Mi media hermana, chat erótico y petición inusual.

¡Comparte!

Amor filial, Incesto. Una historia real.

Hola amigos, es mi primer relato y me decidí hacerlo porque quiero hace varias semanas que tengo este secreto.

Bueno mi nombre aquí va a ser Jorge y el de mi media hermana Valentina, por asuntos de privacidad. Ambos compartimos el mismo padre que falleció hace ya varios años.

Yo tengo 43 años y mi media hermana tiene 45. Crecimos juntos, ella se caso a los 20 años y su matrimonio duro 24 años. Tuvo dos hijos que ya están grandes y durante todo ese tiempo jamás se me cruzó un mal pensamiento con ella y nunca la miré con otros ojos que no fueran de hermano.

Bueno todo empezó a principios de este año cuando ella decide separarse, el avaro de su esposo trato de ahogarla económicamente para hacerla regresar pero ella esta vez no cedió. Entonces me llamó y me pidió que la dejara vivir conmigo por un tiempo en un aparta-estudio que tengo en arrendamiento. Yo le dije que no había problema que podía quedarse el tiempo que quisiera, sin que se me cruzara un mal pensamiento. Debo aclarar que yo vivo solo y hace mucho no tengo pareja.

Bueno mi hermana es trigueña, pelo rizado, senos medianos, nalgas medianas, piernas ni tan delgadas ni tan gruesas y mide como 1.65. A diferencia yo soy alto, blanco, pelo castaño y contextura delgada. La razón de nuestras diferencias son nuestras madres. La de ella es de un trigueño fuerte.

Transcurrieron 6 meses y ella no podía conseguir empleo, entonces me dijo que estaba desesperada. Que le había hecho una propuesta y que estaba pensando en aceptarla. La proposición era trabajar como modelo de vídeo chat erótico, mientras me decía esto se sonrojaba. Cabe aclarar que mi hermana es muy recatada y muy señora, jamás le fue infiel a su esposo (en lo que yo sé y ella me dice), la verdad a mi me cogió por sorpresa y solo atiné a decirle que uno tiene que probar de todo en la vida.

A los quince días y con la ayuda de un amigo gay y otras modelos ya estaba trabajando en un estudio. Allí duró mes y medio y le comenzó a ir muy bien, pero el porcentaje en el estudio era muy alto y le favorecía más si trabajaba desde la casa. Me dijo y yo le acondicioné el computador y le di mucha privacidad.

Todo empezó un mes después de estar trabajando en casa, me llamó y me dijo que entrara en la habitación. Esta en toalla y desnuda por debajo. Me dijo que un cliente le estaba pidiendo un show por skype, que la quería ver teniendo sexo oral y que le estaba dando una propina muy alta. Entonces yo me quedé mudo de lo que estaba escuchando y le pregunté que quería, que si le conseguía o le llamaba a alguien. Me dijo que no, que no había tiempo que el cliente quería el show ya, parece que estaba muy caliente. Me dijo yo necesito la plata y por eso quiero que me ayudes olvidando que soy tu hermana y me pongas a mamar frente a la cámara.

Un fuerte impulso subió por mi cuerpo y me excité de inmediato solo con imaginar, por primera vez en mi vida, que mi hermana me lo iba a mamar. Entre nervios le dije que si y ella habló con el cliente y entramos a skype.

Ella se desnudó, lo cual aumentó mi excitación, y se puso de rodillas haciendo gestos eróticos frente a la cámara, yo aproxime mi verga que no es muy grande, mide 18 cm únicamente. Ella la tomó entre sus mano y comenzó a acariciarla. Yo tenía que hacer un gran esfuerzo para no eyacular. Cuando se la introdujo en la boca, si fue tremendo, mi pene estaba a punto de explotar y ella parecía disfrutarlo pero en el momento pensé que estaba actuando. Lo cierto es que como pude aguante 20 minutos y de pronto el cliente le pidió que le hiciera un “cumeating” que para los que no saben es que le eché mi semen en su boca y ella después de juguetear un rato se lo coma. Ella me dijo que me viniera en su boca y yo que no aguantaba mas comencé a pajearme y no fue necesario mucho tiempo, cuatro chorros grandes de espeso semen inundaron la boquita de mi hermana, seguidos de otros mas pequeños le llenaron la boca con mi semen. Mi hermana comenzó a jugar con la leche y luego de un momento se lo tragó. El cliente s e pajeó y se desconectó después de despedirse.

Mi hermana me miró y se abalanzó y comenzó chupar mi verga flácida y desesperada y excitada me decía que mi semen era delicioso. Me lamió hasta la última gota y con respiración fuerte me confesó que era la primera vez que probaba el semen.

Pasaron varios días y yo no me atrevía a decirle nada. Hasta que un día se me ocurrió preguntarle que si no le había vuelto a pedir lo mismo. Con una sonrisa me preguntó por qué le decía eso, yo me sonreí y le confesé que quería que me lo mamara de nuevo. Sin más palabras se arrodillo, sacó mi verga del pantalón y comenzó a mamar con tantas ansías que no me tuvo que decir que ella también lo deseaba. Acaricie sus pechos y su coño húmedo, me empezó a masturbar fuerte y me hizo correr en su boca hasta que se comió la última gota de mi semen. Yo quedé tremendamente satisfecho. De ahí en adelante nuestras vidas tomaron otro curso y nuestra relación ya no era de simples hermanos. De esto hace algo mas de un mes y me encuentro muy feliz.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.