ME TRANSFORME EN UN CORNUDO II

¡Comparte!

Para comprender bien este 2do relato lean primero el publicado el 21-4-2007 (infidelidad)Hola nuevamente a todos los amigos. Tengo que decirles que me asombró la repercusión que tuvo mi primer relato, debido a la cantidad tremenda de mails que me llegaron, me preguntaron infinidad de cosas y mucho preguntaban sobre si era fantasía o realidad y a todos los que pude les respondí y les dije que si, que era verdad, aún a mi pesar ya que el final no fue el mejor porque terminó con mi matrimonio, pero bueno ya está, ya pasó y hoy lo puedo contar sin problemas, debido que para mi, ya esta todo superado.

Bueno les cuento que cuando nos levantamos al otro día, Sonia me miraba con cara de sobradora, me hacía sentir como de ahora en más yo era su esclavo, y algo de eso había porque yo recordaba las imágenes de la noche anterior y me excitaba, había sido una experiencia impresionante y era algo que yo había deseado durante mucho tiempo, mi problema (y no se si a muchos de ustedes les pasará) es que cuando me excito al extremo, pierdo totalmente el dominio sobre mi, la calentura no me deja hacer otra cosa que dejarme hacer lo que los demás quieran, y mi mujer, esa noche, lo comprobó totalmente, y tenia pensado aprovechar muy bien la situación que se le presentaba.

El día pasó con normalidad, llegué a casa a la noche, la cena estaba lista, la casa ordenada, parecía que todo estaba más que bien, cenamos, miramos televisión y nos fuimos a la cama, yo me acosté primero y a los cinco minutos apareció ella totalmente desnuda y acariciándose por todas partes y recordando en voz alta todo lo que Raúl le había hecho la noche anterior, yo la observaba y mi pija se estaba poniendo como piedra, de repente quita las sabanas y me mira la erección terrible que tenia y me dice, qué cornudito que sos, me escuchás recordar a mi amante y te ponés como loco, a ver dame esa pija que la vamos a chupar un rato pensando que estoy con Raúl.

Yo me dejé y empecé a disfrutar, me dejé besar por todos lados, hasta me dio vuelta y me empezó a besar el culo, me pajeaba y me metía los dedos, de repente sentí algo duro y grande que me partió al medio, me había metido un consolador terrible de un solo empujón y me lo mantenía adentro, yo le pedía por favor que me lo sacara, pero ella me decía que no, que eso era lo que yo necesitaba, y empezó a meterlo y sacarlo como poseída, cosa que ya a mi me estaba gustando mucho, porque el dolor inicial se había transformado en placer y estaba gozando como loco.

En un momento me hizo bajar de la cama y nos pusimos en la alfombra, yo en posición perrito, culo para arriba y gimiendo de placer y ella haciendo de macho mío, de repente siento algo caliente que me corre por la espalda, me estaba orinando, se puso de pie y me tiraba sus chorros de orín por todo el cuerpo y hasta me agarró de la cabeza, me la levantó y me orinó en la cara, y me dijo, mi amante y yo de ahora en más te vamos a orinar, él ya lo hizo los otros días y ahora te lo hago yo, eso es lo que les pasa a los cornudos putitos, me pegó con la mano en el culo y me dijo si queres acabar hacete una paja con el consolador puesto, yo ya me voy a dormir.

Yo me levanté del suelo, me fui al baño a ducharme, pero si me tuve que hacer una paja porque no daba más de la calentura, ya al terminar con el baño y volver a la cama la encontré totalmente dormida, así que no tuve mejor idea que orinarla tal cual ella lo había hecho conmigo, uyyyyyyyyyyyyyy no les puedo explicar la discusión que se armó, conclusión yo dormí en otro cuarto solo.

Los días siguientes fueron normales, cruzando las mínimas palabras posibles, hasta que llegó el sábado y a la hora de la cena yo la vi demasiado arreglada y le pregunté si pensaba salir a algún lado y me dijo que no, que estaba esperando a alguien, como a la media hora llegó Raúl y ella le abrió la puerta y delante mío lo recibió con un beso tan apasionado como jamás me había dado a mi ,Ra&uacute

;l me dijo, ¿que haces carnudito?, me vine a coger a tu mujer y a que vos me chupes un poco la pija, yo estaba como congelado mirando todo lo que sucedía y la veía a ella besándolo y a él sobándola por todos lados, en un momento mi mujer se me acerca y me toca la pija y le dice a Raúl, mirá, con solo vernos besarnos el cornudito ya está que revienta,(y lo peor es que era verdad)

A ver, dice Raúl, veni Roberto vamos a compartir a tu mujercita como corresponde y me dice desnúdate y empeza a chuparle la concha que esta puta ya no da más de la calentura.

Mi mujer se desnudó rapidísimo y se tiró en el sillón, abrió las piernas y me dijo, veni putito chúpame y anda preparándole en terreno a mi macho, a mi la calentura ya me había invadido por completo y me sumergí entre sus piernas mientras Raúl se desnudaba, él se acercó y le puso la pija en la boca a Sonia, así estuvimos un rato hasta que Raúl dijo que iba a baño, y me dijo no dejes de chupársela que cuando vuelvo se la voy a clavar hasta lo más profundo, yo seguí concentrado en la concha de Sonia, sin escuchar nada de lo que pasaba a mi alrededor ,entre la música y la poca luz que había casi no se veía nada.

En un momento yo ya estaba con mi pija por explotar, cuando lo escucho a Raúl que dice, correte Sonia y dejalo a Robertito que me la chupe un poco que lo hace de maravilla, y así fue, me volví a tragar la pija de Raúl y esperando que Sonia me empezara a chupar el culo, sabiendo que me iban coger de nuevo, pero en ese momento no me importaba nada, estaba pasando un momento de sexo espectacular, lo que sucedió, es que cuando ya tenia el culo muy bien dilatado por mi mujer siento que me agarran y me clavan de golpe con una pija bastante grande, trato de zafarme y darme vuelta y Raúl me agarró de la cabeza y me dio una trompada, quedate quieto putito, que el que te está clavando es un amigo mío que le gustan los putos como vos, así que seguí chupándomela que después nos tenemos que dedicar a tu mujercita, yo no tenia reacción así que seguí las ordenes que me daban, chupándole la pija a uno y dejándome romper el culo por el otro.

Estuvimos así un buen rato hasta que los dos me acabaron uno en la boca y el otro me llenó los intestinos con una cantidad de leche que no se puede explicar, me dejaron tirado en la alfombra con un dolor impresionante y sangrando por el culo y se llevaron a mi esposa arriba a nuestro dormitorio diciéndole, ya está amor, ya le rompimos el culo al puto de tu marido como nos pediste, ahora vamos a disfrutarte a vos y se fueron.

Yo me quedé tirado en el piso reponiéndome, realmente estaba con un dolor terrible, ese hijo de puta me había roto el culo de una manera bestial y la verdad que tenia una pija bastante gorda, cuando me pude levantar no podía creer lo que estaba viviendo, yo que hasta hace un tiempo era un tipo normal, con algunas fantasías claro, pero normal, hoy me encontraba con mi boca y cara llena de esperma, mi culo totalmente abierto chorreando esperma y sangre y mi dignidad hecha trizas, todo por querer mejorar la calidad de mi matrimonio, no lo podía creer, así que en esas condiciones me fui a duchar, me puse la misma ropa que tenia y me fui al fondo de mi casa a sentarme debajo de un árbol a pensar mientras mi mujer estaba en nuestra cama haciéndose coger por todos sus agujeros y gozando como una puta.

Cuando escuché que ellos se retiraban de mi casa volví a entrar y la encaré a mi mujer diciéndole que esto no podía seguir así y ella me miró, se echó a reír y me dijo que esto nunca más iba a cambiar, porque ella la estaba pasando de maravillas y yo con lo putito que era me la tenia que aguantar, pegó media vuelta y se fue a dormir.

Al otro día yo me levanté, y me fui al trabajo y ella ni siquiera se levantó a prepararme el desayuno como lo había hecho durante tantos años. Mi día transcurrió normal, lo único que me recordaba lo que había sucedido, era el terrible dolor que tenia en el culo, pero se soportaba, cuando llegó la última hora se presentó Raúl en la oficina, (a esa hora ya no queda nadie )y yo le pregunté que quería, después de todo lo que estaba haciendo y me dijo… anoche cuando me fui no estabas ahí para darle las gracias a mi pija como te ordené la primera vez, por cogerme a tu mujer y le contesté, andate de acá, po

rque todo eso ya terminó para mi, resultaste un flor de hijo de puta y ya no quiero seguir, ni llevando tus negocios ni verte más, huy pobrecito el cornudito, mañana cuando llegues a la oficina no te quejés de cómo te van a tratar todos cuando tengan sobre sus escritorios las fotos que te sacamos mientras te rompíamos el culo…

QUEEEEE, no seas hijo de puta no podes hacerme eso, yo soy un tipo muy respetado en mi trabajo, bueno esperá me dijo y cerró la puerta con llave, vamos a hacer una cosa, dame la última mamada, trágate toda la leche y te doy las fotos para que todo esto termine acá.

Yo no tenía muchas opciones, era terrible para mi que se conocieran esas fotos, así que con toda la bronca del mundo me dedique a chupársela, se sentó en una de las sillas, me hizo arrodillar delante de el, desabrocharle el pantalón lamerle el slip y empecé a mamarlo, tratando de que acabara rápido para que eso ya terminara, cuándo estaba por acabarme me recordó que me tenia que tragar toda la leche y que no podía dejar que cayera nada al piso, y cuando ya estaba terminando de tragármela toda, me dice, mirame a la cara cuando me la chupás, y al mirarlo me sacó una foto, ahí me di cuenta que eran mentiras que tenia otras fotos mías, así que le arranqué la cámara de las manos y con un pisapapeles le pegué en la cabeza, tirándolo al piso, me le senté encima y lo amenacé con pagarle a alguien para que lo haga mierda si no dejaba de molestarme, así que después de insultarnos un poco se retiró.

Cuando llegué a mi casa mi esposa sale de la cocina, viene corriendo y me da un beso en la boca (yo no entendía que pasaba) y me dice, mmmm que rico, gusto a leche de mi macho que trae el putito de la casa (el hijo de puta ya la había llamado y le había contado todo lo sucedido) y yo me la saqué de encima y la insulté de arriba abajo, diciéndole porqué procedía así, si lo que pretendíamos con esto era solo mejorar la pareja y cumplir con alguna fantasías y me contestó, que no le interesaban putitos en la cama, y que ya no me quería, que solo quería machos de verdad y que se la cojan todo el tiempo posible.

La semana transcurrió con normalidad, con ella ni nos hablábamos, Raúl no vino en toda la semana hasta que llegó el sábado y a eso de las 6 de tarde la veo que baja con una bolso y me dice..Me voy con Raúl a Mar Del Plata y hasta el martes o miércoles no vengo, yo no le dije absolutamente nada, a los 10 minutos Raúl llegó tocó bocina y se fue.

Yo, después que se fue, me quedé pensando que venía bien quedarme solo así podía ir pensando tranquilo el tema de la separación y mis pasos a seguir, porque esa relación ya no tenia vuelta atrás, estaba escuchando música a eso de las 8.30 de la noche tocaron el timbre, me voy a fijar quien es y veo por la ventana que era el amigo de Raúl (el que me había roto el culo hacia una semana atrás). ¿Que tal Roberto? me dice, que querés acá , y con cara de angustia y algo de lágrimas me dice: Sonia Y Raúl tuvieron un accidente en la ruta y están muy graves. Mierda dije, vine a ponerte al tanto y decirte donde están internados, espera que te abro, y ni bien abrí se mandó para adentro con dos amigos más y me dijo, quedate quieto putito, que la yegua de tu mujer está bien, lo que vinimos a hacer con mis amigos es disfrutar de tu culito, ya que tu mujer no está para disfrutarla, te venimos a dar a vos, traté de correr para salir al fondo de mi casa y saltar a lo del vecino pero uno de ellos sacó un arma y me amenazó, cerraron todo, puertas, ventanas, pusieron la música fuerte y de ahí en más me dijeron que yo era su putita hasta que ellos se cansen. Yo estaba con unos nervios y una de desesperación que no podía ni caminar, me temblaba todo el cuerpo, hasta pensé que me podían matar, (no les puedo decir que sensación horrible)

Se hicieron dueños de la casa, empezaron a servirse bebidas y a mi me tenían en la alfombra, recostado boca abajo con los pies encima para que no me moviera, me miraron y me dijeron, mira, ¿sabes lo que esto?, no le dije, esto es viagra, y se tomaron una pastilla cada uno, como a la media hora me dijeron, bueno, ahora si empieza la fiesta y me llevaron para mi dormitorio, empezaron a buscar ropa de mujer, me hicieron desnudar por completo y me tuve que vestir delante de ell

os prenda por prenda, una mini tanga, corpiño medias, blusa de seda y minifalda bien cortita.

Uno de ellos traía en un bolso una peluca rubia y me la hicieron poner, así me llevaron para abajo, pusieron música y les tuve que empezar a bailar sensualmente (cosa que no me salía ni de casualidad) hasta que uno a uno se fueron desvistiendo y se empezaron a sobar la pija para que se les pusiera dura, evidentemente que con la pastilla que habían tomado no tardaron nada en estar listos, uno de ellos me dijo, dale putita, empezá a chupar, el que estaba atrás mío me pegó una trompada en los riñones y me tiró al piso, me agarró la cabeza, me puso la pija de uno de ellos en la boca y me pegaba en los cachetas del culo.

Sin tener ninguna manera de defenderme empecé a chuparle la pija al que me habían puesto adelante, otro me empezó a levantar la pollera, sacarme la tanga, y el otro fue a la cocina y trajo aceite comestible y me empezó a untar todo el culo, sin ningún miramiento me empezó a meter la verga partiéndome el culo que ni siquiera estaba un poco dilatado, nada, me estaban destrozando, cada vez que quería gritar por el dolor me pegaban una trompada y tenia que seguir chupándolos, el primero acabó en mi boca y no me dejaban escupir la leche, me decían que me la tenia que tragar como se la había tragado a Raúl y así lo hice.

Enseguida el otro me llenó el orto de leche, ni bien me la sacó del culo entró el tercero y me empezó a bombear de una manera desaforada, estaba como enloquecido, me quería partir al medio de verdad, yo ya no daba más del dolor, así que intenté relajarme para que la situación sea lo más leve posible, pero no fue lo mejor que pude hacer, porque con tanto mete y saca y yo relajado se me empezó a parar mi pija, y ahí empezaron a decir, mirá como lo está disfrutando la putita que se le paró esa pija de mierda que tiene, que nunca pudo cogerse bien a la esposa, puto, reputo me gritaban.

Cuando el segundo terminó con mi culo, sin esperar, al que le había chupado la pija primero ya estaba listo para otro ataque y ni bien quedó el culo libre me la metió y me estuvo bombeando como 15 minutos hasta que acabó.

Me habrán dejado descansar 10 minutos y el más grandote de ellos me levantó como una bolsa de papas y me llevó al dormitorio, me tiró en la cama, y me dijeron, ahora si vas a tener la mejor cogida de tu vida, te va a quedar el orto todo salido para afuera, y me pusieron otra vez a chupar y así me hicieron sentarme en la pija de cada uno de ellos enterrándomela hasta el fondo, volvieron a acabarme los tres en el culo.

En un momento pusieron dos almohadas debajo de mi vientre y me dejaron con el culo para arriba y empezaron los tres turnándose un rato cada uno, sin dejar en ningún momento que tenga el culo vacio, de repente uno de ellos dijo, bueno yo ya me cansé del putito este, ok dijo otro y uno de ellos me levantó de la cama y me empezaron a pegar hasta que me desmayé.

Cuando me desperté tenía el consolador más grande que tenía mi señora, el mismo que ella había usado aquella noche conmigo, enterrado hasta el fondo y me lo habían pegado con cinta de embalar para que no se me saliera, como puede fui despegando la cinta y me lo saqué del culo, salió lleno de leche y de sangre, ellos ya se habían ido y me habían dejado en la cama todo orinado, me levanté como pude y empecé a recorrer la casa, más tarde descubrí que me habían robado toda la plata de la billetera, pero solo eso me robaron lo demás de la casa estaba intacto, menos mi culo claro.

Después de reponerme un poco me di una ducha para limpiarme bien todo los resto de semen, orina que me habían dejado en el cuerpo y empecé a preparar las valijas con todo lo que pude y me fui a lo de un amigo, tuve que contarle todo lo sucedido, lo cual él no lo podía creer, pero noté que con mi relato se había agarrado una erección muy grande y tuve que enojarme con él porque le dije… te estoy contando mi problema y vos tenés más ganas de cogerme que de ayudarme… él me pidió disculpas, pero la situación lo había puesto así.

En conclusión, el lunes siguiente me asesoré legalmente por el abandono que había hecho de mi casa y ese mismo día empecé los tramites de separación. Al llegar mi ex esposa de vuelta de su viaje fue t

odo tramiterio, discusiones y abogados hasta terminar con todo.

Hoy en día me encuentro muy feliz, y concurriendo con un amigo a bares swingers fui conociendo a algunas parejas con las cuales hacemos tríos, que les puedo decir, que son sesiones de sexo impresionante, la pasamos muy bien, doy y también recibo, realmente ahora me considero bisexual, pero lo hago con matrimonios, los cuales se respetan y los respeto, pero sobre todas las cosas, las esposas de estos muchachos son mujeres con todas las letras y respetan mucho a la pareja y a sus maridos y realmente toman a la fantasía como lo que es, solo una fantasía y siguen enamoradas y respetando a sus maridos.

Bueno queridos amigos este fue el segundo relato y el final de mi triste historia, que por suerte tuvo final feliz y les remarco que todo es puramente verídico por si alguno me pregunta por mail si es realidad o fantasía. Creo que contar la historia de lo que me pasó nos sirve a varios, a mi, porque contándolo me libero y me hizo sentir mucho mejor, a otros les pudo o puede pasar algo parecido y espero que tomen este relato como para saber bien que es lo que hacen con su fantasía y alguno le servirá para hacerse una buena pajita jaja, o sea que creo que a muchos nos ayudó.

Gracias por que existe esta página donde uno puede descargar sus problemas.

Saludos a todos………… Roberto

Comentarios a mi correo.

Autor: Roberto pelado642 (arroba) yahoo.com.ar

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.