Mi cuñado Raúl : Segunda parte ( el aniversario)

¡Comparte!

Autor: Rodrigo T
Bueno para los que lean por primera vez una de mis experiencias, me presento y para los que ya han tenido la oportunidad de hacerlo, les refresco la memoria describiéndome a continuación: soy un joven normal, estudiante atlético, moreno, simpático, lindo pues, jajaja bueno eso dicen. Tengo una novia hermosa a la cual amo, y ella tiene un hermano llamado Raúl, con el cual he estado compartiendo, en el relato anterior(no está de mas que lo leyeras también) está detallado todo: como empezó, como terminamos teniendo sexo, y lo que dio pie a esta experiencia que hoy les cuento.

Después de esa primera vez que tuve sexo con un chico( mi cuñado), seguí visitando la casa de mi novia, y quedándome a dormir en el cuarto de mi cuñado, obviamente el sexo entre nosotros ocurría frecuentemente, yo le dejé bien claro a Raúl desde el primer día que a mi no me gustan los chicos, aunque desde esa primera vez me empecé a fijar mas en el trasero de los chicos. Él me decía que no había rollo con eso que solo pasáramos buen rato y ya no complicáramos las cosas, que él estaba bien claro y sabía que yo nunca estaría con él en una relación de novios como estaba con su hermana, pero que me respetaba y yo era el primero y el único hombre con el cual tenía sexo.

Pasó el tiempo como dije desde esa primera vez y no cada vez que dormía en su cuarto me lo cogía, pero cuando lo hacía la pasábamos increíble, un día me despierta un mensaje de texto que decía: “prepárate porque hoy hay acción en nuestra cama…” Wow pensé que era de mi novia el mensaje, pero no; era Raúl escribiéndome. Me levanté y me fui a bañar, no podía dejar de pensar en esas palabras del mensaje, porque el sexo entre nosotros era espectacular, siempre estábamos innovando. Mientras me bañaba mi cabeza daba vueltas pensando, tratando de adivinar que sorpresa me esperaba. El solo hecho de imaginar su trasero grande, redondito, durito, entre mis manos y que estaba a mi disposición me excitaba demasiado, el agua cayendo sobre mi cuerpo desnudo, la imagen de mi pene entrando y saliendo de su ano, escucharlo gemir de placer como siempre, todo eso trajo a mi mente el recuerdo de uno de nuestros tantos encuentros en la ducha, así que mi erección no se hizo esperar, ni bien había empezado mi día y ya la estaba pasando de maravilla. Empecé a masturbarme, acariciando mis testículos, recorriendo de arriba abajo mi pene, enfocándome en el glande, movía mi mano lo mas rápido que podía para luego bajarle a la velocidad y hacerlo lento, así iba intercambiando velocidades , rápido, rápido, lento, leeento, a los 30 minutos mientras seguía masturbándome súper rico, escucho el escándalo en la puerta de mi cuarto: “¿Rodrigo vas a pasar todo el día en el baño? Vas a llegar tarde a clases”, era mi mamá, así que no pude terminar con el asunto que tenía entre manos…. durante todo el día no dejaba de pensar en esas palabras del mensaje de texto, le envié un mensaje preguntándole a qué hora llegaría él a su casa para que me diera tiempo de hablar con su hermana y todo lo demás antes de encontrarnos nosotros, él me dijo que fuera a la casa a las 7:00pm. Así fue llegué a esa hora puntual como siempre. Al llegar veo a mi novia y sus papás metiendo maletas en el carro, sorprendido le dije:  “¿qué pasó mi vida? ¿quién se va?, ella respondió: “los tres nos vamos. Voy con mis papás a ver a mi abuelita, recuerdas que te dije q estaba muy enferma, bueno parece que son sus últimos días”. En eso me habla mi suegra y me dice: “si mijo nos vamos los tres, pero Raulito se queda cuidando la casa, ya después si hace falta le pedimos que vaya también”, a lo que respondí: “no se preocupe señora que no hará falta, ya verá que se recupera y no tendrán que reunirse todos”. “Dios te escuche hijo” dijo ella, “te encargo por favor que no me dejes solo a Raulito, que le des una vuelta de vez en cuando o si te puedes quedar cuidando la casa con el”. En eso sale Raúl de la casa y dice: “mamá por favor ni que fuera un niño.. puedo cuidarme solo aunque no está demás un poco de compañía así no me aburro solo en la casa.”. Mi novia y sus padres se fueron. Entramos a la casa Raúl y yo, al cerrar la puerta me dice:

-¿Estás listo?,

-Siempre lo estoy…

– Más te vale campeón

Me da un beso, me toma de la mano y me lleva hasta su cuarto. Mientras caminábamos le dije: “¡que pícaro me saliste eh! ¿Sabías que tus papás se iban de viaje, y se llevaban a virginia? “-“Te escribí apenas me dieron la noticia. Bueno además con ellos de viaje o sin ellos de viaje hoy es un día especial..

-¿Que celebramos hoy?

Él me respondió: “¿que no te acuerdas? Hoy se cumplen exactamente tres meses desde la primera vez que lo hicimos, así que Feliz aniversario!!”

– Oye discúlpame se me había olvidado.. no preparé nada

Él me dijo: “Tranquilo ya cobraré tu olvido” Se me acercó y me dijo al oído: “hoy mando yo.. ”

Ahí lo tomé por la cintura y lo empecé a besar, mientras nos íbamos desvistiendo mutuamente, ahí estábamos los dos vestidos únicamente por la sombra de la habitación, mis manos recorriendo su cuerpo, haciendo énfasis en sus muslos, sus glúteos, los acariciaba los masajeaba, los apretaba, mientras lo besaba, empecé a besarle la boca, fui bajando hasta su mentón, besando, lamiendo, dándole pequeños mordisquitos, y raspándolo con mi barba de tres días sin rasurar, eso le encantaba, seguí bajando hasta su cuello, besándolo, lamiéndolo, chupándolo, todo esto sin dejar de acariciar sus muslos y nalgas…Él estaba como loco me decía: “tu conoces mi cuerpo como nadie, nunca me he sentido tan travieso como cuando estoy contigo”. Cuando terminó de decir eso ya yo iba llegando a su pecho, continuaba con mis besos, lamidas y pequeños mordiscos, al llegar a su pecho me detuve en sus pezones dedicándole tiempo y atención, besándolos, mordiéndolos suavemente, raspándolos con mi barbita, el estaba extasiado se retorcía de placer, su cuerpo temblaba entre mis manos, y sus gemidos me excitaban más y más.. .Luego él me detuvo y me dijo: “ahora vamos a la sorpresa que te preparé”.

-Ok, le dije, espero que sea buena, porque para detenerme en plena acción..

– Jajaja ya lo verás, no te vas a arrepentir.

Salio de la habitación y cuando volvío, la expresión de picardía de su rostro me dijo todo…con él trae una mesita con un mantel cubriendo lo que había en la mesa. -“A ver cierra los ojos no me hagas trampa”. Cerré los ojos, pero antes vi que traía también una silla, se me acercó y me vendó los ojos mientras me besaba. Wow , está vez si que me había sorprendido, me sentó en la silla, y empezó a frotar sobre mi pecho algo húmedo, por cada zona de mi pecho que frotaba ese objeto, me daba un beso en esa misma parte, solo me tocaba con el objeto y su boca, por lo que intenté acercarlo a mi y me dijo: “no no no, no uses las manos”.  Subió frotando el objeto y besándome por donde pasaba el objeto hasta llegar a mi boca, todo eso sin tocarme más que con su boca y el objeto, al tener el objeto cerca de mi boca, supe por su olor que era una fresa, me dijo anda muérdela, la mordí y mientras me la comía me dijo: “¿está rica? No tanto como esto”, y me dio un beso, sus labios eran dulces, siempre lo han sido pero está vez eran mas dulces de lo normal, estaban impregnados de arequipe. Que rico, le dije, en ese momento, se separó de mi y luego sentí algo frió que caía sobre mi pecho, luego la sensación de frió se cambió por la de la tibieza de su aliento sobre mi pecho lamiendo todo eso que había derramado sobre mi. ¿Te gusta? me preguntó. Me encanta- le respondí-, luego sentí algo frió y espeso que caía esta vez sobre mi pene totalmente erecto para ese momento, ahí supe que venía lo bueno, comenzó a comerse lo que había derramado sobre mi pito, y al mismo tiempo empezó la mamada, recorría de arriba abajo mi pene con su boca, lamiéndolo, besándolo, mis testículos uno por uno los acariciaba, se los metía en la boca, mientras con su mano me masturbaba, luego metía lo más que podía de mi pito en su boca, para luego enfocarse en el glande lamerlo, acariciarlo, besarlo, al frenillo también le dedicaba atención. Está vez el que se retorcía de placer era yo, y tenía ganas de tomarlo por la nuca y guiar sus movimientos, pero recordé su orden de no usar las manos. Luego se sentó sobre mi y comenzó a acariciarme, a darme de comer más fruta, mientras seguía besándome, está vez el mismo puso mis manos sobre sus nalgas, y me quitó la venda mientras me besaba. Abrí los ojos y comencé a tocarlo y acariciarlo, a meter mis dedos en su boca, los cuales chupaba uno por uno, lo cargué y lo tiré en la cama, me acosté sobre él y comencé a besarle la boca, el mentón, el cuello, mientras acariciaba su cuerpo, seguía besándolo, lamiéndolo, raspándolo con mi barba, mordiéndolo suavemente. Luego pude ver que era lo que había en la mesita: 1 tazón de fresas, cerezas, y tres envases más: uno con arequipe, otro con sirope de chocolate, y otro con crema batida, tomé una fresa y la unté con crema batida, se la puse en la boca y comenzó a lamer la crema, sin morder la fresa ,se la metía en la boca, y la sacaba, se la pasaba por la cara, por el cuello, hasta que me la puse en la boca y se la acerqué hasta la de él y entre los dos comimos la fresa, hasta que estábamos besándonos, mientras yo no dejaba de acariciar sus muslos y sus nalgas, las apretaba las separaba, las unía, le dí la vuelta y lo acosté boca abajo, una vez mas recorría su cuerpo de arriba abajo con mis manos y mi lengua, seguía masajeando sus nalgas que me vuelven loco, ahí estaban entre mis manos, grandes, redondas, duras, sin un vello encima, tomé la crema batida y el sirope de chocolate e hice una raya desde su nuca hasta el medio de sus nalgas, sobre la raya coloqué una fresa, luego una cereza, así hasta completar el recorrido hasta su trasero, luego empecé a comer las frutas y a lamer la crema y el chocolate desde su nuca. Mientras iba comiendo y lamiendo iba besando también, todo eso mientras acariciaba sus muslos, así fui hasta que llegué al medio de sus nalgas, separé sus piernas y comencé a comerme la crema y a lamer su ano, a besarlo, ahí estuve por un buen rato, besando sus nalgas, mordiéndolas, apretándolas, masajeándolas, acariciaba sus muslos, y lamía su ano, luego derramé mas sirope de chocolate y crema y arequipe, para seguir lamiendo, sus gemidos me prendían y hacían que me esmerara mas en mi labor de dilatarle el ano, así que metí un dedo, lo metí lentamente hasta que estaba todo adentro, una vez adentro le di varías vueltas, para luego sacarlo lentamente, así estaba intercambiando mis lamidas y besos a su ano, con la introducción de mi dedo, luego metí dos dedos, y luego de un rato tres, estaba metiendo y sacándolos cada vez mas rápido, y más fuerte, le dí un masaje a su próstata, cosa que acostumbro hacer porque se que lo enloquece, una vez mas su cuerpo temblaba y se retorcía de placer. Me levanté y me lubriqué bien el pene, antes de penetrarlo empecé a recorrer su espalda con mi pene, lo pasaba por medio de sus nalgas , hacía círculos en su ano con mi glande, bueno en uno de esos círculos lo penetré, metiendo el glande lentamente, me detuve para que su esfínter se adaptara al tamaño de mi pene, luego de un minuto avancé en mi penetración metiendo todo el pito hasta que mis bolas chocaban con las suyas y mi vello púbico rozaba su nalgas, lo fui sacando para volver a meterlo rápidamente, así estuve por un rato en un mete y saca fenomenal, durante el cual hacía movimientos de vaivén, adelante y atrás combinándolos con movimientos circulares y una que otra nalgada. El sonido de mis bolas chocando con las de él y sus gemidos me excitaban más y más, por lo que aceleraba las embestidas, lo estuve bombeando en esa posición por un buen rato, luego se lo saqué y me acosté boca arriba. Él sabía que venía la parte en que empezaba a cabalgar, por lo que rápidamente se sentó sobre mi pene tragándoselo por completo, es indescriptible la sensación y más mientras veía mi pene perderse dentro de su cuerpo, ahí comenzó a moverse como el sabe hacerlo, y hacer presión con su esfínter sobre mi pene abriéndolo y cerradonlo a su antojo, eso me vuelve loco y me pone a ver estrellas, al rato de estar en esa posición, lo puse en cuatro y lo embestía con todo, tomándolo por los hombros, luego puse una mano en su cintura y la otra en su nuca, y fui incrementando la velocidad de las bombeadas, luego lo puse en una de mis posiciones favoritas lo acosté boca arriba y puse cada una de sus piernas sobre mis hombros, así empecé a bombear otra vez, mientras tanto podía ver sus expresiones de placer y escuchar sus gemidos, que esta vez eran mas fuertes, así que fui incrementando la velocidad y la profundidad de las penetraciones, hasta que Raúl me preguntó: ¿te falta mucho para acabar? Porque ya no creo aguantar más me dijo. Le conteste: “dale, espera solo unos minutos más para que lo hagamos juntos”.  Nunca lo habíamos hecho así, ósea acabar los dos al mismo tiempo. Pasados unos minutos lo escucho decir: “ya no puedo más voy a acabar”. Le dije que yo también, así estábamos sudados completamente, entregados el uno al otro en ese intercambio de placer, el olor de nuestros cuerpos mezclado con el del chocolate y las frutas, me hicieron divagar por un momento, cuando escucho los gemidos de Raúl más intensos, y siento nuevamente que me faltan fuerzas, las piernas me tiemblan, y la especie de descarga eléctrica que me recorre de pies a cabeza, y suelto un gemido muy agudo, liberando mi semen en las entrañas de mi cuñado, al mismo tiempo en que el está eyaculando sobre su abdomen y su pecho..Wow bebe Feliz aniversario, fueron sus palabras. Feliz aniversario le dije. Me acosté sobre él nos besamos un rato, pasamos un rato ahí abrazados en la cama para luego irnos a duchar juntos e iniciar la celebración nuevamente con otro encuentro sexual.

Bueno espero les haya gustado mi humilde experiencia que estén bien.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

7 Comentarios

Dejar un comentario
  1. crazy_toy : gracias x tomarte tu tiempo y leer los dos relatos q bueno q t gustaron ambos, y no son las mismas partes sino q si hicimos lo mismo debo dscribirlo = y ten en cuenta q no todo el mundo ha leido ambos relatos asi q sin esas parts, est no se entendería una vz+ gracias x tu opinión

  2. hola, bueno lei los dos relatos
    en realidad veo en este segundo relato
    que tomaste parte del anterior y lo pusiste aqui, ya que varias partes de este relato son iguales al anterior, pero aun asi no deja de ser cachondo, ahora lo de ser pareja con el creo que no es necesario que le pongan nombre ya que al mantener este tipo de relacione sy celebrar fechas, creeme ya estan teniendo algo mas que solo sexo.

    un abrazo desde Chile!

  3. gracias x tomart el tiempo para leer el relato francisco y x tu comentario q bueno q t haya gustado, y es complikdo xq le tngo kriño xq es uno d mis mjores amigos ad+ d mi cuñado pero d ahi a ser pareja pareja no creo

  4. hola gracias x tomart tu tiempo y leer el relato nada el primero lo subí sin star registrado x eso no sale mi nombre solo escribe mi cuñado raul q es el titulo y t sale gracias x tu comentario q bueno q t gustó el relato

  5. muy pasional tu relato algo bastante sugestivo y adorable, quisiera saber cual fue el relato previo ya que no le he encontrado cuidate besito y abrazos a raúl, ptda si deveritas no lo quieres me lo podes endosar yo lo recibo con todo gusto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.