MI TÍO LEJANO (V)

¡Comparte!

Filial, orgía, gay, tío, hijo, sobrino. Como les contaba antes nos fuimos a casa de Marcelo y nos salió a recibir su padre que la verdad estaba bastante bien.

Su padre de unos 45 años andaba con una camisa muy apretada que demarcaba sus pectorales, se notaba que se preocupaba de su Físico. Nos invito a pasar diciéndonos que su hijo estaba en la piscina esperándonos, nos dejo allí y se retiro. Marcelo se levantó de un asiento al borde de la piscina y nos saludo muy contento de que estuviéramos allí. Me dijo no te preocupes por mi padre, ya lo conocerás que es muy simpático y cariñoso y mirando a Andrés sonríen, después supe porque lo hacían; mí tío por su parte ya le conocía pero no lo había tratado, solamente de pasada, también él llegaría a conocerlo a fondo esa tarde. Marcelo nos pregunta si queríamos meternos inmediatamente a la piscina o nos tomábamos algo antes, no alcanzamos a responder ya que su padre grita desde la casa que vayamos para servirnos algo a lo que todos nos dirigimos hacia allá: Al entrar nos percatamos que había alguien con él, les presento a mi hermano menor Luis nos dice, todos quedamos mudos por lo que pude observar era un tipo como de 35 años, con unos pectorales de miedo, 1.85 mas o menos con unos brazos inmensos y con zungas(traje de baño pequeño que a pesar de tener su verga en reposo se notaba bastante grande, pienso que todos se fijaron en eso, ¡¡¡mucho gusto!!! Nos dice alzando su copa, todos sonreímos y movimos la cabeza como signo de saludo. Nos sentamos y tomamos unos refrescos a la vez de intentar entre todos un dialogo. Después de un rato Antonio (dueño de casa) nos dice ¡¡¡muchachos vayan a la piscina!!!. Mientras nosotros nos quedamos conversando con tu padre y Luis, entonces Marcelo se dirige a su padre y le dice esta bien pero deja que tu hermano vaya también, total no es tan viejo para estar aquí, y sonriendo le da un pequeño toque en el culo a su hermano y le dice que nos acompañe, total acá con Claudio ya veremos la forma de divertirnos. Para esto nos fuimos a cambiar a las duchas que están junto a la piscina y nos empezamos a desnudar para ponernos el traje de baño, que afortunadamente para todos coincidíamos que eran zungas, nadie decía nada pero todos nos mirábamos entre sí, y cuando todos quedamos desnudos, Luis de reojo nos mirábamos las vergas observándosele una pequeña erección, mientras las nuestras también se empezaban a poder duras entonces rápidamente nos colocamos los traje de baño y nos metimos a la piscina. Estuvimos un rato ahí hasta que, jugando con una pelota , motivo que nos hacia montarnos encima de Luis para rozar su cuerpo , al parecer todos queríamos estar cerca de él , tenia cierto magnetismo que nos atraía sobremanera, finalmente nos pusimos más osados y fue Marcelo quien dijo¡¡¡bañemonos desnudos!!! , Nadie dijo nada solamente acatamos la sugerencia, entre medio del agua podía ver que todos estabamos con nuestras vergas erectas. Seguimos jugando pero, esta vez sin la pelota, nos tocábamos la verga, el culo y nadie se enojaba todos participábamos muy contentos, solamente Luis se notaba un poco más recatado, pero, también se atrevía a tocarnos. Finalmente decidimos salir de la piscina y nos fuimos a las duchas que estaban ahí mismo, pero solamente habían 2 así que para apurarnos nos bañamos de 2 en 2, a mí me tocó con Luis, lo miraba de reojo sin que él se percatara, él también lo hacía, él no sacaba los ojos de mi paquete, y yo miraba su tremendo garrote que debía medir unos 23 centímetros y bastante grueso. No nos demoramos mucho, me puse un pantalón corto y él la toalla ya que no tenía nada para ponerse nos quedamos sin camisetas y nos salimos en dirección a la casa, cual fue nuestra sorpresa que al entrar a la sala Claudio mi tío y Antonio estaban desnudos sobre la alfombra haciendo un fabuloso 69. Marcelo nos detuvo y todos nos quedamos viendo el espectáculo, el más sorprendido era Luis viendo a su hermano en esa situación, prontamente Antonio se levanto y mojando la verga de mi tío con un gel al igual que su culo se sentó en el mástil que como antes les conté mide 25 y grueso, se quejaba pero, seguí

a metiéndoselo hasta que finalmente lo introdujo hasta las pelotas, comenzando una cabalgata mientras se masturbaba, mire a mi alrededor y vi cómo todos incluyéndome se frotaban sus paquetes por encima de sus Pantalones, a excepción de Luis que había tirado la toalla al suelo y se estaba masturbando suavemente, esto nos puso más calientes y Marcelo nos dijo que si queríamos nos podíamos correr la paja para que se nos quitara la Calentura en su habitación, todos le seguimos silenciosamente para que los "viejos" no se dieran cuenta. Llegando ahí todos muy rápidos nos quitamos los pantalones y comenzamos, yo estaba muy excitado viéndolos a todos con los ojos cerrados gritando del placer en especial a Luis que tenia esa verga más grande y gorda que todos nosotros. En cierto momento Andrés le tomo la verga a Luis y empezó a masturbarlo, él se sorprendió pero no opuso resistencia, Marcelo dijo que nos pajeáramos en parejas y todos aceptamos, Marcelo lo hacia conmigo. Antes de correrme le propuse a Marcelo que me la chupe y él acepto se metió toda mi verga en su boca, mi verga que como les contaba antes mide 21, pero no tan gruesa como otras que había en ese momento, jadeaba del gusto hasta que me corrí dentro de él, yo grité y todos se dieron cuenta y empezaron a hacer lo mismo, todos terminamos sucios de leche que teníamos en nuestros cuerpos. Nos quedamos todos tendidos en la alfombra cuando de pronto se abre la puerta de la habitación y entra mi tío con el padre de Marcelo y sonriendo Antonio nos dice "veo que los niños no han perdido el tiempo ", levántense de ahí y vamos todos a la piscina a apagar nuestra calentura, todos les seguimos desnudos y nos metimos en la piscina y nadamos un rato, pero como había gastado muchas energías Marcelo me dijo ve a traer algo de la cocina para recuperar fuerzas, fui a ver comida y vi una crema y frutillas que había en el refrigerador, me las llevé a la piscina y vi a Luis tomando sol boca arriba con su verga flácida me atreví y le tiré un poco de la crema en la verga y se la empecé a chupar y sentía cómo iba creciendo hasta que estuvo bien parada 25 cm dentro de mi boca que la verdad no pensaba poder tragar, pero al final lo logre traspaso mi garganta empezando él un movimiento de pelvis, yo traté de sacármela antes de que se corriera, pero lo hizo dentro de mi boca, tuve que tragarme toda su descarga de leche, cuando veo a mi alrededor todos estaban haciendo lo mismo, pero pronto deje de prestarles atención porque Luis me la empezó a mamar a mí, lo hacia suavemente como pensando en no hacerme daño, pero la verdad lo chupaba muy bien me hacia jadear mientras de reojo le miraba que se estaba pajeando, prontamente todos acabamos casi en forma simultanea, Luis se trago todo mi semen sin dejar escapar ni una gota. Como estábamos todos un poco sudados sucios por la leche que algunos derramaban en sus cuerpos nos fuimos a duchar y como todavía estaba caliente yo le empecé a sobar el culo y la verga a Luis, con mis caricias lo tenía en las nubes, llegué hasta su ano y lo comencé a sobar y como estábamos en la ducha estaba mojado y le metí mi dedo después hasta llegar a 3, él gritaba del gusto, le pedí que se pusiera en 4 y él aceptó, el resto también comenzaban a hacer una excitante orgía, pero yo estaba concentrado en el culo de Luis, le empecé a chupar el ano y le metía mi lengua, yo le advertí que le iba a doler y él no respondió así que empecé a meter mi verga en su virgen culito, que después supe que era la primera vez que se lo metían, por supuesto que yo no lo sabía así que le lo metía con fuerza, pero él lloraba del dolor y yo le pregunté que si quería parar y él dijo que no así que lo agarré de la cintura y lo jalé hacia mí y después él empezó a gritar del gusto y me decía cosas que me incentivaban a seguir, yo estaba en un mete y saca esplendoroso, yo sentía cómo mis bolas chocaban con su culo, hasta que me corrí dentro de él. Todos tenían pareja y también estaban dándose por el culo. Cuando terminé con Luis me fijé que Andrés se lo metía al padre de Marcelo y Claudio se lo metía a Marcelo, los cuatro terminaron al mismo tiempo.

Después de salir de las duchas nos quedamos desnudos jugando por la casa, cada ve

z que podíamos nos rozábamos o nos tocábamos las vergas entre todos. Decidimos jugar a la gran metrópolis y el que perdía iba a ser cogido por todos, después de un rato Luis perdió y se puso un poco nervioso y como todos teníamos las vergas flácidas Antonio su hermano le dijo para que te pongas a tono comienza a mamarnos las vergas, todas al mismo tiempo, hasta que se nos pusieron duras otra vez, primero se lo cogió Marcelo que la tenia más pequeña, lo hizo poner en 4 y se lo metió de un solo golpe, hasta que le gritó "me vengo" y le sacó la verga del culo y le tiró su leche en la espalda. Después le tocó a Andrés, él lo puso boca arriba en un escritorio y le comenzó a dar por el culo, mientras él mismo le hacía la paja, le sacó la verga del culo y los dos terminaron al mismo tiempo, saliendo grandes chorros de leche, le tocaba el turno a Claudio, él lo acostó en la alfombra y lo abrió de piernas y le comenzó a meter su tranca que es bastante grande, los dos jadeaban del gusto hasta que se la sacó del culo y se la puso en la boca, Le llenó la boca de leche que Luis no desperdició ni un poco, entonces era mi turno, yo entré en ese culo sin problema ya que había sido gozado por 3 vergas antes que yo. Yo empecé a culiar duro, sentía cómo mis bolas pegaban en su culo, sentía el mismo gusto que había tenido cuando le lo culie antes en las duchas, de pronto siento detrás de mío algo duro, era Antonio tratando de meterme su verga pero no podía ya que yo apretaba cada vez que embestía a Luis, le mire para decirle que no lo hiciera, pero, él insistía, no logrando su objetivo. Al parecer estaba demasiado caliente ya que en cierto momento siento su leche que cae en mi espalda, esto me hizo acelerar el ritmo hasta que me corrí dentro Luis y él gritó de placer junto a mí, mientras acababa junto conmigo, podía sentir su esfínter apretar mi verga, miro a mí alrededor y veo a los demás masturbándose y se acercan acabando en mi espalda al igual que lo había hecho Antonio anteriormente, dejándome todo lleno de leche, me levante y me dirigí a la piscina y me tire para sacarme el semen de mi espalda, todos me siguieron y también se lanzaron a la piscina. Cuándo llegaba la tarde mi tío nos dijo ¡¡¡es hora de irnos!!! Entonces el padre de Marcelo le dice no, deja a los muchachos aquí y nosotros con Luis nos vamos a tomar unas copas a un bar que acaban de inaugurar, ¿qué te parece? , mi tío acepto, mientras nosotros estabamos felices. Ellos se fueron quedándonos Marcelo, mi primo y yo, entonces el dueño de casa nos invita a la habitación de su padre para ver una película porno, la cual puso enseguida que entramos. Era de tres hombres que sé mamaban entre ellos y después uno le metía la verga al otro y el otro le metió la verga en la boca al que se estaba culiando al otro. Nosotros decidimos hacer lo mismo, nos desnudamos y puse a Marcelo en 4 y le metí de un solo golpe mi tranca, mientras que Andrés se la ponía en la boca, así le cabalgue un rato mientras le chupaba la verga a mi primo con mucha pasión, gritaba y me pedía más, yo antes de acabar, le dije que cambiáramos de posiciones, yo me acosté y él se sentó en mi verga y en esa posición me corrí dentro de él y él al correrse me chorreó toda su leche y un poco me cayó en la cara el resto en el pecho, pero lo que me cayó en la cara me cayó cerca de la boca así que me tragué ese rico néctar, mientras Andrés también quiso que me tragara su leche metiéndome su falo en la boca y trague toda su rica leche. Nos dormimos y después, sin hacer mucho ruido, a Marcelo le comencé a mamar la verga hasta que se le puso dura como un fierro, le dije al oído que nos fuéramos a otra habitación pero él me dijo que nos fuéramos al patio para hacerlo en el césped, junto a la piscina, acepté, me lo quería tirar en cualquier parte pero sin que se diera cuenta Andrés porque quería el culo de Marcelo sólo para mí, no sé porque me atraía tanto su culito, sería porque era pequeño y paradito como a mí me gustan: Bueno bajamos y empezamos a hacer un 69, pero antes de correrme le dije que parara que ya venía lo bueno, as&ia

cute; que lo puse boca arriba y le abrí las nalgas y le metí mi tranca muy rápido y ya no tenía problema, ya que había sido gozado toda el día anterior, comencé un mete y saca que cada vez aumentaba de velocidad, él se movía a mi ritmo, diciéndome cosas muy calientes, como: dame más, soy tuyo, mételo más fuerte, lo quiero todo, hasta que empezó a gritar y jadear del gusto fue cuando le avisé que me corría y él me dijo lo quiero adentro, así que no le saqué mi verga y me corrí dentro de él, creo que esa vez fue en la que más leche me salió porque a lo que le saqué mi verga de su ano le chorreaba semen, él todavía no se había corrido así que me agaché y le empecé a dar besos en su capullo, le lamía la cabeza de su verga con la cabeza rosadita, después aumenté la fuerza y me dijo que sé corría y me tragué toda su leche, era espesa y deliciosa, así que no dejé escapar ni una gota. Nos levantamos y a lo que caminábamos a la puerta para entrar a la casa lo vimos a Andrés parado, él nos reclamó porque no lo habíamos invitado a nuestra fiesta y Marcelo me echó la culpa a mí, así que mi primo me dijo ahora me las vas a pagar, tú nos has gozado pero nadie te lo ha metido a ti, así que ahora es tu turno, yo les dije que estaba desacuerdo que no lo iba a hacer(pero, era para hacerme de rogar un poco). Entre los dos me agarraron y me pusieron en cuatro, Marcelo se puso delante de mí y me hizo chuparle la verga otra vez, y me dispuse a hacerlo de la mejor manera, pero, de pronto siento algo húmedo en mi esfínter, era Andrés que me estaba lamiendo mi ano, se sentía delicioso, después de un rato dejé de sentir su lengua dentro de mi ano, y empezó a meterme sus dedos, uno a uno hasta llegar a tener dentro de mí 3 de sus dedos, un rato después los sacó y mi ano se contrajo como queriendo atrapar esos dedos que me daban placer, pero sentí una cosa grande que quería entrar, me di cuenta de que era la verga de Andrés que buscaba su camino dentro de mí, primero metió la cabeza, yo sentía como si me estuvieran partiendo en dos, ya que mi primo la tiene grande y gorda, sentí un gran dolor que llegue a sacarme la verga de Marcelo de la boca y le pedí que se detuviera, pero él me dijo que no y me agarró de la cintura y me jaló para atrás, sentía un dolor inmenso pero muy pronto se convirtió en placer, él entraba y salía de mi ano que ya se había amoldado al tamaño de su tranca, así estuvimos un rato, Marcelo le pidió a Andrés cambiar de lugar y este aceptó, ahora tenía la verga de Marcelo en mi culo y la verga de mi primo en mi boca, yo jadeaba del gusto hasta que sentí cómo casi sincronizadamente ambos se corrieron dentro de mí. Nos tiramos al césped a descansar. Después de un rato subimos al cuarto de su padre, para descansar, nos dormimos, pero desperté solo en la cama, escuchando ruidos dentro del jacuzzi, eran los dos que se estaban divirtiendo sin mí, cuando los vi, Andrés le estaba metiendo un consolador en el culo a Marcelo, me acerque y les dije que salieran que empezaríamos de nuevo, así que lo puse en cuatro a Andrés y Marcelo se puso delante de él para que él le mamara la verga, yo le lamía el culo, me paré y le metí mi verga y estaba muy concentrado en el mete y saca, Marcelo se corrió en la cara de mi primo, y yo antes de correrme le saqué mi verga me corrí en sus nalgas y en sus bolas, la leche le chorreaba por la verga, así que Marcelo se agachó y sé la empezó a mamar y este no duro mucho corriéndose en la cara de su amigo. Nos duchamos los tres juntos, nos vestimos y bajamos a tomar desayuno ya eran las 8.30 a.m. Ordenamos el dormitorio dejando todo en su lugar y bajamos a la terraza cuando aparecen los tres "viejos", con una sonrisa amplia, se notaba que lo habían pasado muy bien, al igual que nosotros. Nos saludaron y enseguida nos fuimos a nuestra casa.

Estas reuniones se repitieron durante un mes, el cual estuve ahí yo, después tuve que volver a mi casa para reanudar mis estudios en la universidad, la verdad lo pase muy bien. Durante un tiempo nos seguimos comunicando, hasta que me dijeron que mi tío se iría a trabajar a Argentina, yéndose con mi primo y tío de M

arcelo que parece se había enganchado con mi tío. Los llamados fueron cada vez más distantes hasta que perdí su rastro y no supe más de mi tío y mi primo. "Tío si lee este relato te ruego que te comuniques conmigo, te quiero y te echo mucho de menos".

Quisiera que me escribieran para darme su opinión de este relato y me cuenten de ustedes, les espero en mi email: gustavofigueroa (arroba) uole.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.