Me folle a la mitad de los participantes

¡Comparte!

Orgía, hetero, fantasías eróticas. El verano pasado se organizo uno de tantos concursos de culturismo en mi ciudad y la organización buscaba “azafatas”..

Soy una chica aficionada al culturismo. El primer novio que tuve me engancho en eso de ir al gimnasio y desde entonces no he parado. He llegado incluso a presentarme a algunos campeonatos locales. Sobre decir lo buena que estoy, modestia aparte, los tíos siempre se me han lanzado encima, debe ser por la ropa deportiva y ajustada que suelo llevar y las poses que les hago (me encanta seducir).

Soy morena, de piel con el pelo negro. Mido 1,69 cms pero las piernas larguísimas y musculosas. Los hombros muy marcados. Muchos tíos me atacan preguntándome por los hombros. Las tetitas chiquititas pero perfectas de forma con unos pezones marrones y resbaladizos. Pero lo mejor que tengo es el culo. Es duro como una piedra, chiquitito y precioso.

El verano pasado se organizo uno de tantos concursos de culturismo en mi ciudad y la organización buscaba “azafatas”, así que me presenté. Me encantan los concursos de culturismo. Ver a 20 tíos casi desnudos, totalmente depilados , morenos y con aceite por todo el cuerpo, esforzándose y sudando me pone a tope. En casa, en lugar de tener las típicas películas porno, yo tengo DVD´s de Mr Olympia con los que frecuentemente termino masturbándome mientras los veo.

Cuando nos presentamos todas las chicas al casting de “azafatas” me llevé un chasco muy grande. Todas las chicas parecían copias de la misma. Todas altísimas (cerca de 1,80, algunas un poco más), todas rubias de bote, delgadas como las modelos de la tele y no sabían nada de este deporte, pero a la organización le dio lo mismo, cogieron a 10 chicas iguales para el escenario y a mí me dejaron encargada del guarda-ropa. Mientras todas ellas iban a estar cara al público, yo me tenía que quedar en aquella especie de vestuario vigilando un monitor que apuntaba a un pasillo y una tele en la que podía ver la retransmisión del campeonato que hacia una tele local.

El campeonato era un poco especial, no había una sesión privada sin publico antes para pre-seleccionar a los candidatos, sino que todos los participantes tenían la posibilidad de presentarse delante del público sin pasar un corte previo. Entre los jueces y el público se iban eliminando los participantes uno a uno.

Mientras el resto de chicas estaba en el escenario, yo estaba en aquel cuartucho y encima me sentía más como un vigilante privado mirando los monitores que como una azafata. Así que con la indignación me propuse sacar partido de la situación. Ya tenía un plan, del evento me iba con un culturista del brazo seguro, así que me puse lo más provocativo que me dejo el traje de azafata. Para empezar las bragas me las quité (alguna vez ha salido de marcha sin bragas y me excita muchísimo). La minifalda, que era mini, me la subí un poquito y el sujetador me lo quite también….

A los pocos minutos veo aparecer por el monitor que enfoca al pasillo al primer eliminado del concurso que venía a por su bolsa para irse a las duchas.
Yo tenía que mirar el número de la pegatina del bañador para sacar de la taquilla correspondiente la bolsa. En cuanto se acercó, le miré el paquete (tenía que hacerlo, la pegatina estaba allí), me agache para sacar la bolsa y dejé que me viera el coño por detrás. Cuando me di la vuelta volví a mirar el número para asegurarme que le daba la bolsa correcta y tenía una enorme erección que casi se le salía del minúsculo bañador. Le sonreí, y se acercó tan de golpe que fue casi un empujón. En menos de 30 segundos estaba tumbada en la mesa de detrás de la cortina y me estaba chupando los pezones. Sacó de su bolsa una caja de condones de no sé cuantas unidades, pero no había visto tantos condones juntos en mi vida.

Es un instante tenía ya un condón puesto y me estaba follando. En 3 minutos ya se había corrido y yo apenas me había enterado. Sin decir una palabra, con cara de cansado cogió su bolsa y se marcho, dejando la caja de condones allí. No sabía si le pasaba algo, así que me puse el top y la minifalda y cogí la caja para dársela y hablar con él.

Nada más salir había otro tío esperando su bolsa, que me vio con el pelo revuelto y la caja de condones en la mano. Sonreímos los dos por la situación y se metió dentro conmigo.
Me puse de rodillas y empecé a chupársela. No quería pasarme chupándosela, no me fuese a pasar como con el anterior, que se fue en tres minutos.

Cogí un condón para ponérselo y en el último lametón que le pegué, se corrió tan profundo en mi boca que me lo tragué todo. La corrida fue inmensa. ¡¡¡ Como se nota que van de Testobolan hasta el culo!!!. Cogió su bolsa y se marchó. Menuda pandilla de eyaculadores precoces.

En cuanto salgo, sin saber siquiera si tenía restos de semen por la cara, ya estaba otro descalificado esperando su bolsa y algo más…. Supongo que ya se había corrido (la voz) porque este estaba directamente con la polla en la mano. Yo tenía un calentón increíble, asi que no lo deje escapar. Este me estuvo follando de 3 o 4 posturas y siempre llevaba el mismo ritmo, ero como si estuviera haciendo ejercicios. Siguiendo tanto el ritmo era muy fácil concentrarme así que por fin me corrí, además yo no suelo eyacular pero esta vez solté un chorro impresionante. Él estaba todo sudado y con mi corrida por su cuerpo, así que se fue al baño sin ni siquiera recoger su bolsa.

Yo estaba ya calmadita y satisfecha. Estuve entregando unas bolsas mas a los participantes hasta que llegó uno con una sonrisa increíble. Los abdominales totalmente marcados. No había visto un tipo más bueno en mi vida. Y me dijo: “Me ha dicho Rafa que mi bolsa está dentro” y me guiñó un ojo. En menos de un minuto me estaba follando en la misma mesa de antes. Yo ya estaba satisfecha, pero nunca había estado con un tío tan bueno. Los abdominales se le marcaban tanto cuando me penetraba que seguro que me estaba haciendo posturitas. Así no tardé en correrme y él cuando iba a terminar, se quitó el condón y se corrió en mi cara (un detalle romántico donde los haya).

Cerré el guarda-ropa para ir al baño a limpiarme la cara y lavarme un poco. Cuando volví me estaba esperando para pedirme disculpas por correrse en mi cara de esa manera y para recoger sus cosas. Estuvimos charlando un poco hasta que llegó otro competidos descalificado y se puso a hablar con él. De pronto se me acercó a la oreja y me dijo: “¿quieres hacer un trío con mi amigo?” Yo ya había tenido bastante meneo para todo el mes, pero no me pude resistir a tirarme a dos tíos a la vez. La idea de que me cogieran los dos a la vez en alto y me follaran por el coño y el culo me hizo sacar fuerzas de donde no tenía.

Estuve un rato chupándoselas alternativamente y a la vez. Por sus risas supuse que ya habían hecho el numerito otras veces. Fue alucinante, dos culturistas cuadrados, depilados y brillantitos cogiéndome en brazos y penetrándome por el choco y el culo a la vez. Creo que me corrí dos o tres veces. Cuando ya no podían más se dispusieron a correrse los dos a la vez en mi boca (esto lo tenían ensayado, porque se corrieron a la vez) y estuve chupándoselas hasta dejarles limpitos (mucho pedirme disculpas y el tío se había corrido en mi boca dos veces en media hora).
Ya me he apuntado para hacer de guarda-ropa para el año que viene. Musculo fresco, digo carne fresca.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

2 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.