Mi tío

¡Comparte!

Me quité el short y subí al sofá mi tío al ver mi polla la cogió y empezó a masturbarme salvajemente, hicimos un 69 de los más placentero hasta que él me dijo que me la quería meter por detrás me puse en posición y de un golpe me la metió.

Hola a todos, es la primera vez que escribo he leído muchos relatos de todos vosotros, pero por fin me atrevo a escribir una experiencia en propia carne.

Actualmente tengo 22 años soy homosexual desde primera hora, no recuerdo que me haya gustado jamás el sexo contrario, siempre me he fijado en los hombres desde bien pequeño.

Todo pasó cuanto contaba con 18 años en un verano como casi todos (no cambiamos mucho de destino), en Murcia. Casi siempre íbamos mi familia y mis tíos una costumbre de años atrás, alquilamos un precioso apartamento para todos en plena manga del mar menor en segunda fila de la playa, los primeros días de mi estancia allí fueron como siempre, playa, comer, salir, consola, cenar y a la cama, una rutina que sin darme cuenta cambió radicalmente el tercer día.

Era de madrugada cuando me entraron ganas de ir al lavabo, cuál fue mi sorpresa que había luz en él, alguien se estaba duchando a altas horas, me asomé un poco y pude ver a mi tío ducharse a través de la mampara.

Ufff mi tío por aquellos entonces estaba de muy bien ver un cuerpazo que no veas, siempre había deseado en imaginaciones verlo desnudo y esta vez lo tenía delante de mis ojos, mi polla empezó a crecer, podía ver con claridad todo el cuerpo y esa polla que aunque estaba relajada era más bien grande, me dispuse a abrir más cuando mi tío me dijo: pasa y haz lo que tengas que hacer yo con voz entre cortada pasé mee y me fui algo asustado.

Al llegar a la cama me hice una paja pensando en él. Al día siguiente mi familia se fue a visitar a unos amigos que ellos tienen allí mi tía al mar y mi tío se quedó viendo la tele ya que no tenía ganas de ir al mar, nos quedemos solos en la casa, nada más de pensarlo se me volvió a poner dura, él estaba tumbado en el sofá con unos shorts, pasé delante y me senté de modo que pudiese contemplar el paquete de él.

Al ver que no daban nada, me levanté y me fui a comer algo, cual es mi sorpresa al volver, mi tío se estaba pajeando, me quedé un momento parado, pero pensé esta es mi oportunidad, sin que se diera cuenta me quedé en shorts detrás de él y fui acercándome poco a poco hasta que lo cogí por la espalda.

Se sorprendió y soltó la polla, me la quedé mirando, era una polla de unos 19 cm, muy venosa y con un capullo rosa, muy bonita sin torceduras ni nada. Yo sin cortarme di la vuelta me puse de rodillas y se la mamé, mi tío con cara de sorpresa me dijo:

Siiii, sigueeee, vamoooossss pequeñooo.

Esas palabras me excitaron mucho, me quité el short y subí al sofá, mi tío al ver mi polla la cogió y empezó a masturbarme salvajemente, hicimos un 69 de los más placentero hasta que él me dijo que me la quería meter por detrás me puse en posición y de un golpe me la metió, me hizo mucho daño, pero al poco se volvió placer.

Daba fuertes sacudidas estaba excitadísimo por la cara que ponía, al poco salió y se corrió en mi cara, ahora me toca a mí le dije, pero él contestó no con la cabeza, así que me la mamó hasta correrme, fue una corrida muy abundante con un placer que hasta ese mismo día no había experimentado.

Espero que os haya gustado…

Autor: jo.dodero

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

2 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.