Mi esposa la recatada (III).

Hola mis amigos, los saludo nuevamente y paso a contar esta tercera parte de mi historia. Luego de que mi esposa volviera a casa, mas precisamente cuando estábamos en la cama, ella comenzó a contarme todo lo sucedido con este su amante. De mas esta decir de que antes que comenzara yo estaba realmente al palo y mientras comenzábamos a jugar un poquito, ella me relataba que cuando el la vio llegar al auto vestida así con esa mini tan chiquita, ¡casi hace lo mismo que vos me dijo! me entro a meter mano y lo tuve que parar porque si no me cogía ahí mismo. Así que no te cuento como me llevo al motel, apenas llegamos y entramos a la habitación ahí no mas me tiro sobre la cama y corriéndome la bombachita me la puso enseguida, y yo también estaba que volaba, me acabo enseguida y yo junto con el. Una vez mas calmados y tirados sobre la cama se comenzaron a toquetear y a sacar la ropa, mientras se reían de lo sucedido, me dijo que esa tarde era la primera vez que el la veía totalmente desnuda, ya que antes nunca se había quitado totalmente la ropa, la comenzó a admirar y a chuparla toda, mientras le refregaba la pija por todos los rincones de su cuerpo,

Bueno me dijo que esa tarde se hicieron de todo menos la colita por que la pija de el era muy gruesa y le podía hacer daño. Yo no les cuento como estábamos cogiendo mientras mi querida esposa me contaba sus aventuras, tanto es así que me dijo que se la pusiera por atrás que se había quedado calentita, bueno fue otra noche memorable en todos los aspectos, ya que la muy guacha me dijo muy suelta de cuerpo que esto de hacer el amor con otro tipo realmente le gustaba y me dio la razón en que todos los hombres son diferentes, ya que ella sentía realmente sensaciones diferentes al permitir que otro la tocara y le hiciera el amor.

Yo en esos momentos de relax le pregunte si había estado en mi ausencia con alguien mas, y ella me contesto que había un taxista que a veces la llevaba que se portaba muy amable con ella y que la miraba mucho , pero que no había pasado nada de lo que yo pensaba, yo le calentaba la cabeza diciéndole ¡claro con el cuerpo que tienes y con las minis que usas como no te va a mirar! y ella se reía, mientras me miraba con esos ojos que delataban su calentura. Y asi pasaron los días y cada vez cogíamos mejor, siempre ayudados por los recuerdos y comentarios que hacia mi querida esposa de esas cogidas memorables con su amante de turno.

Les diré que mi esposa es profesora de manualidades y casi siempre se la pasaba enseñando en una academia, hasta que un día me dijo que tendrían una exposición en un centro cultural de nuestra ciudad, y que el evento duraría una semana, así que comenzó a embalar muchos artículos fabricados por ella y yo la ayude a llevarlos a ese centro, el día de la inauguración, fuimos con mis hijos a estar con ella y nos tuvimos que volver temprano porque yo debía trabajar muy temprano, ella me argumento que se tenia que retirar hasta cuando cerraran las puertas, así que me vine con mis hijos en un taxi y ella se quedo con el auto, así pasaron dos días y comencé a notarla un poco extraña, ya que para ir a la exposición se arreglaba demasiado y se ponía ropa muy insinuante, además siempre volvía a casa un poco tarde.

Una noche yo estaba en la cama medio dormido cuando ella llega, así que me hice el dormido y comencé a espiarla en la penumbra de nuestro dormitorio, apenas llegaba inmediatamente se metía en el baño y se quedaba un rato largo, luego en nuestra habitación se miraba mucho frente al espejo, como si se buscara algo. Yo me dije que pasaba algo y que lo averiguaría, ya me imaginaba lo que pasaría, seguro que se levanto a alguno y no me quiere decir nada. Así que la noche del viernes, deje a mis hijos en lo de mis suegros y me aparecí sin haberle dicho nada en la exposición, cuando me vio, se sorprendió mucho y me pregunto si pasaba algo, yo le conteste que no y que únicamente venia a verla, ella luego se alegro y me mostró las instalaciones, mientras ella se retiraba a su lugar yo me quede cerca de ahí y me quede mirando todo, hasta que noto que un señor mas o menos de 45 años me miraba extrañamente, yo me hice el boludo y comencé a mirar de reojo sus reaccion

es, ya que en cuanta oportunidad que tenia miraba a mi Lola, principalmente el culo. Yo pensaba lo guacha que era mi petisa , ya que seguro lo estaba calentando al jovato para cojerselo, este tampoco era lindo, lo que si era corpulento. Cuando termino la exposición esa noche, y luego de llegar a casa le pregunto a mi señora quien era ese tipo que me miraba de esa forma, ella me dijo que era otro expositor y que se habían hecho amigos, amigos le dije yo, vamos le conmine dime la verdad, que esta película ya la vi, le retruque, en esos momentos se comenzó a hacer la mimosa y a refregarse contra mi cuerpo, me comenzó a tocar mi verga que ya estaba redura, así como estaba me agarro la pija y me llevo a la cama, me desnudo y comenzó a chuparmela con alma y vida, para que, en unos minutos le acababa un montón de leche que ella recibía y tragaba con ansiedad. Luego mas calmos me contó que ese hombre era muy amable y que la había ayudado en la exposición y que realmente le gustaría cojerselo, yo le reprochaba el porque no me lo había contado y ella me dijo que la perdonara, bueno le dije cuéntame que hicieron, ella contesto que aun no habían hecho nada, solamente un día en la exposición el la ayudo a cargar las cajas para guardarlas y que en un momento dado el había quedado detrás de ella y que noto como le había crecido el pedazo ya que casi se lo afirmo en el culo, y que al darse vuelta le dio un beso de lengua que casi la asfixia, naturalmente ella le respondió pero que ahí no pudieron hacer nada porque iba y venia gente y los podían descubrir, pero que casi habían arreglado para el ultimo día de exposición , que el la traería en su auto y que bueno ese día lo harían, mientras me decía esto, mi pedazo ya se había parado de nuevo y se la comencé a poner de nuevo.

Bueno amigos en otro momento seguiré contando las infidelidades de mi señora, así que tengan paciencia. Saludo a todos.

Si alguien quiere escribirme (hombre o mujer) que lo haga al correo siguiente.

Juan te saluda.

Autor: Juan

juansortiz ( arroba ) mixmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *