Mi historia (II)

¡Comparte!

Mi primer trio (II)

Me levante luego de desayunar y de haber estado remoloneando en la cama durante un buen rato, y tenia la cabeza llena de cosas que me daban vueltas a vertiginosa velocidad.

Intente hacer un repaso de todo lo vivido desde que me baje del ómnibus en retiro la mañana anterior y ese repaso me llevaba indefectiblemente a la noche pasada, hoy era otra mujer, ya no era esa mina linda y piola que vivía desde hace años con un tipo lindo y piola que hacia que todas nuestras amistades y parientes nos consideraran una pareja perfecta y feliz, ahora era mucho mas que eso y no estaba segura de cómo manejar las cosas de ahora en adelante.

Cuando leo relatos o veo videos parece que las mujeres tuvieran todo clarisimo y que fuera super simple eso de encamarce con otros tipos y vivir una vida “un tanto alegre”, pero ahora que era yo la que se sentía viviendo un “momento un tanto alegre” me surgían mil preguntas y sensaciones encontradas.

También estaba el asunto de cómo manejaría Marce esta nueva etapa y de cómo seria de ahora en mas la relación entre el y su amigo ya que ni el mejor polvo del mundo vale mas que una amistad y me aterraba que una noche de lujuria descontrolada pudiera de alguna manera afectar ese vinculo y no podía dejar de pensar en que cosas estarían charlando en esos momentos.

Todo esto se me mezclaba en la cabeza mientras sentía en mi cuerpo las secuelas de lo realizado, me dolían los pechos al punto de que opte por no usar corpiño esa mañana y cuando fui al baño también sentí en mi interior placenteros dolores que me recordaban que hacia algunas horas había tenido dentro mío (muy dentro mío) el tremendo miembro de Andrés además del de Marce que no es chico pero que al lado de su amigo pasa vergüenza.

Como no-tenia nada que hacer luego de deambular por la casa de nuestro amigo me prepare un café y volví a ver televisión y haciendo zapping llegue a los canales condicionados del direct tv (perdón por el chivo) y me reí viendo en la pantalla cosas muy parecidas a las que yo había hecho, y tome mas conciencia aun de cuanto habían canviado las cosas en mi vida ya que ahora no veía algo con lo que podría fantasear, estaba viendo algo que yo ya había hecho y eso era todo un cambio.

Cuando ellos regresaron (cerca de las 2 de la tarde) yo estaba en la habitación solamente vestida con una camisa de Marce y una tanguita y le pedí a el que viniera para que charlaramos, entre tanto Andrés quedo preparando algo para comer.

Él me contó lo feliz que se sentía y lo bien que la había pasado y que Andrés también estaba muy feliz con todo esto, estuvimos largo rato charlando y aclarando las cosas con lo que mis ideas se ordenaron y los temores se disiparon, nada entonces de que estar preocupada, y blanqueada la cosa con nuestro amigo para quien quedaba perfectamente en claro que yo era una linda mina con una actitud muy libre respecto del sexo y que me hacia feliz todo esto.

Andrés nos llamo para comer y baje así como estaba ya que me sentía muy cómoda y más tranquila después de haber hablado con Marce.

Comimos un pollo que ellos habían comprado y tomamos una cerveza mientras me contaban sobre el auto y hacíamos chistes sobre la fiestita de la noche.

Después nos fuimos a hacer una siesta (que buena falta nos hacia) y tipo 8 y media de la tarde salimos a pasear por el centro.

Con el estado en el que estabamos fue lógico que entráramos a varios pornoshops de esos que abundan en Baires tanto en Av. Corrientes como en la calle Lavalle o florida no recuerdo bien, la cosa es que fue muy estimulante ver a estos dos amigos mirando fotos y tapas de vídeo cruzando miradas cada ves que veían algo que les recordaba lo vivido recientemente, Andrés compro en uno de estos lugares un vibrador de muy buen tamaño y me lo regalo para que “me recuerdes putita” según me dijo.

Volvimos después de cenar algo por ahí y no hizo falta ninguna invitación, fuimos directo a su habitación (ósea la nuestra ya que nos la había cedido) y se me vinieron los dos encima abrazándome uno por adelante y el otro por atrás y mientras me desvestían y me decían todo tipo de barbaridades para describirme lo que estaban pensando hacerme, fueron bajando asta quedar Andrés en mi cola y Marce en mi conchita y lo que siguió fue un concierto de sonidos húmedos gemidos exclamaciones y suspiros entremezclados.

Después d

e dejarme literalmente chorreando y toda húmeda entre mis piernas me hicieron arrodillar y ellos poniendoce de pie se sacaron los pantalones y me ofrecieron sus pijas para que los chupara cosa que hice gustosa y aproveche para realizar una comparación más certera de esos instrumentos de placer.

La verga de Andrés era no solo mas larga, que la de mi Marce, también era notablemente más ancha, es mas debo reconocer que el muy guacho tenia una verga hermosa.

Luego de esto nos fuimos a la cama y sin muchos preámbulos Andrés se acostó de espalda y Marce me ayudo a montarme en él y cuando la cabezota de la inmensa verga(aclaro que para mí era inmensa) rozo los labios de mi vagina sentí un estremecimiento mezcla del anhelo de sentirlo nuevamente dentro mío y del temor instintivo por el dolor que sabia que me provocaría, lo mire a Marce y vi como nuevamente sus ojos lanzaban chispas y con un gesto un tanto sádico ya que sabia que eso me dolería, agarro mi cintura y me clavo en esa inmensa verga probocandome un dolor desgarrador y haciendo que me corrieran dos lagrimones por las mejillas y Andrés siguiendo el juego se impulso asía arriba a la vez que Marce volvía a empujar asía abajo y sentí como sus testículos chocaban con mi cuerpo.

Yo me sentía mareada y totalmente penetrada y me parecía que iba a reventar y asta me daba la sensación de que era aun más grande que la ves anterior y me estremecí pensando que eso había estado en mi cola, supongo que aunque la calentura y excitación era mayor que la noche anterior esta ves sin la ayuda del alcohol estaba mas consciente de lo que estaba haciendo y no es que me arrepintiera pero reconozco que me costo mas acostumbrarme a sentirla adentro supongo que también influyo en eso la posición ya que ahora la penetración era mas profunda e intensa, la cosa es que paso un buen rato antes de que empezara a disfrutarla realmente, ellos se dieron cuenta y Marce estuvo maravilloso ya que empezó a lamer y chupar mi cola magistralmente, y si cuando les conté lo maravilloso que era sentir dos lenguas dije que lo recomendaba ni les cuento lo que es sentir una gran verga en la concha mientras te chupan el ano, eso me dio vuelta y además le agregaba un toque de morbo extraordinario ya que ni en las películas porno es muy común ver a un tipo lamiendo tan cerquita de una pija y es (ahora se eso) una lastima que por pudor o preconceptos machistas los hombres hagan lo que sea menos arrimar su boca al miembro de otro(salvo claro que sean gays) por las dudas de evitar roces y esas cosas y con eso la que pierde es la mujer, en fin por suerte Marce no tubo miedo o bien (como después me contó) solo penso en el placer que me daría y eso hizo que fuera empezando a gozar del pedazo que estaba metido en mi concha y lentamente comenzamos un vaivén que fue in crecendo asta hacerme tener un potente orgasmo y no había terminado de sentir esos estallidos y de ver el millón de lucesitas de colores cuando siento las manos de Marce sobre mi espalda haciéndome recostarme sobre Andrés y apoyando su pija en mi ano.

-Finalmente mi amor voy a cumplir mi sueño de hacerte el amor junto con otro- me dijo al oido-te amooo por que te amo y te amo por ser asi!!! Yo justo en ese instante era toda sensaciones y creo que mi cabeza estaba vacía y que todos mis sentidos estaban concentrados en el placer que sentía y descubrí algo nuevo e impensado, descubrí que casi tan maravilloso y rico como sentir es ese instante de anticipación en el que estas a punto de sentir es ese mágico segundo en el que se mezcla todo el miedo con todo el deseo y anhelas lo que viene, creo que cuando llegas a ese punto es cuando tu cabeza hace click y empezas a disfrutar de todas estas cosas y creo que esa es la cosa que separa a las que lo hemos vivido y las que no o las que habiéndolo vivido tuvieron la mala suerte de no escuchar ese click interior.

Él fue metiéndomela de apoquito dándome tiempo a ir acostumbrando mi cola a su pija, sentía que la presión era grandisima y ahora al revés que la noche anterior el placer llego lentamente y no sentí dolor y muy lentamente a medida que él penetraba más profundo y Andrés empezaba a moverse y fuimos encontrando el ritmo y coordinando nuestros movimientos y la sensación fue total, me sentí llenisima y completa me encanto y me enervo todos los poros escucharlos decir y decirme que era la mejor puta del universo que era riquisimo cogerme y todo eso y empece a gemir y empezó la locura cuando finalmente Marce me la metió asta l

os huevos y Andrés coincidió en una estocada profunda también llegando a claverme completamente su pija y fue como una explosión ahora si llena de lujurioso dolor ese placentero dolor que te pone frenética y que te hace sorprenderte escuchándote decir SIIIIII QUIEROOOO MASSSSSSSSS y que tanto les gusta a los hombres, por lo menos a Marce le encanta y a Andrés lo puso como loco y mientras mordía mis pezones haciéndome gritar a la ves que Marce me tiraba del polo literalmente como montando a una yegua y gritándome TOOMMMAAAA PUTTTAAAA y entrando y saliendo de mi culito con fuerza y yo en medio de estos dos machos descontrolados ensartada y frenética sufriendo gozosamente y llegando a tener varios orgasmos o uno solo gigantesco no lo se muy bien, mientras sentía la leche de mi amado marce quemándome las entrañas y la verga de Andrés incharse aun mas en una acabada intensa.

Después de eso quedamos tendidos en la cama y nos dormimos.

Al día siguiente nos levantamos y empezamos a preparar todo ya que debíamos regresar a nuestra ciudad, cosa que teníamos planeado hacer después de almorzar, Marce dijo que estaba muy cansado y que como tenia que manejar mas de 600 km. dormiría una siesta antes de partir.

Yo quede con Andrés tomando un café en el living y entre risas hablamos, al principio con mucha vergüenza de mi parte, sobre lo que había pasado en estos dos días.

Me sentía deshecha por todo lo que habíamos estado haciendo pero sabia que llegados a nuestra ciudad pasria un buen tiempo antes de vivir nuevamente algo parecido y él pareció percibir esto y con una ternura totalmente distinta al trato que en la cama me había dado, suavemente y asta con delicadeza me cogió (no creo que sea necesario contar los detalles ya que seria repetitiva en extremo) y me regalo un hermoso par de orgasmos mas que se sumaron a todos los que junto a Marce me hicieron sentir.

Nos fuimos y el viaje transcurrió sin novedades y fue la pausa justa y el adecuado momento para hablar y elaborar y digerir todo lo que nos había pasado y como seria nuestra vida de pareja en adelante.

Felizmente esta experiencia nos unió mas y nos puso en un peldaño superior con lo que nuestra vida sexual ha mejorado en calidad y cantidad de una manera maravillosa.

A todo esto no les conté que al llegar a casa Marce me entrego el dinero que Andrés había pagado por mí en calidad de puta (era bastante plata ya que él estaba en una muy buena posición económica), y guarde ese dinero durante algún tiempo ya que verlo y tocarlo me producía una morbosa y placentera sensación. A los dos meses Andrés llamo por teléfono una noche pero esa es otra historia

Autor: Ale

alealegre ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.