Mi unica solucion fue mi hijo.

solucion hijo

¡Comparte!

Mi nombre es Ceci, me crie en un barrio muy bueno donde me dieron una educación de primera, rodeada de todo tipo de lujos, siempre viviendo en casas lujosas, con autos caros, vacaciones en el extranjero, y la ropa más cara. A muy temprana edad conocí las drogas y con ellas también el sexo, con un tratamiento costosísimo me libre de lo primero pero el sexo se convirtió en eje en mi vida, morocha con un cuerpo escultural, mi belleza remataba con unos ojos celestes. Los hombres se me daban de a montones, y a veces solo salía para tener relaciones, así era también que mis relaciones no duraban porque amaba el cambio más que la estabilidad, o tal vez era porque no encontraba el hombre de mi vida.

A mis 22 años ya con 6 de sexo intenso y a 4 de haber dejado las drogas, conocí a Mel, un hombre muy adinerado que me supo conquistar, talves por su finura, o por su fuerte personalidad, era un tipo recio que tenias las cosas bien claras, era mucho mayor que yo y contrastaba con todos mis amantes de mi edad que había tenido hasta el momento, al mismo tiempo mis padres cayeron en la desgracia económica y aquel buen pasar se acabo, con solo el secundario completo los trabajos que podía conseguir a penas me daban de comer, y cuando mis padres vendieron la casa para irse a vivir a un monoambiente, directamente me quede en la calle, para ese entonces mi única salida fue aceptar la proposision de casamiento de Mel, quien tenia una obsecion con mi cuerpo.

A mis 23 años ya estaba infelizmente casada, era obvio que en mi caso lo había hecho por no perder mi estatus económico, mientras que Mel por la lujuria que le despertaba my cuerpo, pero como la relación había sido formalizada nadie optaba por intentar desahacer aquello que no se había contruido con el amor como base como debía ser, asi pasaron unos meses donde la relación se volvia mas distante a ecepcion de los encuentros sexuales que no habían perdido nada, capaz por la obsecion de Mel hacia mi cuerpo o por mi adicción al sexo, hasta que por un accidente en los cálculos y olvidos quede embarazada.

Mi embarazo fue lo mejor que me paso en la vida, por fin algo era realmente mio, el fruto de eaquello fue un hijo al que llamamos Mateo, los primero años de mi hijo me tuvieron totalmente concentrada en el asi que me olvide del resto de los problemas, pero cuando Mateo cumplió 6 años su educación se intensifico por lo cual pasaba muchas horas fuera de la casa, entonces empece a codearme con una vieja enemiga llamada soledad. Mel para entonces ni reparaba en mi, a través de su celular había descubierto que me engañaba con muchísimas mujeres, cosa que no me importaba porque después de todo no lo amaba, y mi vida sexual estaba olvidada criando a mi hijo. En la sociedad eramos una matrimonio modelo, ya que Mel no iba a reunión alguna sin mi, y a mi como las realciones sociales me gustaban y me habían preparado para ello me encantaba acompañarlo, pero a la vuelta en casa todo volvia a ser hielo.

Pasaron los años y mis deseos sexuales volvieron con mas fuerza, Mel ni siquiera se fijaba en mi, solo me tenia para hacer sociales, para mostrar una figura de familia que en realidad no existía pero las apariencias eran parte de la vida que había elegido para vivir, y si lo sufria era mi elección, además lo años de madre me habían dejado sus huellas, recuerdo que al verme al espejo no lo podía creer, si bien aun despertaba piropos en la calle, estaba lejo de la gata que fui en mi juventud, entonces me dispuse con todas mis fuerza a volver a ser aquel objeto del deseo, un par de operaciones, una liposucción, unos meses de dieta y gym, me dejaron mejor que nueva, y con mis ya 40 años mi belleza era diferente, aquella mocosa monumental había muerto para dar luz a una madura que partia la tierra.

Para mi decepción Mel ni siquiera volvió a fijarse en mi, era obvio que sus gustos por las mocosas exuberantes no había cambiado en nada, pero el que si se mostro interesado que no me perdía pisada en mis movimientos era mi hijo, siempre atento a darme una hojeada a mi culo y a mis tetas, no le daba importancia, solo que el también me atraía, un buen colegio que le da mucho deporte a los niños los convierte en un hombres físicamente a pesar de tener 19 años, entonces asi como el me miraba yo también le admiraba, su torso, sus bíceps, sus piernas, y su hermosa cola, pero sin mas ni mas, solo como un hombre pero bien conciente de que era mi hijo, y segura de que a el le pasaba lo mismo.

Estábamos próximo al verano cuando las ganas de tener sexo me tenían a mil, sin hombre alguno que me satisficiera, con un marido que me hacia cumplir con las reglas sociales pero totalmente desentendido de mis necesidades sexuales, entonces empece a ver que mi personal trainer me miraba demasiado, para que contar que era todo un semental asi que sin pensarlo demasiado decidi caer en la infidelidad, luego de una sesión le di conversación que termino en un café en un bar, y asi quedamos en encontrarnos al dia siguiente ya con motivos mas alla de su trabajo y mi gym. Al otro dia me vesti bien sexy, y nerviosa me apresure a subir al coche, habíamos quedado de encontrarnos en el mismo bar y a la misma hora del dia anterior, pero para mi desilusión mi amante jamas llego, a la media hora Mel me llamos por teléfono para decirme que volviera a casa urgente que quería hablar conmigo, cuando llegue a casa al entrar en el escritorio de Mel mi horror no tubo limites, ahí estaba mi entrenador todo lastimado por la paliza que le habían dado, su cara toda malograda de la cual le salía sangre de la nariz y de la boca, después que lo vi mi marido dio orden a dos tipos de traje para que se lo llevasen. Entonces Mel me miro diciéndome:

_ Quedate tranquila que no le pasara nada, ya he terminado con él y ahora solo me faltas tú.

De un cachetazo me hizo caer al piso, donde me pego una patada, luego otra y otra.

_ Es bueno que sepas que tengo vigilada, no eres mi mujer, eres también mi señora, y una señora no engaña a su marido, asi que es bueno que sepas que cada movimiento que das lo tengo bien sabido, asi que la próxima vez que intentes engañarme sabes bien lo que puedes pasar.

Desde aque dia quede perpleja, no conocía esa faceta de Mel, como tampoco conocía sus negocios, estaba casada con un mafioso, y más que casada lo triste era que me tenia de rehén, nunca me daría el divorcio.

Con este tema mi vida sexual estaba terminada, nunca más tendría un hombre en mi vida. En este trance fue cuando Mateo también sufrió un abuso similar, Mateo como se aproximaban las vacaciones quería ir a una colonia donde habían chicas y por ese solo hecho su padre se lo prohibió, no quería saber nada que tuviese una novia hasta que no terminara la universidad , y también por lo mismo era que tenía una custodia que velaba porque las cosas fueran como su padre lo establecia.

El verano llego, Mateo fue traido de la escuela donde se encontraba interno a casa, y juntos pasamos a soportar aquel verano juntos en reclusión impuesta por Mel, la verdad la pasábamos muy bien a la vez que disfrutábamos nuestros cuerpos al menos con la mirada, por dentro me decía una y otra vez como desearía que no fuese mi hijo, porque el era el único con el que podía tener relaciones ya que podía compartir momentos a solas sin ninguna sospecha, pero aunque mi necesidad sexual era tremenda mi integridad como madre era mas importante.

Un dia escuche un griterío, y cuando estaba llegando para ver lo que sucedia escuche a Mel al tiempo que le propinaba a Mateo un cachetazo:

_ Eres un marica y no debería llamarte hijo.

Mateo al verme corrió a mis brazos, y me apure a sacarlo de allí, ya a solas le pregunte qué había pasado, a lo que no quiso responderme, por lo cual insistí, y le dije:

_ Sino confías en mi, entonces en quien, o acaso no soy tu mejor amiga como siempre me los dices, no me hables como a tu madre sino como a una amiga.

_ Esta bien Mamá te contare… Papá me hizo llevar a un burdel para que tuviese relaciones con una puta, pero cuando estuve allí no pude y salí corriendo. Cuando Papá se entero me pego y me llamo marica.

_ Que loco de mierda, ¿Por qué llevar a su propio hijo a un lugar asi para una cosa de esas?

_ Porque yo se lo pedi.

_ ¿Cómo que se lo pediste? ¿Por qué saliste corriendo entonces?

_ Se lo pedi porque no me deja tener novia, y necesito tener sexo, estoy cansado de masturbarme, si hubiese ido a la colonia la estaría pasando a mil en ese tema, entonces como él no quiere que tenga novia, ni nada, me ofreció ir a las putas, pero cuando estuve allí me di cuenta que no es lo mismo.

_ ¿Que no es lo mismo?

_ Hacerlo con alguien de confianza que hacerlo con una desconocida.

Los días pasaron y una idea se me clavo en la cabeza, Mateo era mi solución y yo la de él, pero me moría por hablarlo con él, pero el hecho solo de pensar en el incesto me cohibía, y que mi hijo pensara que soy una puta mas.

_ Aprovechando que Mel, se ausentaría unos días, trace un plan, poniendo una buena ropa sexy, y tomando las posturas mas eróticas frente a Mateo intentaría seducirlo, y así fue mi hijo se mostro súper motivado con ello, hasta que un día estando ambos en la pileta lo encare:

_ ¿Como estas hijo con tu tema sexual?

_ ¿Cómo decirte, tu eres mi madre?

_ Vamos Mateo, soy tu madre pero bien que disfrutas mirando mis tetas y mi culo, buenas pajas te haras a mi nombre, además si pudiste contarme el problema que le expusiste a tu padre, ¿Por qué no contarme mas detalles sobre el mismo?

_ Bien, tomandote como amiga talves como me dijiste la ultima vez te contare que estoy peor, en el internado tengo relaciones sexuales tres veces como minimo por semana, aquí ya voy para un mes y ni siquiera me he masturbado.

_ Pues bien hijo, tu la llevas mejor, porque ami nadie me ha tocado en años, y tampoco aguanto mas.

_ Osea que Papa y tu no hacen nada?

_ Efectivamente, y cuando quise tener un amante nos descubrió y me aviso que me tiene vigilada.

_ A mi también Mamá, me tiene vigilado si quiero tener una relación con una chica en seguida aparecen sus hombres.

_ Pues bien hijo que piensas del Incesto?

_ Creo que es una degeneración?

_ ¿Y acaso no es degeneración mirarme como me miras? Entonces vi que la malla de Mateo revelaba una erección que por estar parado a mi lado en la pileta no podía ocultar.

_ Eso es diferente es como un juego, cambio lo otro no.

_ Se que no es un juego, pero bien que te gusta, mira como se te ha puesto la verga Mateo se puso colorado, a lo que insistí.

_ Mira Mateo, a ti te quedan dos meses mas para pasarlos en la casa, sé que te gusto, como siempre le he gustado a todos los hombres, y sabes que? tu también me gustas y es mas, te deseo , y para mi tu eres la única salvación de mi vida sexual, si no es contigo es con nadie. Se lo que te digo es una locura pero asi son las cosas.

Entonces Mateo ni lerdo ni peresozo me quiso dar un beso, entonces lo pare, y le dije:

_ No que están las cámaras de seguridad, vamos atrás del arbusto que esta debajo de la misma, llegamos por separado y entonces nos abrazamos y nos besamos, Mateo me metió un dedo por debajo del bikini y empezó a jugar con mi vagina al tiempo que me daba un masaje descomunal de lengua, hasta que casi me hizo terminar, después me puse en cuclillas y bajándole la malla saque a luz su herramienta, entonces comprendi porque se mostraba tan precos, su verga era descomunal, con una venosidad asombrosa y por demás de cabezona, la tenia toda mojada con liquido prepusionano, al que le limpie con la punta de la lengua primero para después intentar metermerlo en la boca, era realmente difícil por el tamaño de aquello, asi que mi limite a comerle la cabeza, y masajearlo con la dos manos a los minutos mi hijo me tomo de la cabeza, y me dijo:

_Por favor Mamá cometela a toda, no dejes nada.

Pero como hacerlo era muy grande, y por mas que intente cuando me llego a la garganta di una arcada, no obstante el estaba salido, y con un mes sin relaciones se termini de una forma que nunca en mi vida había visto a alguien derramar tanto semen, por mas que intente darle gusto aunque sea tragandome su leche, y de tragar una cantida considerable cuando acabo de eyacular, había semen escurrioendo por mis comisuras labiales, y también bastante mis tetas. No enderazamos, nos arreglamos y le dije:

_ Se que esta mal esto que hacemos, y sera nuestro secreto, pero realmente a pesar que la tienes tan grande, mas de los que una mujer puede, mi necesidad ha sido calmada y por ello no sentire culpa alguna, no obstante si tu te sientes arrepentido no he de presionarte, si por el contrario decides seguir con esta locura, espera dos horas para que no sospechen nada y te presentas en mi habitación donde no hay cámaras que nos delaten.

Me fui a mi alcoba con la mirada feliz, realmente deseaba aquello, y sobretodo lo necesitaba. A las dos horas en pundo golpearon mi puerta, para la ocacion vestia una bata con un cultote de encaje transparante, y sin corpiño, al abrir la puerta, estaba mi niño con sus 17 añitos pero con su cuerpazo, y su pija a mil.

_Mama te deseo y quiero ser tu amante por siempre, me vuelves loco, no tengo culpa alguna solo tengo deseos de estar contigo!

_ Entra que son las 6 y tu padre llega como a las 9 asi que nos demos prisa. No alcanzo a entrar que la puerta se cerro de un golpe al tiempo que nuestras bocas se fundieron en un beso apacionado, deje caer mi bata, y mi hijo sin dejar de abrazarme contra su cuerpo se concentro en mi exsuberantre cola que tanto ojos le habia puesto, asi fue que note como exprimiéndomela miraba por el espejo, el manoseo que me daba me gritaba la lujuria que me tenia reprimida y que como un tiro de escopeta salia raudamente, yo feliz.

_ Las pajas que me he hecho con esta imagen y ahora es realidad.

_ Soy tuya Mateo, no me mires como a una madre, mirame como una amante.

Me empujo delicadamente hasta que me deposito sobre la cama, entonces de un movimiento se pudo entre mis piernas y empezó comerme la vagina sobre el culote, para luego correrlo y hacerlo sin nada mediante. El chico sabia bien lo que hacia cuando encontró el clítoris con su lengua se dedico a intercalar movimientos suaves con de ves en cuando matizar con uno fuerte que podía consistir en meterse toda mi vulva en su boca para succionar con todas sus fuerzas mientras la lengua taldraba el canal de la misma. La situación había hecho llegar al máximo de la calentura y cuando estaba por venirme en un orgasmo total, Mateo se increpo sobre mi, y de una estocada intento penetrarme sin éxito, no era la falta de lubricación sino la falta de uso por los años, entonces todo se volvió dolor, pero mi hijo en ves de tenerme lastima, no hizo otra cosa que levantar mis cadera poniéndose las piernas en sus hombres, y allí me pecho los kilos, de esta forma a la verga no le quedaba otra que entrar si o si, la sensación fue única entre dolor y placer, pero la perversión de mi hijo que ya era mi amante, pudo mas y la excitación fue total, mi concha se lubrico y empece a gozar de semejante mástil, asi me tubo como 5 minutos y diciéndome que no podía mas que tenia mucha leche, la saco y meneándosela, los ojos se le blanquearon al tiempo que llevaba la cara hacia el techo llenadome el vientre de leche, los chorros llegaron a mis tetas, era increible la verga de aquel muchachito, pero no menos notable la cantidad de semen que lanzaba, menos mal que no me termino adentro porque no quería que me dejara preñada, y el me dijo que estaba acostumbrado porque asi hacia siempre con las chicas de su escuela.

En la cena todo estuvo normal, Mel no se había enterado de nada ni siquiera sospechaba, y nosotros entre alguna mirada complice solo mostrábamos felicidad.

Entonces le dije a Mateo en medio de la cena.

_ He leído que para sacarse el estrés no hay nada mejor como jugar a la play, Tu Mateo tienes una verdad?

_ Si Mamá, pero debes tener cuidado porque produce adicción, después estaras todo el dia y toda la noche jugando con ella.

_ Eso me han dicho, pero en fin como no tengo vicio alguno que mal puede ser que agarre ese? Entonces Mel interrumpió.

_ Pues bien no quiero cablerios en la sala, para ello arman todo en la sala de juegos, o te vas y juegas todo lo que quieras en la habitación de Mateo.

_ Ok, si Mateo no tiene problema jugare en su habitación.

_ No hay problema mama porque yo también jugare contigo porque no es divertido jugar solo.

Asi fue que con la excusa de la play me no las pasábamos en encerrado en el cuarto de Mateo cogiendo desesperadamente, mi hijo era todo un amante, un semental consumado, me hacia lo que quería me hacia cumplir todas sus fantasias, era asi que su madre se ponía lencería, se disfrazaba de enfermera, de colegiala para el. Por mi parte para satisafacerlo, en mis ratos libres y practicando con una platano Ecuatoriano gigante logre engullirme todo el pedazo de mi hijo, el dia que lo logre, sus ojos se dieron vuelta en una eyaculación sin igual de la que no deje escapar ni una gota para su completa felicidad.

El tema paso por el sexo anal, apenas empezamos con nuestro amorío enseguida intento culiarme, pero le fue imposible, primero porque mi ano no resistía semejante cabeza, y otra por el dolor que me podía producir, por eso le dije que me diera tiempo que si el me hacia feliz yo le haría feliz, y valla que lo había hecho. Empece a decirle a mi marido que no quería que se fuera porque no quería dormir sola, y que el se iba casi todos los fines de semana, y que necesitaba un cuerpo auque mas que no fuera de compañía, que muchas veces me quedaba en la habitación de Mateo jugando, pero había días que quería dormir en mi cuarto, por ende si el no tenia objeción le pediría a Mateo que durmiera conmigo. Mel me contesto:

_ Si es tu deseo y el acepta cosa que no creo, porque dormir con la madre es tan aburrido como dormir con la abuela y con la hermana.

Al mismo viernes próximo Mel se fue, y estando con Mateo en el desayuno me dijo:

_ Cuando terminemos de desayunar quiero jugarte una partida de play.

_ Hoy no hijo, hoy no ire a tu dormitorio.

_ Porque mama, que paso?

_ Nada, que esta noche dormiras conmigo en mi habitación y para ello te tengo una sorpresa asi que durante el dia nada de nada para que la disfrutes al máximo.

Cuando cenamos, le dije a Mateo:

_ Bueno hijo hoy dormiras conmigo asi que ponte tu pijamas, y a las diez estate en mi cuarto.

A las diez estaba con mi bata cuando sono la puerta. Mateo entro, y no deje que me tocara, lo hice sentar en la cama para luego alejarme, entonces deje caer mi bata para dejarme ver con conjunto de lencería blanca, Mateo inmediatamente agarrándose la verga se quiso parar a lo que lo detuve.

_Espera este es la entrada, quiero verte bien duro para que tengas tu premio.

Demas esta decir que le hice todas las poses me agachaba acariciando mis piernas, le mostre mu vulva de frete y de espala, ma abri los cachetes de la cola para que se concentrara en mi ano, y cuando me pidió que parara que no daba mas entonces le dije que se parara, y poniéndome en catro patas sobre la cama, le dije:

_ Hijo quiero que me encules con esa verga mostruosa. Al tiempo que pese si el tratamiento que había hecho con banana serviría como lo hizo con mi gaganta-

Mateo ante la visión de su madre en lencería erotica, poniéndole el culo en bandeja y pidiéndole que me culiara, se quedo inmóvil hasta un chorro de baba se le solto.

_ Mateo despierta! En la mesa de luz hay un gel lubricante , usalo.

Tomo el gel, pero antes se agacho y me devoro el orto, me lo chupaba, me lo lamia y mordisqueba, por mi parte con una mano en la concha la daba masa a mi estimulación. Estando en aquel transe cuando sentí la cabeza de la chota de mi hijo intentando entrar en mi ano, y de repente como si hubiese dado una bocanada sentí como se comia la cabeza, la sensación era de dolor y placer. Mateo sabia muy bien lo que hacia, en ves de apretar mas, se detuvo, asi mi ano se acostumbro, para luego sacarla volverla a lubricar, repetir la acción un centímetro mas adentro, hasta que a los minutos ya mi culo se había tragado por completo aquella majestuosa pija, y el placer me empezó a invadir, Mateo conciente de esto me empezó a embestír con mas fuerza, hasta que en un momento tomandome por los hombros me hizo sentir los testiculos en la vagina, para luego sacarla a toda, y volver a empezar, estaba a full culiandome a mas no poder cuando empece a notar que temblaba_

Entonces tomandome por la cintura y aun ritmo un poco mas veloz, me dijo:

_ Pídeme mama que te culee!-

_ Cuelame hijo, culeame con todo, una mano mia lo tomo por la cola y lo empuje para que me fondeara mi cola tan deseada por todos los hombres y que ahora era toda de mi unico hijo.

Mateo estaba fuera de si, le miraba la cara en la forma que podia porque semejante embate de semejante pedazo no me daba mucha libertad de movimiento, estaba totalmente desencajado, si bien sus movimiento pelvicos eran seguros y constantes, sus expresiones faciales se desdibujaban, su ojos se blanqueaban, para luego mirar como volviendo en si y asi perderse de nuevo. Por Dios, cuando decidi darle este gusto a mi hijo no pense que lo pudiese disfrutar tanto, ni tampoco que me culiarian en esa forma tan bestial, el ritmo se volvio frenetico, tuve que morder la almohada, mi esfinter estaba al limite del aguante, cuando escuche.

_ AHHHHH! Los chorros de esperma caliente me invadieron el colon dándome un placer extraño pero único.

La cara de Mateo no volvia en si, y asi pasaron los minutos, hasta que despues de media hora, me confeso que estaba exhausto, y besándome me confeso que era el mejor polvo de su vida, entonces le confese que mi deseo era que no fuese el ultimo.

Desde entonces los veranos y los fines de semana largos, la casa era una total orgia sin que Mel nunca sospechara absolutamente nada.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

2 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.