Mi mujer me pone los cuernos (II).

¡Comparte!

Hola como están? Esta es la continuación de la historia “Sorpresa en casa”. Como les conté la vez pasada, el tipo (no se su nombre) que se había acostado con mi mujer me pidió que estuviera a las 3 de la tarde en casa para que viera y aprendiera como gozaba mi mujer cogiendo con él. Yo dudé, no sabía que hacer, por un lado estaba furioso por saber que era un cornudo y por otro lado no podía negar que me había excitado mucho viendo a mi mujer portándose como una puta. Pero mi excitación y morbo ganaron y a las 15 horas estaba en mi casa. Entre y ahí estaba él, en el sofá esperándome.

Sabía que ibas a venir. Te gusto como me cogí a tu mujercita no? La verdad que me calentó muchisimo(le comente algo avergonzado) Bueno hoy vas a ver que putita tienes en casa y como le gusta mi verga. Te preparé un lugar de observación, así puedes observarnos y disfrutarlo ¿Y mi mujer donde está? Salió, le dije que volviera a las 3 y media que yo la iba a esperar aquí Estabas seguro de que yo vendría, ¿por qué? Por supuesto que estaba seguro, vi como te masturbabas el otro día mirándonos y no te ibas a perder la oportunidad de repetirte el plato, ven mira, aquí te vas a colocar para observarnos mejor y poder hacer de las tuyas tranquilito mientras nos ves en plena acción. Eso si no te apures porque voy a darle un buen rato.

Hay una habitación que esta dividida del comedor por una cortina y que es como el depósito donde guardamos de todo. Me había puesto una silla y le había realizado unos orificios a la tela de la cortina para que pudiera espiarlos tranquilo, además la podía correr un poquito para ver por el costado sin que se note. Me senté sin decir palabra y me quede quieto. Me sentía un tarado, pero de solo pensar en lo que podría observar esa tarde ya me ponía a mil y tenía el pene duro como una piedra. Estaba pensando en eso, cuando entra mi mujer. Estaba con una mini azul de jean, unas medias caladas parecidas a las del día anterior, unas botas altas hasta la rodilla de color blanco y un top azul. Putisima, hermosamente puta. Lo saludo con un beso en la boca sin decirle ni hola, las lenguas jugaban en sus bocas, se enredaban saboreándose descontroladamente, se acariciaban por todas partes sin parar en ningún lugar específico.

Puta que estas caliente mujer.

Me tienes loca, estuve pensando todo el día en ti, en tu sabor, tu olor, tu olor a sudor y a semen que quedo impregnado en mi, en cada centímetro de mi piel.

Te ves hermosa Julia, desfila un poquito para mi, quiero verte bien.

Empezó a desfilar por el comedor contoneándose, se acercó hasta donde yo me encontraba, ni respire para no ser descubierto y ahí a centímetros de mi se empezó a desvestir. El le pidió que se sacara el top y la tanga, pero que se dejara la mini y las botas puestas. Cuando se saco el top quedo con los pechos al aire, duros, parados, listos para ser devorados por la lengua, por los labios de su amante. Al sacarse la tanga se agacho sin doblar las rodillas para mostrarle a el sus hermosos pochos colgando y de paso me mostraba todo su esplendoroso culo a mi. Cuando se fue acercando a él, yo me acomodé mejor y la silla topó con una pila de cajas. Al correrme me di cuenta que una de esas cajas era la de la filmadora. Sin dudarlo un instante la tomé y me puse a grabar, iba a filmar una película porno y la estrella era mi propia y bella mujercita. Se acercó a el meneándose como una gata en celo, con los brazos cruzados sobre la cabeza sujetándose el pelo.

Quédate así, no te muevas (le subió la mini hasta las caderas y les separó las piernas un poco), así esta mejor, ahí si te pareces a mi putita.

Te gusto así papi? (Con vos de gata).

Me encantas, te ves como una puta bien cara.

Si pero para ti te hago un precio especial.

Pero vine sin dinero, ¿qué puedo hacer? Hmmm, veremos como me puedo cobrar Se me ocurren algunas formas de pago interesantes Si, como cuales por ejemplo.

Ponte de espaldas y coloca la pierna arriba del brazo del sillón aquel Huyy, esta forma de pago me esta gustando, así te parece bien

Quedó de frente a mi , con la mini levantada, con esas botas blancas hasta las rodillas que le quedaban espectaculares y su vagina que ya me imaginaba lo mojada que estaba, la cámara me temblaba y tuve que tomarla con

las dos manos. La empezó a acariciar desde atrás para que yo pudiera ver bien, le acariciaba los pechos mientras le besaba la nuca y el cuello, ella seguía con los brazos elevados tomándose el pelo, empezó a emitir pequeños gemidos de placer, sus pezones estaban duritos parados, bajó una de sus manos por el abdomen mientras que con la otra le pellizcaba los pezones suavemente, la mano paso de su vientre plano a su ingle y la siguió acariciando alrededor de su sexo pero sin tocarla donde ella deseaba ser tocada, penetrada. Se le doblaban las piernas, se movía entera, separo mas sus piernas y se empezó a tocar ella sola.

No, no, no, no te entusiasmes tan rápido, yo solamente te puedo tocar putita, tu tienes que solo esperar y vas a gozar como nunca.

No vas a dejar que me toque ni un poquito.

No, primero voy a jugar un poquito contigo y luego vas a recibir lo que mereces.

Si, sii, dame lo que quieras.

El la siguió besando y mordiendo, cuello, hombros, brazos y le acariciaba las piernas, abdomen, todo le besaba y tocaba todo, menos su sexo. Mi mujer se retorcía de placer, su cara era la de una perra lujuriosa, sedienta de sexo, gritaba, gemía, se estaba descontrolando de puro deseo, y no aguantó más y comenzó a masturbarse.

Huyy, pero que niña más impaciente. Te dije que no te tocaras. Te estás portando muy mal.

Por favor tócame, lámeme, hazme tuya, quiero que me cojas, me tienes toda mojadita no aguanto más.

No, no, te dije que esperaras, ahora vamos a solucionar ese problemita, a ver que tenemos por aquí, sube los brazos (y ahí a delante de mí bajo desde las escaleras unas muñequeras de cuero y la ató con ellas).

Que me vas a hacer? No te desesperes, de a poco te vas a enterar.

Pero por que me atas? Así no te vas a poder tocar y me vas a dejar a mi solito proporcionarte placer, te gusta? Siii, siii, todo lo que me hagas me gusta, cualquier cosa que me hagas me va a gustar.

Mmmhhh, que hueles rico por acá,(le paso la nariz por su conchita y aspiraba fuerte) estas super mojadita, me gusta eso pero por ahora vamos a dejar a nuestra amiga tranquila. (le dijo y le paso la lengua por todo lo largo de la concha) Haayy, noo!! Por favor sigue, sigue!!! Tus pechos también me gustan, tienen un sabor único.

La empezó a besar por todas partes y la acariciaba a la vez, le empezó a chupar los dedos del pie, metiéndose uno a uno los dedos y chupándoselos, subió por sus piernas mordisqueándola, lamiéndola y acariciándola, le mordió suavemente la cola, se quedo un ratito acariciando y mordiendo sus glúteos, subió por su espalda hasta el cuello. Para esto Julia se retorcía jadeaba, y pedía más y más, y yo, por supuesto filmando todo y con mi pija explotando en mi pantalón.

hhayy, mmmhhhh, como me gusta, me gusta, sii cómeme toda por favor, bésame entera.

Huuyy, pero que putita que estamos hoy, me parece que te tienen muy mal atendida.

Sii atiéndeme, atiéndeme Me parece que te esta faltando algo por aquí(mientras le pasaba un dedo por la concha) Si me falta, me falta algo bien grande y duro, y bien adentro, entrando y saliendo. ¿no tienes algo para mi? Te gustaría algo como esto(se bajo los pantalones y el slip y se manoseaba su verga bien dura) Siii!! Siii!! Algo así necesito, quiero un tratamiento que cure mi calentura, métemela por favor!! Si pero también tengo esto, te gusta?( y sacó de abajo del sillón un vibrador enorme) Por supuesto que si(empezó a pasarle el vibrador por todo el cuerpo y se lo colocó en la puerta de su cueva caliente y jugosa, y comenzó a frotarle el clítoris con el aparato de cómo 30 cm. La estaba enloqueciendo) Ahí esta mejor no? Ahhhh, ahhhh, sii, sigue sigue, mételo, mételo por favooor!!!!! Pero es muy grande, ¿no te hará daño? Nooo, nooo , esta bien así metelo igual Y así esta bien también?

Le empezó a chupar la concha y a jugar con el aparato metiéndole la punta y sacándolo durante un buen rato y yo filmando sin perder detalle, haciendo acercamientos a la cara de mi mujer que estaba extasiada, con los ojos cerrados, la boca abierta gimiendo, gritando, insultado, suplicando más, toda colorada y transpirada, hasta mi llegaba su aroma a hembra caliente, estaba exquisita. Se movía como poseída, y seguía atada lo que le daba más morbo a la situación. Cuando la puta de mi mujer ya estaba apunto y empezaba a dar señales de una acabada inminente el tipo le

sacó el vibrador Y dejo de chuparle la vagina.

Que haces!!! No me dejes asii!! Sigue, sigue, eres un hijo de puta déjame acabar!!! Ya vengo(se fue a la cocina y volvió con la hielera), estabas tan caliente que me estabas quemando la lengua, así que aquí traje la solución para una hembra caliente como tu.

Me vas a enloquecer, no aguanto mas, meteme tu pija de una ves por todas Shhh, tranquila

Empezó a pasarle un hielo por el vientre, mi mujer como que trataba de corre el abdomen pero no podía. El subió y se lo pasó por los pechos y el pezón, Julia gritó fuertísimo y los pezones se le pusieron como piedra y se los empezó a chupar, mientras lamía uno le pasaba el hielo al otro, la estaba trastornando de placer y se le notaba en la cara. Acercó el sillón y la hizo sentarse en el respaldo y apoyar las piernas en los apoyabrazos , quedo con las piernas abiertas frente a mi y mi cámara haciendo un acercamiento a su hermosa vulva jugosa e hinchada. Empezó a bajar por el vientre con hielo y lo seguía con su lengua y dándole pequeños mordiscos, hasta que llego a la conchita. Empezó a frotarle los labios de la vagina con el hielo y luego la lamía, siguió así un tiempo y mi mujer no paraba de gemir, jadeaba como una perra y resoplaba furiosa, yo no aguantaba más me saque la pija del pantalón, la tenia durísima y me la empecé a tocar con una mano mientras que con la otra filmaba. Siguió así como por 5 minutos, el clítoris de Julia estaba rojo, duro, todo salido de su capuchón, el le abría los labios de la vagina con los dedos y me la mostraba, los frotaba con el hielo y los lamía como si fuera la miel más dulce, mi mujer empezó a agitarse, y de repente comenzó a bramar, gemir, gritar, el no paraba de chupar ni de pasar el hielo, lo hacía cada vez mas rápido, hasta que Julia dio un aullido increíble, quedó parada en los apoyabrazos del sillón con todos sus músculos tensos por el orgasmo, gritando, acabó como una yegua, estaba como poseída, nunca había visto algo parecido, no paraba de gemir y el le metió el vibrador hasta el fondo de su gruta, casi lo hace desaparecer, haciendo un mete-saca hasta que ella cayó rendida, empezó a llorar como una niña, entonces el la desató y se dejo caer en el sillón, temblaba entera.

Te gustó hermosa? Si, si, mucho, nunca había sentido algo así, creí que moriría de placer Pero no te parece que falta algo? Que falta? Mira lo que tengo por aquí, es para toda para ti (se paró frente a ella y le mostró su pija dura, con todas las venas hinchadas por la excitación, ella sin decir nada se la empezó a mamar) Eso si, así, mamámela bien, déjala bien mojada, ahora date vuelta y apóyate en el respaldo.

Quedó con sus pechos arriba del respaldo y las rodillas sobre el sillón, sus pies sucios por tanto refregarlos por el piso, asomaban por fuera del sillón. De su vagina salían sus jugos mojándole las piernas, el solo con apoyarle su verga en la concha, con la mojada que estaba, le entró toda sin problemas. Empezó a montarla, mirándome de ves en cuando y sonriendo, yo ya estaba a punto de acabarme en los pantalones y casi sin haberme tocado (casi). Al ratito le sacó la pija , tomó el vibrador y empezó a metérselo por el ano.

haaay!! Hijo de puta me duele!! Ya te vas a acostumbrar( cuando termino de metérselo por el culo, le clavo la pija en la concha, Julia grito de placer y se movía como una loca pidiendo más) Viste que te iba a gustar!! Sii!! Siii!! Partime!! Cógeme!! Soy tu puta, soy tu puta, muévete más, más fuerte, dame tu leche!! Pero que puta resultaste, que buena puta me conseguí! Si trátame como la puta que soy, dame con todo Date vuelta y chupa hasta sacarme toda la leche Si, quiero tu semen en mi boca, quiero ser tuya nada más!

Ahí el se puso de costado y ella arrodillada con una mano le tomaba el falo erguido y con la otra se metía el vibrador en la concha masturbándose con el. Se la tragaba entera, se la sacaba y le lamía el glande con la punta de la lengua, se lo pasaba por todo alrededor del glande mientras lo miraba a los ojos y se lo volvía a tragar, siguió así hasta que le exploto la verga en la cara, tragó todo lo que pudo, no quería dejar escapar ni una gota, algo se le escurrió por la comisura de los labios y le escurrió hasta la pera

y quedo colgando de su cara una gota de semen, se limpió con los dedos y se los fue metiendo en la boca uno por uno saboreándolos como si fuera un manjar, luego le siguió pasando la lengua a la verga hasta dejarla limpia y brillosa. Se sacó el vibrador de su concha y lo empezó a chupar un ratito y se sentó en el sillón. El se acerco le paso la lengua por su vagina y le dio un beso en la boca y se fue.

Julia quedó tirada en el sillón un buen rato y luego subió a ducharse. Yo apagué la filmadora, y con solo tocarme un par de veces acabé manchando todo, filmadora, cortina, pantalón y el piso. No terminaba nunca de salir el semen. El video quedo espectacular, no puedo pasar un día sin mirar aunque sea uno minutos y pasar al baño a pajearme como loco.

Mi mujer se ve exquisita, se ve como una verdadera actriz porno.

Autor: Javil32

javil32 ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.