Mi primera vez con un desconocido de Facebook

¡Comparte!

Hay mucha primeras veces, la primera vez q caminamos , o que pronunciamos mamà y papà, pero hay una primera vez que nunca se olvida, esa ves en que pierdes tu virginidad.

Recuerdo haber intentado tenerla en muchas ocasiones, pero siempre hubo alguna interrupción antes de llegar a la faena, pero sucedió cuando menos lo esperaba, en un país ajeno a mi, luego de cumplir la tan esperada mayoría de edad.

Él era un completo desconocido para mi, solo habíamos hablado x Facebook, pero estuvo insistiendo durante mucho tiempo, y ya se, dirán que estoy completamente loca y lo acepto.

Recuerdo bien aquella tarde, había quedado con el novio de una amiga para los ensayos del grupo de baile pero fue una perdida de tiempo, así que quede con este chico que conocí en facebook. Debido a que iba a llegar tarde y en mi inmensa locura, comencé a caminar por aquel lugar comercial donde habíamos quedado y termine haciéndome un tatoo,  el cual quedo horrible, porqué el tatuador estaba mas concentrado en tratar de follarme que en el tatoo, pero bueno eso no importa ahora.

Nos encontramos y me pidió que fuéramos a otro lugar y como era de esperar me llevó a un motel, y sabiendo lo que se aproximaba, entré al baño llena de nervios y al salir se me acercó y aventó a la cama lo que me asusto, pero seamos sinceros, me excitó demasiado.

Poco a poco comenzó a besarme, a pasar sus fuertes manos por mis piernas, lo cual me fue humedeciendo rápidamente. Cuando menos lo esperaba, se subió encima de mí y comenzó a arrancarme la ropa, era muy rudo y yo me iba poniendo como una moto y con mucha timidez comencé a a desabrochar su pantalón. Al parecer, le gustó mi iniciativa, ya que comenzó a lamer y morder mis pequeños senos y fue bajando hasta mi vagina. Estaba llena de nervios pero con aquella excitación no podía negarme a nada, así que lo deje jugar como quisiese con mi cuerpo. Una vez en mi sexo, comenzó a jugar con mi clítoris, lo chupó, succionó y mordió. Era alucinante, mi temperatura se salía de control y poco a poco comenzó a meter uno por unos sus dedos en mi vagina mientras jugaba aún con mi clítoris, lo cual me hacía arquearme y retorcerme de la excitación. Estaba realmente mojada y caliente, aunque también un poco avergonzada de estar así frente a un completo extraño. Mi cuerpo y la putilla dentro de mi, pedía mas.

Cuando menos me lo esperaba sacó su pene del pantalón. Era enorme, lo cual me intimidó xq me habían repetido un montón de veces que la primera vezs duele demasiado, pero ver aquella monstruosidad que estaba totalmente dura me incitaba a quererla dentro de mi boca. Me sorprendí a mi misma cuando me acerqué y la tomé entre mis manos. Y aunque era enorme , no pude evitar pasar mi lengua por la cabeza de su pene y lentamente fui metiéndolo en mi boca … lo observé y noté que le gustaba lo que hacía, así que comencé a chuparlo rápidamente, jugaba con él como una niña con juguete nuevo, movía mis manos de arriba hacia abajo al compás de mi boca, jugaba con sus testículos y pasaba mi lengua desde la base de su pene hasta la cabeza.  Rodeé un par de veces la cabeza de su pene con mi lengua, incluso la pasé pon el orificio en la parte superior del pene, eso le encantó, lo puso a 1000 y rápidamente me abrió de piernas para penetrarme.

Su pene se poso en mis labios vaginales y comenzó a abrirse paso en mi interior. Al comienzo dolió pero luego se sintió bien una ves toda dentro  comenzó a moverse regularmente y lentamente fue aumentando el bamboneo dentro de mi. Se sentía demasiado bien como aquel pene enorme separaba mis paredes vaginales para entrar, me volvía loca, estaba frenética y mi cuerpo pedía mas. Subió mis piernas a sus hombros y comenzó de nuevo, era maravilloso, no podía disfrutar más , probamos una o dos posiciones más hasta que se vino, yo estaba exhausta y me acosté junto él, me besó y me preguntó si me había gustado. Yo, incapaz de hablar, asentí con la cabeza, y el, muy delicadamente me beso y me dijo al odio: -Déjame ser también el primero en en cogerte x el culo, aquello me tomó x sorpresa y obviamente se noto en mi cara xq comenzó a reír y me dijo q no me asustar que igual si no quería no pasaba nada, estaba exhausta pero tengo que aceptar que soy un poco golosa así q le dije q lo intentáramos y lo bese a el le tomo x sorpresa mi beso y me tomo fuerte x la cintura y comenzamos nuevamente a tocarnos y jugar con nuestros cuerpos me tomo completamente x sorpresa cuando me puso en cuatro, abrió mis nalgas y comenzó a pasar si lengua por mi ano  pero se sentía bien su pene estaba duro de nuevo pero esta ves si fue mas despacio, primero metió poco a poco sus dedo y luego comienzo con su pene entro primero la cabeza , la saco y poco a poco de esa manera lo fue entrando hasta que lo metió completo…. tengo que confesarlo dolió menos de lo  esperado, una ves con toda aquella monstruosidad dentro de mi ano comenzó a bombear y poco a poco acelerando el rito, confieso que aun no entiendo como una cosa tan grande y gorda puede entrar x completo en un agujero tan pequeño pero se siente delicioso. bombeo hasta que se vino, termino dentro sentía como su pene palpitaba y se ensanchaba dentro de mi, mientras un líquido caliente salía de su polla a mi interior, se sintió muy bien pero una llamada interrumpió era tardísimo y ya me tenía que ir a casa.

Toda sudada y agitada, entré a ducharme y él entró unos minutos después se sentía raro estar en la ducha con un hombre pero no estaba incomoda ya sentía como que le conocía, en la ducha no pudimos aguantarlo y tuvimos un ultimo polvo fue exquisito sentir el roce de nuestros cuerpos mojados u enjabonados y una vez más su aliento en mi cuello.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.