Mi secretaria y su regalo

¡Comparte!

Sacó sus piernas de mis hombros y se enlazó a mi cintura con sus piernas, así estuvimos hasta que se vino, gritando como perra, así sin sacársela nos dimos vuelta quedando ella encima de mí, circulaba su concha encima de mi pelvis con toda la pija adentro, le apretaba las tetas y solo jadeaba, en un momento veo que la puerta está entreabierta, signo de que teníamos espectadora, volví a lo mío, me concentré y llegué al orgasmo.

Esta  historia que les comentaré sucedió gracias a mi ex esposa, trabajo como exportador e importador y en verdad desde que me he dedicado a esto me ha ido en épocas bien y en otras más o menos, pero conseguí una empresa extranjera que me empezó hacer grandes compras, motivo por el cual mi empresa empezó a crecer, por lo cual abrimos una oficina en el exterior para atender a esta empresa y seguir tratando de crecer, yo viajaría y estaría 15 días más o menos en cada oficina, así que decidimos contratar una empleada para que estuviera en el exterior mientras yo volvía.

Como buena bruja la que se encargó de buscar la empleada fue ella, conociéndome lo infiel que he sido siempre, siempre pensé que buscaría un varón, pero para mi sorpresa contrató una mujer, eso si bastante mayor y en verdad muy buena empleada, pero incogible (pobre), y encima lesbiana, haciendo de hombre. La muy guacha de mi ex, se había asegurado muy bien, pero no tanto.

En una ocasión en que llegué a la oficina después de varios meses de estar abierta, encontré a la empleada con el rostro lloroso y en verdad se veía muy mal sentimentalmente, al saludarla le pregunté que le pasaba y no me dijo nada. La dejé y me aboqué a mi tarea que era bastante, al terminar casi el día y con mucho trabajo por delante, la llamó por el comunicador y le pido que venga a mi oficina, seguía con los mismo signos de angustia, le pido que se siente y vuelvo a preguntarle que le pasaba, sin decir nada se larga a llorar, la dejo que descargue, le sirvo un vaso de agua y le digo hablemos y vemos como tratamos de solucionar su problema.

Empezó a contarme que era lesbiana, a lo que le comenté que yo lo sabía y que no me molestaba y así siguió con su confesión, diciéndome que su novia le había propuesto que quería estar con un hombre, que necesitaba tener sexo con una buena verga y que tenía miedo de que ella no le interesara más y que ella le amaba, traté de convencerla diciéndole que era un riesgo que debía correr para saber con seguridad cual era su destino y que si ella la amaba no iba a cambiar el sentimiento, pero que si no lo hacia seguro se lo haría a escondidas y sería peor.

Así terminó nuestra charla y seguí trabajando con ella más relajada, cuando salí para irme al hotel ella se encontraba en la oficina todavía, me sorprendió ya que eran las 9 de la noche y ella se debía retirar a las cinco, ¿que haces acá todavía?, en verdad no lo se, pero no dejo de pensar en lo que Ud. me ha dicho, si, pero no te vas a quedar a vivir acá por eso, vete a tu casa y descansa y cuando lo decidas los charlas con tu pareja y lleguen a un acuerdo.

Al día siguiente yo estaba en la oficina desde la 6 de la mañana y había adelantado bastante cuando llegó mi secretaria, ya no tenía su cara de angustia, pero si no estaba bien, me saludó, me ofreció café, cosa que acepté y me pidió que cuando tenga un rato quería dialogar conmigo, de la empresa le pregunté, no de lo que hablamos anoche, está bien avísame a la hora del almuerzo y salimos juntos a comer, total si trajiste almuerzo lo dejas en la heladera y mañana lo comes, está bien señor.

Como a la una de la tarde me dice si podíamos ir a almorzar, y así lo hicimos, fuimos a un restaurante de pastas, que está a 5 minutos de la oficina en auto. Ordenamos lo que queríamos comer y empezamos con la charla, ella a hablarme de la oficina, a la que interrumpí, diciendo esos temas es en la oficina, ahora dime que necesitas. De una sola vez se despachó, mire he aceptado que mi novia se acueste con un hombre, lo hablamos anoche y llegamos a ese acuerdo, pero le puse unas condiciones, que soy yo quien se lo elija y que tiene que ser casado, no sos tonta, arriesgas, pero te guardas cartas en la manga, bien, muy inteligente le comenté, y si jefe, una también tiene que ser arriesgada, pero no tanto, jajajaja.

Me parece bien y te felicito por tu estrategia, gracias, pero ahora quiero pedirle que sea Ud. el hombre, en verdad me dejó paralizado, no sabía que decir, mire jefe Ud. es un hombre serio, que está casado y que yo se que le gustan las mujeres, he recibido muchas llamadas preguntando por Ud. y que para cuando vuelve. Está bien, es cierto, pero creo que no es tan así, irme a acostar con tu novia y ni se si nos gustamos, ni la conozco, imaginando que muy buena no podía estar ya que ella no era nada apetecible, pero bueno, si ella está de acuerdo y ella lo conoce, ¿le has mostrado foto?, no en persona y de dónde, de la oficina, ahí me descolocó más, disculpa ¿quién es tu novia?

¿Se acuerda de Lourdes?, en verdad no, si jefe, la secretaria de fulano de tal, (un cliente), en cuanto la ubiqué me acordé, ella una mujer de 30 años más o menos, con un cuerpo espectacular, pero con un culo que era de infarto, si ya se muy linda, que buen gusto tienes, gracias en verdad hace 12 años que es mi novia y nunca ha estado con un hombre, nos enamoramos en la empresa donde trabaja, éramos compañera y nos enamoramos, yo dejé la empresa porque no podíamos estar trabajando juntas ya que era un frenesí de pasión y nos iban a echar a las dos.

Bueno que me dice, ¿acepta acostarse con mi novia?, mira, tu novia es una mujer que es hermosa y me encantaría, pero es tu novia y además yo soy tu jefe, me es incómodo. Lo entiendo, pero por ser todo eso y además que se que no se conforma con una sola mujer, se que no se va a enamorar y esa tranquilidad es la que quiero. Mira te prometo pensarlo y cuando terminemos en la oficina lo seguimos charlando.

Esa tarde no podía concentrarme solo pensaba en esa yegua y en ese culo espectacular, pero también pensaba que me iba a tener agarrado de las bolas y eso no me gustaba, como las cinco de la tarde la llamé a la oficina antes que se retirara, la hice sentar y le puse los puntos en la i, yo también pensé en eso jefe, por eso he hecho esto, me entrega un papel donde declaraba que a pedido de ella me acostara con su novia y firmado. Esta bien, ¿cómo lo haremos?, ya tengo todo arreglado, si Ud. quiere vamos a mi casa mañana que es viernes, cenamos y Ud. se van a una habitación y yo duermo en la otra, Ummmm ¿y no te vas atentar de espiarnos?, seguro que si, pero si quiere cierre la puerta con llave, total no necesitan salir de ahí, tiene baño y una heladerita, ok.

El viernes a la siete de la tarde me presenté en el departamento de ellas, me recibió Lourdes con todo su esplendor, cuando le iba a dar un beso en la mejilla me dio su boca y me metió un chupón, entré le entregué unas botellas de champagne y me invitó a sentar en la sala, ya vuelvo la pongo en el enfriado, cuando se dio vuelta, me enloquecí con ese culo ajustado a unos pantalones blancos y se marcaba una tanga con el hilo en su culo, mi pija ya estaba enloqueciendo, le pregunté por su pareja, salió a comprar unas cosas que faltan, me decía mientras venía hacia mí.

Se sentó en mis piernas, nos abrazamos y empezamos a besarnos, que rico besa, abre bien la boca y su lengua es imparable, así estuvimos hasta que sentimos que llegaba el ascensor, se paró y tomando mi verga me dice tranquilízala por un rato. Entró mi secretaria y me dice siempre puntual, me levanté y la saludé con un beso, en eso Lourdes le dice y a mí no me vas a saludar y ella le metió un beso en la boca. Llevo esto y vengo, sirvan algo de tomar y tomándola del mentón muy suavemente a Lourdes le dice: ya se besaron, conozco los olores y siguió a dejar las cosas.

Bueno cenamos y charlábamos todas tonterías, en un momento nos retiramos a los sillones, prendí un cigarrito, Lourdes me trajo un cenicero y cuando se retiraba, mi secretaria le ordenó que se siente conmigo, así que el único lugar que tenía eran sobre mis piernas, Lourdes con una sonrisa muy pícara así lo hizo dándome un pico, así me gusta Lourdes, ese es tu hombre y lo tienes que atender y disfrutar, esto le molestó a Lourdes y le recriminó porque la llamaba por su nombre y no como siempre, amor, porque hoy no serás mi amor le correspondió, se levantó de mí, se fue hacia ella, le metió un chupón y le dijo, siempre te amaré, esto es solo un deseo carnal, pero a vos te amo, se abrazaron y se empezaron a besar, yo no sabía que hacer, si levantarme e irme o seguir el juego que me estaba excitando, se separaron y mi secretaria se fue para el baño…

Lourdes volvió hacia mí y me empezó a besar, la tomé en mis brazos y empezamos una franela de sueños, le acariciaba una teta con una mano y con la otra apretaba su culo de ensueño, estaba con mi pija a mil quería cogerla ya, bajó su mano y empezó a sobarme la pija por encima del pantalón, me dice al oído, que pija tenés papito, me vas a romper toda, la quiero toda, que me hagas gritar como perra, eso me calentaba más.

Si hermosa te daré lo mejor de mí, en eso aparece mi secretaria con tres copas de champagne, nos las entrega y propone un brindis, porque esta noche te sientas la hembra mejor cogida por un hombre, chin, chin, mi secretaria se la bebió de un sorbo y se despidió, Lourdes se levantó y la tomó por detrás, le dio vuelta y le dio un beso de esos que no se empatan,  gracias mi amor y la dejó ir.

Se dio vuelta y me empezó a bailar bien sensualmente, se paró frente a mí y empezó hacerme un striptease, cuando sólo le quedó la tanga estiré mi mano, la tomó y la traje hacia mí, me fui derecho a chupar sus tetas, que están bien buenas, con una mano se la apretaba mientras se la chupaba y con la otra la tomaba por el culo, me tomó de la cabeza me retiró, se paró y me llevó a la pieza, la abracé por detrás y nos fuimos caminando mientras le besaba el cuello, habiendo tirado la cabeza hacia atrás y apoyada en mi hombro para que sea más fácil pasar mi lengua, entramos, cerré la puerta con el pie, se dio vuelta y arrancó todos los botones de mi camisa y me despojó de ella en segundos, me bajó los pantalones y el slip, todo junto sin desabrochar nada, ahí saltó mi pija con sus 17 centímetros y 4 y medio de grosor en toda su plenitud.

La tomó con la mano y me pidió dámela ya, la quiero toda adentro, me ayudó a bajar su tanga y vi. su concha toda afeitada, se abrazó a mí, la levanté de las nalgas, acomodé mi pija en su concha y se la empecé a meter, en cuanto entró la cabeza se levantó haciendo fuerza con sus brazos y exclamó ayyyyy, la llevé a la cama, la acosté y volví a poner en posición mi pija, con sus piernas en mis hombros, la tomé de los hombros y se la metí de una, ayyyyyyy, que hijo de puta, me duele, jódete, querías una verga ahora la tenés, despacio que me duele, aguanta, hagas lo que hagas no te voy a dejar de coger, noté que le salían unas lágrimas de sus ojos, pero quería partirla y empecé con un bombeo bien frenético, a los minutos ya se quejaba, pero de placer, empecé movimientos circulares a los cuales acompañaba perfectamente.

Sacó sus piernas de mis hombros y se enlazó a mi cintura con sus piernas, así estuvimos hasta que se vino, gritando como perra, así sin sacársela nos dimos vuelta quedando ella encima de mí, cogeme perrita, dale trágate toda mi pija, así se movía, circulaba su concha encima de mi pelvis con toda la pija adentro, le apretaba las tetas y solo jadeaba, en un momento veo que la puerta está entreabierta, signo de que teníamos espectadora, volví a  lo mío, me concentré y llegué al orgasmo, la saqué, llenándome el abdomen de leche, me lo reprimió porque ella no había acabado, así que nos pusimos en un 69, ella juntó toda mi leche y me limpió bien la pija y yo la hice llegar a otro orgasmo. Nos acoplamos besándonos y juntamos nuestras acabadas saboreándonos.

Ahí nos quedamos por un rato abrazados y fumando y tomando algo para saciar nuestro cansancio, me recriminó porque había sido tan bruto en clavársela, para que supieras lo que es una pija de verdad y no un consolador, se rió y me dijo que sos un verdadero hijo de puta, pero me gustó que me cogieras así, sintiéndome bien puta, en eso golpean a la puerta y es mi secretaria, diciendo que molestaba porque mi celular estaba sonando hace rato y que era mi esposa, le pedí que lo atienda cuando vuelva a sonar y que le diga que estaba borracho en su casa, no terminé de decir eso que atendió, la saludó y me pasó el teléfono, eso tranquilizó un poco a la fiera, le comenté que estaba en el departamento de la secretaria, que me había invitado a comer y que estábamos bebiendo un champagne ya que era el cumple de la pareja de ella, eso la tranquilizó y me gastó diciendo no vaya a ser que te rompan el culito, jajajajaja, bueno chau besos y del otro lado el te amo y no se cuantas tonterías más.

Cuando corté la comunicación me doy cuenta que mi secretaria me estaba mirando la pija, jefe la verdad que a mí no me gustan, pero que buen instrumente tiene, jajajaja, es lo que la naturaleza me dio, lo importante es saberlo usar y creo que sabes que lo uso bastante bien, insinuando que la había visto espiarnos, se dio vuelta y se retiró, al instante Lourdes me dice así que es mi cumple, bueno me voy a soplar la velita y empezó a chuparme la pija totalmente fláccida, la tomé de la cintura y la levanté trayéndola a mi cara en un 69 y me fui derecho a chuparle el culo hermoso que tiene, era una de lenguas y chupones que solo se sentían los quejidos de placer de ambos, lubriqué mi dedo del medio en su concha y se lo apoyé en el culo, buscando dilatarlo para cogérmelo, te lo doy, pero si no vas a ser tan brusco, tranquila que te va a gustar, te molestara y dolerá, pero una vez que se acostumbre te lo vas a tragar con ese culito todo.

Ya mi pija estaba en muy buena dimensión y yo solo le había podido meter la primer falange del dedo en el culo, le pregunté si no tenía crema, se incorporó y sacó vaselina de la mesa de luz y volvió a seguir chupando mi pija, le tiré un poco en el culo y lo desparramé por toda su raya, le metí el dedo totalmente lubricado y se le fue de una, gritó con mi pija en su boca y me la apretó con los labios, ahí grité yo, así se siente hijo de puta y siguió mamando…

Mi dedo entraba y salía sin inconveniente, le avisé que iba a meter otro, se preparó, se quejó, pero se le fue adentro, la pajee un poquito más, los saqué y volví a ponerle vaselina y se los mandé, entrando sin resistencia, con una buena dilatación, jugué un ratito y le pedí que viniera que ya estaba listo para ser cogido, me quedé  así boca arriba y la hice sentar, se lo empezó a tragar a su gusto, pero se salió, me pidió la vaselina, me untó la verga y ahora si, que placer, semejante hermoso culo y que me lo estuviera cogiendo…

Se dejó caer metiéndoselo entero, que placer, la recosté contra mi pecho y le hice poner sus pies en mis rodillas ya así teníamos más movimiento, con una mano le sobaba las tetas y con la otra le hacía una pajita sobre el clítoris y hacíamos un movimiento de entre y salga, cada vez más rápido, se sentían los golpes de sus nalgas contra mi pelvis, que rico putita linda como me estás cogiendo, que rico culo tenés, así estuvimos hasta que empezó a convulsionar y se vino con mi pija toda en su culo y mis dedos en su concha…

Así me gusta, así putita linda, sigue que yo  no acabé, y empezó a moverse de nuevo, sentí algo en mis dedos que estaban en su concha, miré por encima y era mi secretaria totalmente desnuda que se disponía a chuparle la concha a su amor, si mi amor así quiero que me chupes gritaba, te amo, esto me calentó mucho, si esto me gusta quiero tu lengua y esta pija hermosa…

No aguanté más y acabé dentro de su culo, poco le interesó y siguió moviéndose al compás de la lengua de su amada, me dolía la pija de lo fuerte que la apretaba con su culo, por la mamada de su amor, hasta que se vino gritando como una loca, después la tomó de la cabeza y se besaron, yo debajo de las dos con mi pija ya saliendo de ese culo chorreando mi leche.

La fiesta siguió, pero ahora me preparan los agujeros que yo después los penetro, pero esa será otra historia, por ahora tengo mi sección de cogerla con la ayuda de mi secretaria dos viernes al mes.

De esto ya llevamos dos años y siempre me gusta mucho.

Saludos.

Autor: Minetero vicioso.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario
  1. Buena cogida tuviste cabronazo, seguro que repetirias mas veces ¿no? Eso de estar con dos hembras y ademas lesbianas es fascinante, a ver si algun dia me toca a mi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.