MI PRIMO CAMILO (II)

Filial, orgía, gay, primos. Han pasado unos años pero sienten el mismo deseo de estar juntos de nuevo y gozar con la misma intensidad que antes

Continuación del relato erótico "Mi Primo Camilo (I) " publicado en "El Rincón de Marqueze.net" el día 20 de Enero de 2002.

Como les contaba antes pasaron 4 años que no nos veíamos con mi primo y fue en el casamiento de su hermana. Con mis padres viajamos hasta el norte del país, ahí conocí a otros familiares que no los había visto o por lo menos no me acordaba. Cuando llegamos a la casa, Camilo no estaba había ido con su otro hermano al salón donde sería la recepción, me sentía un poco nervioso por saber como estaría mi primo que ya tenia casi 23 años y yo 21. Finalmente mi primo llega la verdad los dos nos quedamos callados un rato pero, nos abrazamos y hasta nos dimos un beso. La fiesta estuvo fabulosa, la orquesta tocaba muy bien, pero, note a mí primo muy distante, me imagine que ya se le había pasado el interés por mí, en fin me resigne y trate de divertirme bailando con algunas primas que acababa de conocer. La fiesta termino y mi tía le dijo a Camilo que durmiera conmigo en su habitación. Mi corazón latía a mil, pero la verdad no le veía muy entusiasmo con la idea. Al quitarnos las ropas pude ver su cuerpo que estaba estupendo la verdad estaba bastante musculoso y yo no me quedaba atrás ya que desde hacia un tiempo estaba practicando pesas, ambos nos mirábamos de reojo sin decir nada, finalmente él se puso su pijama y yo solamente en slip y nos acostamos, dándome la espalda, la verdad me sentía confundido nunca pensé que se portaría de esa manera.

Al día siguiente ya debíamos regresar a nuestra casa, pero mi madre necesitaba unos documentos que mi tía le sacaría en el registro civil, por lo cual me dejaron a mí para que me los llevara cuando los retirara mi tía. Por una parte me alegre de poder estar con mi primo un par de días más, pero, no sabía si a él le parecería, la verdad cuando supo se hizo el indiferente. Llegada la noche no cambia para nada la situación ya que se comporto igual que la noche anterior, resignado me acomode y me quede dormido. Muy temprano en la mañana me despierto con mi primo detrás pegado a mí con su verga afuera tratando de metérmela sobre mi slip, mi corazón latía rápidamente no sabía que hacer y deje que continuara, la verdad la sentía muy dura y al parecer la sentía más grande, en cierto momento le miro y le susurro quieres metérmelo y él se asusta, seguramente pensó que estaba dormido y se levanto presuroso en dirección al baño, la verdad demoro bastante y cuando entro en la habitación me hice el dormido para que no se sintiera mal. En todo el día no me hablo pero, en mi mente pensaba que deseaba algo conmigo esa era la señal que estaba esperando, por la noche todo cambio, ya no se puso pijama para dormir solo calzoncillos y yo hice lo mismo con el torso desnudo, ya en la cama se puso de espalda con las piernas abiertas podía sentir su respiración agitada, y me atreví a ponerle una mano sobre su muslo, lo sentí estremecerse al parecer lo deseaba, poco a poco fui subiendo hasta llegar a su entrepierna que la verdad estaba como piedra, pidiendo que la sacaran de su prisión. Le baje suave y lentamente el slip mientras él respiraba más agitado, finalmente él me ayudo sacándoselos completamente, la verdad me sorprendió tener en mis manos una verga tan grande al parecer le había crecido ya que le media 25 según me dijo después y bastante gruesa, por un instante me asuste pensando sí podría recibir en mi culo tremendo monstruo. Le masturbe un rato suavemente mientras le escuchaba gemir, se notaba que estaba gozando en ese momento. Después de un rato me quito la mano de su verga y comenzó a bajarme mis calzoncillos para luego bajar y meterse la mía en la boca, primero le paso la lengua suavemente por el glande lamiendo mis jugos que ya brotaban por la punta y las saboreaba con gran deleite, hasta que se la metió completamente en la boca e hizo que me pusiera de lado y apretó mis nalgas como indicando que me moviera, acto seguido le culie la bo

ca durante un rato mientras se masturbaba frenéticamente hasta eyaculé dentro de su boca, tragándose todo mi semen para luego subir y besarme compartiendo los restos de leche conmigo. Me dijo baja tu ahora y le tome la verga para masturbarlo un rato para luego metérmela en la boca y mamársela aunque no duro mucho y acabo tragándome todo su semen, y francamente me gusto. Luego me dijo ahora vamos a dormir y me dio la espalda dejando al aire su culito que la verdad estaba mucho mejor que 4 años atrás, repentinamente mi verga se erecta nuevamente y me acerque a él rozándole con la punta sus nalgas hasta que apunte hacia su hoyo, no sin antes mojármelo con un poco de saliva, la verdad lo tenía muy apretado y yo trataba por hacerlo entrar mi calentura iba en aumento hasta que su agujero comenzó a ceder y le penetre un poco, y él se quejo diciéndome no tan fuerte que me duele, entonces, lo hice suavemente mientras él ayudaba tirando su culo hacia atrás hasta que se lo metí hasta que mis pelotas chocaron con su ano, en ese momento se comenzó a masturbar más rápido hasta que sentí como apretaba mi verga con su esfínter, eso me indicaba que estaba acabando y acelere mi ritmo para terminar vaciando mi leche en su recto. Se levanto y fue al baño seguramente para lavarse y luego cuando volvió fui a refrescarme un poco y cuando entro en la habitación ya estaba dormido, me metí en la cama sin hacer ruido y me quede dormido, al día siguiente me despierto y mi primo me paso mi slip y me dice es hora de levantarse no sin antes tocarme la verga. Así pasaron 3 días más y todas esas noches gozábamos de la misma manera. Mi tía me dijo ya tengo todos los papeles que tu madre necesita por lo tanto te puedes irte mañana, la verdad me sentía un poco triste pero, debía partir, mi primo al saberlo me dijo esta noche de despedida será inolvidable para ti. Como a las 10 de la noche tocan al puerta y sala a abrir Camilo y aparece un amigo como de unos 20 años llamado Felipe, me lo presenta y conversamos mientras tomábamos unas cervezas. En cierto momento Camilo se levanta y se dirige a la cocina y le dice a mi tía si Felipe se puede quedar a dormir, ella dice que si pero, que tiene que avisar para su casa. Luego jugamos cartas hasta que mi tía dijo niños es hora de acostarse, y llevando un sofá-cama a la habitación de mi primo dijo: aquí dormirá tu amigo, acto seguido estábamos todos en la habitación quitándonos la ropa mirándonos unos a otros podía ver que Felipe estaba bastante bien ya que practicaba karate y pesas cuando quedo en slip pudimos notar con mi primo que tenia una herramienta bastante notoria bajo ese pedazo de tela, (seguramente que para mi primo ya no era novedad, ya debía conocerla), enseguida Felipe se percato de nuestras miradas y sin ningún pudor aprovecho de tocársela notándosele una descarada erección y fue Camilo que quien le dijo ¡¡¡ como puedes hacer eso no ves que esta mi primo presente!!! Y mirándome le dice ¡¡¡ parece que le gusta porque también esta empalmado, me sentí un poco avergonzado, entonces Camilo dice ya que estamos así porque no nos hacemos una paja todos juntos, terminamos de quitarnos toda la ropa y nos tiramos en la cama cruzados con los pies en el suelo, y fue Camilo quien tomando la verga de Felipe que la verdad era bastante grande 21 y bastante gruesa más que la mía dijo está masturbo yo y puso una mano de Felipe en mi verga y la otra en la suya, este comenzó suavemente a masturbarnos cerrando los ojos mientras mi primo le sobaba la de él. Después de un rato Felipe dijo podríamos chuparnos las vergas y sin hacernos de rogar nos tiramos en la alfombra y Felipe le metió la suya a mi primo en la boca y él la mía para luego meterme la de mi primo. Así estuvimos un rato alternado para chuparnos todos las vergas, francamente la de Felipe no pude tragármela toda porque era muy gruesa. Luego Camilo comenzó a masturbar a Felipe mientras yo le acariciaba y besaba, era extraordinario para besar casi me comía la lengua hasta que acabo lanzando mucho semen en su pecho y nos rebotaron unas gotas en la cara pero con nuestras lenguas las limpiamos y nos besamos los tres juntos repartiendo la leche derramada, finalmente Felipe a dos manos nos masturbo a ambos, otra cualidad de él te

nia unas manos grandes y muy suaves para acariciar nuestras vergas las cuales no demoraron en lanzar su leche las cuales él trato de recibir en su boca cayéndole en la cara gran parte de ella la cual nos pidió que se la limpiáramos con nuestras lenguas, así lo hicimos y luego se la dimos besándonos los tres peleándonos nuestra misma leche. Camilo se levanta y poniéndose una bata se dirige a la cocina por más cervezas, no demora mucho. Después de bebernos las cervezas alternando con agarrones en las vergas, Felipe se levanta y mirando a mi primo le dice ahora le daremos el regalo de despedida a tu primo Gustavo y este se ubica al lado mío y me dice, ¡¡¡ aquí tienes dos culos que desean ser penetrados por tu garrote!!!!, no sabía que hacer ni decir, entonces, Felipe se acerca y dándome un beso ¡¡¡ hazlo que queremos sentirte dentro, y los dos se ponen en cuatro patas, mi verga ya estaba lubricada de tanta excitación pero igual me la ensalive un poco, la verdad no sabía cual culito penetrar primero estaban tan rico los dos, finalmente me puse detrás de Felipe y se la introduje muy despacio entrándole casi enseguida, podía sentir su esfínter apretando mi verga, le cabalgue durante un rato mientras ambos se masturbaban, hasta que se la saque y Camilo se levanto y tomando mi verga la introdujo dentro de un vaso con cerveza y me la lavo para después mamarla un rato para sacarle la cerveza según dijo y luego se puso en cuatro patas y se la metí de una, se quejo pero enseguida siguió el ritmo de mi cabalgada mientras su amigo se la chupaba y a su vez se masturbaba, no dure mucho viendo y a la vez culiando a mi primo acabando dentro de su culo, fue una de mis mejores acabadas, me sentía entre nubes, era realmente una delicia. Aún no acababa de reponerme cuando ambos me ponen de espalda y alzándome las piernas se mete entremedio Felipe y me dice ¡¡¡ ahora viene la segunda parte de tu regalo de despedida Gustavito!!! y poniendo mis piernas en sus hombros trato de embestirme, ten cuidado le dijo Camilo que él no tiene tan experiencia, es casi virgen ( que equivocado estaba pero, en esos momentos era mejor callar), entonces se moja la verga y me la introduje suavemente, la verdad era demasiado grande y gorda no podía soportar el dolor hasta que me la metió hasta la mitad, ahí mi primo acerco su falo a mi cara para que se la chupara, momento que aprovecho su amigo para metérmela hasta las bola, me sentía inundado de un calor interno que no había experimentado de esa manera, cada estocada que me daba Felipe mi primo aprovechaba para introducírmela más en la boca hasta que en cierto momento se cambiaron de posición y esta vez mi primo me la introdujo sin ninguna dificultad ya que su amigo me había dejado bien abierto. Mi primo me cabalgó frenéticamente hasta que en cierto momento me la saco y se monto en mi pecho masturbándose y Felipe también se puso a pajearse en mi cara acabando luego llenándome la cara con su semen mientras mi primo eyaculaba en mi pecho dando gritos de placer, ambos tomaron con sus manos su semen y me lo pasaron por la cara. Todo esto hizo que me excitara nuevamente y ambos se lanzaron a mi falo primero para masturbarme suavemente y luego uno me la mamaba mientras el otro me succionaba los testículos hasta que finalmente ambos se besaban entre mi verga, esto hizo aumentar mi excitación y eyaculé en sus caras y ellos saborearon con gusto mi leche. Luego nos relajamos y bebimos más cerveza y conversamos sobre lo sucedido, ellos me relataron que hacia un tiempo que estaban teniendo encuentros sexuales. Al otro día cuando despierto estaba solo en la cama mi primo estaba con Felipe en la otra cama, me sobresalte por un golpe en la puerta era mi tía que me avisaba que me levantara para irme para mi casa, entre en la ducha y acordándome de la noche anterior me masturbe. Salí del baño y mi tía ya tenía el desayuno listo, después fui a despedirme de los muchachos, pero, estaban dormidos y no quise molestarlos. Espero que les haya gustado mí relato y si quieren hacer algún comentario o relatarme sus experiencias les espero:

Gustavofigueroa (arroba) uole.com

[Indice general] – [Sexo] – [linux] – [humor] – [hard] – [miscelanea] – [Novedades]

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Relatos Marqueze

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos Marqueze.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El Equipo de editores de Marqueze.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *