MI ASISTENTE EN LA OBRA (II)

Continuación del relato erótico "Mi asistente en la obra" publicado en "El Rincón de Marqueze.net" el día 7 de Febrero de 2002

Hola amigos, continuare mi relato sobre mi asistente en la obra, espero recibir sus comentarios.

Sentía la separación de sus nalgas por entre sus pantys, ella trato de quitarme las manos pero la bese fuertemente para que no lo hiciera, se notaba cada vez mas excitada y que decir de mí, tuve que contenerme para no terminar, de pronto, como si con lo que estaba pasando no fuera suficiente, se levanto, yo me quede mirándola, sin decir palabra, tomo su falda de los muslos y la levanto lentamente, el espectáculo que estaba percibiendo era maravilloso, dejo su falda levantada casi hasta el inicio de su sexo, y picaramente dijo: – esta falda siempre me estorba – yo reí tímidamente, levanto una pierna y la cruzo por encima de mí, como si fuera su caballo, quedando frente a mí, y lentamente se sentó sobre mí, yo no lo podía creer, comenzó a moverse hacia delante y hacia atrás, yo volví a recorrer sus piernas y a tomarla por las nalgas para controlar sus movimientos, ella se mojaba los labios y cerraba los ojos, gemía muy suavemente, pero de una manera completamente irresistible, la suavidad de su piel me hacia excitarme mas, como pude le quite la blusa, la sensación de su espalda desnuda creo que la excito mas, le di un gran beso en la boca, ella trataba de introducirme su lengua y jugar con ella, yo correspondía sin dejar de moverme y moverla, era una imagen tan deliciosa sentirla sentada sobre mí, sintiendo su sexo, mirando sus hermosas piernas y una pequeña parte de su panty blanca, con la mano izquierda le solté el broche del bra, sus senos por fin quedaban libres, pero lo mejor es que no se movieron ni un centímetro, estaban tan duros, los pezones comenzaban a crecer así que introduje uno en mi boca mientras con mi mano acariciaba sus nalgas, su respiración se hizo cada vez mas rápida, así como sus movimientos, yo no dejaba de besarle los senos, hasta que hizo la cabeza hacia atrás y me tomo la mía para que no dejara de besarle los senos, en ese momento me di cuenta que había tenido un orgasmo, pero a pesar de ello no dejaba de moverse. Poco a poco se fue calmando, y también dándose cuenta de lo que había pasado, tímidamente trato de taparse los senos, y se levanto, yo me quede desconcertado y súper caliente, trato de componerse el pelo, y busco donde había dejado la blusa, abrocho el bra y se puso la blusa, mientras que yo me quede inmóvil pues no comprendía su actitud, reinaba un silencio muy extraño, hasta que ella un poco ronca dijo: – Cuándo empezamos los ensayos? – en ese momento me despertó del letargo en que me encontraba y tratando de tener los pensamientos en orden le dije: – me vas a dejar así, eso no se vale – tratando de recomponer mi peinado, ella llevó su mano a mi cara y me acaricio la mejilla, – porque no me ayudas, sí? – le suplique de la manera más tierna posible, – y como? – me preguntó ella mientras seguía acomodándose la ropa, – mira, siéntate – le conteste, al sentarse cruzo las piernas, yo volví a ser la misma operación, tome su falda por los muslos y lentamente la subí, – que hermosas piernas tiene, – pensé, sin decirle nada, empecé a desbrochar mi pantalón, con el miedo de que saliera corriendo del salón y toda la escuela se enterara, tome su mano derecha y la lleve hacia mi, baje el bóxer y salió mi miembro, extremadamente caliente y mojado del glande, ella se le quedo mirando con gran asombro, le dije, solo tienes que hacerlo hacia arriba y hacia abajo, y puse su mano sobre mi pene, – es que me da pena – respondió con mucha timidez, yo, molesto, pero a la vez tratando de controlarme le dije: andale sí, por favor, si no al rato me va a doler como a ti cuando vas a reglar – como no queriendo la cosa empezó a mover su mano hacia delante y hacia atrás, primero con la mirada perdida en un punto, después, a medida que iba sintiendo mi excitación volteaba a verme y veía mi pene, yo de reojo veía sus piernas y la mano con la cual que estaba dando un placer increíble, estaba a punto de venirme, entre dientes le dije: – mássssss rápido bebe – ell

a aceleró el movimiento de su mano, mientras se mojaba los labios, unos pequeños calambres en las piernas me avisaban que iba a terminar, sin decir nada la tome de la cara y la acerque al pene, ella no opuso resistencia, empezaron a salir chorros de semen que brincaban por todas partes, yo le decía: – no pares, no paresssss – se alcanzaba a escuchar el sonido del semen y el movimiento de su mano, un gran chorro le callo en la cara y parte de los senos, ella solo brinco por la reacción natural cuando algo nos cae en la cara, pero no dijo nada, cada vez mas el movimiento se hacia mas lento, yo no dejaba de sentir espasmos de placer, el semen en su cara comenzaba a escurrirse, yo no dejaba de mirarla, era algo increíble, había tenido sexo con una alumna, pero que alumna. Pasaron unos minutos, nadie decía nada, yo incline la cabeza hacia atrás, tratando de recuperar fuerzas, mientras ella se limpiaba la cara y las manos con lo único que teníamos al alcance, su suéter, que para mala suerte es verde olivo, así que estaba quedando como cuando se derrama helado de nuez sobre una tela negra, comencé a vestirme, pensando que ya era tarde y el turno vespertino no tardaría en llegar, esto se estaba poniendo peligroso, ella termino de componer su ropa, al terminar de arreglarme, la atraje hacia mi y la besé, en señal de agradecimiento, ella me pregunto: – te gustó? – el sexo había roto los nexos maestro-alumna, – me encanto, gracias – le respondí tomando aire, – ¿ y a ti? – le pregunte esperando que la respuesta fuera afirmativa, sonriendo me contesto: – pues claro tontito, como no me va a gustar – ¡ diablos, esa niña se había convertido en mujer en menos de 20 minutos! , tomando el control de la situación le dije: ya estas en la obra, pero no vas a actuar, vas a ser mi asistente personal, ella solo se rió me besó y salió del salón.

P.D. si alguno de ustedes se están preguntando que paso con el concurso debo decirles que ganamos, gracias a mi "asistente en la obra escolar" .

ramsesaquiles (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *