Mis primeras experiencias y fantasías sexuales

primera fantasia

¡Comparte!

Hola lectores y lectoras este es mi primer relato espero de su apoyo para mejorar mis posteriores relatos, creo tener algo de experiencia que contar que en un principio empezó por mí y luego los hice con mi enamorada, bueno para empezar mi nombre es Luis en el tiempo en que sucedió lo que les relatare yo tenía algo de 23 años soy de contextura delgada de vez en cuando hago ejercicios, Ale es mi enamorada y ella en ese entonces tenía 19 años ella es morena mide aproximadamente 1.56 y tiene buenos atributos como unas buenas y duras piernas y firme y sabroso trasero bien carnoso y que ahora lo mantiene a base de gimnasia.


En ese entonces yo era un muchacho tranquilo común y corriente como los demás, estudiaba y trabajaba y pasaba los ratos con mi enamorada como una persona normal, todo empezó cuando empecé a navegar en internet y como muchacho curioso de vez en cuando había visto un par de videos porno pero en mis tiempos de adolescente, en esta oportunidad empecé a indagar más acerca del porno y me topé con una infinidad de videos que me abrieron la mente y empecé a ver más y a leer relatos eróticos de parejas de singles y de esos videos caseros que algunos graban a escondidas o de algunos que se graban follando.
En fin, poco a poco sin darme cuenta empecé a aprender comprendía algunas cosas que antes desconocía o no entendía, fui perdiendo el asco y la vergüenza en el ámbito sexual y comprendí porque me fui excitando por algunas cosas que me pasaban a diario, esto se los contare más adelante. Desperté muchos bajos instintos que hasta yo mismo desconocía y eso me intuyo a que yo cambie o de un giro a mi vida sexual que en esos tiempos la mantenía muy activa porque estaba de enamorado con Ale.
Bueno como les comente seguí viendo más videos porno y visite con más frecuencia las páginas de relatos eróticos, sin darme cuenta yo ya estaba masturbándome con algunos videos o lo que no pensé, con algunos relatos super excitantes llegaba a descargar toda la lefa luego de leer un extenso relato super pero super erótico para mí, al final les dejare el link del relato que más ha encantado hasta ahora de todos los que he leído y que de vez en cuando leo un par de capítulos, para mi es el mejor relato que he leído y es por eso que admiro mucho al escritor(a) de dicho relato a pesar que no lo conozca porque me fascinó muchísimo.
Me gustó mucho la idea de tener mis propias experiencias de poder hacer todo lo que leía en algunos relatos o veía en algunos videos porno, pero no encontraba la manera de decirle todo lo que quiera hacer a ale, no sabía cómo lo tomaría o como reaccionaria. Quizá iba a pensar que su enamorado se estaba volviendo en un enfermo sexual o peor aún en un loco desquiciado que lo único que le interesaría con ella era tener sexo y más sexo y complacerse a sí mismo. Pero esto no era así yo la quería es por eso que tuve que tener mucha paciencia para no perderla o pelear por estos temas o fantasías sexuales como les decía yo.
En momentos cuando estábamos solos le decía algunas indirectas o le hablaba sobre temas sexuales, a veces me ignoraba o simplemente me hacía caso por cumplir, yo lo notaba, pero yo insistente como quería llegar a hacer todo lo que tenía planeado fui insistiendo y cada vez y poco a poco la relación se fue poniendo más intensa. Yo ya le hablaba más de sexo más de porno y le decía cosas como que quería follarla y como quería hacérselo, le metía mano le agarraba el trasero y las tetas cada que podía, obviamente en discreción para que nadie se dé cuenta de lo arrecho que estaba o por no hacerle pasar vergüenza en lugares públicos a ella, en cambio a mi más bien me excitaba la idea de que alguien nos vea tocándonos, me excitaba muchísimo y es por eso que a veces sin que se diera cuenta la besaba y le apretaba el culo con mis dos manos y sin decirle nada de que alguien que pasaba por ahí nos veía, no le decía para que no se avergüence pero a mí me ponía muy cachondo y me paraba la verga y entonces me pegaba a ella para que sienta mi paquete duro y parado, al principio me daba vergüenza con ella por enseñarle ese tipo de cosas pero como me daba cuenta que no se enojaba y que fue recepcionando todo tipo de demostraciones que le hacía decidí proseguir.
Cada vez que estábamos solos en su casa yo aprovechaba para decirle para follar, en esos tiempos ella recién estaba accediendo a mis perversiones y a mis locas fantasías, ósea que aún era el inicio de todas las locas locuras que llegamos a hacer. Recuerdo que una vez me hizo sexo oral en un taxi cuando el auto estaba en marcha y su mama estaba en el asiento del copiloto, ella se acostó como quien queriendo dormir y yo le dije que me la chupara ella accedió y entonces se metió mi verga en la boca y me vine en su boca, no quiso tragarse la leche así que la escupió debajo del asiento.
En otra ocasión ella me hizo sexo oral en una calle oscura por donde vivía se acomodó, yo veía que nadie nos viera y ella se arrodillo me saco la verga y se la metió a la boca poco a poco, yo estaba en las nubes, en ese momento no me importaba si alguien nos veía o si alguien pasaba por ahí, fue una sensación super excitante.
En otra oportunidad cuando no había dinero para el hotel, nos la ingeniábamos para coger ya que en esos tiempos como les había comentado lo nuestro se puso más intenso y cada vez que nos veíamos nos metíamos unos chapes(besos) super excitantes que yo mi verga terminaba por explotar y ella terminaba con los calzones húmedos con ganas de recibir verga, lo sabía por qué le metía la mano al culo y a la vagina sintiendo su húmeda vagina mezclada con sus flujos vaginales que me encantaban chupar luego de sacar mi mano de ahí.
Bueno como ven les he contado fracciones de cómo fue que empecé a morbosear y a hacer algunas cosas con ale, en otro relato les contare como fue que ella se enteró de mis perversiones y de todo lo demás que hicimos, para no dejarles con la duda les cuento, les relatare de algunas exhibiciones tríos y hasta intercambios de pareja y las amistades que hicimos gracias a todo el giro que le dimos a nuestras vidas.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.