ME BESO Y CREI DESMAYAR

¡Comparte!

Hola, este es mi segundo relato en el que mi relación con Ricardo se vino abajo por una estupidez.

Todo era felicidad para mi a partir de haber sido la mujer de mi profesor, me gustó estar vestida de mujer y ser amada, los días pasaban y Yadira la amiga que conocí en la estética me había regalado ropa femenina con la cual todas las noches dormía y fantaseaba con volver a estar con Ricardo.

Uno de esos días Ricardo me pidió que saliera con él, que fuéramos a una propiedad que tiene en el norte del estado, yo accedí pero como era de esperarse mis padres se opusieron y no me dejaron ir con él.

Yo estaba desesperada, no sabía como hacerle, fue cuando llamé a Ricardo a su celular y le dije que viniera a mi casa, que entrara en la noche y yo lo estaría esperando. Esa noche, casi desde las ocho me encerré en mi recamara, no quería hablar con nadie, en fin me hice la enojada, esperé a que mis padres se durmieran y me comencé a vestir de mujer.

Primero me di un baño de todo a todo, después me perfumé todo el cuerpo con un perfume muy delicado que Ricardo me regaló, poco después me puse mi tanga de color negro, que se metió entre mis nalgas haciendo que dejara escapar un gemido, luego siguió el sostén, me gusta que me quede grande, y lo rellene con senos de plástico, me gustaría tener senos grandes, ya que como soy delgada siento que se ve bien.

Poco después me puse una batita color rosa, con encaje abajo, me quedaba justamente debajo de las nalgas, las cubría pero yo la levantaba para ver mis nalgas, me gustaba, estaba excitada esa noche, al final de vestirme me puse medias negras hasta el muslo y mis zapatillas negras, mi amiga Yadira me había regalado una peluca con cabellos pelirrojos, me la puse y me maquillé, ya saben los labios rojos y los ojos de color azul, me miré al espejo y me gusté, me sentía una real hembra que esta en espera de su macho.

En eso estaba cuando escuché una piedritas que golpeaban mi ventana, era Ricardo, mi ricardo que había venido a verme.

Salí a la reja de mi casa así como estaba, solo me puse una gabardina para cubrirme un poco, Ricardo entró a mi casa y lo guié hasta mi habitación, sentía yo como su corazón parecía querérsele salir no se si de miedo o de emoción.

Cerré mi puerta con mucho cuidado y le hice la señal que no hablara ya que mis padres podrían escucharnos, él lo entendió y me dijo te amo, sin que se oyera.

Me despoje de mi gabardina y prendí solo una pequeña lámpara que tengo a la orilla de mi cama, después solo me fui directo a el y lo abracé, le dije que se tranquilizará, Ricardo me abrazó y tocó mis na me volteara y le dejara ver mis nalgas, lo hice, me bajé la tanga y le ofrecí mi culo, el lo lubricó con su mismo liquido y se subió encima de mi, sentí su peso, y la dureza de su verga, que me hacía aflojar mi ano, yo lo besaba y el también, pero cuando me introdujo su verga abrí yo sola mis piernas y parándole el culo le exigí que me cogiera, que lo hiciera con amor.

Sentí como su verga entraba y salía de mi, me hacia ancha de mis caderas con cada empujón que me daba, ¡olvide por completo donde estaba! y creo que el también, escuchaba como bramaba y eso me excitaba, yo movía mi culo como loca y él me agarraba con mas fuerza de mis caderas, hasta que terminó, me inundó el culo de semen y yo me sentí más mujer que nunca, hasta le pedí que no me la sacara y el la dejó ahí, dentro mío, para que yo saboreará su semen.

En eso escuché que la puerta de mi recamará se abría, eran mis padres, habían escuchado, y yo estaba con Ricardo en la cama, Ricardo salio corriendo de mi cuarto y después de la casa y yo me quede ahí como una idiota, no sabia que hacer, en fin fue un gran problema.

Mis padres quisieron llevarme con sicólogos pero yo les repetía una y otra vez que no estaba enferma, que yo era una mujer, pero lo peor de todo fue el silencio de Ricardo, lo busqué y me dio la espalda.

Cuando mis padres me lo propusieron, me vine a vivir al Distrito Federal c

on una de mis tías, yo accedí y ahora vivo aquí lejos de la persona en quien confié y me dio la espalda.

Autor: Susy susanatransex ( arroba ) yahoo.com.mx

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.