MI PRIMO CAMILO (I)

¡Comparte!

Hola como ya saben mi nombre es Gustavo y quisiera contarles una de mis experiencias. Cuando tenia 18 años y estando en pleno verano vino a visitarnos una tía que la verdad no la conocía porque no la veía hacia muchos años y traía a su hijo menor de 19 años llamado Camilo que por ende era mi primo. Se quedaron todo el fin de semana llegando a congeniar con él. Ambos intentamos convencer a mi tía de dejarlo quedarse unos días más, todos en mi casa apoyaron la idea, mis padres decían para que los niños se conozcan más, y finalmente mi tía que venia del norte dijo: en una semana más vamos a viajar a Argentina donde estaba mi tío trabajando, y le dijo que se podía quedar unos días, todos estábamos contentos en especial mi primo y yo que podríamos salir y bañarnos en la piscina. Como no traía mucha ropa le ofrecí la mía ya que tenía mi misma talla. Un día decidimos ir a la piscina que pertenecía al padre de un amigo que en muchas ocasiones insistía en que fuéramos, el se llamaba Andrés y tenia 18 años. Cuando llegamos se puso muy contento y nos llevo enseguida a cambiarnos para meternos enseguida al agua. Cuando nos estábamos cambiando nos miraba mucho en especial a mi primo ya que a mí ya me había visto mi verga. La verdad es que lo dos quedamos con los ojos cuadrados cuando Camilo se saco el calzoncillo tipo zunga, tenía una herramienta en reposo que debía medir unos 16 y de un grosor considerable, la mía para ese entonces mediría unos 20 en erección. Andrés también se desvistió delante de nosotros mostrando una verga como la mía pero, más delgada con la diferencia que la de él estaba rodeada de vello abundante como en todo su cuerpo, la verdad parecía un verdadero oso. Andrés se dio cuenta que le mirábamos con asombro y fue él quien nos dijo ¡¡¡este osito puede ser de ustedes si lo quieren y se sobo el paquete, luego con su mano rozo mi verga y me dijo pero ambos tienen los vellos necesarios para cautivar a cualquiera, me sentí un poco avergonzado ya que no sabía las inclinaciones de mi primo y pensaba que se iba a molestar, pero, pareció no fue así, y sin darnos cuenta todos a la vez mostramos una pequeña erección, la que me puso un poco incomodo y nervioso y dije en voz alta ¡¡¡ hace calor vamos al agua!!!!, y nos lanzamos a la piscina. Jugamos a la pelota dentro del agua, tomamos un poco de sol y por la tarde mi padre nos va buscar para llevarnos a casa. Llegando nos fuimos con mi primo a mi habitación y nos tiramos en la cama, acto seguido hablamos de lo bien que lo habíamos pasado, cuando de pronto Camilo me dice, te diste cuenta que tu amigo anduvo casi toda la tarde con la verga erecta, no le conteste, la verdad me sorprendo con que naturalidad me lo decía, sabes que prosiguió: con un amigo nos las tocamos y chupamos algunas veces, aprendimos de su hermano que tiene 22 que varias veces le hemos visto que lo hace con otro compañero de universidad, nos escondemos entre las plantas que dan a la ventana de la habitación de mi hermano y casi siempre él se la mete a su compañero y por ende nos excitamos y nos masturbamos y mamamos nuestras vergas pero, nunca nos la metemos. Toda la conversación me excito mucho que tuve una erección tremenda y mi primo mirándome me dice ¡¡¡te calentó mi relato!!! no te preocupes que a mí también y sacándose los pantalones me dice que haga lo mismo que me va a enseñar algo rico que me va a gustar y me agarra con fuerza mi miembro a la vez que me hace tomarle el suyo un poco más grande y gordo , se acerco a mi verga y se la metió en la boca , me sentía en las nubes nunca nadie me la había chupado de esa manera, luego de un rato me hizo mamársela a él al principio no me gustaba la idea porque era muy grande como unos 23 y muy gruesa pero, después me gusto , no te preocupes me dijo que muy pronto te van a gustar otras como a mi. Después nos detuvimos y me dijo que quería intentar meterlo pero sobre el calzoncillo, entonces se puso de espaldas hacia mí y ofreciéndome su culito le puse mi verga tratando de metérselo entre la tela. Estuvimos así un rato alternando una vez cada uno, hasta que él me dijo quieres probar metiéndolo de verdad, acepte de i

nmediato pero fue Camilo quien me lo introdujo primero, la verdad sentí un dolor tremendo ya que no me preparo lo hizo como un salvaje, rápidamente el dolor paso a segundo plano, sentía algo grato dentro de mi esfínter un calor placentero mientras el me masturbaba suavemente, sintiendo mis líquidos preseminales, y que al sentirlos él entre sus manos me dijo parece que lo estas disfrutando primo, acto seguido trate de metérselo pero me costo un poco, pero finalmente mis propios líquidos lubricaron su ano y se lo introduje todo mientras el gemía, diciéndome: se siente tan rico si hubiera sabido que era así me dijo lo habría intentado mucho antes, me confeso que era el primero en metérselo. Camilo estaba gozando tanto que no quería que se la sacara, y fue el mismo quien bombeaba hacia atrás como acelerando las embestidas que yo le daba y que la verdad me estaban dando tanto placer cuando de pronto siento como algo recorrer por mi cuerpo y que se concentra en mis genitales y lanzo la primera leche (semen) dentro del culo de mi querido primo , sentía un placer inmenso. Luego él se sube a mi pecho y se comienza a masturbar lanzándome toda su leche en mi cara la que luego retira con su lengua y la comparte en un largo beso que me dio. Después de ese día lo hacíamos en todas partes, incluso con mi amigo pero con el solamente nos pajeábamos y nos la chupábamos. Pasaron los días y mí tía vino por mi primo, prometimos volvernos a encontrar y contarnos todo lo que nos pasara durante el tiempo que no nos veríamos, los cuales fueron 4 años y fue para el casamiento de su hermana mayor, pero, eso se los contare en un próximo relato. Espero que les haya gustado y les invito a escribirme para darme su opinión y si quieren decirme algo más: gustavofigueroa (arroba) uole.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.