MI MAESTRA DE FILOSOFÍA

Realmente no se como comenzar, por mucho tiempo he sido admirador del ingenio de los que escribe en el rincón de Marqueze, y creo que muchas cosas que platican solo han sucedido en su cerebro bastante averiado, tengo 28 años y no recordaba algo espectacular en mi vida sexual…

hasta que me acorde de la universidad.

Nunca fui un estudiante muy destacado por sus calificaciones, pero sí por sus aptitudes, no pasaba desapercibido a pesar de ser de poca estatura y en ese entonces muy delgado. Y es que mi capacidad estaba en la cabeza, sería un buen escritor soñaba despierto mientras estaba por entrar al segundo semestre de ciencias de la comunicación en el estado de Veracruz, México.

Mi físico ya dije, nada espectacular excepto por las piernas bien ejercitas, beneficio que deja andar en bicicleta y jugar fútbol, eso sí, feo no soy para nada, pero no me gusta que me vean como una cara bonita, prefiero lo intelectual… ustedes saben.

Desde que llegó al salón me prendí de ella, el semestre pasado nos había dado un maestro filosofía 1 que era de sueño, y entramos con flojera a filosofía 2, la verdad hasta pensé en no tomarla… quién adivinaría lo que después sucedería. Cuál fue mi sorpresa que entró una maestra de 27 años, en ese entonces yo tenía 20 y me pareció un monumento a la cachondería, nada espectacular no tenía unas nalgotas, ni unas chichotas… solo era muy bonita, elegante, muy inteligente y sabía como manejarse… provocando a la gente.

Casi desde el primer día entablamos una bonita amistad, me escuchaba en mis broncas y yo escuchaba las de ella, no fuimos haciendo realmente algo más que maestro y alumno, hasta que empecé a faltar a clases por andar de borracho con mis amigos y me llamó la atención, estaba a punto de reprobar su materia a pesar de que me gusta, y sabía de lo que hablaba, pero no hacía tarea ni entregaba lo que pedía, así que me reprobó y me llevó a extraordinario y me saltó un desafío delante de todo el salón…. te propongo una apuesta dijo firme y retadora: Si sacas 10 en el examen de regulación no te llevo a extraordinario no te repruebo y me puedes pedir lo que sea… o yo no entendí bien o no le tomé mucha importancia… el hecho es que como buen macho inmediatamente acepté el reto y le dije que nos veríamos en el examen, que por cierto era dos horas después de un partido de México en el mundial de USA 94, cosa que no me permitiría concentrarme mucho.

Llegó el día del examen y yo tranquilo, la verdad no estudié mucho y me sentía tranquilo…. soy muy inteligente y sabré salir adelante me dije- total que fui el primero en terminar y me fui rápido con mis amigos a ver el juego a mi casa, a la maestra solo le dije…

nos vemos mañana.

Cuando la maestra llegó al salón ahora sí estaba nervioso… empezó a dar calificaciones y la mía no salía …. mucho suspenso…. hasta que dijo 8.5 ..siii.. grité de alegría, y ella me dijo delante de mis compañeros, de lo demás hablamos en mi oficina, ya que no sacaste 10, pero obtuviste la más alta calificación del salón, está aprobado, de lo de la apuesta sigue en pie, que quieres… tengo palabra y la cumplo dime que quieres, yo me metí las manos al pantalón y tragué saliva… había algo de gente, ya que su oficina estaba cerca de la del rector y me sentía muy incomodo ¿Cómo decirle que es lo que quería? Si era evidente… así que solo solté una sonrisita nerviosa y ella siguió diciendo dinero no, por que no tengo, (no me di cuenta pero a partir de allí ella manipularía la conversación)… mi tiempo se agotaba y la astucia presumida no llegaba, así que solo atiné a decirle bueno, córtate el pelo, se te veía mejor cuando lo tenías corto, ella dijo que no porque así le gustaba a su novio…. nada de dinero, ni nada que tenga que verse … corrigió. Yo estaba nerviosísimo y muy excitado y atiné a decir bueno quiero que bailes para mí sin ropa… se hizo el silencio en l

a oficina e inmediatamente me dijo que sí, pero después corrigió exaltada no, no puede ser- a lo que con cara de inocente y entendiendo ya el juego que jugaba dije ¿por que? Si solo es algo sencillo, no va a pasar de allí…. y ella dijo ya preocupada… no, porque no voy a aguantar solamente eso… entonces los papeles cambiaron … yo era el seguro y dije para mis adentros ya chingué- que quiere decir ya estuvo.

Del regateo después de eso ya ni hablar, terminó cediendo, 10 minutos después entrábamos al motel y yo compraba un condón con el encargado del motel… no lo podía creer.

Ella acostada y fumando sus inseparables cigarros, me le fui encima y la empecé a besar… cuello… pechos… la acariciaba algo desesperado por tener los que había visto solo en mis sueños húmedos… una mujer mayor que yo.. ella mostraba experiencia y me guiaba, no pude mas me puse el condón y le metí la verga de un solo golpe, se le fue completita, se encontraba empapada y empezó a gemir de placer, yo empecé a moverme, pero fue tanta mi emoción que casi inmediatamente me viene sobre ella… casi me pongo a llorar, tanto esperé este momento para que no durara nada, nunca me había pasado… ella no se dio cuenta que me había venido creo que por el condón o porque no hice señas de que me venía así que solo quede acostado sobre ella y se dio cuenta de que algo pasaba.. mi cara me delató y le dije perdón… ella pensó que estaba así por que me la estaba cogiendo y mi conciencia no me permitía seguir, se puso a llorar y se fue al baño, yo aproveche para quitarme el condón y echarlo debajo de la cama de mala gana, cuando salió del baño ya se había puesto la tanga, yo estaba de malas y fumando de su cigarros, se acostó junto a mi y me quitó el cigarro, yo me sentía el amante mas pendejo de mundo… pero ella cambió todo, me miró a los ojos y me dijo… no puedo dejarlo así, y como yo estaba todavía desnudo se dirigió hacia mi miembro y me lo empezó a chupar..era la mamada más fantástica que me habían dado hasta entonces… mi verga se puso firme grande… no lo podía creer… una escena de locura mi maestra agachada mamandome la verga.. solo de pensarlo me vengo de nuevo…. yo como todo un cabrón contesté con lo mismo, la empecé a lamer, despacio, ella me mostró como hacerlo me dirigió hacia donde sentía más placer.. y después me montó riquísimo….en todas las posiciones que yo conocía… pero habría de conocer de más… mi mal humor se convirtió en una alegría inmensa…

me vine dentro de ella (sin condón) una vez… dos veces…tres veces…. cuatro veces … hasta que se hizo tarde y me dijo.. lo siento me tengo que ir, pero me gustaría verte de nuevo en mi casa..

mis papás van a salir de viaje.. puedes ir?… pero eso se los platicaré más adelante… Maestra, ojalá lo pudieras leer y me escribas

Quieren que siga la historia? Mándenme sus opiniones chicos y chicas a: fantasmal28 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *