MI SEGUNDA VEZ, PERO LA PRIMERA CON UNA MUJER

¡Comparte!

Hola, no se como empezar, pero empezare por decir que obviamente los nombres aquí mencionados son totalmente falsos.

Primero que nada yo me auto nombraré Anitageo, y a mi compañera Karo, mi preciosa Karo.

Era un día normal, fuimos a estudiar, y al regresar ambas nos fuimos a mi casa, en la cual no hay nadie hasta las 2:30 p.m. que llego yo, y de ahí en fuera mis padres llegan como a las 8:00 p.m.

Desde antes de llegar a mi casa yo le había dicho a Karo que tenia un secreto muy grande que le diría después, pero a tanta insistencia se lo dije una vez que estábamos en mi casa: ¡Yo soy bisexual! a ella pareció no sorprenderle, y dijo que ella tenia otra amiga que era lesbiana y muchos amigos gay, así que ya no le era de sorpresa.

Comimos pollo, vimos programas de televisión juntas, y jugamos a los almohadazos.

Empezamos a buscar los puntos débiles de la otra para hacernos cosquillas, y ella notó que mi punto débil era mi cuello, así que acercó su boca a mi cuello y empezó a soplarle, cosa que me da muchas cosquillas, y yo intenté hacerlo mismo con ella, y a ambas nos dábamos cosquillas.

En un momento, ella acercó su boca a mi cuello para soplarle, y yo agaché un poco la cabeza para hacer lo mismo con ella y las cosquillas dejaron de serlo, para que nuestros labios pudieran encontrarse y nos diéramos un dulce beso.

Nos besamos durante largo rato mientras ella tocaba mis senos por encima de la ropa, pero no llegamos a más.

Después de ese beso nos alejamos mucho, ella empezó a salir con un chico que por cierto no era muy de mi agrado, y yo, que ya tenia meses con mi novio, me apegué aun más a él.

Después de un mes, la invité a una fiesta de mi familia, en un bosque de mi país, todos la aceptaron muy bien, ella perdió su celular, pero en el camino de regreso venimos demasiado juntas y dándonos ligeros besos en las mejillas.

Pero cuando cambiamos de auto, íbamos solo con mi padre, y me acosté en el asiento trasero, con mi cabeza en sus piernas, y ella acariciaba mi cabello y en un pequeño descuido de mi padre ella me dio un beso en los labios, un beso rápido, pero que me confirmó sus sentimientos hacia mí.

Al día siguiente fui a su casa para que de ahí nos fuéramos a estudiar, pero ella aún no estaba del todo lista, así que me senté en su sofá, y le dije que me iba a dormir. Karo se sentó al lado mío, se me pegó demasiado, y yo ni me inmuté.

En menos de 5 segundos acercó sus labios a los míos y por fin surgió otro beso largo. No llegamos más que a un beso y a tocarnos un poco sobre la ropa.

Días siguientes pasaba lo mismo, besos largos y tocarnos.

Un día le dije que fuera a mi casa por la mañana a ayudarme con mi exposición que era para ese mismo día.

La cita era a las 7:30 a.m. y ella llegó más o menos puntual, pero yo seguía dormida, así que cuando le abrí la puerta, tenia puesta solo una ligera blusa, a través de la cual se pueden ver mis pechos perfectamente, y un pantaloncito que me llega a la cadera, o yo me lo bajo hasta ahí.

Subimos a mi habitación, debido a que mi computadora se encuentra allí mismo. Terminamos la exposición, pero ya que no nos había dado tiempo de ir a la primera clase, aún nos sobraba tiempo para llegar a la segunda, y ella se acostó en mi cama y yo al lado de ella, yo con toda la intención de dormir como toda chica buena.

Pero la intención no contó en esta ocasión y en un momento nos empezamos a besar y como siempre a tocarnos sobre la ropa, pero en un momento me sentó y me quitó la blusa y el sostén, y yo a ella, nos besamos los pechos, y ella hasta les daba unas pequeñas mordidas que dolían al tiempo que me excitaban aún más.

Me quitó el pantalón junto con mis pantaletas, y con sus dedos empezó a frotar mis labios vaginales, y poco a poco me ib

a penetrando. Me tenía en un grito, gimiendo, y me preguntaba "¿Con quien fue mejor, con un hombre o con una mujer??"

Yo no podía ni responder, además de que no quería. Llegué a varios fabulosos orgasmos, en eso me preguntó "¿Sabes lo que es el sexo oral??" y yo dije "si, pero…" y sin más ni más empezó a lamer mi vagina, era genial.

Al terminar me abrazó, me metí a bañar y nos dimos unos cuantos besos más, después de eso hemos seguido teniendo más de estas experiencias, pero las contaré después…

Escrito por Anitageo.

Autor: Anitageo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.