Mi primera vez… Con una mujer!

Hola! Mi nombre es Moli, elegí este medio para contar mis experiencias sexuales 100% reales ya que a mis amigas les sorprenderían de mas. Hoy les contare la mas reciente, ya que no puedo creerlo aun! Mi primera vez… con un MUJER!

Siempre fui muy agrandada, siempre quise hacerme notar entre mi grupo de amigas, y como soy consentida de mis papás siempre hice lo que quise. Apenas me llego la pubertad y con esta edad los primeros bellos corporales, no dude en hacerme la experimentada y decirle a mis amigas que asistiría a una estética a depilarme con cera el cavado.  MALA IDEA!! Mi bello era débil y no lo agarraba la cera, en fin, sufrimiento en vano. Pero era la mas experimentada del grupo. Luego de uno o dos años llegue a la estética de una chica trans, la persona mas bella que he conocido en mi vida. Ella atendía mi largo cabello, lo cortaba, lo nutría, hasta que un día comenzó a depilar y saque un turno con ella. Fue mi depiladora por AÑOS! Lo fue hasta hace unos 3 meses que su mamá enfermo y se volvió a su provincia dejándome sin depilar. Ella me conoce como nadie y la verdad me daba vergüenza abrirle las piernas a otra depiladora que no fuera ella que conoce todas mis mañas. Así fue que tarde 3 meses en juntar valor y encontrar otra estética donde depilarme ful el cavado.

Llego a este nuevo lugar y me atiende una suerte de Tini Stoessel que me pregunta si tenía turno asignado, lo cual dije que no, que estaba de pasada para conocer que método utilizaban y que horarios hacían. Esta chica me explica que utilizan el método tradicional y blablabla y que si quería podía tomar el siguiente turno, que solo debería esperar 20 minutos. Decidí quedarme, no tenía más que hacer.

Al cabo de este tiempo, sale una amazona de chaquetilla blanca, cabello negro, largo, de caderas muy marcadas, cintura finita, pechos enormes (hechos), bronceada y unos ojos verdes que parecían hipnotizar a cualquiera.

-Ella es la que sigue?- Pregunto.

Sin dejar de mirarme de arriba abajo.

-Si- Dijo la adolescente.

-Seguime- Y camino entrando a un pasillo moviendo sus caderas al ritmo de los tacos de sus zapatos.

-Como te llamas?- Me dijo, mientras golpeo una camilla indicándome donde sentarme.

-Moli- Respondí mientras intentaba subirme con mi humilde metro cincuenta a esa camilla.

-Voy a cerrar la puerta y poner musiquita, ASI NO SE ESCUCHAN TUS GRITOS. JAJA- Bromeó

-Estoy acostumbrada a depilarme, hace mucho que lo hago. Ahora deje de hacerlo porque mi depiladora dejo de atenderme, pero ya casi no siento nada de la cera..-

-Si.. La cera.- Dijo, pero no entendí.

Mientras me daba la espalda me pregunto si tenia novio, si me depilaba por él, a lo que le dije que no, que lo hacia ya por tantos años de costumbre. «¿te sacas todo?» Me dijo, «Si, cavado y tira de cola», «No bebita, si te sacas toda la ropita.. Así empiezo».

Admito que no me fije nunca en una mujer sexualmente hablando. Puedo haber visto vídeos porno pero porque al masturbarme me excitan mucho los gemidos, sin embargo el «bebita» de esta mujer hizo que apretara los labios de mi concha.

Me levante el vestido que llevaba ya y me saque la tanga. No llevaba corpiño por eso deje el vestido por encima de mi ombligo pero no me lo quite.

Puso música, algo fuerte pero daba hacia la puerta, yo podía oírla cuando ella me hablaba sin problemas, ya que el sonido de la música estaba en dirección al pasillo.

Abrió mis piernas casi sin permiso y comenzó a depilarme casi sin hablar. Solo preguntaba si estaba caliente… la cera. Cuando ya tenia avanzado el cavado, me halago mucho mi concha.

-Hace mucho que no veo unos labios tan lindos. Disculpa que te lo diga pero es como la de una nena. Rosadita, de labios gorditos, parece cerradita.

-A veces me duele cuando tengo… Cuando me… Bueno, me duele cuando «coso» jajaja. Ya sabes jajaja-

-Eso vuelve loco a cualquiera jaja, date vuelta que te hago la colita.. La tira.

Hizo dos pasadas y termino. Yo estaba boca abajo abriéndome las nalgas para facilitar su trabajo, tenia un plano bien despejado de mi culito.

-Te voy a poner esto para que no se te irrite la piel.

Se dio vuelta y agarro un frasquito como con un gel. «Podes soltarte» me dijo, «Yo sigo». Y ahí comenzó su verdadero trabajo.

Pasó el gel por toda la tira de cola, varias veces, pero las caricias se hacían cada vez mas acentuadas. Presionaba el lado interno de mis nalgas con dos dedos, Yo comenzaba a excitarme. Ante no recibir ninguna negativa, siguió. Bajo hasta mis labios, los masajeaba, y buscaba entrar en mi conchita mojada.

Ya sus dedos rozaban con la yema mi culito, yo me relaje.  Cuando introdujo en mi la punta de su dedo y suspire no aguanto mas! «A ESTO NO ME LO PIERDO» dijo, y con ambas manos me abrió las nalgas e introdujo toda su lengua desde mi concha hasta mi culito! Yo no podía creer lo que estaba haciendo.

Lamía como una loca, como si de mi concha fuera a salir el néctar de la eterna juventud. Chupaba y chupaba, no se separaba ni un segundo y yo no podía mas. Empiné más mi culo y se clavó con todo en mi huequito. Metía su lengua y hacia círculos dentro, metió sus manos por debajo y comenzó a manosear mis tetas mientras me presionaba hacia atrás como queriendo que mi culo le comiera la cabeza completa, solo me soltaba las tetas para pegarme nalgas y abrir mi concha nuevamente para seguirla comiendo. Yo no aguantaba mas, mordía la camilla por miedo a que se escuchara de afuera hasta que en un momento me dice «NO ACABES», me dio vuelta de las caderas sentándome en la camilla y ella recostarse boca abajo quedando con toda su cara en mi concha:

-Ahora si, acábame en la cara, quiero sentir en la lengua todo tu flujo!-

Me tenia agarrada de las caderas, no podía moverme y la lamia mi concha como un animal! No supe mas que hacer y agarre su cabeza apretándola contra mi cocha y acabé como nunca.

Quede mojada, temblando sin entender nada de lo que había pasado. Fue al baño a lavarse la cara y a traerme una toalla.

-Sabia que tenia un papo exquisito, bebe.

Bajo la música, espero a que me alistara y sin decir nada salimos al pasillo.

-Cuanto es Clau?- Pregunto a adolescente que al parecer nada había oído.

-Nada, ya arregle yo con ella. Programadle un turno de acá a 20 días.. En el mismo horario?

-Si- Solo eso pude responder.

-Bueno, linda. Nos estamos viendo.

Dio media vuelta y volvió al pasillo.

JAMAS me chuparon así la concha. JAMAS. Si estar con una mujer es así, voy a comenzar a considerarlo.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

4 votos
Votaciones Votación negativa

Un comentario

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *