Mi primer glory hole

¡Comparte!

Entré en una cabina, él entró en la contigua. Estaba muy ansioso por ver lo que tenía debajo del pantalón, fue así que veo una hermosa pija salir por el agujero, me empalmé enseguida, me arrodillé, comencé a tocársela, le tocaba los huevos, el tronco, hasta que comenzó a crecer. Una vez dura, me la metí en la boca, tenía un gusto espectacular.

El siguiente relato es verídico y se trata de mi primer Glory hole.

Para los que no saben, Glory hole significa agujero glorioso. Es una agujero en la pared por donde una persona de identidad desconocida introduce su miembro en el. Y en el otro lado, la otra persona mantiene relaciones solo con el miembro, sin saber la identidad del sujeto.

Para presentarme, les voy a contar ciertas cosas que son importantes.

Soy heterosexual, pero siempre mantuve esa fantasía de practicarle sexo oral a un hombre, pero no a cualquier hombre, siempre imaginé que sería uno con una pija enorme, depilada, larga y ancha.

Mi aspecto físico, así como mi nombre, no los voy a revelar por motivos obvios.

Siguiendo con el relato.

Un día me levanté con esa sensación que querer chupar una buena pija hasta tragarme su leche. Fue entonces cuando decidí buscar por Internet lugares donde podría practicarlo. Allí fue donde encontré un club gay en Capital Federal, pleno microcentro de Bs As. Me dirigí hasta allí, pagué la entrada y entré al lugar.

Pasaban innumerables sensaciones por mi cuerpo, excitación, miedo, nerviosismo, etc.

Pero una vez ahí no me permitía arrepentirme. Caminé por el lugar, observé, me sentí muy incómodo siendo observado, me comían con la mirada. No había muchos hombres, alcancé a contar cuatro, a lo sumo cinco. Me dirigí al baño, asustado por las miradas. (recuerden que yo solo quería chupar una pija y no ser penetrado).

Fue ahí, en el baño, donde se acercó un hombre de unos 50 años, pelado, con barba candado y muy amablemente me encaró preguntándome que quería hacer.

A lo que respondí que venía en busca de una pija grande para chupar. Me señaló el baño, invitándome a encerrarme con él, pero no era mi objetivo. Yo no quería ver su cara y que me esté viendo mientras yo lo desgustaba.

Entonces le dije que vayamos a hacer un glory hole. Entré en una cabina, él entró en a contigua. Estaba muy ansioso por ver lo que tenía debajo del pantalón, fue así que veo una hermosa pija salir por el agujero.

No era tan grande como yo quería, pero era muy linda pija. No hace falta aclarar que me empalmé enseguida. Me produjo una excitación impresionante. Me arrodillé, comencé a tocársela, le tocaba los huevos, el tronco, hasta que comenzó a crecer.

Una vez dura, me la metí en la boca, tenía un gusto espectacular (recuerden que era mi primera vez chupando una pija, no sabía qué esperar) se la chupé un largo rato, jugué con mi lengua, le chupé los huevos… luego de unos minutos, fue mi turno.

Me pidió que saque mi pija porque quería chupármela, y eso fue lo que hice, puse mi verga en el agujero y él comenzó a chupármela muy bien. Entre chupadas y chupadas llegó el momento esperado, se la estaba chupando y de repente, sin aviso, sentí una explosión dentro de mi boca y un gusto raro, amargo diría yo.

El pelado me había acabado en la boca y yo me la estaba tragando. Me gustó sentir eso. Se la limpié y me paré para meter mi verga y acabarle en la boca a él. Que se trague toda mi leche. Y así lo hice. La tragó y no escupió.

Después de eso, me vestí y me dirigí al baño para lavarme la cara, donde todo había comenzado, debía terminar. Me lo encontré al pelado lavándose su cara y su boca llena de mi lechita. La única palabra que cruzamos fue que nos gustó lo que hicimos.

Este es el primer relato que subo. Pronto subiré otros.

Me gustaría saber sus opiniones al respecto.

Autor: Chuktaylor

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.