MI GRAN FANTASIA

Me llamo Dante, tengo 22 años, soy muy alto (1.95), moreno claro, cabello negro, complexión robusta (digamos cervecera), soy de Morelia, Michoacán y soy BI extremadamente enclosetado. Toda mi vida he sabido que me pueden encantar tanto hombres como mujeres, pero los tabúes que me cargo me han permitido vivir mis experiencias sexuales solo con mujeres (desgraciadamente). Me decidí a escribir a esta excelente página porque gracias a ella me ha volado la imaginación hasta los rincones más recónditos del placer (ya saben que la imaginación es muuuy poderosa) y pues decidí compartir con ustedes algunas de las tantas fantasías que me he creado a lo largo de muchos años y que espero algún día tener el valor de lograr (¿alguien me ayudaría?). Bueno como dato adicional a mi pequeña introducción puedo agregar que me encantan y me fascinan los pies masculinos al igual que las manos, son dos de las cosas que mas me pueden prender de un hombre… bueno, les recuerdo que el siguiente relato tiene algunos tintes de realidad pero desafortunadamente para mi no pasó tal cosa más que en mi imaginación.

Desde mi tercer semestre en la universidad comencé a tratar mucho a Carlos, un chico a toda madre, que aunque no esta guapísimo si tiene lo suyo, 1.85, blanco, cabello negro, cuerpo bien marcado, un pequeño pero apetitoso trasero y lo que más tarde descubrí y me encantó, unos pies hermosos, grandes, delgados, súper cuidados y exquisitos, también tiene manos hermosas y muy cuidadas. Con el paso del tiempo se convirtió en mi mejor amigo, después en el objeto de mi deseo y finalmente creo que estoy enamorado de él. Cada fin de semana nos vamos de party y siempre terminamos terriblemente borrachos, obviamente siempre uno más que el otro, alguien tiene que manejar. En esas borracheras se nos hizo costumbre quedarnos en la casa del otro a dormir después de haber ingerido tanto alcohol. Cuando nos quedábamos en mi casa él dormía en el cuarto de las visitas, pero cuando dormíamos en su casa dormíamos no solo en el mismo cuarto, sino en la misma cama, por lo tanto prefería que las borracheras terminaran en su casa. Una noche llegamos a su casa con otro amigo que se nos agregó, entramos en su cuarto y estuvimos bebiendo, más tarde Carlos se quitó los zapatos y los calcetines y se acostó en su cama, en la cual yo estaba sentado.

Pasando un rato Carlos se la pasaba molestándome dándome patadas, lo cual yo aprovechaba para "sostenerle" los pies, lo cual me encantaba hacer, eran muy suaves y me moría por acariciarlos y chuparlos pero no sabia cual seria su reacción además nuestro otro amigo seguía ahí. Carlos me seguía molestando, incluso me ponía sus pies en mi cara con lo cual yo disfrutaba, hasta me atreví a darle un pequeño lengüetazo lo cual como que le extrañó y no me molestó más. A la media hora nuestro otro amigo se fue a su casa y nos quedamos solos, entonces empezó a hablar de su novia con quien recién había terminado, después comenzó a llorar y a quejarse de ella, yo como buen amigo lo consolé, aproveché su tristeza de borracho para abrazarlo, sentirlo junto a mi e incluso besarle la mejilla. Él seguía triste y yo cada vez más caliente, por lo que me decidí a darle un pequeño y suave beso en la boca, el cual él no rechazó, después nos separamos un poco y me miró un poco sacado de onda, después me agarró por la nuca y me atrajo para darme un beso apasionado donde nuestras lenguas juguetearon un buen rato mientras yo acariciaba sus manos y piernas.

Después de un rato se apartó de mí bruscamente y salió corriendo al baño y se encerró. Yo acerqué mi oído a la puesta y lo escuché maldiciendo y creo que hasta llorando. Me sentí muy mal y creí que todo terminaría ahí, me senté en una silla a pensar en lo mal que la había cagado al besar a mi amigo, cuando escuché la puesta abrirse, no volteé a verlo, pues me temía lo peor. Entonces sentí que se agachaba hacia mí y me susurró al oído: -desde que lamiste mi pie me pusiste bien caliente- yo me sorprendí y

un torrente de emociones corrió por todo mi cuerpo. Entonces Carlos comenzó a besar mi cuello y oreja mientras desabrochaba mi camisa, después me paré, tiré mi camisa y me abalancé a sus labios. Nos besamos como si fuéramos a comernos en ese momento, yo tenía mis manos en su cabello y él en mi espalda, después fue bajando y metió sus manos bajo mi pantalón para sobar mis nalgas y explorar mi culo. Yo me deshice del resto de mi ropa en unos segundos, él me puso frente a la pared y se repegó a mi con lo cual pude sentir su tremenda erección incluso con su ropa puesta; en ese momento comenzamos un rico movimiento donde yo estimulaba aún más su erección con mis nalgas y él me hacia una rica paja.

Posteriormente nos fuimos hacia la cama, donde quedé encima de él, le quité la camisa y comencé a besar su lampiño pecho, poniendo especial énfasis en sus pezones, dándoles pequeños mordiscos que lo hacían gemir de placer, después me fui hacia su ombligo y comencé a desabrochar su pantalón, para mi sorpresa no llevaba calzón, truza o bóxer alguno, por lo cual al bajar su pantalón salto reluciente ante mis ojos un rico pedazo de carne bien dura de aprox. 19cm… ese pene era hermoso, del tamaño y el grosor perfectos para hacerme llegar al séptimo cielo, no tenia circuncisión y ya estaba mojado de tanto precum que había secretado. No me pude resistir y comencé a chuparlo como desquiciado, lo cual no le gustó mucho y me hizo ir más lento, lo cual me hizo disfrutarlo más, lo besaba, lo lengüeteaba y lo succionaba con gran fervor, después terminé de quitarle el pantalón que tenia atorado en los tobillos y aproveche para chupar sus hermosos pies por un buen rato mientras le pajeaba. Después se levantó y me tiró en la cama frente a él, me hizo separar las piernas y se agachó para comenzar a trabajar en mi culo, lo chupaba con gran maestría y casi me hace venirme con tanto placer.

Una vez que estaba bien dilatado y lubricado mi culo me puso en cuatro y lentamente comenzó a penetrarme, primero la cabeza de su rico pene y finalmente lo metió todo de un solo jalón, lo cual me hizo dar un pequeño grito que Carlos reprimió poniéndome su mano en la boca. Después comenzó con un mete y saca que para mi era la gloria, me levantó sin quitarme la mano de la boca hasta que ambos quedamos hincados en la cama y me seguía penetrando. Yo no podía desaprovechar su mano en mi boca y comencé a chupar todos sus largos y estéticos dedos. De repente comenzó a acelerar el ritmo y yo sentí que me llenaba las entrañas con su rico semen y gemía del placer que le había propinado mi agujero. Los dos caímos exhaustos en la cama, yo me di vuelta hacia él y nos besamos nuevamente. Cuando se separó me dijo que él no estaba listo para ser penetrado pero que no me podía dejar a mi sin venirme, entonces yo me senté en su pecho y él comenzó a mamar mi pene de un manera genial, al cabo de un tiempo era yo quien llevaba el ritmo y prácticamente lo estaba penetrando por la boca mientras él se daba una paja con su recién renacida erección.

Cuando sentí que no podía más, me separé de su boca y me paré de la cama para comenzar a pajearme hasta que me vine en sus pies, lo cual le sorprendió mucho pero a la vez me pude dar cuenta que lo había excitado aún más. Vacié toda mi abundante leche en sus pies y después comencé a limpiárselos con mi boca hasta que quedaron muy limpios. Después nos fundimos en un apasionado beso en el que le di a probar de mi leche que aún quedaba en mi boca. Mientras nos besábamos el volvió a venirse con la paja que se estaba dando. Los dos quedamos muy cansados y nos quedamos dormidos abrazados y llenos de placer. La mañana siguiente desperté y me salí a hurtadillas de su casa, pues estaba muy agotado y él tenía que descansar. No le hablé hasta después de una semana un poco temeroso, pero descubrí que él también me había extrañado tanto como yo a él…. Y de que manera lo descubrí, pero esa es otra historia.

Espero tus comentarios, críticas y proposiciones

Autor: FEETLOVER camino_incierto83 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *