MAS CARTAS A ROXANA (II)

En fecha 7 de Noviembre marqueze publicó un relato mío que causó un verdadero revuelo. Se llama "Los gustitos de mi marido" y consiguió despertar la atención de muchos lectores que me apabullaron con sus cartas. Debido a eso y como el debate del tema Intercambios y Tríos no esta agotado, ni mucho menos, publique en fecha 28 de Diciembre, parte de las principales cartas que me habían sido enviadas por los lectores. A continuación tengo a bien incluir el resto de dichas cartas con lo que espero satisfacer la curiosidad de una gran mayoría de los lectores de marqueze así como invitar a un mayor debate sobre el tema.

Me llamo J. y soy de Puerto Rico. Le diré que la verdad es cool escuchar o en este caso leer lo que piensa y lo que le paso. Bueno, le diré que me encanta la idea de compartir con mi pareja este tipo de experiencia, pero aquí tenemos un decir: "del dicho al hecho hay un largo trecho" Esa es mi fantasía pero no la de mi pareja. Cosa que su ex no pudo entender. Me alegro que haya podido reanudar su vida. Y la verdad es que no todas las historias de marqueze son ciertas, pero algunas si y hay parejas que realmente disfrutan de ese estilo de vida.

Hola Durazno, soy un hombre que también ha tenido los mismos deseos que tu ex marido, pero no he podido planteárselo bien a mi mujer, sin embargo, creo que lo que expresaste en tu narración "Los gustitos de mi marido" me haces pensar seriamente.

De hecho, también he leído artículos en contra de los tríos, voyerismo y otros, ya que el hombre y la mujer tenemos una tendencia a ser monógamos y no polígamos, por eso, ahora tu estás otra vez casada.

Roxana: Antes de conocer y leer relatos de intercambios en parejas ni siquiera pensaba en este asunto. Después de esto empecé a imaginarme compartir a mi mujer, me excita pensar e imaginarme esta situación. Pero no se como seria llevarlo a la practica. También me excita la idea que un esposo comparta conmigo a su mujer. Mi mayor fantasía es tener sexo con dos mujeres a la vez, la cual no he llevado a la practica. Seria muy fácil pagarle a dos chicas profesionales, pero no quiero esto. Espero que algún día podré encontrar a dos mujeres "normales" que me ayuden a llevar a la realidad dicha fantasía. Adiós.

Me gustaría animar a mi esposa al intercambio pero no se como hacerlo, por favor dime que hago

Roxana: Bueno, yo estaba en la situación de querer realizar cosas nuevas con mi esposa pero luego de leer tu historia, ya no me pareció tan buena mi idea. De otra parte me gustaría saber hasta donde puede llegar una mujer sin arriesgar su matrimonio, que podemos hacer o que dirías tu que podemos hacer para poner un poco de sal en nuestras relaciones. Tu hasta donde llegarías??. Ah……. yo he llegado un poco a querer enseñar los atributos de mi mujer y también hemos tenido relaciones en sitios donde se corre el riesgo de que nos miren (creo que nunca nos han mirado). Bueno tú eres una mujer con experiencia en el campo de los deseos de los esposos para hacer cosas nuevas con las mujeres. Tu sabes lo que le costó a tu esposo jugar con fuego….. hasta donde llegarais en esta etapa de tu vida??? , Dame unas pequeñas claves para yo saber hasta donde llegaría mi mujer. Nosotros si hemos leído historias eróticas y también hemos visto películas XXX,…… me parece una excelente idea el sexo sin intercambio… Cuéntame o dime alguna otra actividad que tu como mujer aceptarais ( porque creo que seria mucho mas probable que mi mujer acepte). Nosotros no hemos hecho intercambios ni tríos ni nada por el estilo. Para mi buena suerte pude leer tu historia y también tener tu dirección escribirte y recibir tu consejo. De pronto quien sabe si no te hubiera encontrado en mi camino, lo hubiéramos hecho, tal vez mi esposa aceptaba, y luego me arrepentiría por el resto de mi vida, pero ya te digo….. buena suerte puedo escribirte y tengo tus consejos. Lógicamente quiero hacer algo nuevo y tu como mujer y como una persona, que ayuda solo por ayudar, ha podido decirme lo que me has dicho y me has sugerido cosas interesantes que espero hacer. Mi mujer lee conmigo muchas historias y es abierta a muchas cosas pero yo no quiero arriesgarla para nada. Ayer por ejemplo, le tome fotos muy atrevidas y luego hicimos

el amor muy apasionadamente – ella fantasea contándome como si hubiera tenido aventuras con otros y diciéndome lo bien que le fue antes de estar conmigo ese mismo día… a mí eso me enciende muchísimo). Un besoteeee

Hola Roxana. Espero que cuando recibas esta carta todo té este saliendo de maravillas. He leído con mucha atención tu relato en marqueze.net. Lo he hecho tres veces. La primera lo hice nada mas por buscar algo que me excitara, la segunda vez lo leí con un poco mas de atención y hace dos días lo leí de nuevo, profundamente. Antes de continuar déjame decirte mas o menos quien soy. Nací en Guatemala, pero actualmente estoy viviendo en Hawai, USA y, aunque estoy casado, tengo tres años de estar viviendo en este lugar, claro sin mi familia. Nunca antes había tenido tanto contacto con el Internet como ahora lo tengo; desde que llegue a este lugar. Y navegando llegue a encontrar el lugar de marqueze. Casi todos los días lo veo para ver las galerías y también para leer los relatos. Nunca antes había tenido interés en intercambios de parejas y todo ese rollo del heavy sex. La relación con mi esposa ha sido de lo mejor en lo sentimental y lo sexual. Pero; nunca faltan los peros; viendo videos y leyendo, supe del mundo swinger. Y para serte sincero me empezó a cruzar por la mente la idea de un trío, de un intercambio, de una orgía. Nunca se lo propuse a mi esposa hasta un día que estaba medio borracho. Mi fantasía o idea era verla con otra mujer, y así se lo propuse, ella se negó rotundamente. Después de esa ocasión nunca mas se lo comenté, pero ahora que la distancia nos separa la idea me volvió, pues veía mas fotografías y leía mas acerca de esto, es mas hay una pagina web de intercambios latinos que me enciende de verdad. Mas de alguna vez me ha llegado a la cabeza la idea de compartir a mi esposa con otro hombre. Hasta que leí tu relato. Y sinceramente me has dejado helado. Tu relato es sensual y crudo a la vez. Pues, casi siempre, nosotros los hombres deseamos que todo este de nuestro lado, las mejores mujeres, los mejores polvos, y en nuestro machismo nos olvidamos de nuestra pareja. Peor aun si te encuentras casado, como en tu caso y en el mío. Reconozco que al actuar como lo hiciste en todo el embrollo al cual tu esposo te llevo, fue lo mas acertado. La realidad es cruda, pues no existe nada de eso de que te coges una barbie o un adonis y luego quedas muy feliz después de 6 polvos. Una cosa es tener sexo y otra tener sexo y a la vez amar. Y ahí es donde la razón esta de tu parte y donde yo, he quedado helado. Hable hace algunos meses con mi esposa, le platique acerca de la posibilidad de un trío o un intercambio y ella con todo el amor que me tiene me dijo que preferiría que yo estuviera con otra mujer primero. Mas o menos se puso en tu posición, pues me dijo que si de verdad la amaba no debería gustarme compartirla con alguien más. Y eso es muy cierto, no es lo mismo tener solo sexo, que tener sexo y amar. He aquí a donde tu tienes toda la razón, y por lo cual te puedo decir que hiciste lo correcto al negarte a todas las peticiones de tu esposo. El no te amaba de verdad, pues en mi caso, después de leer tu relato no me interesa mas hacer un trío y mucho menos con otro hombre; me interesa el amor de mi esposa y estar con ella siempre, me interesa su amor. Es muy comprensible que la relación marital entre ustedes se viniera a los suelos y, por otro lado, aunque es un poco irónico, es muy bueno que hayas encontrado un nuevo amor. Es una cosa compleja, en la cual, mientras más profundizamos, menos entendemos, así es el amor. Así viene, y se va. Así alimentamos el amor, como también lo olvidamos. Está de nuestra parte mantenerlo o mandarlo al olvido. En el fondo de tu relato creo que eres una persona interesante. Te ofrezco mi amistad, si la aceptas. Me gustaría también tener tus consejos pues esta separación de mi esposa me esta matando. Me gustaría conocerte mas…….. Que todo te salga bien y hasta pronto. L

Hola Roxana, tu historia me dejó pensando pues a pesar de ser un relato erótico que se encuentra en un lugar erótico, parece que tú intención no es satisfacer el erotismo de los que lo leemos, sino alertar del peligro que corre una pareja al aventurarse en esas fantasías… Yo siempre les he tenido temor, pero debo ser sincero contigo al confesarte que me excitan en demasía… Actualme

nte estoy en USA solo desde hace 20 meses y mi esposa esta en Venezuela; no he podido volver por que los documentos de la residencia no me han llegado y a ella tampoco le han otorgado la visa correspondiente…pero a pesar de la distancia y del tiempo nosotros nos comunicamos a diario…Es como si no estuviésemos separados por esa distancia…El asunto es que nosotros nos entendemos muy bien en el sexo, somos ardientes, apasionados y lo disfrutamos al máximo…ella es una mujer muy hermosa y de muy buena figura, es morena clara, yo soy blanco y no mal parecido, de buena figura también, tenemos 20 años casados y cuando hacemos el amor siempre es como si fuera la primera vez o mejor aún…Desde hace 5 años se despertó en nosotros el deseo de algo más…viendo películas porno y fantaseando con los personajes de esas películas…eso nos excitaba mucho, y comenzamos a imaginarnos a los actores de esas películas en la cama, tanto a los hombres como a las mujeres…nos decíamos mutuamente al oído lo divino y excitante que sería estar con otra pareja en la cama, yo con otra mujer y ella con otro hombre, eso era lo máximo…Cuando salíamos a alguna discoteca y nos tomábamos unos tragos nos excitábamos más, al extremo que cuando volvíamos al apartamento hacíamos el amor y nos confesábamos las miradas y las insinuaciones de otras parejas, en especial de los hombres…ella me confesaba que se había excitado mucho mirando a tal pareja porque al hombre se le notaba un gran paquete entre las piernas y yo le contaba como me había excitado al verle las piernas o las nalgas a tal mujer mientas bailaba o etc…Y así llegamos a planificar que lo haríamos algún día…pero eso solo lo hablábamos mientras estábamos en la cama haciendo el amor…luego al terminar y al despertar al otro día no hablábamos de esos detalles, sino de lo divino que habíamos hecho el amor, pero no lo relativo a las fantasías con otras parejas….Pero un día conocimos a una pareja en una discoteca que resultó ser de Canadá, hablaban poco español, pero con nuestro poco ingles nos entendíamos…ella era una mujer muy sensual y llevaba una ropa muy ligera y el era mas alto que yo y muy alegre, tenía el cabello rubio y los ojos azules al igual que ella; eso nos atrajo ya que en Venezuela no se suelen encontrar parejas así, y a ellos parece les encanto el color moreno claro de mi mujer y el pelo rizado que tengo con algunas canas…el asunto es que estuvimos tomando y bailando, la pasábamos muy bien, intercambiamos parejas en la pista de baile y eso, junto con los tragos, encendió una excitación increíble en los cuatro…Ya de madrugada cuando la música se puso suave yo bailaba con la canadiense y mi mujer con el esposo de esta….la rubia se me pegaba y yo sentía que su calor me atrapaba, vi con cierto temor que mi mujer estaba haciendo lo mismo con el canadiense, estaban bailando muy apretados y prácticamente abrazados…de repente mi mujer y el canadiense dejaron de bailar y se dirigieron a la mesa a sentarse…pude ver como él tenía de grande y erecto el pene, se le notaba un gran bulto entre las piernas…yo también lo tenía parado pero se lo tenia bien apretado contra ella y sentía como lo gozaba…cuando mi mujer se sentó al lado del canadiense pude ver como este la besaba en la boca con pasión y la mano de mi mujer estaba sobre el bulto que entre las piernas tenía el canadiense…fue algo increíblemente excitante…cuando me dirigí a la mesa a sentarnos también nosotros, ellos aún estaban besándose…yo me quedé mirándolos mientras la canadiense me acerco sus labios a los míos y me dio un beso profundo que aún recuerdo. Yo le metí una mano bajo su falda y le acaricie las piernas, mientras el canadiense hacía lo mismo con mi mujer…cuando cambió la música todos nos miramos y sin saber porque reímos…habíamos cambiado de parejas y allí estábamos, yo con la canadiense abrazado y mi mujer abrazada con el canadiense…Fue muy excitante ver a mi mujer en brazos de otro y siendo acariciada…lo mismo que ver como la mano de mi mujer acariciaba el bulto que entre las piernas tenia su pareja…La canadiense también acariciaba mi bulto…La pareja nos propuso que nos fuéramos a su hotel para tomarnos unos tragos y celebrar lo hermoso que estábamos pasando la noche…nosotros acordamos seguirlos en nuestro auto…pero c

uando lo seguíamos mi mujer me puso la mano sobre mi pene y me dijo que tenia miedo de ir al hotel de los canadienses, pues estaba muy excitada y de seguro terminaríamos en la cama con ellos .y eso no quería. Yo le metí mi mano entre sus piernas y su concha estaba muy mojada…decidimos desviarnos e irnos a nuestro apartamento y eso hicimos…terminamos los dos solos en nuestra cama haciendo el amor de todas formas y fantaseando con la experiencia vivida…nos confesamos lo excitante que había sido todo y coincidimos en que de haber ido al hotel con ellos con seguridad hubiéramos intercambiado parejas….Nunca más hemos tenido una experiencia similar, pero seguimos fantaseando con eso cuando hacemos el amor…no hemos conocido a ninguna otra pareja como ellos, nos hemos excitado en discotecas solo viendo a alguien que nos guste, luego comentamos esos secretos y nos excitamos mucho, pero no ha vuelto a suceder nada como con aquella pareja….Por ello me llamó la atención tu relato, pues sueño con vivir una experiencia de nuevo con mi mujer y otra pareja pero me da temor….Por favor respóndeme y dame tú opinión.

Querida Roxana: No puedo creer el impacto que ha causado tu relato. Cuando lo leí me pareció extraordinario por la sinceridad (cuando menos eso aparentaba y luego se confirmó) con la que expusiste tu caso y sobretodo que no describiste penes inmensos no multi orgasmos y otras fantasías. Me gusta mucho leer esos relatos de intercambios de parejas y estoy impresionado de la cantidad de personas que comparten esa fantasía, aunque estoy de acuerdo con la mayoría de los que te escriben, realmente, y en la mayoría de los casos no pasa, afortunadamente de eso, de una fantasía. Sería interesante un estudio psicológico para saber por qué a gran parte de los hombres les parece excitante esa situación y hay que decir, que al contrario de lo que tu expones, al parecer se antoja muy excitante hacerlo si amas a tu pareja, pues si el amor hacia la pareja no existiera el intercambio perdería su chiste (a nivel fantasía insisto), cuando menos en mi caso. También te confieso que nunca había tenido ningún tipo de contacto con la autora de algún relato, lo cual también me parece excitante, aunque sea escribir esta carta. Por cierto escribes muy bien, me refiero a la redacción, ojalá sigas cultivando ese don en cualquier tema que desearas escribir. J.

Terminé de leer tu relato y me pareció muy estimulante. Este tipo de relatos es mi favorito. Soy un profesional de 36 años casado y solamente he tenido una experiencia con una pareja. Ella no estaba muy convencida pero finalmente fuimos a mi habitación y le hicimos el amor varias veces entre los dos. He repetido la experiencia con esta misma pareja y siempre ha sido muy satisfactorio. Creo que puedo decir que somos antes que nada amigos. Estaría dispuesto a realizar esta experiencia con mi esposa si ella estuviera dispuesta, pero el problema es que ella tiene una forma de pensar bastante tradicional y ni siquiera se lo he planteado fuera del contexto de una mera fantasía. Incluso le plantearía la posibilidad de que no necesariamente tienes que llegar a la relación sexual completa. Se pueden crear atmósferas verdaderamente estimulantes tan solo con ver, dejar que te vean, jugar a la seducción de un tercero (o tercera )conversar o tan solo con compartir un relato bien escrito como el tuyo. En cuanto a la pareja con la cual he compartido, te puedo decir que hasta ahora todo ha sido con el mas profundo respeto hacia los dos: respeto su matrimonio, entiendo completamente la fantasía y pienso que les ayudo a escapar de ese monstruo que es la monotonia Tengo entendido que lo que tu amiga describe (compartir sexo con otra pareja pero sin intercambio ) se conoce como swingers light y tienes razón, debe ser muy excitante. En cuanto a mi relación con el matrimonio amigo te puedo decir que ha sido la experiencia mas fuerte que he tenido. Ellos tienen años juntos, hijos etc. Pero nunca me he sentido como un intruso. Solamente somos tres personas que compartimos la misma fantasía. Otra cosa es que compartimos con muy poca frecuencia dada la distancia y supongo que la próxima vez será igual e estimulante: salir a comer, beber algo, bailar todos estos preliminares van creando una expectativa muy grande porque ya sabemos lo que pasara al final tu relato el iniciador del intercambio es "castigado" y al final sale perdiendo. Supongo que esta fantasía no te emociona…o me equivoco? Un besote

de tu amigo J.

PD: Espero con impaciencia que vuelvas a escribir. De verdad sabes como hacerlo

Roxana: Leí tu relato de Marqueze y en principio puedo decirte que no coincido contigo pero es muy respetable tu decisión de no querer participar con tu esposo de este tipo de actividad sexual, NADIE PUEDE OBLIGARTE A HACER ALGO QUE NO DESEAS y ese es un principio básico dentro de la relación matrimonial. Ahora bien, en la poca experiencia práctica que tenemos mi pareja y yo, puedo decirte que ha sido muy placentero, pero no se ha dado de la noche a la mañana. Ha tenido que pasar por un proceso de madurez durante varios años y a ambos nos ha resultado sumamente excitante. El solo pensar que otro hombre la pueda penetrar, el poder ver su expresión y escuchar sus gemidos mientras se la hunden es sumamente delicioso………………..y a ella le gusta! y créeme, el amor no esta mezclado en esto, es solo sexo y estamos seguros de lo que queremos. Muchos besos.

Mira Roxana, alguna vez sucedió que sin darnos cuenta fue bajando la frecuencia de nuestra sexualidad y no lo percibimos, ya en esos momentos estábamos viviendo mecánicamente por inercia o como dicen muchos por costumbre, y en uno de esos momentos de lucidez recordé y me di cuenta de todas las vivencias que en un principio de nuestro matrimonio, habíamos vivido se iban desvaneciendo, lo que me llevó a la reflexión (me tomo mucho tiempo) y empecé a buscar alternativas de que hacer para revivir nuestra relación y así fue como obtuve información sobre las mismas. De hecho la terapia sexual la descarte, por lo mismo de no contar con tiempo y también por el costo, pues son terapias de años, pero me llamó la atención la alternativa de los swingers, por lo que procedí a informarme e involucre a mi esposa y le propuse intentarlo, de principio no fue fácil, pero para no hacértela larga, decidimos que le daba permiso de que escogiera algún compañero de su trabajo que le gustara, lo sedujera y se lo llevara a la cama. En resumen para lograr esto, todo el tiempo lo hicimos de común acuerdo y logramos esta situación, que nos ha motivado a tal grado que a veces no entiendo que nos pasa, por que nos queremos mucho y como te dije ahora cogemos más que cuando éramos jóvenes Esto paso hace 5 años y a estas alturas ya hemos tenido intercambios con algunas parejas, de forma esporádica; unas 6 veces al año, tu no tienes idea como deseo a mi esposa y como me desea ella y te aseguro que no hay relación en que no se venga. Un cariñoso saludo de parte mía y de mi esposa para ti y tu esposo.

Hola Roxana, Me gusto tu historia. Es interesante y erótica. Yo impulse a mi esposa a que se acostase con otro y la quiero mas que nunca. Aunque debo reconocer que al principio ella no lo deseaba. Te diré que es difícil saber las razones por las que iniciamos estas actividades. Quizás algo erótico relacionado con la búsqueda de más sexo. Míos fueron la idea y el deseo y a mi esposa no la pude convencer fácil, de hecho no pienso que lo creyera totalmente hasta que se encontró frente al hecho y en ese momento dudó, por lo que, en cierta forma, tuve que forzarla algo para que estuviese con otro. Es una historia larga. Creo que ahora, después de un par de tríos y un par de intercambios estamos mejor que nunca. Esa es una apreciación muy personal. Para nosotros, ahora, el erotismo es lo más emocionante de nuestras vidas.

He leído atentamente tu historia y debo confesarte que soy muy parecido a tu ex marido, he compartido muchas veces a mi esposa, con quién ya llevo 25 años de casado. Cada trío o intercambio nos ha hecho gozar infinitamente, como tal vez tu ex también lo hacía. Entre Uds. y nosotros, eso sí, hay una gran diferencia; lo hacemos porque a los dos nos encanta y lejos de separarnos esto nos ha unido mucho más. Personalmente entiendo y respeto tu postura, en esto del sexo todo es válido, más aún dentro de la pareja, siempre y cuando ambos estén de acuerdo, nadie debe hacer nada sólo por satisfacer al otro. Me alegro mucho que en Sergio hayas encontrado a la persona que responda a tus deseos y tu puedas entregarte únicamente a él y que eso les satisfaga plenamente……………………………………………………………………………………………………………………………….

Roxana: Mi esposa y yo leímos tu interesante histori

a. Te cuento que lo que más nos gusta a nosotros son los tríos hombre-mujer-hombre y esto tiene una explicación muy sencilla; a mi esposa le encanta ser penetrada y a mi me gusta mucho mirarla, esto dentro del contexto de mis deseos por darle a ella el máximo de placer posible. En todo caso nuestro sexo en pareja es súper satisfactorio y los tríos y demases son sólo un complemento que nos permite mantener encendido nuestro erotismo. Por sobre todas las cosas nos tenemos mucha confianza, pues sabemos que más allá del sexo están los sentimientos que cada uno de nosotros le dispensa al otro. Otra variación que nos gusta mucho a ambos, es conocer otros tipos, que mi esposa se acueste con ellos y luego me cuente todo lo que hizo, esto nos pone súper calientes y nos permite largas jornadas de goce. Hemos tenido otro tipo de experiencias, pero las que te acabo de señalar son las que más nos gustan.

Estimada Roxana: Soy R. el que escribió la historia de "Mi increíble y dulce Liliana" pero más importante aún que eso, soy el que la vivió. Me sorprende el impacto que tuvo mi historia, pues no soy escritor y lejos estaba de sospechar un resultado como el que tú describes. Y si bien me sorprende, mucho más me entristece. Mi propósito al escribir nuestra historia era: primero que nada contarle al mundo que habíamos podido ser felices viviendo algo no convencional (¿egoísta sentimiento de la felicidad?, Quizás sí, pero que no perjudicó a nadie), y contribuir con las parejas que se encontraban inseguras de vivir una situación similar. Liliana es mi mujer a la que adoro y lejos estoy de querer entregarla o regalarla. El vivir estas situaciones sexuales es una forma de regalarle y regalarme placer, es una manera de contribuir a que nuestras vidas de vez en cuando tengan algo distinto. Me encanta tener sexo de a tres (siempre con Liliana por supuesto), pero…. ¡qué aburrido sería que siempre lo hiciéramos de a tres!, ¡Qué aburrido sería si una vez por semana lo hiciéramos de a tres!, ¡Qué aburrido sería si lo hiciéramos de a tres en forma periódica!. Lo lindo de esto es que cada tanto el morbo se nos sube a la cabeza y disfrutamos de manera diferente. No pienses que con Liliana vivimos de orgía en orgía, todo lo contrario, nos amamos pues lo esencial de nuestra intimidad es de a dos, entre nosotros dos, me animaría a decir que el 99% de nuestros encuentros sexuales es de a dos, pero nos damos también la posibilidad de explorar otros caminos. Hay muchas cosas que producen placer y que la forma que más nos gusta es hacerlas de a dos, que casi siempre la hacemos de a dos, como ir al cine, al teatro, a bailar, a cenar, etc, pero que ocasionalmente hacemos con amigos y también lo disfrutamos, de una forma diferente, pero lo disfrutamos. En fin Roxana, pienso que Alberto te quiso muchísimo y te explico porqué pienso así. Yo podría haber experimentado situaciones de tríos con distintas mujeres, pero con las que siempre me interesó vivirlo fue con mujeres que yo amaba o amo, lo intenté con mi anterior mujer a la que amé profundamente y con la que tuve dos hijos, (te aclaro que este tema no fue el motivo de nuestra separación) que no quiso, lo intenté con Liliana y felizmente lo logramos. Con todo esto no pretendo convencerte de nada, sino simplemente que entiendas que se puede amar profundamente dando y recibiendo placer de distintas formas, que la forma del placer no determina el amor. Te saluda con todo cariño R……………………………………………………………….

El debate sobre un tema tan interesante y complejo sigue abierto. Espero sus comentarios a :

durazno44 (arroba) hotmail.com

ROXANA

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *