Mi encargado de bodega

¡Comparte!

Cuando ya no aguantaba y sentía que  ya iba a terminar me detenía  con sus manos y me decía que  más   despacio porque  estaba a punto de terminar y todavía quería seguir gozando un rato más, hasta que  me dijo que   ya no aguantaba y si podía terminar en mi boca  a lo que  le dije que  si  y terminó aventándome toda su leche.

A petición de mi esposo les voy a relatar una historia  que se nos hace excitante a cualquiera de los dos.

Yo me encontraba en un día más   de trabajo en  una oficina dedicada a  la logística, el edificio es de dos pisos un poco pequeño y carente de privacidad, pero hay un encargado de la bodega que es mi superior en puesto, quien desde hace tiempo se me ha insinuado con comentarios cachondos ya que  desde que  entré me ha dicho que  le gusto y que  se imagina que  soy muy fogosa y ardiente en la cama.

Cada vez que  tiene oportunidad hace algún comentario de ese tipo o bromas relacionadas al sexo conmigo,  yo por mi parte le he dado pie a seguir con esos comentarios ya que  en ningún momento he puesto freno a  sus intenciones, ya antes  había jugado con el  cachondeándonos y  dejando que me acariciara  y me lamiera mi conchita, pero yo nunca  había hecho lo mismo con él…

Como les decía era viernes y cierre de mes por lo que  la mayoría de los empleados se quedan un poco más   de tiempo para terminar con sus reportes de  fin de mes y yo también me encontraba haciendo mi trabajo final.

Durante el día él se me había acercado como de costumbre a decirme que  me veía bien rica y que  cuando tendría la oportunidad de que nos fuéramos a un hotel a pasarla bien, ya que  dice que  tengo imán y que  se nota que  soy muy fogosa  y caliente en la cama, yo solamente  le sonreía y me acercaba disimuladamente  poniéndole mis nalgas enfrente con cualquier pretexto para que él las pudiera sentir.

Al final el día, cuando ya me estaba  preparando para salir del trabajo, subí al  baño que  se encuentra en la planta alta del edificio, al momento de salir me di cuenta de que  ya no había nadie en la planta alta y él estaba  convenientemente saliendo del comedor de empleados, se me acercó y me dijo que  tenía algo que  decirme…

Yo ya me imaginaba que  me había estado esperando aprovechando que  no había nadie  para poder acercarse y tener algún encuentro conmigo,  por lo que me tomó de la cintura y me llevó con dirección al comedor que  estaba con la luz apagada y ahí nadie podía acercarse.

Una vez adentro del comedor dejó apagada la luz y  cerró la puerta con seguro, se me acercó y me empezó a besar  agarrándome las  tetas y acariciándolas  para después empezar a mamarlas, me decía que  yo sabía que  lo ponía caliente y que  se moría de ganas de tenerme así…

Yo me hacía la tonta porque durante el día  él se daba cuenta  cuando yo me acercaba  y le  ofrecía mis nalgas, me seguía mamando las tetas mientras yo hacía pequeños gemidos  disfrutando del placer que  esto me provocaba…

Mientras él tomaba mi mano y la ponía  en su verga que  ya estaba dura de la excitación…

De repente empezó a desabrocharse el cierre dejando salir la verga que  ya estaba a punto de estallar ya que  él no disimulaba el placer que  sentía que  yo lo estuviera agarrando…

Después con voz medio apagada me dijo que   me bajara y le diera una mamada, a lo que  yo obediente me empecé a bajar y a chuparle la verga  una y otra vez  mientras él decía que   estaba deliciosa, que  no podía creer lo bien que  lo hacía…

Cuando ya no aguantaba y sentía que  ya iba a terminar me detenía  con sus manos y me decía que  más   despacio porque  estaba a punto de terminar y todavía quería seguir gozando un rato más, hasta que  me dijo que   ya no aguantaba y si podía terminar en mi boca  a lo que  le dije que  si  y terminó aventándome toda su leche.

Después de eso él me dice que  quiere ir a gozar mucho más   tiempo que  lo que  le di, es una probadita y él quiere más, pero será después de contarle a mi marido y tengamos una noche  caliente contándole mi historia.

Autora: Aic X

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.