MI TÍA NOELIA Y YO: A POR MI PRIMA.

¡Comparte!

Mi relación con mi tía Noelia ha seguido activa estos 2 últimos años. Al año de nuestros encuentros ella se separo de mi tío, que se fue a vivir a otra ciudad al hacerse socio de uno de los bufetes mas importantes del país. Su hija, mi prima Laura, vivía desde hace cinco años en un pueblo cercano de la ciudad, donde trabajaba de enfermera, pero tras la separación de sus padres solía bajar a la ciudad a pasar muchos fines de semana con su madre. Esto hizo que nuestros encuentros y las fiestas que nos montábamos no fueran tan constantes, pero despertó en mi un nuevo interés.

Cada vez encontraba mas sexy a mi prima, cuatro años mayor que yo, no muy alta, parecida a la madre pero mas contundente en sus curvas.

Una de los viernes que estaba en su casa tomando unas copas le comente:

-¿Y si llegara ahora Laura en vez de mañana?

-Eso, ni lo digas– dijo ella–seria incluso peor que lo supiera mi exmarido.

-Yo no se si me gustaría… cada vez es mas sexy.

-Hombre, Raúl, que es tu prima… -me decía ella.

-Pero no me negaras, tía, que tu hija es guapa, y que tiene un buen cuerpo.

-Yo no se, nunca la he visto así, que soy su madre..

-¿Nunca has tenido fantasías con ella?

-No estaría bien, siendo mi hija…

-¿Entonces lo que hacemos nosotros esta mal?–pregunte yo.

-No es lo mismo, no es lo mismo.. — me decía ella.

Tras un rato de conversación, la puse mas o menos de mi bando y le dije que el próximo fin de semana dormiría allí con ellas inventándome cualquier excusa.

Al sábado siguiente estaba allí cuando llego mi prima, estaba increíble tenia un culo contorneado y firme y unos pechos increíbles. Cuando las vi a las dos dándose un beso al saludarse e imaginármelas yo desnudas tuve que irme al baño en seguida a desfogarme.

Durante todo el día estuvimos entre bromas, pero después de la cena mi prima se fue a dormir porque le dolía la cabeza. Yo mi fije como se tomaba un par de somníferos para dormir, porque desde pequeña tiene migrañas y sino no podría dormir.

Cuando se acostó yo fui directo hacia mi tía. En la cocina empecé a meterle mano, le magreba los pechos y el culo y mientras le besaba le decía…

-Has visto que hermosos pechos tiene tu hija.. son mas grandes que estos que agarro..me gustaría follarme a laura.. ¿te gustaría a ti?…

Mi tía Noelia respondía a todo que si, entre suspiros, casi sin enterarse de lo que yo le decía…

Al rato, casi una hora, su madre y yo estábamos desnudos en su cuarto, no follamos para no despertar a Laura, pero estábamos bien calientes. Yo me levante de la cama y coji de la mano a mi tía y le dije:

-Vamos a ser malos, tía..

Ella se levanto y me siguió. Cuando me pare en la puerta del cuarto de Laura ella me decía que no con la cabeza. Yo le dije que solo quería que se asegurara que dormía. De esa manera mi tía entro despacio en el cuarto, y encendió un lamparita de mesa que no daba demasiada luz. Yo entré detrás de ella y cerré la puerta. Mi prima estaba frita totalmente, yo me tropecé con una silla que callo al suelo y ni siquiera se inmutó. Mi tía me agarraba para que saliéramos, pero yo ya había llegado al lado de la cama y le estaba quitando la colcha.

-Estate quieto que la vas a despertar–decía mi tía.

coji de la cintura mi tía y le pregunte-A que es preciosa–.

Con mucho cuidado le quite a mi prima la parte de arriba del pijama, con lo que sus dos pechos quedaron al descubierto. Mi tía estaba muy excitada, estaba asustada de que se despertara. Coji a mi tía de las manos y le hice coger las tetas de su hija mientras yo la besaba, cada vez se dejaba llevar mas. Mientras yo recorría con mis manos el cuerpo de mi tía. Mi polla estaba totalmente tiesa, mi tía se puso de rodillas al lado de la cama y me la comenzó a mamar increíblemente. Era tremendo, estaba disfrutando de mi prima desnuda mientras su madre me hacia una paja con la boca. Cuando no pude mas le di la vuelta a mi tía Noelia, que se puso a cuatro patas y empecé a metersela, su coño estaba tan húmedo.. Yo empujaba tan fuerte como podía, mientras mi tía como yo intentábamo

s no gemir demasiado alto. LE decía al oído a mi tía lo mucho que me excitaba su hija, y que sabia que a ella también le excitaba muchísimo. La cabeza de mi tía estaba encima de la de su hija y no se tocaban de milagro. Ella estaba muy excitada se levanto y me dijo.

–Te gusta Laura, pues te vas a correr a gusto– Se incorporo y me cogió la polla con la mano, se aparto un poco y me dejo de pie justo al lado de la cama.

Comenzó a menearmela increíblemente. Me acercaba la polla hacia la cara de su hija, a sus tetas y me masturbaba bestialmente. Yo no podía mas, cuando mi tía se dio cuenta, se metió mi polla en la boca y aguanto toda mi corrida. Me corrí mas y mejor que nunca, aun no me explico como no eche un grito de placer. Mi tía Noelia cubrió a mi prima y los dos nos salimos del cuarto. Al llegar a su dormitorio le comí el coño lo mejor que supe para recompensar el placer que me había dado.

Solo paso esa noche, y realmente yo no toque a mi prima, pero fue una experiencia sexual que nuca olvidare. Ella aun sigue viniendo los fines de semana, pero mi tía no quiere volver a hacer algo así.

Me encanta follar con mi tía, pero la idea de estar con las dos es mas fuerte que yo. Espero que suceda algún día. Si ocurre lo contare.

PD: No se si es demasiado largo, pero como son cosas que de verdad ocurrieron me gusta contarlas tal cual, no es solo el sexo, son las situaciones y la excitación de recordarlo como fue. Si alguien le interesa o quiere compartir su experiencia conmigo, o incluso dar o recibir consejos (..para follarme a mi prima por ejemplo..): incesmail (arroba) yahoo.com

Autor: incesmail

incesmail ( arroba ) yahoo.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.