alto mientras le miro a los ojos y luego les muestro la suela húmeda de esperma. También me gusta masturbarme con las manos delante de ellos lo más cerca posible de su rostro. Que sientan mi olor y vean las palpitaciones de mis labios vaginales cuando acabo. Soy escandalosa. Les suelo apoyar la vagina con fuerza sobre el rostro cortándoles el aire mientras presiono y exhibo mi orgasmo triunfal.

Ø Les dije que era escandalosa. Su vanidad es su principal fuerza vital. Yo comparto su vanidad. Antes creí como todo el mundo que la vanidad era una conducta negativa. Cuando veía que ella se pavoneaba frente a todo espejo o vidriera que pasaba fuí aprendiendo otras verdades. Ella me enseñó que la vanidad es energía y no vicio. Hemos vivido confundidos. La vanidad es la fuerza que nos lleva al placer de querernos a nosotros mismos. Ella siente y yo pienso. Todo ocurre en el cuerpo humano. Ella ha logrado conmigo hacer realidad su sueño de hermafrodita, porque me lleva consigo como un sexo adicional. Está libre de impedimentos. Cuando quiere cogerme y saciar sus instintos solo tiene que meterse la mano en el pubis y están sus dos sexos juntos. Yo estoy siempre donde ella está alzada y ella se alza donde estoy presente. Somos la pareja perfecta.

84. Otras veces me dejo crecer el vello así actúa como amortiguador y estoy un poco mas tranquila. La presión de mi clítoris puntiagudo sobre la piel del hombre me excita profundamente y a él termina por enloquecerlo. He aprendido que, cuanto mayor es mi placer y mis orgasmos, mas se desesespera el hombre por ser devorado y mas me complace. Y así hasta que decida el final. Esta es otra realidad que deben aprender. El final de una cogida lo decide la mujer nó el hombre. Yo tengo mi acabada final y violenta cuando le extraigo la leche del hombre y veo su entrega. Me gusta masturbarlos con fuerza mientras veo hincharse el pene y se desespera y finalmente larga la leche aún contra su propia voluntad. Esta eyaculación me produce mi gran acabada porque oprimo mi clítoris contra su cuerpo mientras él eyacula. 85. También me excita la cantidad de semen que extraigo. Enloquecer a un tipo y no dejarle acabar hasta que yo decida le incrementa su capacidad de eyaculación y la leche finalmente extraída es mayor. Cuanto mas semen obtengo mas fuerte es mi orgasmo final. Soy una gran consumidora de esperma. A algunas les falta y a mi me sobra y lo derramo por todos lados donde voy y lo pisoteo. Tambien me gusta pedirle al mismo hombre que me lo aplique en la piel como una crema de belleza. Y le cuento que soy tan hermosa por estar maquillada con esencias masculinas. Como aquella famosa que se bañaba en leche, yo en mi fantasía me baño en esperma. La belleza femenina se nutre de semen masculino. Cuanto mas hermosa eres mas jugos tienes para beber. Ser bella te pone mucho esperma a tu disposición y puedes desperdiciarlo con maldad y exhibirle a la hembra careciente lo que a ella le falta y a mí me sobra. 86. Consumo gran cantidad de bombachitas porque mi enorme clítoris y mi costumbre de frotarme las rompen en seguida. A veces rompo una bombachita nueva en una sola frotada contra un tipo. Me gusta frotarme con la bombacha puesta y luego le pido que me la saque antes de tragarme el pene…para ese entonces ya está rota. Mi marido se preocupa que no me falten bombachas.

Ø Me gusta recorrer lencerías y comprarle ropa interior. Las vendedoras me miran. Ta

mbién le compro zapatos y medias y maquillaje y todos los fetiches para mi diosa. Estoy al tanto de sus necesidades, las siento en la piel. El solo hecho de estar eleigiendo ropa o lenecería para ella ya me turba y me excita. Ella luego me premia permitiéndome besarle los pies. Si mi dedicación fué mayor entonces el premio es mayor y se extiende a otras partes. Es un juego de crueldad donde me esmero en recibir premios a montones. 87. He tenido infinidad de aventuras y me he cogido a muchos hombres…pero el verdadero placer sexual lo empecé a tener con el matrimonio. Las parejas ocasionales no es lo mismo que el matrimonio. Devorarte a tu marido y convertirlo en un ser sin voluntad propia, dominarlo de tal manera que hasta acaba cuando y como quiero, que me sirve totalmente a todos mis caprichos…eso es excitante y solo ocurre en el matrimonio y la convivencia de todos los dias. No necesito usar ninguna protección con él. Jamás acaba antes de mi satisfacción y mi permiso. Y jamás acaba dentro de mi cuerpo sin mi consentimento. Debo aclarar que estoy muy enamorada de mi marido. Desesperadamente enamorada a mi estilo.

Ø Es lo mismo que les dije. Ella me ama es cierto..Pero es un amor peligroso. Yo siento el peligro. Siento la telaraña pegajosa donde estoy atrapado. Tengo que ser muy cauto y prudente para halagar a mi araña-hembra. Mi mayor deseo es satisfacerla y que entonces ella me permite seguir haciéndolo. Ser elegido por mi diosa-araña, mi tiburón-vagina para recibir placer es mi mayor anhelo. Ya en este nivel no es el miedo a la muerte ni a ser devorado. El destino de la fuerza del macho es servir a la hembra. Cualquier espermatozoide sabe que al ingresar al óvulo deja de ser él mismo. Un montón de espermatozoides juntos sabemos lo mismo…Todos los machos sabemos eso y lo hacemos igual. Ingresar en su vagina es el salto al vacío famoso de la filosofía existencial. 88. Al hombre amado por mí no le queda otra alternativa que amarme. Muchas veces pienso si mi marido me ama por su propia violuntad o por su vaciamiento. Cuando le pregunto me responde que su propia voluntad es ser vaciado por mí y que ahora amarme y desearme no pasa por su voluntad sinó por la mía.

89. Mi marido me es totalmente fiel. Hay muchos motivos para ello. El principal porque nos amamos y él solo desea atenderme y es un siervo completo. Es coqueto y zalamero con otras mujeres pero no pasa de allí. Las excita a ellas y me las ofrece a mí para que yo me las devore dentro de su mente.

Ø Bueno llegó el momento de hablar de fidelidad. Yo miro con apetito otras mujeres por la calle y me conmueve verle sus piernas y sus cuerpos. Pero de solo suponer que mi cuerpo se puede mezclar con ellas ya siento un total rechazo. O sea que soy fiel hacia mi propio cuerpo que lo entregado a mi amada mujer-araña. Parece que no me importa que el cuerpo de ella reciba otros aportes masculinos. Pero sí me importa mucho que el mío no brinde más placer que a ella. La satisfacción de su cuerpo es un galardón para el mio. Es mi cuerpo el fiel de por vida. Mi cuerpo rechaza acariciar otra piel. Esta es la fidelidad humana y es posible. Yo nunca creí que podría amar a mi propio cuerpo de esta manera. Me miro las manos y el pene que es lo que ella más utiliza y me parecen adorables. Si ella los devora es que son adorables y apetitosos. No soporto la idea de acariciar a otra mujer con las mismas manos que ella ama. 90. Después de varios años de vaciamiento mi esposo es un zombie..tiene mi vagina estampada en todo su cuerpo, cuando abre los ojos está mi vagina, cuando respira la vagina le llega a los pulmones con su olor a hembra alzada. Solo vé mi cuerpo y oye mis palabras…Estoy retorcida y metida en todos los pliegues de su cerebro.

91. Yo lo acepto así y lo amo y respeto así. La otra razón de su fidelidad es que no tiene resto. Está tan devorado que solo atina a ofrecerme hasta el último miligramo de semen que elabora. Solo lo dejo un dia de produccion de semen y se lo saco sin excusas.

Ø Yo era un gavilán devorador de pajaritos hasta que me converti en paloma. Puedo afirmar que ya no tengo pasado. Si miro hacia atrás solo veo una nebulosa donde no puedo formar ningun recuerdo. Los recuerdos suelen servir para exhibirlos como trofeos del presente. Nada de lo que haya hecho en el pasado tiene sentido ahora. Solo puedo ver mi presente y mirar mi futuro al lado de mi mujer. Soy un lobo alzado que olfatea los lugares donde anda ella y reconozco sus pasos por el olor a hembra que hay por todos lados. Los olores de sus prendas íntimas y de su vagina me invitar a lanzar aullidos de desesperaci&o

acute;n. Por dentro conservo mi masculinidad, pero no puedo usarla. Como dice Maria soy un zombie que lleva una vida latente. Cuando ella me necesita paso al estado humano y luego de servirla vuelvo al estado de espera latente. Igual que un artefacto ahorra energias…yo ahorro esperma para ser utilizado con solo oprimir un boton…Esto no me impide ser imaginativo y provocador con ella, pero siempre son juegos con la diosa, son juegos peligrosos. Es cierto que está en todos los pliegues de mi cerebro, ocupa todo mi universo concebible. Donde miro, huelo, oigo toco está su cuerpo su olor y su música de hembra. No expongo mucho mi voluntad sino que a mitad de camino es ella quien toma la iniciativa por suerte. Es mejor asi porque hace sus gustos y yo no me expongo a un reprimenda si hago alguna acción que ella no apruebe. Siempre está presente en mi el temor a no agradarle aún después de varios años de matrimonio.

92. Yo también soy “bastante” fiel. No lo engaño para nada. El sabe de mi egoísmo y se anticipa a mis deseos. Todo sale con mucha elegancia. Cuando está agotado me invita a satisfacerme con otro hombre. Yo en el fondo no lo deseo, por primera vez en mi vida me interesa mas serle fiel al hombre que amo que gozar de un orgasmo mas. Pero lo hago porque veo la pasión que el pone en satisfacerme como algo de naturaleza sagrada. El hombre no percibe a veces la propia satisfacción de la mujer y piensa solamente en ofrecer penes, penes y mas penes para que ella esté feliz. Mi marido no es una excepcion en esto por lo menos no lo fué al principio de nuestra relación que se la pasaba ofreciéndome penes. Creo que es una falta de su propia estima como macho. Ahora está mas convencido de su virilidad y sabe que nuestro amor y su pene es mas que suficiente para mí. Hoy en dia me hace feliz serle fiel y está todo un poco mas sereno. Pero volviendo al pasado,….José no es de agotarse rápido. Tarda unos cuantos meses, pero llega a un estado de parálisis sexual. Los síntomas son visibles; anda por la casa con los ojos abiertos fijos como drogado y su conducta, habitualmente decidida, se vuelve incoherente. Me basta con mirarlo y ya entiende. En el fondo es un alivio para él. La cuestión es ésta: cuanto mas cojo yo con otro tipo, mas se enloquece él y más aumenta su producción de leche y mas aumenta mi deseo hacia él y de extraerle la leche…..En este juego de pasión de elaborar esperma y soltar espera no sabemos cual es el final……si es que hay un final. A veces tengo temor de lastimarlo y trato de protegerlo…..¿ Ven que el amor al final vence…? …De última termino postergándome para no dañarlo….Yo tambien caigo en un estado de sopor latente y a veces elijo el estado de zombie antes que revolcarme con otro que de última solo es un proveedor de orgasmos y de esperma. Puedo esperar por amor. Esto es una novedad en mi egoísmo. Es la hembra la que de última protege al macho. Esta es otra verdad que deben asumir la virilidad del macho está en manos de la hembra. Si ella lo protege, bien por el macho…seguirá siendo semental.

Ø A mi me daba mucho miedo. Tanto por estar agotado porque eso indicaba la llegada de los cuernos implacables. Y también temía la llegada de los cuernos porque indicaba el comienzo de mi desesperación. Cuando Maria se montaba a otro tipo, no solo en mi presencia sino con mi ayuda, yo me salia de la naturaleza. La desesperación del montón de espermatozoides que forman mi persona me lleva a los límites de la vida. La muerte esta alli y no me detiene. El deseo de zambullirme en su interior junto con el otro es tan fuerte que aunque termine con mi vida lo hago igual. Ella percibe estas cosas y nos apaciguamos mucho los dos para poder estar vivos y sanos y seguir jugando al sexo dentro de los límites de la vida. Acercarse demasido es peligroso. Yo al menos me siento como una mantis macho que sigue cogiendo mientras pierde su cuerpo y se introduce con toda su identidad: esperma, macho, carne y pasión en el interior de ella. Por eso es peligroso. La tentación es muy grande. Ella se tienta de devorar y pierde a su víctima y yo me tiento de ser devorado y pierdo a mi depredadora. Existe una fuerte relacion entre victima y victimario. No son desconcidos. La naturaleza nos ha relacionado.

93. O bien tanto creo que nosotros estamos logrando la quietud de nuestras aguas en un nivel que nos permite nadar y no ahogarnos, disfrutar y poder volver a la orilla como también adentrarnos en las profundidades sin perdernos. La moral solo nos enseña a nadar en la superficie. Lo interesante está en lo más

profundo. O bien soy mas expontánea y no me abarca la vergüenza. Dejo salir lo que siento como siempre y como no tiene rótulo simplemente se muestra para llegar a donde está mi amado y tener el placer sin el cual no vivo. Soy animal en mis sentimientos.

94. Lo que ocurre que la palabra animal tiene connotaciones de salvajismo, como si fuera incivilizado. Es como si te preguntaran por una fiera. No saben que lo animal es lo espontáneo, lo manso, lo necesario a los sentimientos. Y además no tiene ni pizca de brutalidad. Solo la fuerza de las pasiones que no es lo mismo. Es bello y es bueno, es real, es cierto y es nuestro. Lo animal es amar.

Ø Los animales hacen las casas esenciales de la vida con alegría y buen humor. Comer, aparearse y morir impica hacerlo en un estado de felicidad. El que puso la cultura es el humano que inventó el bien y el mal. Ella y yo vivimos nuestra intimidad con la misma alegria y salud de quien logra por momentos dejar en suspenso la cultura humana. 95. Acá se produce la situación de la mantis. Todo lo que vemos en la naturaleza tiene siempre una explicación en el hombre. Mi esposo como macho zángano sabe que está agotado y no produce esperma…pero su hembra quiere esperma. Entonces aparece un macho sustituto a proveer a la hembra del esperma necesario. Esta aparición lo sume en la locura de la excitación y se desespera por satisfacerme. La actitud de satisfacer a la hembra supera su instinto de conservación y llega a un límite tal que ya no le importa perder la vida devorado por la mujer con tal de lograr satisfacerla. Mientras es devorado tiene la esperanza de salvar su vida cuando ella quede satisfecha. Lo que ignora es que ella solo se satisface cuando devora su corazón y él entrega su vida. Es el orgasmo final.

96. Esta conducta suicida de los machos me da un poco de miedo. Entregan su propia vida para ser elegidos por la hembra. Soy malvada pero no tonta. No quiero arruinar a la gallina de los huevos de oro. Por eso cuido mucho a mi marido.

97. No sé si lo hago por amor hacia él o para no privarme yo de un objeto sexual tan valioso…..Me parece ahora que son ambas cosas. Luego de tantos años de entrenamiento hay que ser precavida. Después de todo zánganos hay a montones pero hombres muy pocos y mi marido es uno de ellos.

Ø Gracias amor. Estas palabras de niña son reconfortantes. Es un monstruo y una niña. Soy su objeto sexual y soy su esposo-padre. Ella es la madre malvada poderosa que me aplasta con su pie y es el pecho tibio que me dá la leche, la vida y me resucita. Después de todo resucitar implica una nueva opción de volver a morir nada más. Es una madre perfecta: come carne humana y elabora carne humana.

98. Tuve varias parejas semi-permanentes que terminaron en agotamiento. No digo cuantas veces exactas porque he tenido parejas de dos hombres. En la actualidad estoy con mi marido y nuestros dos hijos y solo vivo con ellos, salvo las pocas ocasiones que les conté. Tengo a mi marido todos los dias y cuando deseamos alguna travesura, él mismo me selecciona un tipo y nos encontramos en nuestra casa cuando los chicos nos permiten una escapada. Otras veces vamos al casa del otro. A mí me dá igual mientras lo haga junto a mi marido.

99. Puedo convivir y manejar a dos hombres a la vez que me atienden y procuran darme placer. Igual que en política es más fácil manejar a dos que a uno. Yo soy muy egoísta y absorbente. Les exijo total dedicación a mi persona. Antes de mi actual matrimonio he tenido parejas de dos tipos a la vez. Es muy excitante. Me gustaba agarrar ambos penes con fuerza y masturbarlos a la par contra mi cuerpo y vencer su resistencia hasta obligarlos a eyacular juntos y derramar sus jugos por mis piernas camino al suelo. Mi cuerpo y mi potencia les superaban sus verguenzas iniciales y terminaban retorcidos y exprimidos. Lástima que los hombres duran tan poco. Los tres trabajamos y nos juntamos y uno hace las tareas domésticas mientras yo me monto al otro y viceversa. A mi me gusta de a uno por vez. Tengo un orgasmo atrás del otro y cambio de montura y sigo acabando. Dormíamos los tres juntos. Yo dormía hacia un lado y ellos hacia el otro así me chupaban los pies hasta quedarme dormida. Es muy lindo ser reina de esa manera. A uno de los dos lo hice cambiar de trabajo para tener distinto horario que el otro así siempre había uno de ellos para atenderme. Yo me vestía y maquillaba ayudada por uno de los dos. Duró poco esta pareja por el motivo de siempre…se agotaban. Yo los cogía demasiado y me terminaban aburriendo.

Ø Asi terminaban siempre rápido sus parejas. Esto la ponia

muy triste. Por suerte nos conocimos. Nuestras dos vidas tuvieron sentido a partir del primer encuentro. Ella se enamoró ni bien me vió. A mi me pareció una chica un tanto frívola y hueca y no me interesó al comienzo. Mas bien procuraba evitarla. Era demasiado hermosa. Lo que no sabia es que ya la araña había lanzando su tela y me estaba envolviendo. Ella me persiguió descaradamente y sin vergüenza a pesar de estar viviendo yo con dos mujeres. Hacía cosas como esta: cuando queria orinar ella se metia en el baño conmigo y me sostenía el pito y le gustaba verme orinar. A mi me daba una vergüenza enorme y no me salía nada y asi estábamos un buen rato hasta que por fin podía orinar (ese era el cebo – luego la historia se invirtió, era yo el encargado de verla orinar a ella y limpiarle su vagina). Otras veces se subía arriba de una mesa y bailaba delante mío y se levantaba la pollera para que le viera su pubis depilado y su clítoris visible y su vagina desnuda sin bombacha (hoy ya puedo dibujar su vagina de memoria sin perder un solo detalle). Hizo todas estas cosas hasta que un dia nos pusimos a conversar de cosas de hogar, recetas de cocina, remedios de abuela. Y en medio de esa charla inocente y cariñosa ella de golpe me tiró sobre el piso y me montó violentamente. Esa fue la primera vez que percibi sus innumerables orgasmos. Asi empezó montándome y nunca dejó su cabalgadura…..y sigue hasta ahora….montada sobre mi. 100. Es muy fácil dominar a un hombre aunque él no quiera. Les voy a dar la receta. Yo lo aprendí de manera instintiva y luego lo fuí aplicando siempre con un resultado asombroso. Primero deben saber que el hombre es un siervo sexual de la mujer. Es exactamente al revés de cómo dicen en todos lados. Es la mujer la que se coge al hombre. El otro punto muy importante a aprender es que una debe gozar intensamente lo que hace. Los orgasmos femeninos alteran mucho al hombre. A Freud también. Si la mujer no disfruta realmente y no acaba a granel entonces el hombre la supera. No intenten dominar a un hombre si no gozan descaramente haciéndolo. La humillación del varón debe significar un orgasmo. Así él lo vé y se entrega definitivamente cuando toda resistencia es inútil. El varón quiere interferir en la sexualidad de la mujer manejando sus orgasmos a su propio ritmo. Cuando no lo logra y ella sigue acabando entonces el mundo masculino se dá vuelta. Recuerden esta ley: cada orgasmo femenino es un trozo de poder que pierde el hombre. Cuantos mas acaba la mujer mas rápido pierde el hombre su poder. Yo que soy interminable los dejaba indefensos por completo.

101. La primera vez que tuve una pareja estable –como tenía el pene a mi disposición- me dedique a devorarlo en forma intensa. Dos o tres veces todos los dias. Lo atrapaba a mi amante y lo echaba al suelo y me lo montaba y le frotaba el clítoris contra su cuerpo vestido o desnudo y empezaba a acabar como una loca. La tuviera blanda o dura yo siempre acababa. Así se la iba poniendo dura siempre de tanto frotarme y cuando lo tenía bien preparado le sacaba su ropa y la mía y lo montaba nuevamente y me tragaba el pene bien duro y bien preparado. Siempre fui de preparar a los hombres antes. Nunca de improviso. Algo así como adobarlos como se hace con una comida . Excitarlos bien para cuando llegue el momento estén firmes y dispuestos. 102. Como estaba muy sensible por todos los hombres que me habia cogido conocía el momento que él podía acabar y entonces le sacaba el pene y se lo oprimía con fuerza y no lo dejaba acabar…así hasta que yo tenía todos los orgasmos necesarios para sentirme satisfecha. Entonces tomaba el pene de mi amante y lo masturbaba con fuerza y le sacaba la leche que caía sobre sus calzones. Mientras hacía eso le apoyaba el clítoris contra el cuerpo y, en el momento que él eyaculaba yo tenía mi acabada final. Su orgasmo era el gatillo de mi orgasmo. Nunca terminé una relación con la acabada del hombre sino con la mia. Yo soy la última en gozar. Como verán dije que era devoradora y egosita y vanidosa y me sirvo de los hombres y le extraigo mucho placer y los domino completamente.

103. Además en mi casa hay un lugar especial para los calzones de mis amantes. Siempre hay muchos colgados…los que usan normalmente que son dos y los que recogen la leche que son los más. La empleada de limpieza los mira y se le turba el rostro de saber el motivo.

Ø Yo lavo mis propios calzones en casa. Los más son los que recogen el esperma es cierto. Pero la realidad es que t

odos están llenos de mi esperma. Ella los mira y me mira y sabemos los dos de que se trata. A veces me cuenta el tremendo derroche de semen de hombre que ha hecho en su vida. Tantos hombres ha montado y tanta leche les ha extraído que me imagino como un arroyo de esperma caudaloso que recorre nuestra casa con todo el pasado de ella…¿ Porque su pasado de hembra es tan excitante y mi pasado de macho no entusiasma a nadie ni a mí mismo….? Yo hasta siento que puedo zambullirme en el arroyo del esperma de los otros y aportar el mio y revolcarme en él bajo la mirada de ella. Debe ser fascinante para ella contemplar el arroyo del semen masculino extraído durante sus ataques sexuales. Y verme a mí sentado a sus orillas a punto de zambullirme. 104. Volviendo al relato esta conducta mía de atosigarlos sexualmente y sacarles la leche todos los dias, es lo que los esclaviza. Un hombre sin leche y con los testículos chiquitos de tanto cogerlo equivale a un tipo sin voluntad propia. Termina comiendo de tu mano y hace todo lo que le ordeno y es mas…él mismo termina pidiéndote que tengas un amante. Si bien a mi me gusta llamarlos cornudos siempre fue por iniciativa de ellos. Están tan indefensos que prefieren llamar a otro pene de refuerzo para que yo pueda seguir gozando y no abandonarlos como saco usado. Porque al principio tolera estar sin leche pero a medida que pasa el tiempo se siente cada vez mas angustiado y le sale menos leche y se asusta cada vez mas y se desespera de no poder atenderte y que lo dejes por inservible y termina sugiriendo que tengas un amante. Habla sobre otros hombres como hacían mis hermanos cuando era chica. Yo tampoco los dejo en paz. Una vez que se someten y me ofrecen otro pene les obligo a que ellos mismos me lo consigan. Son muy cómodos porque creen que salgo a la calle y ya consigo uno. Es cierto si quiero, pero más excitante es que salgan ellos e inviten a otro tipo de las características que me gustan y me lo traigan.

105. Cuando comienzo a excitar a un hombre que ya está agotado, se le vé el miedo en sus ojos. Porque su cuerpo siente que está vacío pero no puede evitar excitarse porque la hembra lo maneja. Esta dualidad de querer (como zángano que és) y no poder, le crea una angustia que se refleja en sus ojos. A mí me aumenta mi deseo y lo sigo provocando y excitando hasta lograr una nueva lechada pequeñita e insignificante. Suelo ponerle mi pié encima y le pisoteo la poca leche extraída con la suela del zapato. El tipo queda angustiado y se asusta mucho. Creo que está frente a una experiencia límite. La muerte y la locura son vivencias límites que nos llevan hacia el borde del abismo. El agotamiento sexual masculino también. He podido ver esta mirada de desesperada desolación en los hombres agotados como si estuvieran frente a la muerte. Al principio me daba un poco de miedo a mí misma. Luego aprendí a conocer esa mirada y no me importaba mucho con tal de tener mi satisfacción. Simplemente los dejaba vivir.

Ø A ustedes les pasó alguna vez estar agotados…? Es algo asi…Imaginen que están junto a una mujer caminando hace dias en un desierto sin comida ni agua. Ambos tienen hambre y sed. No hay salida a la vista…. ¿….Como se resuelve esta situación si estuvieran con María…? Muy sencillo. Ella se los irá comiendo y bebiendo por partes procurando dejar algo vivo que se conserve para el próximo día. Seguirás caminando aportando los pedazos de tu cuerpo para que ella sobreviva. No esperes nada a cambio. Simplemente estira tus reservas para alimentarla y sé feliz con las células que te van quedando. Ella sobrevivirá y seguirá cogiendo….cuando de ti no queda ni una proteína.

106. Me pareció escandaloso que me importara poco. Como una cuestión moral. Al final mi vanidad se impuso una vez mas y lo importante era mi placer. La vida o muerte del otro estaba en mi vagina como estuvo desde el principio de su vida. Nunca se murió un tipo en mi cama pero tuve un amante que falleció al tiempo de dejarlo. Ni me molesté en investigar la causa. Para mí ya habían servido. Además me masturbaba pensando que había muerto agotado de tanto que me lo cogía y jamás pudo recuperarse. Esto es otra realidad de mi tremenda vanidad. Tipo que yo dejaba por agotamiento no lograba en mucho tiempo reestablecerse. Siempre volvía y me contaba –aún en presencia de mi actual amante- su impotencia. No tenían erección ni lograban otra relación con una mujer porque mis recuerdos lo aplastaban. Tuve ocasiones que hasta la otra me quiso conocer. Yo accedí

a con mi maldad habitual y mi cuerpo y mi porte las humillaba. Más aún si el pobre abandonado acudía a la entrevista y yo mostraba la abundancia de mi stock de hombres. Ella veía como se doblegaba ante mí y el pito que a ella no le respondía se inflaba en mi presencia.

107. Estas ocasiones eran muy excitantes para mí. Yo terminaba abandonando al tipo por segunda vez. Y su otra mujer tambien lo dejaba porque había visto que no lograría jamás desplazarme de su recuerdo. Además me excitaba disponer de una nueva pareja inmediatamente al dejar a otra. Por un lado tenía carne humana siempre disponible. Y por otro cuando regresaba el macho abandonado, que siempre lo hacía.,..ya me veía de inmediato con un nuevo amante y eso lo terminaba de alejar 108. Los hombres son bastante homosexuales entre ellos. Si ven una vagina sola se animan a acercarse pero si ven una vagina y un pene sirviéndola ya les produce miedo y se alejan. La presencia del pene lo toleran cuando está solo, pero un pene sirviendo a una vagina satisfecha sin ellos es demoledora 109. No era imposible pero tenía que transcurrir mucho tiempo para que un zángano abandonado por mí se pudiera recuperar. Esto es verdad, soy vanidosa y además arrogante. Me gusta ser viciosa.

Ø Los hombres son tan tontos que se fijan muchas veces en los otros hombres mas que es sus propias mujeres. Son homosexuales escondidos. No se acercan a una mujer en presencia de otro pene. Es muy común en los lugares nocturnos ver la ruta a los baños flanqueada de hombres que esperan con su tarjetita en la mano (como mostrando el miembro), el paso de las damas que se alejan de sus compañeros peneanos. Solo entienden la relación con una mujer a través de la derrota del otro (o la propia). Yo en mi pareja no ansio la derrota de nadie…ni siquiera la lucha con otro me interesa. Ser macho no es luchar con otro sino crecer y agradar a la hembra y atenderla. Me esmero en ser cada dia mas macho y sumar mas esperma a mi montón de esperma para que ella me elija. Las otras mujeres elijen al vencedor sin reparar en su calidad….Maria elije al mejor dotado para servirla a ella. Yo lo sé y estoy en servicio todavia. La comodidad de la hembra la impulsa a elegir al vencedor. La pasión de mi mujer la impulsa a elegirme a mí y convertirme en el vencedor. La competencia entre machos como la competencia entre países no aporta experiencias, solo aporta víctimas. No hay calidad y mueren por montones. Mi esposa elige la calidad y me elige a mi y esa es la fidelidad. 110. Yo solo amo a mi actual marido. Es el único. Antes de él no tenía hombres solo penes. El es el hombre que amo y le perdono la vida pero a los otros que he tenido no paro hasta destruirlos. Me los sigo cogiendo aunque los vea impotentes hasta ponerlos de rodillas y que te supliquen que tengas otro amante. Ellos mismos se auto-destruyen. No se alejan de mi lado porque están en la tela pegajosa que atrapa y que ellos se han tejido, sino que optan por traer otro pene a mi servicio. Cuando llegan a pedirme eso accedo sin problemas y les pido que se encarguen de la tarea de buscarse un sustituto. En el estado de indefensión que están no les queda restos para oponerse y terminan aceptando mis caprichos. Mi sensual belleza es la que les impone la necesidad de cumplir con mis caprichos.

111. Es un espéctaculo interesante ver al macho que hace meses era fuerte, arrogante y viril convertido ahora en un individuo sin personalidad y sobre todo sin virilidad. Ordeñarlos en forma permanente sin pausa todos los dias y varias veces al dia como una vaca sin darles tiempo a que junten mas leche, los convierte en alfeñiques. Hagan la prueba si no me creen.

112. Una vez llegado a este extremo no hay nada que angustie mas al hombre que excitarse contra su propia voluntad. Se saben agotados y te piden que los dejes tranquilos…Pero yo voy rodeándolos y exhibiendo mi cuerpo con mis tacos altos y masturbándome en su presencia y mirándoles el pito y abriendo las piernas exhibiendo el clítoris amenzante. Se asustan con mis continuas acabadas…me gusta masturbarme delante de sus ojos y ponerles la vagina cerca de la cara para que perciban mi acabada y se humillen. He llegado a sentarlos en un sillón y montar sobre ellos con el clítoris a milímetros de su cara…y que sientan el olor y vean el tamaño. Puedo mover los músculos vaginales y el clítoris como si fueran títeres y tener un orgasmo frente a sus narices sin tocarme con las manos. Soy auto-masturbable cuando quiero. Ver moverse el clítoris y los labios vaginales solos como gusanos los aturde. Apenas se lo acerco contra su nari

z y ya me ven acabando y palpitar los músculos. Me pongo a bailar en su presencia con movimientos sensuales como si estuviera cogiendo con otro macho. Los invito a hacer gimnasia y les pongo los tacos sobre su cabeza frente al espejo….Los hago acostar sobre el piso boca arriba y mi pose favorita es ponerme en cuclillas sobre ellos con las piernas abiertas, vestida, sin bombacha (que no suelo usar mucho) y mostrarles la vagina depilada con el clíítoris a la vista. Les digo que levanten la cabeza ………y me masturben…..Así los persigo hasta que no pueden impedir la erección.

Ø Mi esposa junta en su persona todos los vicios posibles. Esto lo sigue haciendo todavía. Lo que llaman vicios son en realidad expresiones de placer que no se pueden permitir. Ella si se permite todo. No permite que nadie pueda gozar lo suficiente a su lado; así es más fácil de manejar. Su vanidad es muy fuerte y ella utiliza su cuerpo como arma mortal. Exhibe sin pudor su intimidad. Muestra su clítoris moverse como un gusanito travieso pero que abre una bocaza enorme. Te pone los pies en la boca sin ninguna delicadeza. No admite que te opongas. Si se te ocurre hacerlo no dice nada, se levanta caminando desnuda sobre sus tacos que nunca se los saca, se exhibe frente al espejo y empieza a masturbarse en tu presencia. Yo no la dejo pasar del primer orgasmo y ya corro humilde y arrepentido a ponerme a sus pies y aceptar sus deseos. Ella me castiga durante un momento y trata de hacer algo para obligarme a perder orgullo y volver al estado de sumisión. Lo mas usual me deja acostado en el piso con un pié encima y se masturba a mi vista abriendo los labios de la vagina para que yo pueda verla en su plenitud. Luego de este orgasmo de reprimenda me permite atenderla como siempre. Ni después de tantos años de matrimonio cede un pedacito de poder.

113. Pero ya casi no pueden acabar…y se angustian muchísimo. Me masturban, me dan placer con las manos, con la lengua, incluso con el mismo pene inservible. Yo acostumbro en esos casos a decirles que no les saco la leche como mostrando que les hago un favor por compasión a su estado, y que ya estoy satisfecha. Esto los humilla más aún porque se encuentran desorientados en un círculo vicioso. Estan excitados pero no pueden eyacular y no pueden tampoco calmarse sin eyacular. Yo tengo por costumbre cogerlos con los zapatos puestos así cuando me retiro y me alejo de su impotencia consigo que se sientan mas aún humillados al ver mi andar cadencioso y sensual.

114. Así se los domina. Con cuerpo de hembra feroz. Con personalidad de hembra feroz. Sin pegarles, simplemente vaciarlos. Vaciarles su semen y su virilidad y su inteligencia. Al quitarles el esperma le quitas todo. Solo son puro esperma. Me han tocado hombres muy machistas que se creían grandes cogedores…yo me hacía la ingenua y los dejaba avanzar y luego cuando estaban encima mío y aún no habían introducido el pene entonces los daba vuelta y me los montaba. Se turban completamente cuando tomo la iniciativa. A mí me excita verlos turbados e indefensos. Entonces los frotaba hasta el cansancio y luego me metía el pene y no los dejaba acabar hasta que yo quisiera. 115. Llevo muchos años casado con Maria y jamas se me ocurrió el atrevimiento de eyacular antes de sus deseos. Desde el primer dia hasta hoy nunca le he faltado. Muchas veces me he excitado tanto que sentia que explotaba. Bastaba nuestras miradas y ella comprendia y aflojaba el tritmo y yo podia recuperarme. Pocos segundos eran suficientes. Su mirada tenia algo de agradecimiento y algo de severidad. Como toda mi relación con ella se mezclaba el temor con el amor. En esta pareja nunco hubo nada individual y definido, todo se confundia e identificaba con otra cosa de nuestras vidas. El miedo y el amor estaban juntos, el padre y la madre junto a María y José, el clítoris y el pene eran el mismo órgano, el orgullo no me impedia la sumisión, los cuernos no me impedian el orgullo. ….

116. A veces no podía controlarlo y eyaculaban antes …entonces me armaba de maldad y paciencia y los seguia montando despacito y volvía a excitarlos y entonces les sacaba una segunda lechada que me provocaba un orgasmo fuertísimo. Era mi venganza cuando eyaculaban antes de tiempo. Los tenía horas enteras excitándolos hasta lograr otra lechada aunque fuera ínfima. Soy muy perversa como verán. Me gusta serlo. De solo escribir esto ya me excito.

117. También soy amante de todos los elementos femeninos para dominar a los hombres. Siempre estoy maquillada. Uso minifalda, ropa ajustada, medias sensuales y unos tacos altísimos y afilados. A mí no me interesa agr

adar a los hombres solo excitarlos. Yo entro en celo conmigo misma…soy hermafrodita no lo olviden. Mi vanidad es muy fuerte: me agrado a mí misma. Me excita verme las piernas calzadas con los tacos y se los hago besar y acariciar a los hombres. Se ponen de rodillas y se arrastran por el suelo para besarme los pies. Muchas veces me masturbo cuando lo hacen. Es excitante verlos arrastrados como gusanos lamiéndome los zapatos.

Ø Ustedes imaginen un coleccionista que posee una famosa pintura. La guarda en lo más profundo del sótano y solo la exhibe a personas de su confianza y disfruta frente a ellas de su posesión. Nadie la puede tocar. Es propiedad exclusiva del coleccionista. El es el único propietario pero para gozarla debe exhibirla. No será a muchos pero sino la exhibe no goza su propiedad. Yo tengo a mi esposa amada muy hermosa, una obra de arte de la naturaleza y está en público expuesta a los millones de espermatozoides que pululan por todas partes. Ahora bien..donde esta la calidad…?…. En el desesperado coleccionista de una cosa bella y muerta o en el desesperado esposo de otra cosa bella y viva. El coleccionista elige a la pintura pero la pintura no elige a nadie. Tiene obligación de exhibirla para saberse el dueño. Maria me elige a mí y se exhibe frente a todos y goza ella misma de su exhibición. No es propiedad de nadie, solamente me ama. Quién es el macho..? Donde está la calidad está el macho. Hay que hacerlo.

118. Me caliento con mi propio cuerpo y con mi femineidad. Soy una hembra bella y devoradora. Soy una auténtica araña hermosa. Me planto frente al espejo y me excita mi propio cuerpo. Otras veces obligo a los hombres a arrastrarse frente al espejo y a mirarse ellos mismos adorando mi cuerpo y verme a mí masturbándome delante de ellos. Al principio se escandalizan pero una vez que los tengo dominados se entregan como chiquillos y hacen lo que les pido y satisfacen todos mis caprichos y fantasías. Yo los voy llevando a la pérdida completa de sus límites y entonces son bebitos con las piernitas abiertas esperando a mamá.

Ø Ella no espera. Toma la iniciativa. Me dice lo que tengo que hacerle como si me entregara un programa de actividades. Tampoco atiende a si respiro o mi posición es incómoda. Si me pone un pié en la boca debo chuparlo primero y respirar después. Si se sienta sobre mi rostro para masturbarse yo trato de respirar acompañando sus movimientos asi logro un poco de oxígeno. En el momento de sus orgasmos yo siempre aspiro suficiente aire y luego contengo la respiración un rato hasta que ella afloja la presión. Entonces sigo respirando. Por suerte ella comprende y no es de hacer mucha presión y así es que todavía sigo vivo.

119. Como ya dije coger hombres es para mí un acto de reconciliación con mi propia vida. Unos pintan cuadros, otros componen música, hay quien usa chancletas y quien paga las cuotas del auto. Mi arte es coger. Mi cuerpo es una obra de arte. Es tan sensible y único que merece adoración y admiración. Y no es mi cuerpo único por ser bella es único por ser mio. Soy mi propia sinfonía. Aplaudan mi placer y admiren mis orgasmos 120. Una fantasia no vivida aún: Tengo deseos de hacer una obra de teatro y representar escenas de amor y erotismo cabalgándome a un tipo. Y poner en el escenario una lente de aumento gigante para ubicarme detrás de ella y el público pueda apreciar mis orgasmos y aplaudirme al ver los estertores de mi vagina..

Ø Esta en realidad fue una idea mía para satisfacer su exhibicionismo…pero ella se apropia de todo mi ser y me encanta. Aparte yo podré pensar y tener las ideas pero es ella quien las lleva a cabo. Si cuando la conocí mi deseo fué diseñar un tiburón-vagina ella lo permitió. Muchas veces conversamos sobre que es más importante, si la vagina o la inteligencia. Yo soy muy inteligente es cierto, pero frente a su vagina mi cerebro se transforma en una enorme lengua colgando y jadeante. El tema no se puede resolver porque el cerebro se transforma en lengua, deja de ser cerebro frente a la vagina. Sigue siendo tan inteligente como siempre pero adopta la forma de lengua jadeante y asi permanece mientras esté ella cerca. Entre nosotros me importa menos ser inteligente que conseguir tener un altar donde ofrendarla. Ella es mi altar. Devora todas las ofrendas y las lenguas jadeantes. 121. Cuando era jovencita me encantaba coger en la casa paterna y me traía un novio obediente muerto de miedo que no lo vieran mis padres y me lo cogia de dia o de noche con mis padres durmiendo o despiertos y gozaba del miedo que ve&ia

cute;a en sus ojos. Yo puedo acabar en cualquier momento aunque haya alguien en el cuarto contiguo. La entrada de mis padres en la habitación me hubiera perturbado por cierto pero no me impediría la acabada. Las situaciones de peligro me excitaban mucho. De solo pensar que podía entrar mi padre y verme cogiendo con un chico ya me provocaba unos violentos orgasmos. Puedo coger delante de cualquiera.

122. Una vez en una pareja que tuve vino el padre de mi amante en un momento que estaba frente al espejo a quejarse de mi manera de vestir porque decia que escandalizaba al barrio. Cuando me vió se empezó a turbar y yo le pregunté que quería mientras le miraba el pito como crecía y él luchaba por frenarlo. No supo bien que contestarme y me dijo que estaba muy hermosa y que en el barrio se rumoreaba de mí. Entonces le pregunté que se rumoreaba mientras me sentaba y cruzaba las piernas y le plantaba la punta de mis tacos cerca de sus narices. Estaba rojo de vergüenza y yo gozaba su turbación. Cuanto mas logro turbar a un tipo mas desvergonzada y dominante me pongo. Le jugueteaba delante de su cara con la punta de mis zapatos tipo suecos que dejaban el talón al descubierto. Le dije que se levantara y se sirviera un vaso de whisky y otro para mí,….Ya estaba decidida a humillarlo. El se levantó obediente, sirvió las copas y le indiqué que se sentara a mis pies con los zapatos a dos centímetros de su cara. Yo veía que hasta el olor del cuero lo perturbaba cada vez mas. Finalmente no resistió mas y se arrodilló y me empezó a lamer los pies. Yo me levanté y me puse de pie con las piernas abiertas y los pies separados. Ya desatada por completo le dije que era un idiota y que me besara y chupara los zapatos uno por vez y mientras me chupaba uno le ponía el otro encima en el cuello y lo presionaba con el filo del taco. Le dije que me pida perdón por su atrvimiento y que me cogía a su hijo y vestía como se me daba la gana y él no podía hacer nada por impedirlo. Se puso a llorar como un chiquillo y a pedirme perdón…..Y yo cada vez mas alzada. Volví a sentarme y le dije que limpiara con su lengua la suela de mis zapatos. El seguía llorando totalmente entregado y obediente. Lo tuve un buen tiempo chupándome los pies mientras me masturbaba varias veces delante de él. No le permití otra cosa mas que chuparme los zapatos.

123. Finalmente lo eché y le dije que era un imbécil y había traicionado a su hijo y que yo me cogía a los dos y que debía de ahora en mas adorarme y obedecerme. Se fue con el pito hecho un garrote porque no lo dejé acabar. Lo dejé aturdido…pero sabía que ya lo tenía en mi podrer…y volvería a arrastrarse…

124. Desde entonces vuelve cada tanto cuando no está su hijo y me chupa los zapatos y yo le permito que se masturbe al final de mis masturbadas. Arroja la leche en el suelo y yo me pongo de pié y le pisoteo la leche mientras tengo mi último orgasmo. Así fueron varias veces siempre a escondidas del hijo. Nunca me satisface una situación que dura demasiado porque el poder vá pasando al otro. Si esto continuaba el padre adquiriria mayor poder sobre mí y no pensaba permitirlo. Además me aburre la rutina masculina sin imaginación.

125. Al final decidí que se enteraran de todo los dos, mi amante su propio hijo y su propio padre. Fué muy audaz de mi parte porque podría suceder cualquier cosa entre ellos. Por mi seguridad no tenia dudas porque ambos iban a protegerme con tal que me los siguiera cogiendo. La hembra está siempre a salvo en una cuestión de machos. Mi amante estaba bastante cogido para ese entonces y era un perrito faldero sin una gota de leche de reserva y con unos huevitos tipo codorniz. Ya me había pedido que tuviera un sustituto si sentía que él no bastaba. Su padre por otro lado era un auténtico gusano que, a espaldas de su mujer y de su hijo venia a arrastrarse a chuparme los zapatos y hasta me compró un par para halagarme sin que se lo pidiera y yo le hice que me los calzara él mismo y los chupara en el acto mientras me masturbaba.

126. Me pareció que estaba todo bajo control y organicé sin decir nada un encuentro como de casualidad y que se enfrentaran padre e hijo por mi cuerpo. Esto era pura maldad pero mi placer está por encima de los sentimientos de los otros. Los demás me importan poco cuando de gozar se trata. Simplemente dejé la puerta abierta para que ingrese el hijo cuando el padre me estaba chupando echado a mis pies. 127. Finalmente ambos lo supieron y estuvieron aterra

dos al principio y se quedaron pasmados. Sobre todo el hijo escandalizado con el padre y el padre escandalizado conmigo. Dejé unos segundos de silencio y entonces tomé la iniciativa y les dije que ambos estaban dominados por mí que era una mujer muy perversa y ellos lo sabían. Entonces me preguntaron que debían hacer mientras se miraban entre ellos…Yo le dije que entre ellos nada –que miren su propia vergüenza- que ambos debian obedecerme a mí. Que su relación de padre e hijo había terminado. Solo existía la hembra. No podían mirarse mas entre sí…ahora ambos debían mirarme a mí. La desnudez de esta realidad los dejó paralizados. Sus conciencias expuestas frente a la hembra arrogante es un espectáculo maravilloso. Era muy excitante verlos así, desnudos sin orgullo, entregados en su turbación. Acababa de solo verlos…estaba húmeda por todos lados. Entonces dueña total de la situación les dije que esperen y observe. Empujé a mi amante y lo tiré sobre la alfombra y le saqué la ropa en presencia de su padre que veía el pito durísimo de su hijo…Les aclaro nuevamente que antes de hacer cualquier acción sobre un hombre les miro el pito a través del pantalón…el pito dice más que las palabras ..cuando veo el pito duro sé que cualquier cosa que haga será aceptada con humildad. En este caso ambos pitos estaba duros ..(soy pervertida pero no tonta),.. Los tenía a los dos enloquecidos y al límite de su razón. Soy como una droga que los vuelve locos….

128. Entonces me monté al hijo mientras le ordenaba a su padre que me siguiera chupando los zapatos como estaba haciendo cuando vino su hijo. Tuve unos orgasmos explosivos y estremecedores con la presencia de los dos varones padre e hijo. Estuve cerca de una hora entera acabando con los dos. Al padre no le permitía mas que chuparme los zapatos..Era un forma de distinguir al hijo como el preferido. Los enloquecí tanto que les saqué la leche al hijo en presencia de su padre que miraba con los ojos desorbitados. Lo dejé de lado agotado y me enfrenté con el padre y le ordené que se masturbe como habitualmente lo hacía en mi presencia y le pisoteé la leche como siempre frente a la mirada extraviada de su hijo.

Ø Este fue uno de los episodios mas recientes y tremendos antes de conocernos. Realmente es fascinante. Yo me pongo en los sitios masculinos y hubiera reaccionado igual. El poder de la hembra esta más allá del poder del padre. La adoración de los padres nos es impuesta por unos antiguos códigos de conducta destindos a que nos manejen la vida. Pero en la realidad ser padre es criar, educar y abrir las alas del cachorro para que pueda volar. No hay objeto de culto. Frente a frente con el útero son dos machos encelados como culquiera. Ademas de tal palo tal astilla dicen y es así. La paternidad dura la vida del padre y tambien la vida del hijo. Estaba claro que estos dos eran iguales. La represión moral durante siglos ha sido muy violenta con estos temas. No es la primera vez que padre e hijo disputan por una vagina. Lo que aprendieron estos dos es que no es necesario la disputa pues en el útero de Maria entran todos. Al final la naturaleza siempre es victoriosa a pesar de la moral. La vagina se los comió a los dos, asi como Eva y Adán se comieron a su dios. No hubo castigos..pero hubo mucho placer. Ella me sigue contando esta aventura y cada vez aparece un elemento nuevo. Me imagino la imagen de padre e hijo mirándose ambos el pito duro apuntando a la misma hembra, Imnmovilizados, incapaces de reaccionar y acudir a las pautas morales. La carne de Maria salió triunfante una vez más y se llevó el placer. Le quitó la leche a los dos y los dejo de rodillas frente al altar de su cuerpo. La aplastante belleza de ella se cobró dos víctimas más. Esta es la mujer que amo, esta es mi serpiente. Esta es mi Eva y yo soy su Adán. 129. Se fué avergonzado y nunca mas lo volví a ver. Tuvieron una discusión terrible por mi causa y se enteró la mujer de él…..Supe que debió someterse a una terapia de recuperación. Mi pareja, si bien ayudaba a su padre, estaba totalmente a mi disposición. Me gustaba tocarle el tema y recordarle los momentos en que su padre me visitaba en su ausencia y como presenció nuestra relación y como tuvo que soltar la leche en el suelo para que se la pisara. El compartía estas charlas con gran turbación y vergüenza pero no se atrevía a detenerme ni me ponía límites. Los hombres carecen de fuerza y autoridad pa

ra ponerme límites. Soy demasiado hermosa para estar dentro de los reglamentos. No es que los hombres mandan; es que la mayoría de las mujeres obedecen. Yo tenia mi propia autoridad y hacía siempre lo que quería. Disfrutaba estos momentos de jugar con sus emociones y las situaciones solemnes y las cosas importantes. Destruir mitos y prohibiciones es fascinante. Finalmente el mito paterno se derrumbó ante mi vagina…Esta es la realidad y su propio hijo la está viendo. Toda la solemnidad de una figura paterna,. respetada y venerada, se deshizo ante una hembra devoradora como yo que lo puso al servicio de sus zapatos. Me gusta revolcarme con mi lujuria y hermosura entre las cosas solemnes y los dogmas importantes y demostrarme a mí misma que nada hay mas solemne que la propia vida inmersa en el placer de los institintos. Creo que el bueno de Freud hubiera hecho lo mismo y se habría masturbado en mi presencia. Con el hijo seguí cogiendo un tiempo más hasta que quedó totalmente agotado y le encargué que me seleccione un amante. El puso un aviso y entevistó a varios postulantes y eligió uno que me sirvió durante un buen tiempo y que le permitía a él recuperarse ahora que no contaba con la ayuda de su propio padre. En el fondo lo extrañaba al padre porque entre los dos me tenían satisfecha y ahora debió recurrir a otro. Esta pareja terminó en abandono por agotamiento también. Me aburrieron los dos. Ambos estaban agotados y carentes de ideas e imaginación. Solo servían para darme sus jugos y obedecerme en todo. No era fácil deshacer una pareja triple de esta naturaleza: me cogí al hijo, al padre y al sustituto.

Ø Ella dice que los hombres no tienen autoridad para ponerle limites. Yo creo que es así. Si los hombres parecen autoritarios es por la imágen estereotipada de siglos. Pero ya en el principio la mujer hizo lo que quiso. Eva y Maria parecen gemelas. Ni dios pudo con Eva….!… Creen que algún hombre podrá con Maria…?…Yo puedo con ella…pero porque ella quiere. He presenciado como algún advenedizo cornudo quiso imponerle a Maria su autoridad. Ella abre las piernas, se planta firme sobre su altura de hembra poderosa y le pregunta…y ahora que vas a hacer..? Los hombres se dan cuenta entonces que solo pueden matarla o someterse. No pueden hacer otra cosa. Es tan hermosa para matarla…! Es mas fácil llevar a un macho a la cruz que hacerlo con María. A las mujeres hermosas no se las condena. La mejor opción es la sumisión y dejarla hacer lo que quiera que siempre que ella hace lo que quiere el pene responde y es vaciado. Nosotros debemos ser como Adán que obedeció al pene mas que a los prejuicios. Que importancia puede tener el bien y el mal si la vagina manda y el pene obedece..? El destino del padre como del hijo era vaciar su esperma. Lo consiguieron ambos. Ella no es una diosa represora. No prohibe nada, simplemente devora todo. ¿…Ese es el peligro o es el destino…? 130. Finalmente opté como siempre por hacer lo contrario de lo establecido. Opté por la conducta amoral. Enfrenté a los dos sin temor y les dije que debían irse a otro lado porque ya no me daban mas placer y estaba aburrida de ellos y quería sangre nueva. Estaban tan agotados que ni fuerza para rebelarse tenían. Se pusieron los dos a llorar y a decirme que tenía razón pero que no podían hacer nada porque no daban mas. Ver llorar a los hombres me pone loca…me provoca una alzadura feroz. Finalmente aceptaron irse luego de un poco mas de presión por mi parte.

131. Les dije que antes de irse me los iba a coger por última vez para no quedar insatisfecha. En esa despedida tuve un ensañamiento feroz….fuí muy malvada. Como ya estaba todo decidido les hice todas las maldades posibles. Los tuve como tres horas violándolos con el consolador dejándoles la cola bien abierta. Me excitaba cada vez mas con sus lágrimas y yo acababa una y otra vez sin pausa. Mientras le introducía a uno el consolador obligaba al otro a chuparme la cola, las piernas, los pies, todo frente al espejo para ver a mi hermoso cuerpo devorándose a dos zánganos. Los dejé con la cola bien abierta porque tengo consoladores de varios diámetros y esa noche, los usé todos. Finalmente les dí el dinero de nuestros ahorros y se fueron. Esa noche quedé completamente satisfecha por un par de dias. Fué sensacional Ø Te atreves a casarte con una mujer asi…? Te atreves a fecundarla…? Los miles de zánganos que vuelan tras la reina están empujados por la fuerza del grupo. De haber uno solo tendría miedo de acercarse a esa hem

bra enorme y poderosa, pero el poder del grupo lo presiona al sacrificio y elije el miedo. El resto del grupo tambien es sacrificado pero no elijen nada. Yo estoy solo frente a frente con esta hembra. Los hombres le tienen miedo, el grupo me abandona. Yo también temo. Fecundarla es el salto al vacío… es un acto de fé. Sueltas el esperma en busca del óvulo y cierras los ojos. Si puedes volver a abrirlos es que continuas vivo. Esa es la única diferencia, que elijo el miedo y nó las pantuflas.

132. La otra manera muy efectiva de dominar a los hombres es extraerles junto con la lecha a su propia madre. Al principio de una relación yo me mostraba amable, sencilla y poco sensual y hacia muchas preguntas sobre la madre. El mayor conocimiento de la relación con la madre brinda excelentes armas para dominarlos. Se debe hacer un interrogatorio minucioso sobre la madre al estilo de los psicólogos..Cuando ves que el hombre se emociona y habla con palabras entrecortadas sobre su madre sabemos que estamos en el buen camino. Hay que devorarse a las madres de los otros y a sus emociones y sentir sus debilidades 133. El ser mas poderoso es la madre de un niño. Es la que está en contacto con su pene y sus excrementos y domina totalmente su vida. Debes hacer como si te introduces en el cuerpo de la madre del otro y adquieres su poder. Así, enterada de todo comenzaba a adoptar conductas dominantes similares a la madre. Eso requiere convivencia y asiduidad. Veía en los ojos desorbitados de mi víctima si estaba en el camino correcto y me confundia con la madre. Hasta lo engordaba como un lechón al estilo materno. Yo uso muy poco el estómago de los hombres. Esa es un arma de baja calidad que utilizan las mujeres ovíparas que los engordan hasta dejarlos sin voluntad. Yo prefiero la vagina y su poder sin límites pero a veces me encanta verles crecer la panza junto a su estupidez. Crecen juntas. Cualquier arma vale para obtener el placer del aplastamiento, devoración y abandono. 134. Mientras les sacas toda la leche disponible te vas metiendo en su vida desde su nacimiento y llegas al presente y entonces retrocedes todo de nuevo. Es como si pasas una película al revés. Te lo vas devorando mientras retrocedes su vida hasta llegar a su tierna infancia y te lo metes otra vez en el útero. Parece una maldad….no? Ø Volver al útero…que ansia…! Quien puede hablar de esto..? Que oscuros recuerdos perturban nuestra mente..? El recuerdo del útero esta muy presente en nuestro núcleo ignoto. El desarrollo de la vida se alteró con la muerte…La muerte es un final inesperado fuera de programa. El verdadero final es el regreso al útero para volver a crecer. Es asi no.? Pero para volver al útero hay dos caminos, o bien morirse y pasar de gusano en gusano hasta volver a ser espermatozoide o bien amar a María. 135. Es lo que el hombre está deseando y no se atreve a enfrentar. Una vez que lo tienes dentro del útero y bien seco de leche ya le puedes introducir el dedo en la cola como hacía mamá que es totalmente tuyo. A mí me resulta placentero y excitantísimo. Los tengo a mi disposición como un bebé al que le están cambiando los pañales. Les toco y jugueteo con el pito como hacía mamá y hasta les meto el dedo en la colita, los hago llorar, les doy instrucciones, le indico que hacer y que no hacer. Lo primero que les enseño es lo que me gusta y lo que no me gusta. Les enseño las comidas que me agradan, la ropa que deben comprarme, todas las tareas que deben cumplir para que la mamá los quiera. A los niños les encanta servir a sus mamás.

136. Salvo que esta mamá es una malvada y se los come crudos y los hace cornudos.

137. A partir del momento que lo tienes seco y adentro tuyo es como un consolador viviente. Está en tu útero y te mira desde dentro. Ya puedes hacer lo que quieras como hacía la madre. Le enseñas como te tiene que cuidar y satisfacer. Le recreas todas sus ansias de niño obediente. Con tal de obtener el cariño de la madre el niño hace cualquier sacrificio. Ahora es igual pero el premio es una lamida de mis zapatos cuando es un buen chico. Si se porta demasiado bien y mamá está contenta, el premio es meterles el dedo en la colita como antes.

Ø Ella se metió en mi vida mucho antes que mi madre. Ya me quitó a mi abuela también. Sabe exactamente todo de mí como una madre. Las madres se especializan en los puntos débiles. Saben exactamente que palabras usar para hacer llorar a un niño. Las madres disfrutan con hacer llorar a sus hijos y luego hacerlos reir. Son hijos y marionetas a las

vez para ellas. Los hijos siempre perdonan a las madres pero éstas no siempre perdonan a sus hijos. Mi mujer es especialista en puntos débiles. Su momento para investigar es cuando me está montando, o cuando se montaba a otros. En esos momentos el hombre se desnuda bastante. Ella toma una radiografía de las debilidades y las archiva mientras no abandona sus orgasmos. Luego las rescata del archivo y las utiliza para manejarte. Si sabe que la palabra cornudo te pereturba o que los tacos altos te impactan no vacilará en utilizarlos cuando sea conveniente a su placer. 138. Junto a estas actitudes me los empezaba a coger a diario y a humillarlos con mis acabadas y les achicaba los huevitos hasta dejarlos como bebés. Así van perdiendo la voluntad lentamente. Ya ven que no hace falta que ellos consientan. Una vez cumplidos estos pasos absolutamente todos los hombres consienten. Normalmente el plazo mínimo es de cuatro o cinco meses para agotar a un tipo. A esa altura empieza a perder sus atributos masculinos y te los van cediendo. Para la esclavitud total hace falta un par de meses más. A esa fecha ya me empiezan a aburrir salvo que sean imaginativos como mi marido. Recuerden el vuelo del zángano. Una vez cumplida su misión ya no sirven para nada.

139. Y no piensen que la evocación de los padres esclaviza a las mujeres. A ustedes puede ser pero a mí me ayuda a esclavizar a la figura paterna tambien..Ya les contare…soy mas malvada de lo que ustedes creen.

140. Con mi propio marido cuando tenemos que sostener conversaciones sobre temas de cualquier índole -como nuestra sexualidad está siempre presente y se mezcla con los deseos propios de mi voluntad- lo invito a discutir sin ropa. Le pido que se quede desnudo en la conversación y se mantenga de pie. Yo a veces me desvisto parcialmente para hacerlo más divertido. Ni bien avanza la discusión yo mantengo mis puntos de vista y lo miro a él a los ojos y luego voy bajando la vista…. Entonces no puede disimular. Cuando está vestido suele intentar engañarme y hacerme creer que está tranquilo. Por eso lo hago desnudarse para que la erección que tiene durante nuestra charla queda bien evidente y sin posibilidad de ocultarla. Y cuanto más tiempo transcurre mas dura se le pone. Así es como termina haciendo lo que yo quiero -que también es lo que él quiere- y se queda ruborizado y se sienta para disimular su erección. Estos momentos son de gran alegría en nuestra pareja y terminamos revolcándonos en la cama muy enmorados y contentos. Ø Es imposible evitarlo. Verme charlando con ella muy serio de algún tema importante de trabajo, salud, etc. Y sentir que quedo así desnudo y me empieza a crecer el pene frente a ella y no puedo hacer nada..Así es imposible dialogar y terminamos haciendo sus deseos. Imagínense una reunión de directorio de alguna empresa donde María sea presidente y todos los demás directores estén de traje negro pero parados frente a la mesa con el pene colgando. Cuando la presidencia comienza a hablar los penes entran en erección y se apoyan sobre la mesa como diciendo ..presente..! Todos los directores golpearían la mesa con sus penes en señal de aprobación por unanimidad a las mociones de la presidencia. Así funcionaría Maria S.A.

141. Otro capricho que me excita con los hombres y que ayuda a la dominación es penetrarlos por el culo. La penetración del culo es pertenencia de la madre. Las madres son las dueñas de las colitas Previamente hay que cumplir el punto uno del secado del esperma y el punto dos del amamantado. Entonces cuando el hombre se desorienta y les pide que tengan otro amante porque cree que ya no me satisface…Entonces llegó el momento de utilizarles el culo. Les digo que yo puedo lograr mas orgasmos de otras maneras donde no es necesario que usen el pene. Al principio creen que quiero sexo oral…cuando me responden eso ya confirmo que estoy frente a un zángano mas. Obtener un pene artificial y penetrar hombres es completar la bisexualidad total. La prótesis me masturba mis genitales y el placer es muy grande y además verles el orgullo anal perforado aumenta el placer de devorarte otra víctima mas. Sumas a la maldad de la vagina la maldad que el pene no puede lograr. Comes y perforas a la vez.

142. Sin decirles nada les pido que me traigan un consolador. Corren presurosos a buscarlo y entonces les digo que él mismo me lo coloque…Ahí ya les cambia la mirada y se los vé asustados. La figura de mi cuerpo alto y hermoso calzado con tacos y con un enorme pene artificial a la vista…los vuelve rojos como un tomate. Los pongo frente al es

pejo y empiezo a frotarme con el consolador contra su cuerpo así sienten el doble poder de la hembra con pene y vagina a la vez.

143. Mientras yo empiezo con mis acabadas preparatorias. Después de frotarlo un rato y verle como el pito lucha con su vergüenza y termina venciendo y endureciéndose y aflojándose al ritmo de mis frotadas…los voy presionando para que se arrodillen como un perrito obediente. Les froto la cola con la mano aceitada y enguantada para mayor humillación y les meto un dedo y luego dos y les revuelvo bien mientras le miro a los ojos por el espejo y veo su carita de ternero degollado. En estos instantes de penetración dice más su mirada que su propio pene que está como avergonzado y replegado. A mayor angustia en su mirada mayor placer mío y mejores orgasmos obtengo. La expresión de su propio rostro es lo que me marca hasta donde llegar en el próximo paso. Ellos ven el mío y mi expresión devoradora y les muestro mis intensos orgasmos. Mi mirada es fuerte y los aplasta. Así frente al espejo le levanto la cara para que mire mi cuerpo de mujer hermosa con los dedos metidos en su culo y una enorme prótesis peneana lista para penetrarlo. Lo obligo a estar inclinado ofreciendo su trasero al espejo …Se lo abro con las manos enguantadas y se la voy metiendo despacito. A cada empujón miro al espejo y veo su angustia y el vé mi placer. Y otro empujón y otra mirada. Les he visto soltar las lágrimas asustados cuando ven mi expresión de fiera cebada devorándomelo. Aquí el pene les cuelga foljito y muerto de miedo. Pero no quedara así por mucho tiempo, ya me ocuparé del pobre pajarito muerto. 144. Ya mientras le introduzco el consolodor estoy acabando como una loca…y cuando llego a lo mas profundo que el pobre aguante tengo un orgasmo de esos explosivos que casi lo reviento. Estas acabadas mías son muy violentas y he lastimado a algunos hombres. Pero no puedo ni quiero evitarlas. Es preferible lastimarlos a ellos que privarme de un placer, asi soy de malvada. Después que está bien penetrado yo me agacho sobre su cuerpo y le tomo el pene y se lo empiezo a sobar y a manosear y le hablo con la mayor morbosidad. La presión de la prótesis en su interior le dificulta la erección. Pero tanto lo estimulo y lo masturbo con fuerza que al final no puede controlarse y suelta el jugo sabroso como un chorro sobre el piso mientras mi orgasmo final le termina de romper lo poco sano que le quedaba. Ø Yo tambien pasé por esta. A mí me lo propuso descarada como siempre. Tuvimos una converscion donde le expliqué mi rechazo por esas cosas y que no era de mi agrado y que me daba vergüenza y que yo era un tipo serio. Ella por toda respuesta me mandó a comprar un consolador. La mayor concesión que me hizo fué que pudiera elegir el tamaño. Pero tampoco esto era mucha libertad. Nunca se tiene una libertad total con ella. Te dá libertad para que hagas lo que a ella le gusta. Si compraba uno muy chico me lo iba a hacer cambiar y si lo compraba muy grande el dolor impediría el acto principal y ella lo vería como una burla a sus deseos de placer. Estaba dentro de ella y sentia su poder. Opté por un tamaño adecuado en la certeza que lo aprobaría. Ya estaba todo perdido. Me lo hizo igual que a otros tipos. No tuvo ninguna deferencia por ser el padre de sus hijos. Se lo tuve que calzar frente al espejo. Tuve que soportar su mirada devergonzada cuando acababa. Tuve que tolerar sus dedos lubricados previamente y sus palabras al estilo de mi madre. Ella elije las pose más degradante donde mi cuerpo pierde su elegancia y posa desnudo y humillado. Luego lo vá intoduciendo despacio mientras me mira y le siento sus orgasmos. Duele mucho……pero es soportable frente a su mirada. Ella pregunta y le respondo que soporto el dolor que siga adelante. Mi voz dolorosa la excita y acaba mas fuerte todavia. Los orgasmos muy convulsionados de placer de ella me revuelven todo adentro y me retuercen de dolor. Lo soporto. Ella me obliga a sostenerme solo y suelta los brazos y se mueve para acabar y revolverme todo en mi interior. Es una verdadera violación. Cuando llega al final me toma de las caderas y se planta frente al espejo a mirarme y me pide mi opinion. Desde esa posicion arrodillado, con ella montada sobre mi cola perforándola solo atino a responderle que la amo y que haga conmigo lo que le dé más placer. Ella responde con empujones cortos y orgasmos fuertes. Y por último la masturbación a que me somete para obtener su solemne orgasmo final a la vista de mi esperma derramado en el piso. Cuando se retira no se olvida de pisotearlo con la prótesis colocada para que no me olvi

de de nada.

145. La parte interesante de esto una vez ocurrido todo son las charlas futuras . A partir del primer momento ya es un hecho que se suma a nuestra vida. Ya tiene el culo roto por mi y yo le saco el tema en nuestras conversaciones. La parte mas excitante es cuando hablamos de estas cosas vergonzosas que no se pueden callar porque ya tiene rota su linda colita. Es parte del proceso de dominación. Devorarle también sus verguenzas y sus miedos. Mamá lo hizo…..! y se pone todo rojo de vergüenza. A partir de la primera vez, ya lo hago cuando quiero. Aparte le hago retirarme el equipo, limpiar el consolador, los guantes y guardar todo bien prolijo, mientras yo los miro y me pavoneo frente al espejo. A veces en reuniones de amigos cuya conversación sube de tono suelen hacer chistes sobre este asunto y yo me río y lo miro fijamente.

146. La única precaución con los hombres es protegerles su intimidad…A ellos no les importa tanto ser cornudos, cogidos, humillados, pisoteados con los tacos, mientras no se entere nadie. Le puedes cambiar los pañales mientras solo lo sepa la mamá y nadie mas. Yo siempre traté de cuidarles este aspecto porque solo me interesa humillarlos ante mí para obtener placer. En muchas ocasiones que íbamos a reuniones veía a mi amante muy suelto de cuerpo hablar como un gran macho cabrío y yo me sonreía y lo dejaba actuar mientras pensaba..cuando lleguemos a casa te rompo el culo…Les aconsejo que nunca humillen a sus hombres en público pero sí en privado. Cuando están frente a otras personas mas bien agrándenlos. El placer es, después de haberlos llevado a lo mas alto llegar a casa y ponerlos de rodillas.

147. En nuestra vida social yo tenía fama de chica sencilla y voluntariosa . Es cierto no necesitaba fingir porque soy así….simplemente soy devoradora de hombres en la intimidad del hogar y necesito muchos orgasmos para satisfacer mi vagina y mi clítoris gigante. Fuera de esas situaciones soy una protectora de hombres. Los felicito por sus actitudes machistas y les halago sus ocurrencias.

148. Ella cuidó mucho ese aspecto siempre conmigo. Jamas me humilló en público, por el contrario era muy común que me halagara y destacara mis virtudes en público. Ella si bien tiene su vanidad y su imagen fuerte cuando estaba en pareja conmigo optaba por estar en un segundo plano. Yo valoraba mucho esa actitud respetuosa….Si bien el costo privado era demasiado elevado….Cuando nos quedábamos solos ella pasaba la factura. Tenía que devolver todo mas los intereses, mas las regalías… Yo sabía esto y ya cuando ella me halagaba frente a otros a mí se me endurecía el pene de saber el costo final de ese halago.

149. Les cuento un secreto. Hay que tratar de conservar el machismo masculino. Cuanto mas machistas son los hombres mejores víctimas para la mujer. Un hombre como mi marido no solo lo puedo coger sino que lo amo. Y lo amo a mi manera, desesperadamente. El no es machista y eso lo hace poderoso frente a mí. Su pene es servil y delicado y gobierna a mi vagina. Y lo que es peor, lo sabe. Pero, lo que es mejor, renuncia a su poder para hacerme feliz. En cambio los machistas son los zánganos de turno. No hay que atacarlos sino estimularlos a que sigan siendo igual. Son alimento de vaginas.- Ø Ella valora mucho mi personalidad. Soy un gusano arrastrado pero no pierdo nada de mi orgullo. Mi concepto de machismo es diferente. Ser macho es simplemente ser parte de esta hembra. Yo aprendo de la mantis y procedo igual con la sola salvedad de conservar la vida para poder continuar siendo parte de ella y de mí mismo a la vez. Hemos logrado una doble identidad ambos. Sabemos del macho y de la hembra juntos y separados.

150. En una ocasión en otra pareja que tuve falté a este precepto de proteger la intimidad. Fué mi culpa. En realidad soy muy perversa y me gusta tener experiencias nuevas. Esta vez yo estaba en la cama con mi amante y tenia puesto el consolador y me lo estaba penentrando por el culo con la manta tapada cuando el amigo de él que estaba en la casa entró a la habitación a hacer unas preguntas. Este tipo tenía la costumbre de interrumpir siempre sin permiso y, si bien no me importaba gran cosa, el tipo no era de mi agrado. Estaba claro que nos espiaba. En esta ocasión nosotros respondimos las preguntas con la manta que nos tapaba y al momento de irse..yo volteo el rostro de mi amante para que no lo pueda ver y quede escondido..y entonces lo llamo a su amigo, que se estaba yendo, y abro la manta mientras sujetaba con fuerza a mi amante para que se quede quieto. Cuando el vió que tenía puesto el consolador en el culo de su amigo

se turbó de tal manera que salió espantado de la pieza y se tropezó ni bien salió por el ruido que sentimos cuando cayó. Igual no le permití a mi pareja auxiliarlo hasta que no completé mis orgasmos. Si hay algo que me saca de quicio es que me interrumpan una acabada. 151. El otro pobre tonto se quedó horrorizado y desde entonces me mira como implorándome que le haga lo mismo que a su amigo. Pero a mí, si no me gusta se puede poner de rodillas que ni siquiera me dá gana de pisotearlo. Sé que estuvieron charlando los dos pero yo solo me cogía a su amigo. Un poco lo hago así para indirectamente humillar también al otro para que perciba bien clarito que no me sirve para mi placer. Podía haberme divertido con los dos pero cuando no me gusta un tipo no siento nada. Les cuento esto para demostrar que no soy una cualquiera. Soy una buena chica……….! Ø Ella estuvo muy a punto de hacer esto mismo con mis propios suegros. Estábamos en la cama y ella me tenía puesto el consolador en posición de costado cuando llegaron sus padres de visita. Nuestra casa era grande y abierta y ellos disponían de llave y entraron nomás. Yo pensé que ella se iba a exhibir como en su relato. Me dió un ataque de terror. Pero esta vez tuvo piedad y conservó la manta tapada en su lugar. Igual fué de lo mas perverso todo porque ella sostuvo la charla con sus padres con el consolador metido en mi cola. Y me preguntaron mí como andaba y todo eso. Yo me hacía el dormido y que recién me despertaba. Sentia desde mi posición los orgasmos de ella frente a sus propios padres. Ella percibia la presión sobre mí y se extasiaba en sus orgasmos. Le encantaba hacerlo frente a frente con sus padres con solo una manta de por medio. Finalmente les dijo que les preparaba un café y ellos se retiraron a la cocina. Entonces me liberó, se vistió y se fué. Yo me quedé guardando y limpiando todo y me fuí a tomar café con todos. Ella me miraba. Yo conversaba con mi suegro y me pregntaba si él tambien tendría la cola rota.

152. Mi organismo es tan perfecto que tengo todo mi hermoso cuerpo sensible. Puedo acabar con cualquier parte del cuerpo. Esto honor solo le pertenece a mi marido. El está entrenado para toquetearme toda durante largo tiempo mientras voy teniendo orgasmos suaves a mi voluntad y excitándome para los mas grandes que vienen luego. Este trabajo intenso que le exijo a mi marido lo excita también a él porque no le permito otra cosa que atenderme. El cumple sumisamente el servicio de mi cuerpo y me masajea y acaricia con las manos con la lengua, con los pies, con la boca …todos los puntos de su cuerpo están tocando el mío. El vá siendo testigo de todas mis acabadas. Este sistema me ha sensibilizado de tal forma que basta que mi marido me toque para tener un orgasmo……¿será el amor..? 153. Cuando cumplí el ciclo de acabadas suaves, me lo monto con la bombacha puesta y empieza la tarea inversa. Ahora soy yo quien recorre el cuerpo de él con la bombacha que oculta el bulto de mi clítoris y me permite rozarme con mas fuerza y la tela de la bombacha lubrica el movimiento. Me froto contra todas sus partes, en la cabeza, en la boca, en los ojos, en el pecho, las piernas….En todas sus partes obtengo una acabada de clítoris y me voy excitando y alzando cada vez mas …y él ni te cuento…ya te dije que soy una droga maldita…Cuanto más gozo yo más loco se pone él. Cuando se cumplió mi segundo ciclo de orgasmos le pido que me quite la bombacha o lo que quedó de ella y lo pongo en el centro de la cama y me lo monto de nuevo frotando el pene durísimo a esta altura contra mi vagina lubricada y húmeda. Entonces sin tocarle el pene con las manos, con expertos movimientos sensuales me lo introduzco en la vagina hasta el fondo. Y allí empieza la verdadera fiesta. Me lo monto y lo cabalgo al galope en la búsqueda de los orgasmos más fuertes. Soy muy diestra para tragar y escupir penes sin tocarlos con las manos. Puedo mover los músculos vaginales y masturbar a un tipo sin usar las manos. Me quedo quieta sin galopar montada sobre ellos y aplicando movimientos succionadores con mi vulva y mirándolos a los ojos. Se quedan paralizados con la mirada extraviada. Sueltan su jugo mientras yo permnezco inmóvil succionando con la vagina solamente. Se enloquecen. Pero esto solo lo hago cuando quiero beber su leche directamente con la vagina.

154. Obtengo acabadas dobles..Tengo fuertes acabadas de útero por la presencia del pene dentro mío y mis movimientos galopantes lo llevan de un lado al

otro…Y también tengo fuertes orgasmos de clítoris porque a la par que muevo el útero froto el clítoris sobre su cuerpo también al galope. Estas acabadas dobles son alucinantes. Duran mucho tiempo. El siervo de mi marido soporta todos mis embates humildemente. Cada cabalgata es mas fuerte que la anterior y la presión de la pelvis sobre su cuerpo es tremenda. Me muevo para arriba, para abajo, de costado, me sobo el pene y me lo paseo por todos lados y froto el clítoris hasta lastimarlo. Me pongo loquita y tengo unos estertores y acabadas fuertísimos. 155. Cuando quedo satisfecha escupo el pene inmediatamente. No me gusta tenerlo cuando ya quedé satisfecha. Luego me quedo unos minutos recuperando aliento mientras mi marido queda a mi lado como un mástil sin bandera esperándome. El siempre es sumiso y espera mis iniciativas. Lo amo por eso. Luego me dedico a masturbarlo y a buscar mi última acabada. Mientras le sobo el pito con fuerza él se retuerce y se esmera en darme todo el placer posible. Yo le hablo entonces con palabras dominantes poniendo de manifiesto su total sumisión y él se pone cada vez más loquito….Yo le miro el pito y siento en la mano palpitar la cercanía de su explosión..y me voy excitando más y más esperando el momento ….Y entonces surge la leche con fuerza hacia arriba como un pozo de petróleo blanco y se derrama sobre el vello de su propio cuerpo. Esto me provoca la grandiosa acabada mia y la desaparición final del macho. Ni en ese instante lo dejo en paz. Le quito hasta su propio placer de eyacular y lo transformo en una acabada mia. El lo sabe y lo acepta así. Lo exprimo hasta que desaparece. Cuando solo veo el cuerpo de él pero ya nada de esperma a la vista o escondido, cuando sé que en sus testículos no queda ni una gota de leche, cuando ya no hay un hombre sino solamente mi marido entonces lo dejo en paz. El macho desapareció. Mi marido es muy manso y sumiso..será por eso que me dura tanto. Alguna vez tenía que estar enamorada…no..? Ø Las sesiones sexuales con mi esposa duran bastante tiempo. Ella está muy entregada a mis caricias. Es cierto que es dominante y devoradora. Pero a su vez es simple y chiquilla hambrienta de afecto. Yo empiezo con acariciarla suvemente y besándole el cuello y tomándola de la cintura. Hasta allí la iniciativa es mia y ella se deja llevar ….Podemos estar en la cocina, en la calle en el auto, en cualquier lado se presta para estas aproximaciones al los costados del volcán.,, Cualquiera que nos esté viendo parecemos una pareja mas besándose son ternura. Solo nosotros sabemos del volcán al que nos estamos aproximando Llevamos muchos años de matrimonio y nuestra pasión sexual se incrementa.. Les cuento que estas cosas están enseñadas al revés. La fidelidad aumenta la pasión. Yo no me aburro de su cuerpo y lo cuido y lo masajeo y le pongo cremas y perfumes y me ocupo de vestirlo y sobre todo de desvestirlo y nada me aburre. Y ella crece y crece y vuela muy alto y su cuerpo es la sombra que me cubre por completo. Es como mirar el cielo de noche. Ella está allí donde dirija la vista. Cualquiera sea la dirección donde mire o camine siempre está su cuerpo en mi camino esperándome para hacerlo gozar. Todas las estrellas del cielo son orgasmos regsitrados en el libro de la pasión. Asi es la pasión de mi pervertida manzana. Cuando las caricias despiertan su interés es que estamos cerca y entonces cambia el mundo y me lleva a la cama que es el lugar favorito de ella y me devora plácidamente tal cual lo está contando. Yo me siento como bicho de criadero que es llevado al ordeñe. Muy poca atención se presta a la víctima. Pero es tan importante ser víctima como victimario. Cuando ella me monta mi sensación es de que me estoy convirtiendo en proteína. Esa especie de trasmutación de mi ser al de ella es mi mayor felicidad como hombre. Es la felicidad de la diosa la que llena de sentido a mi existencia.

156. Lo mas excitante es el manejo de las emociones. Con mi marido he cumplido todas las etapas de dominación. Lo he secado por completo y lo que carga en un dia se lo saco el mismo dia. Me he apropiado de su propia madre y él mismo lo sabe. Y por último hago con su cuerpo lo que se me antoja. La cola la tiene grande como una aceituna de tanto cogerlo. Le he dado de beber todos los líquidos de mi cuerpo incluyendo mi propia regla. Y cumple como hijo, marido y padre. La dominación es total. Pero….¿Hasta donde sirve esta dominación..? Cuanto placer aporta..? Llega un momento que el dominado se convierte

en un bicho desagradable listo para ser aplastado. La sabiduría consiste en administrar la dominación sobre el hombre para obtener placer. Dominar en sí mismo no es placer. El varón dominado debe realizar siempre acciones tendientes a lograr el placer de su mujer. Es bueno dejarle lugares para que él pueda dominar, así sirve mejor.

157. Al principio esta dominación se refería a lo sexual nada mas. Pero a medida que transcurría el tiempo él iba perdiendo su independencia personal y pasaba a convertirse en un satélite mio. Estaba al tanto de mis reglas mensuales, sabía cuando cumplir mis necesidades y me lo recordaba, compraba mis tampones y mis cosméticos. Hasta cocinaba y se ocupaba de la administración de la casa. Teníamos personal de servicio pero él manejaba todo. La chica de la limpieza era testigo de nuestra relación dominante y estaba avergonzada, pero igual me servía con devoción y humildad. Mi marido no era muy dispuesto para ser servido y por lo tanto ambos me servían a mí. Estaban acostumbrados y se ponían de acuerdo en quien me llevaba el desayuno o preparaba mi ropa. Nuestra vida doméstica era gratificante. Yo era caprichosa y cocinaba cuando me daba la gana y todo lo hacia de manera caprichosa e impulsiva. Ellos me toleraban siempre. Ø A tanto llegaba mi servicio por ella que frente a alguna situación de trabajo o burocrática yo me esmeraba en prepararle todo el terreno para que ella no cometa ningún error y pueda venir con su triunfalismo habitual a pedirme pleitesía. Yo le proteguía toda su vida. Me adelantaba a los problemas. Estaba delante su tiempo colocándole una alfombra donde ella pisara sin contratiempos. Igual donde ella iba todo el mundo se esmeraba en resolverle las cuestiones con tal de obtener una sonrisa . Eso me ponia mas celoso que la presencia de otros machos en su vagina.

158. Mi marido también es el encargado de mis zapatos. Este es un. tema fetiche que nos excita mucho. El mismo recorría distintos lugares y estaba al tanto de algún modelo muy sexy y juntaba el dinero para comprármelo. Yo le permito que me los calze y que sea el primero en chuparlos. Aparte me llevaba a reparar los actuales y los limpiaba y lustraba cuando tenía actuaciones. El zapatero remendón ya lo conocía cuando le llevaba para reponer las tapitas de los tacos afilados. En otras ocasiones, cuando se me antojaba humillarlo, desparramaba todos mis zapatos por el piso y lo ponía a él de rodillas y lo obligaba como un perrito a recogerlos con la boca y llevarlos de nuevo a sus lugares uno por uno, mientras yo me masturbaba y acababa como una loca de solo verlo. Otras veces le ponía el rostro de él de rodillas dentro del placard donde los guardaba para que sintiera el olor y le exigía que se masturbe sobre ellos mientras le ponía un pie encima. El arrojaba el esperma dentro y me los calzaba inmediatamente ante mi mirada severa. Luego andaba por toda la casa y lo miraba.

Ø Servir a mi esposa no es servir. Es adorar. Ella es una diosa. Es la religión que adopté en la vida. Cuanto mas servil soy con ella más macho poderoso me vuelvo. Me siento como un lobo que olfatea los lugares donde ella anda. Soy muy sensible al olfato sobre todo a los olores de ella. En realidad soy sensible a todo lo que sea de ella. Los olores de su ropa usada y sus medias son fascinantes. Sus reglas mensuales requieren un comentario especial. Son mi néctar, el premio que reclamo cada 28 dias. Ella como sabe mi pasión, administra sus reglas como premio y castigo igual que mamá. . Llevo la cuenta de los dias para estar preparado y prepararla a ella. Los dias previos la trato con mas galantería que nunca. Me desespero por agasajarla a la espera del premio. Ella sabe muy bien el motivo de todas estas atenciones. En los momentos que me descontrolo y llego al paroxismo le pido de rodillas que me dé a beber su menstruacion. Es pegajosa y rojiza y de solo imaginarme que hay un óvulo dando vueltas lo busco con la lengua dentro de su vagina. Me gusta mostrale a ella mi rostro ensangrentado con su regla y recibir su aprobación. Tambien soy el jefe de sus zapatos y de todos los fetiches. No entiendo como no soy homesexual porque me zambullo en su mundo de hembra y me fascina los olores de sus maquillajes, sus reglas, sus zapatos, sus medias. Todo el arsenal femenino es mi devoción. Una vez presencié en el monte como un ciervo macho le chupaba la vulva a cada una de sus hembras. Esta imagen me quedó estampada en mis dos órganos principales, el cerebro y el pene. Desde entonces soy un constante chupador de la vulva de mi esposa amada con todo lo que

ella contenga. Cuando estaba embarazada era como darle un beso al bebé.

159. Pero yo soy una buena esposa. Soy devoradora y tengo mucho apetito sexual y soy muy dominante y, como además soy tan hermosa, no tengo quien se anime a ponerme trabas y desarrollo y satisfago mis instintos sin vergüenza ni pudor. Tengo a mi marido a mi servicio y como si no alcanzara, toda persona que conozco está dispuesta a servirme. Yo hago mucha gimnasia para cultivar mi cuerpo mientras mi marido y la empleada atienden la casa. El tambien hace gimnasia porque dice que tiene que estar en forma para que yo lo disfrute. Nuestros cuerpos son bellos y huelen bien y somos sanos y no tenemos vicios. Mi apetito sexual y mi vanidad exigen adoración permanente y la tengo. Ya ven como gracias a mi vanidad incorregible ya son dos las personas beneficiadas. Mi marido es un macho hermoso y dispuesto al placer. El placer mío es el suyo.

160. Volviendo sobre las emociones. Una de las que mas excita a los hombres es meterles los cuernos. Es un tema tabú por siglos. Prece casi un delito. Lo fué en su momento. Y sin embargo detrás de todo ese aspaviento que hacen los hombres con la infidelidad femenina en el fondo intimo de sus genitales lo desean. La impotencia de su propio pene es el factor desequilibrante. La vagina abierta que apunta hacia el otro pene, los excita y quieren venir a compartir. Ellos siempre optarán por compartir una mujer con otro antes que perderla….Se quejan, te atacan, te amenzan…etc…pero cuando les dices muy insolente……..-¿ Qué vas a hacer para evitarlo…?- La respuesta es obvia…si quieren fidelidad deben poner toda su virilidad a mi servicio. Y nunca llegan ¡…pobres zánganos..! Si la ,mujer es fiel es porque ella quiere. Nunca jamás un solo pene puede satisfacer a una hembra. Un conjunto de penes tiene el poder del grupo. En algún momento ella se vá a cansar. Les cuento esto porque es el tema que elijo para ciertos casos de falta de erección sobre todo de mi esposo amado.

161. Cuando a mi propio marido me lo estoy montando, aún después de tantos años se suele amedrantar de mi salvajismo, y el pene pobrecito, se queda como un niño dormido. Esto ocurre espaciadamente. Entonces estando montada sobre él y con el pene blandito dentro de mi vagina, lo tomo por los hombros y le empiezo a hablar de esta manera:…………..-¿ Por qué lo tienes chiquitito ?-………….-.Sabes que a mamá no le gusta que lo tengas chiquitito-………..-.Lo que mamá vá a hacer es meterte los cuernos-…….. En cuanto menciono la palabra cuernos siento que algo se empieza a mover dentro de mi vagina… Sigo:…….-¿Te gusta que mamá se vaya con otro…?-….. A esta altura mi vagina está llena de su pene bien duro. Me encanta manejarle el pene como si fuera mio (lo es en realidad). Lo hago tener una erección aún contra su propia voluntad……….-.¡Como te gusta ser cornudo., mi amor..!- Cuando alcanzaba el máximo de dureza comenzaba a cabalgarlo con ímpetu mientras le chupeteaba todo el rostro y le decia:……..-Cornudo…! …que cornudo que eres…!……….-Mira como me cojo a otros tipos si no me sirves…!- 162. Ella es una malvada en hacer este comentario. Pero nunca me dijo que no lo fuera de modo que lo acepto asi. La infidelidad de la hembra es excitante. Que a muchos no les guste es una cosa pero que se excitan no me cabe ninguna duda. Maria sabe muy bien estas debilidades masculinas porque ella es estudiosa de las reacciones de los espermatozoides. A mayor disgusto por la infidelidad mayor erección. Es directamente proporcional. Es el temor que ella disfrute con otro pene mas grande y hermoso y vigoroso que el nuestro. Yo el único pene que me daba miedo de niño era el de mi papá el pene invencible. Cuando Maria me hablaba así yo pensaba que se iba con mi padre a disfrutar del pene enorme de mi infancia. Sea como fuere la sola idea de ser cornudo es excitante. Puede un hombre discutirle, amenzarla, rogarle que ella solo se detendrá cuando logre su erección que es como un homenaje. Mostrarle a Maria el pene erecto bajo cualquier circunstancia prohibitiva por la moral era como un sacrificio ritual religioso. No hay mejor diosa posible que una hembra en celo. No puedo reprocharle su conducta si ella baja la vista y vé la respuesta. Prefiero el poder del grupo de penes que estar solo y aislado frente al tibuón-vagina. En el grupo cualquiera puede ser víctima y las probabilidades de sobrevivir y volver a ser devorado aumentan.

163. Yo ya lo disfrutaba al máximo. Cabalgaba y cabalgaba y acababa una atrás de la otra y él se quedaba avergonzado por haberlo descubierto. Estaba actuando como una verda

dera madre que lo engaña con el padre que tiene el pito más grande que él. Lo dominaba completamente y lograba unas acabadas espectaculares. Lo mas excitantes es que ya quedaba el antecedente y se lo sacaba a relucir en cualquier momento….Cornudo..! como te gusta..? A veces caminamos por las calles y pasaba un chico que me miraba y yo le decía….Me lo voy a coger a ese así te meto los cuernos….que te parece..? y le tanteaba el pito a ver como iba la cosa..

164. Es notable como a los hombres les gusta ser cornudos. Y no lo digo solo por el caso de mi marido. Siempre me pasó eso. Será que soy tan hermosa que ningún hombre se siente capacitado para satisfacerme. Ellos prefieren a las mujeres vulgares a las que pueden someter a su antojo. Conmigo son ellos mismos que terminan pidiéndome que tenga otro amante. 165. He estado con tipos que son muy dominantes y poderosos en sus casas o en sus negocios y luego, cuando están ante mi cuerpo, se arrodillan, se humillan y aceptan todo. Hasta he llegado por puro placer de aceptar situaciones aberrantes. Los monto como un caballo, les orino encima estando vestidos desde la altura de mis tacos, les obligo a limpiar todo, les hago chupetearme mientras converso por teléfono con otro tipo. Frente a mí hacen todo tipo de humillaciones y luego van a sus casas y se hacen los moralistas frente a sus mujeres y sus hijos.

166. Al único hombre que le soy fiel es a mi marido. Y digo fiel porque no hago nada sin que él se entere y me gusta pedirle permiso. Además él sabe que es mejor que me dé permiso a que se lo saque en la cama. Cuando está muy agotado acordamos que yo tenga una satisfacción personal. En realidad puedo pasarme sin ninguno, pero lo tengo convencido con la idea de que mi satisfaccion es imprescindible para ejercer mayor poder sobre él.

Ø Sobre esto es tiempo de contar la verdad. Ella es mucho mas fiel de lo que parece. Y no digo esto por orgullo machista sino por respeto a su persona. Las veces que ella tuvo otro amante, estando o no agotado yo, fué a mi pedido. No soy pervertido pero les explico. Mi pasión es muy grande y el cuerpo de ella es un enjambre de sensaciones . Ella siente mucho con la piel y el cuerpo y yo siento con mi mente. Yo utilizo el cuerpo de ella para tener sensaciones físicas. Cada orgasmo de ella sea en mi boca o en la boca de otro hombre yo lo siento como propio. Es un rayo de energía pura que me recorre todo el cuerpo. La guerra es contra los otros espermatozoides que andan dando vueltas acechando a mi hembra. Yo la uso a ella para aplastarlos. Ella es mi arma. Un pene no puede con todas las vaginas pero esta vagina sí puede con todos los penes. Como yo soy impotente frente a los otros penes y tampoco puedo con todas las vaginas… recurro a ella para que sea mi arma. Y no se molesta mucho en ser usada como arma…le gusta y sus orgasmos son prueba de ellos. María puede con todos los penes. A veces siento que debo frenarla para que no siga devorando gente. Así es como yo puedo sentir lo que ella siente. Parece como que la piel de ella nos envuelve a los dos porque yo siento todo lo que siente ella.

167. El mismo me lo busca y tiene varias entrevistas antes de seleccionarme uno. Ya conoce mis gustos y caprichos. Es muy exigente en seleccionar un tipo. Le hace tantas preguntas que el otro ya está alzado sin conocerme. Le pide devocion y servilismo y le avisa el él se encargará de que todo salga bien…Cuando llega el momento del encuentro él colabora en todo. Por supuesto que está presente presenciando y controlando todo. Mi desfachatez con el otro es total y la presencia de mi marido me dá mas soltura aún. Incluso él le dá instrucciones al otro. Me soba el cuerpo mientras yo me devoro al otro. El se encarga de no dejarlo acabar antes porque cuando yo le aviso con un grito porque siento que está por acabar el mismo mete la mano (yo le hago lugar) y le oprime el pene del otro con fuerza para interrumpirlo. Este es el mejor momento cuyo recuerdo perdura por siempre. Cuando yo le aviso con un grito y levanto la vagina para dejar parte del otro miembro con espacio suficiente para que mi marido pueda oprimirlo con fuerza y sienta su puño cerrado contra mi vagina llena de otro pene. Yo aprovecho la situación y me froto el clitorís contra su mano mientras me revuelvo el otro miembro adenbtro. Es un instante que dura años. Luego que el otro se interrumpe mi marido retira la mano y yo sigo acabando.

168. El otro zángano ya no sabe para donde agarrar Por mas vergüenza que le dé, yo lo pongo tan loquito que termina descontrolado y acaba en nuestra presencia. Cuando le saqué la leche lo mando a vestirse y lo echo a su casa.

Entonces mi marido me acaricia la vagina y la besa y la chupa sobre el olor y el esperma del otro y me hace acabar otra veces mas y termino por sacarle la leche que le queda y se la derramo sobre sus calzones y luego le pongo un pié encima y se la revuelvo con la suela del zapato. Y despues vamos a tomar café.

Ø Esto es una nueva maldad de mi amada esposa que tolero pacientemente. En realidad lo importante siempre ha sido el fuego y mantenerlo encendido y cualquier cosa sirve como leña. Aunque el combustible sea falso el fuego es verdadero y es suficiente. Gracias Maria por ser tan perversa. No importa si el fuego está encendido por el bien o por el mal, importa el fuego nada más.

169. Acerca de mis reglas mi marido está atento a las fechas para chupármelas. El lleva la cuenta y sabe que el primer dia viene suave y luego cada vez mas fuerte por dos o tres dias. Entonces me prepara las toallitas, me las cambia y me besa y se bebe mi regla y se la traga. Cuando estoy con la regla le saco la lecha con la vagina porque así puedo hacerlo mas segura porque no tomo ningún anticionceptivo. Con un marido como el mío no hace falta. El tarda una hora en acabar y acaba cuando yo quiero .Jamás dejó de cumplir. Es el único hombre de absoluta confianza . Cuando en los períodos de regla le saco la leche con la vagina, luego me pongo de pie con las piernas abiertas y la regla gotendo despacito junto con el semen y le indico lo que debe hacer. El lo hace sumiso y se bebe todos mis jugos que se suman a los que fueron suyos alguna vez. Soy una cochinita pervertida…! Que suerte que tengo de ser asi…! Amo la vida, amo coger, amo a mi marido…, ! Ø Amo tus reglas mezcladas con mi semen…amo tu belleza y tus óvulos frescos que me das cada 28 dias.

170. Tambien aprendí con mi marido a devorarme no solo a la madre de él sino a mi propio padre. Le conté los orgasmos infantiles y mi calentura propia con el padre y le pedí que lo imitara en todo. Mi padre es una pesona inculta y poco imaginativa. Y mi marido es todo lo opuesto,. No obstante a mi pedido el imitaba a mi padre en todo y cuando me lo montaba me llamaba hijita. Esta es la tercer manera de dominar a los hombres. Que representen a tu propio padre. La cuestión es no dejarles nada a ellos, absorbeles toda su vida y que sean tus hijos, tus maridos y tu padre. Solo un gran egoismo vanidoso como el mio se permite tamaña aventura con un hombre tan inteligente como mi marido.

Ø Asi como ella me cuida a mi estirando mi vida para poder devorarme de a pedacitos..yo también le pongo freno para que no termine aplastando hombres y mujeres. Hemos llegado a extremos muy cercanos al final…Lo senti aquella vez que le tomé con mis manos el pene del tipo que ella se estaba montando para evitarle su eyaculación y que ella gozara mas. En ese momento supe que estábamos en límites muy lejanos de la sexualidad del resto de la raza humana castrada por la moralidad represora.

171. A veces conversando aparece la inteligencia como la fuerza superior y él mismo termina reconociendo que la vagina representa una fuerza que se devora a la inteligencia. Debo reconocer que muchas cosas aprendí de mi marido..incluso me terminó de enseñar a devorar a los hombres incluído a él mismo.

Ø La inteligencia es superior. De que sirve ser superior…? De que le sirve a dios ser dios..? La inteligencia sirve para construir hembras con vaginas. Hay que ser muy inteligente para animarse a esto. Si dios creó esta organización sexual es muy inteligente. Y sino lo hizo como sospecho, es bueno que aprenda de estos valores humanos para ser un dios bello y adorable como mi diosa. La vagina sirve para muchas cosas. Una de ellas es darle sentido a la inteligencia. El pensamiento sirve para construir una vagina capaz de absorberlo. Si dios existiera haría lo mismo. En la vida la hembra es el puerto de salida y el puerto de destino. El resto está en tránsito.

172. El uso de la cámara de video ayuda mucho los momentos de placer. Unas veces él mi filmaba a mí y otras al revés. Pero lo mas excitante es llamar a alguien y hacerse la propia película porno. Tenemos muy buenas tomas en conjunto.

173. Esto tambien nos permite hacer delante del camarógrafo lo que hacemos en la intimidad. A mí no me molestaba porque soy exhibicionista , pero mi marido no era muy amigo de la filmación pero igual lo hacía. Filmamos la escena de recoger los zapatos con la boca y ordenarlos y cuando me cogía a otro tipo en presencia de él y el camarógrafo. También tomamos un primer plano de mi vagina para apreciar la fuerza de mis orgasmos. 174. Esto del video no es muy excit

ante que digamos. La parte mas linda eran los preparativos previos para filmar las escenas. Yo estaba completamente desnuda salvo los zapatos y mi marido con una bata . El camarógrafo estaba aturdido. Yo diseñaba escenas y las ensayaba frente a la turbación de los varones. Siempre nuestra realidad superaba a la imaginación. Los preparativos para filmar fueron mas excitantes que la propia fimación. Yo imaginaba ser actriz porno y le tomaba el pene a mi esposo y lo desvestía y se lo manoseaba y le hablaba hasta ponerlo duro y frente a frente con la cámara me subía a horcajadas de él y me lo introducía en un primer plano.

Ø Recuerdo que en una ocasión mientras me estaba montando sacó a relucir el tema de su padre. Era muy de ella obtener beneficios en los momentos de excitación cuando yo pierdo la conciencia. La cosa que me obligó a asumir actitudes de su propio padre y corrigiera los mismos errores. O sea que cargó sobre mis hombros el papel de padre perfecto. Era otra misión del macho humano. Yo soy algo mas que un montón de espermatozoides, ahora soy tambien los espermatozoides del padre. 175. Como verán las normas morales solo son fábricas de seres instatisfechos. Bucear en lo mas profundo es liberarse de las cárceles morales. Nada está prohibido entre dos seres adultos. Que consientan es válido en algunos aspectos. En lo sexual es tan profundo el temor y el prejuicio por la vagina que el peor camino para llegar a un hombre es preguntarles si consiente. La violación femenina es un tema tabú. El hombre se vence solo. Consienta o nó termina devorado. Solo está sostenido por su esperma no por su esqueleto. 176. Este relato parece decir que la mujer es un ser omnipotente. Nada de eso. La mujer es humana y por consiguiente está llena de angustia. Comerse a un hombre implica volver a la angustia que solo se calma comiéndose a otro hombre. La diferencia es que la angustia femenina es mucho mas violenta y salvaje que la masculina y solo se aquieta con el alimento humano. La mujer parece dominable pero es un ser feroz. Yo parezco fina y delicada pero hay muchos que saben de mi ferocidad implacable.

Ø Ella nunca afloja cuando tiene su victima a mano…Puedo excusarme de mil maneras pero ella insiste y empieza presionar con sus fetiches y si estoy en mi oficina me opone un pie sobre el teclado y sus zapatos sobre la pantalla. Recurre a mil provocacionres hasta que me voltea sobre el piso o la cama. Cuando calmó su ferocidad se vuelve tierna y mimosa como si nada hubiera pasado. Ella considera devorarme a mi como una actitud normal y rutinaria y no le asigna importancia. Yo en cambio lo considero una agresión salvaje dentro del estilo de vida que elegi a su lado. Para mi es la excpeción para ella la rutina.

177. Por eso cuido a mi marido. Muchas mujeres arruinan a sus hombres transformándolos en panzones y perezosos. No se los cogen como yo pero igual los transforman en inútiles borregos. La mujer mas simple y tonta vive devorando a su marido. Durante el trascurso de su vida el varón termina pareciéndose a la mujer. Parece que es otra realidad y que la mujer es compañera del hombre. Pero miren un poco mas en lo profundo y verán que es al revés. Donde están los hijos está el poder y la hembra está siempre del lado del poder. Si ella es gorda y asexuada tendrá un hombre a su medida. Le dejará espacio para que él tenga otras mujeres porque en el fondo no le importa nada mas que su propia comodidad.

178. Durante el tiempo de la juventud fogosa hay abundancia de esperma por todos lados. Los machos van dejando sus ofrendas por el bosque y las mujeres se mueven entre ellas analizando calidad y cantidad de esperma. Así eligen el que le parece más conveniente. Yo utilizo mi propio sistema de riego y el esperma nunca lo encuentro sino que lo voy a buscar y donde lo hallo me unto todo el cuerpo. No dejo ni gota para otra mujer. A veces las veo buscando y analizando mientras yo me estoy bañando en lo que a ellas les falta. Así soy de feroz con el semen.

179. Pasado el tiempo de la fogosidad las mujeres se dedican a reducir a su hombre. Temen al hombre y se temen a ellas mismas. Temen la altura y buscan la tierra. Su mejor arma son los hijos. El varón se achica con los años. Se transforma en un animal de corral. Solo come y engorda. Ya deja de ser ordeñado con la misma ftrecuencia y sus huevos se hinchan y se pone mas tonto todavía.

180. El ciclo final es cuando el hombre se vé desnudo y acorralado. Ya es tarde. Ya no tiene mas esperma para mostrar y en la naturaleza un hombre sin esperma es como moneda falsa. Todos la tocan pero nadie s

e la queda. Ahora su vida son las pantuflas y su pareja las chancletas. Ese hombre solo sirve para conserva o para contarles cuentos a los niños.

Ø El estado de juventud debe conservarse. Si llegas a tu edad adulta y lanzas tu esperma a la tierra muy pocas mujeres se acercarán a evaluarlo. Si pasas la edad adulta y lo vuelves a hacer ninguna mijer mirará tu esperma. Y si alguna aparece rezagada mejor mira para otro lado (debe ser horrible). Lo mejor es conservar la capacidad y juventud y lanzarle el esperma siempre a la misma diosa. Eso es fidelidad. A las mujeres no les gusta recorrer el bosque analizando espermas masculinos. Los elegidos deben adquirir belleza, fuerza y fidelidad y rechazar las normas morales.

181. Yo empleo otras armas. Los hijos los comparto con el padre. No atesoro los hijos como bienes personales. Al que sí atesoro es al padre. Al padre lo condeno a perpetuidad sin juicio previo. Me lo meto dentro de mi útero por el resto de su vida. Solo sale con permiso y regresa. No hay escapatoria. Es la cárcel perfecta.

Ø No hay escapatoria…lo entiendo asi..Durante bastante tiempo pensé que esto era una especie de juego del que podia salir en cualquier momento…Pero la realidad es otra. Una vez que estás atrapado en un útero no sales más. Yo si bien admiro la gracia y belleza de otras mujeres solo me interesa ir a mi útero. Y mi servil fidelidad es percibida por otras mujeres y me tienen en muy poca estima. Dicen que soy un pollerudo….Puede que estén celosas nomás.

182. Este es el verdero infierno de los religiosos, el fuego eterno del vientre femenino…..”Perded toda esperanza los que aquí entreís…” 183. Y mi útero es especial. Mi marido no está solo en él. Están todos. Se ha hecho de muchos amigos y comparten los buenos momentos de mis estertores orgásmicos. Yo llevo encima a todas mis víctimas. Ellos alimentan mis recuerdos y se revuelven dentro mío y es así como aprendieron a masturbarme. Cuando me monto a un hombre ellos colaboran desde dentro. Todos me masturban. Nunca acabo con un solo hombre. En cada orgasmo desfilan todos húmedos, ordenados y disciplinados estimulando mi cuerpo. Mi marido los maneja y les indica el mejor camino para mi placer.

184. Lo morboso es lo oculto. Lo pecaminoso en el pensamiento de ustedes. Por eso a Adán y Eva los pintan con una hoja de parra. Son los inventores del morbo. Si levantamos la hoja hay dos genitales y el morbo desaparece. Los hombres me miran con morbo y a mi me deleita mucho esa mirada avergonzada de los demás. Lo exacerbo al máximo. Cuanto mas morboseo a un hombre o a una mujer mas húmeda se me pone la vagina y mas duro el clítoris. Uso las miradas frontales directamente a los ojos de mi víctima y le exhibo mi orgasmo en mis ojos lo mas descarada posible. La resistencia se va aflojando frente a mi morbosidad. Cuando le toco el muslo con la punta de mi clítoris que parece un pene en miniatura y se siente su dureza a través del vestido, la vícitma pierde toda voluntad. Qué excitante es ver la turbación en los demás….!…Hombre o mujer cundo les apoyo el clítoris equivale a una violación. Tengo unos orgasmos intensos y mi placer es total. Luego de frotarme y acabarles varias veces ante su mirada pasiva y sin voluntad, tranquilmente me arreglo la ropa y sigo con mi conversación anterior como si nada hubiera pasado. Cuanto mas religioso o moralista es el otro mas exacerba mi morbosidad y mas se turba su moral. Pero la víctima trastabilla y habla con voz ronca y queda pasmada de haber sido violada frente a todo el mundo. No me importa que me conozcan en toda mi maldad porque nadie les cree si le cuentan…Tengo tanta fama de adorable criatura…! Ø Yo la amenacé a veces con hacer pública su perversa personalidad pero también supe que nadie me iba a creer. Entre nuestros amigos yo tengo fama de mujeriego y ella es la que me “soporta” heroicamente. Ya es tarde para retroceder.

185. Mi marido me suele comentar que le gustaría morir en mi vagina y bajo el peso de mi cuerpo ahogándolo… Me pareció un poco exagerado al principio. Pero luego de varias conversaciones sobre el tema aprendí que mi vagina es el puerto de destino para su vida. Qué mejor manera de terminar la vida que en el mismo lugar donde la empezó…..! Llegado ese momento soy muy capaz de hacerlo. Frente al cuerpo comatoso de mi marido muriéndose yo me sentaría arriba y le plantaba mi vagina en la boca para verlo morir feliz como siempre quiso. La fantasía máxima sería tener un fuerte orgasmo en el instante que él deja la vida. Es mi mejor homenaje al hombre que amo 186. Y mi m

ayor tristeza. No podría soportar tan sencillamente como escribo semejante pérdida. Soy muy pervertida es cierto pero el amor a mi marido está mas allá de los límites de la naturaleza…Es mi macho que vá conmigo..Se muere él y se muere mi sensibilidad, mi esperanza, mis anhelos. El es yo misma. No me averguenza decirlo. Soy fuerte y arrogante y sensible y arrastrada frente a mi hombre macho servil y poderoso.

187. Tambien soy muy celosa. Desesperadamente celosa. Hasta yo misma me sorprendo de mis celos siendo tan hermosa como soy. Lo persigo a mi marido y me pongo hecha una fiera cebada cuando lo veo conversando con alguna mujer cuyo aspecto sea algo sexy aunque no pueda con mi hermosura. He llegado a arañarlo y lastimarlo drante uno de estos ataques de celos para luego volcarlo sobre la cama y violarlo con salvajismo. No son muy frecuentes pero estos ataques me dejan agotada y a él un poco lastimado. Son celos de nada porque él es absolutamente fiel..pero es mi estilo desesperado de vivirlo todo.

Ø Los celos de ella son pasión pura y los adoro como adoro todas sus emociones desde el llanto hasta la agresividad. Todo lo hace con belleza. Ni pienso discutir con ella para evitarle los ataques. Todo lo contrario la azuzo hasta ponerla muy violenta. Se vuelve mas bella y salvaje y yo me preparo a soportarle su embestida que no tiene nada de delicada. Así me gustan sus celos. En cambio los otros celos los de las personas “normales” son muy desagradables. En vez de superar su personalidad y acercarse a la hembra que vuela los machos prohiben todo. En lugar de estirar su pene para alcanzarla le achican su vagina. Los celos son la exhibición de la propia impotencia. Yo elegí el camino opuesto. Crecer y crecer y estirar mi pene y mejorar mi producción de lecha parea ser siempre elegido por mi tiburón-vagina.

188. Mis piernas son delgadas y esbeltas y musculosas. Calzada sobre tacos bien altos y afilados y con las hermosas piernas bien abiertas mi imagen infunde terror sexual. Llamo terror sexual al temor a ser devorado por la araña….morir en la vagina de esta manera al final de las piernas es el sacrificio del macho. A mí me excita verme así en el espejo y admirarme las piernas y ver al cuerpo del hombre de rodillas besando los pies y trepando lentamente por las piernas lustrosas y acariciándolas con ciega devoción hasta llegar a la puerta del templo de los sacrificios y poner las labios con humildad frente a mi clítoris y recibir mi orgasmo en su boca…..l….. Es maravilloso…! Por eso es habitual en mí pararme y sentarme con las piernas lo más abiertas posibles para escandalizar y disfrutar la turbación de los que están enfrente mirando. Ø Las piernas abiertas parece indicar que las puertas de la jaula no están cerradas y el tiburón-vagina acecha. Lo que asusta de la sensualidad de Maria es esa carencia absoluta de puertas cerradas. Ella no es la morbosidad de la fantasía ella es la realidad posible. Ella no juega devora.

189. Por que el macho obedece las órdenes de una mujer dominante …? El mismo macho arrogante que viene de celebrar una violación seguida de humillación y servilismo en la persona de una mujer…ese mismo macho se acerca a mí arrastrando las rodillas y mirando hacia mi vagina desesperado. Yo le pongo un pie encima, lo empujo, lo monto, le hago recoger mis zapatos con la boca y lo hace todo sumiso y obediente frente a mis piernas abiertas. La figura femenina hermosa inspira miedo. Es el poder de la madre que le saqué. Es la vagina poderosa frente a la cual no hay resistencia válida. Este hombre cuando nace vuelve la vista atrás y vé esa boca de tiburón que termina de expulsarlo. Esa boca llena de sangre humana se cierra satisfecha una vez expulsado el hombre. Allí junto con el ser nace el miedo. Luego de adulto retoma ese recuerdo pero todo su cuerpo se transforma en pene solícito y obediente para agradar a esa madre comedora de niños. Habrán escuchado muchos cuentos terroríficos sobre ninos comidos por brujas o monstruos..pero la verdadera comedora de niños es la madre. Es la única con poder suficiente para hacerlo. Y no se trata de un castigo por “portarse mal” . La idea del castigo surgió como justificativo del salvajismo de la madre comedora de niños. 190. Esa es la razón de su obediencia. No vacilen en absorberles la madre. Sentirán como se hincha vuestro vientre y como el zángano se pone de rodillas. Este tipo de personajes agrede a otras mujeres simplemente por que se dejan y así puede sentirse fuerte humillando a las mujeres débiles y arrasatrándose frente a las fuertes. Lo que ocurre que una mujer

débil es rechazada como madre. Lo maternal aparece en la fuerza y el salvajismo del acto de concebir, gestar y parir. El amor hacia ese niño salido de nuestro propio vientre se mezcla con el deseo de devorarlo y volverlo a su lugar. Esa es la madre fuerte…la que tiene el poder….La mujer debilucha y pisoteable no es madre………es ovípara.

Ø Ella siempre puso el cuerpo y el poder. Yo solo las ideas que mueven el cuerpo y ejercen el poder y se devoran las ideas que se regeneran en nuevas ideas que alimentan el cuerpo para ser nuevamente devoradas. Es el ciclo de vida y de muerte. En eso estoy todavia.

191. Como siente un amor profundo, se abstiene de devorar a su propio hijo. Elige otras victimas hijos de otras madres y así mastica hombres y cuida a su cachorro para que no sea masticado cuando sea hombre.

Ø No es tanto el miedo a la muerte sino a la masticación. El acto de masticar y triturar carne humana por parte de los seres dominantes que mastican y trituran hasta que el devorado desaparece. Este es el terror, la desaparicion en vivo. Convertirse en proteina e integrarse en otro vientre y cambiar de células. La pérdida de la identidad masticada es lo terrible.

192. La gestación de un hijo es visto en nuestra cultura moralista como un momento de placidez y ternura y miradas angelicales. La figura de la madre crece y se convierte en un ser bondadoso y tierno. Es asi sin duda porque es lo que nosotros esperamos que sea entonces ella nos complace. Pero los meses de gestación son meses de contacto privado con la naturaleza. Ella jamás olvida estos momentos y en su núcleo mas profundo ansia repetirlos. La gestacion es salvajismo puro. Ese feto creciendo como un pene propio dentro de nuestro vientre y nos revuelve y nos masturba desde adentro. Es un proceso a la inversa.Toda la estimulación es de adentro hacia fuera. Las caricias desde dentro. Gestar un chico es largo proceso masturbatorio. No conozco otro instante mas íntimo y privado en la vida. Toda la estimulación sexual que viene después es desde afuera del cuerpo. Durante mis embarazos tenia mucha actividad sexual junto a mi marido y los espermatozoides que le quedaban disponibles. La gestación hay que gozarla considerándola una masturbacióon prolongada y el parto hay que gozarlo considerándolo un orgasmo completo. La verdadera frase es…”Parirás a tus hijos con mucho placer..” 193. Las mujeres que no gozan estar vivas y no sienten su cuerpo como un trozo de tierra fértil donde crece la vida y el placer. Y no cultivan la tierra y no hinchan sus pechos de leche…esas mujeres son ovíparas…Son incubadoras.

194. De los liquidos del cuerpo femenino destaco dos que forman parte de los orgasmos tempestuosos. La menstrución es un fluído que nos viene como una flor roja que se abre a la vida aullando como una loba en celo a la espera del montón de esperma que satisfaga su apetito voraz. La leche que surge de los pechos de la hembra humana es quien satisface el ansia del lobezno llorador. Estos son líquidos nutrientes que el hombre debe beber para brindarnos placer. Cuando niño nos bebe la leche que surge de nuestros pezones y nos inunda del placer materno de alimentar. Cuando macho servil nos bebe nuestra regla y nos brinda el mismo placer de hembra salvaje que no encuentra límites morales ni los necesita tampoco.

Ø Esta es mi mujer. Para muchos cultores de las chancletas es un monstruo. Para mi y para aquellos que se nutren de la vida de este planeta…es un ser similar a nuestra vieja amiga Eva. Nada hay mas rico que una manzana de la mano de una serpiente. Nada es mas digno de adoración que el cuerpo de la mujer-manzana. Les muestro la pasión arrolladora con que ella se presentaba siempre en mi camino desesperada…….Cuando no podía dejarme el olor de su vagina ni de sus zapatos me dejaba este estilo de literatura: 195. “””””” te escribo como si estuvieses acá frente mi, tengo las piernas estiradas y la bata abierta. Me acabo de quitar la pintura y mi perfume es de crema,….. esa que te gusta… Necesito pensar que me estás mirando y entonces mi piel florece, me siento fresca, te deseo, siento en mis pies desnudos tus manos sedientas que, calmando mi cansancio despiertan la pasión, esa que explota contra tu pecho, beso tras beso, frote tras frote. Miro en tu ojos en lo más profundo de ellos y todos los sentimientos se retuercen fundiéndose en mi placer y para mi placer……. Amor, puedo acabar sin tocarme, pues siento por el deseo que estas allí dentro,…………atrapado como siempre. Pero más libre que cualquier ave alzando vuelo. Sí mi amor, eres el responsable de esto que soy capaz de vivir,….. y me parece mentira que pued

a estar sintiendo lo que siento. Te amo enloquecidamente y te doy las gracias por tu hombría -y te la devoro sin respeto- Solo respeto tu salvaje mundo de pasión que funde los placeres en un solo sexo:… el nuestro, el mío….””””””””

196. En la pareja devorarse es cumplir con una ley muy profunda de la naturaleza. La vagina devora al ser al que pertenece. En ese juntarse ambos en un solo cuerpo se encuentran en una posición de igualdad frente a la vida y a la naturaleza…por fin.. Devorar no es destruir sino nutrirse de víctimas. 197. La moral cristiana no ha hecho mas que alejar los genitales. En la mayor parte de las actividades humanas están separados. Y cuando se encuentran en la intimidad ya tienen miedo y su libertad restringida. En la mitología cristiana los genitales masculinos están sugeridos y la vagina directamente no existe. Todos los dioses temen a la vagina. Por eso se utilizan en los mitos intermediarios, generalmente palomas que no sabemos bien por donde entran a dejar el esperma del dios. 198. El ciclo del cosmos es estar siempre entre el ser y la nada. Se expande y se contrae. El ciclo del hombre es salir y volver a la vagina. La tierra es un planeta viviente. La vida sobre la tierra es siempre la misma. Los humanos somos siempre los mismos. El sumergirse dentro del útero de la mujer es dar un salto hacia el vacío donde desaparecemos para iniciar un nuevlo ciclo.

199. Lo femenino es el elemento en cuyo interior se produce la misma explosión que dio origen al universo y empieza a crear células y espacio entre ellas y forma una nueva forma de materia. Lo importante es la pasión. El fuego se consume con la muerte pero el ardor de nuestra pasión ya nos llevó mas allá de la muerte.

200. Siempre se ve mejor a la naturaleza mirándola desde la vagina. (escrito por Guillermo Presti bajo el seudonimo de Maria Quieta, registro de autor 222967, Buenos Aires)

Autor: Guillermo Presti

gpresti ( arroba ) distrinova.com.ar

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.