MIS RELATOS EN EL BAÑO

Aunque no creo que sean tantas historias si tengo varias experiencias que quiero compartir. Ya tengo varios relatos en la red y este se suma a uno de ellos, todos son reales, no he inventado nada, me llamo Ismael tengo 22 años y vivo en la ciudad de México, todo suceso que narraré pasó en mi escuela o ahí empezó.

Primera:A inicios del 2005, aquel entonces tenía unos 19, me animé a entrar a los vestidores que daban servicios a un gimnasio de pesas y un frontón cerrado en mi universidad, me dirigí a los baños que están al lado de las regaderas, al entrar a un cubículo vi que tenía un orificio hacia el cubículo de al lado, pero no había nadie, esperé un momento hasta que un chavo de unos 18 años, de cuerpo delgado y buenas piernas, entró y se puso hacia enfrente de la puerta bajándose los pantalones y mostrando una verga semi-erecta, me asomé y notó que lo veía y se la empezó a jalar, al tenerla totalmente erecta se sentó y yo le mostré la mía, al volver a verlo por el orificio me hizo señas para que lo siguiera y salió del baño. Cuando salí de los vestidores lo vi a lo lejos y lo seguí hacia una zona boscosa en donde se metió, pero le perdí el rastro, al salir hacia una avenida pasé el puente y al fijarme hacia atrás lo vi se adelantó de nuevo y lo seguí hacia unos baños que no conocía de una facultad cercana a la zona boscosa y a los baños del frontón cerrado.

Al entrar a los baños se dirigió al cubículo del fondo y entró dejando entrecerrada la puerta, como no había nadie entré cerrando la puerta y dejando mi mochila en la puerta. El chavo se colocó a un lado yo me senté en el retrete, se desabrochó el cinturón y bajó su cierre y me mostró su rica verga que mediría unos 16 cm, la tomé con mis manos y me la llevé a la boca probando su rico sabor sintiéndola caliente dentro de mí. Después de unos minutos con su mano empezó a desabrocharme mi cinturón y metió su mano dentro de mi pantalón y me la empezó a sobar sobre mis bóxers, solté su verga y me bajé los pantalones, tomó mi verga y me la empezó a jalar, volví a tomar su verga y le empecé a besar la cabeza de su verga probando su rico sabor, me tomó de la cabeza y me la metió toda en mi boca y me empezó a coger hasta que estuvo a punto de venirse, la sacó de mi boca y terminó en mi cara, mientras yo me venía en su mano. Nos vestimos y salí del baño. A partir de este momento supe que este baño se prestaba para estas cosas, lo que descubrí después fue que existía un gran ligue adentro de estos baños.

Segunda:No recuerdo con exactitud la secuencia de cada uno de las aventuras que he tenido, pero aquí va otra. Otro día que fui a este baño de una de las facultades de mi universidad, al estar en el penúltimo cubículo estuve esperando a ver que chavos entraban para armar algo ahí adentro. Después de unos veinte minutos que estuve esperando, un chavo de 1.70, 20 años, de buen cuerpo, con cara de chico guapo y malo, llegó al cubículo de al lado, lo observé por la separación de abajo que divide a cada cubículo, al no haber nadie en el baño el salió del cubículo y tocó la puerta de mi cubículo, le abrí y al verme me hizo señas para que fuera con él al último cubículo, al entrar y cerrar la puerta se desabrochó su pantalón y me mostró su rica verga que mediría unos 15 cms y gruesa, me agaché y se la empecé a mamar un rato mientras él con sus manos me empezó a bajar mis pantalones y a sobar mi trasero, me levanté y él me preguntó que si quería que me la metiera y yo le contesté que si, sacó un condón y se lo puso me voltee y se ensalivó la mano y me lubricó mi agujero metiendo un dedo, cuando sintió que lo tenía dilatado me la metió, sentí un poco de dolor pero cuando empezó a moverse haciendo temblar las piernas el dolor desapareci&oacute

; lo que provoco que casi me viniera sin tocarme, cuando estuvo a punto de venirse tomó mi verga con su mano lo que hizo que me corriera manchando la puerta del cubículo del baño mientras él se venía dentro del condón, al terminar se vistió y salió del baño mientras yo me recuperaba y me limpiaba para salir. Con este chavo estuve otra vez más y ya no le he vuelto a ver igual y terminó su carrera o quien sabe ya que se veía muy chavo.

Tercera:Este relato es más corto, al llegar al baño me dirigí a los mingitorios ya que todos los cubículos estaban llenos, al estar ahí un señor de unos 40 años con un poco de panza abrió su puerta y me mostró su verga, me hizo señas para que entrara y rápidamente al no haber nadie entré. Su verga era muy grande y la tomé con mi mano y se la empecé a jalar el señor parecía que se iba a venir rápido por lo que la solté, el señor me preguntó si quería que me cogiera y le dije que si, le pregunté si traía condón, pero no, por lo que le dije que mejor no, pero el señor me dijo que tenía una idea, me volteó y me dijo que cerrara mis piernas, metió su verga entre mis piernas y empezó a moverse, yo tenía aprisionada su verga entre mis piernas, tomó mi verga y me la empezó a jalar muy rápido, el señor no duró y se vino muy fuerte salpicando la puerta, soltó mi verga y me la jalé hasta que me vine.

Cuarta:Les describiré el baño para que tengan una idea, al entrar a la derecha se encuentran todos los lavamanos, hasta topar pared a la derecha se encuentran la zona de mingitorios y cubículos, al pasar de mano izquierda hay 4 mingitorios y dos cubículos quedando enfrente a otros 6 cubículos. Llegué a eso de las 6 de la tarde y me metí al penúltimo cubículo esperé un rato y alguien se metió al cubículo de la izquierda, al ver que estuvo un rato sin hacer nada me asomé por abajo y vi que se estaba jalándose su rica verga que mediría unos 14 cm delgada, al verme se asomó para verme y me hizo señas para pasarse a donde yo estaba, yo le dije que si y rápidamente se pasó a mi cubículo. El medía 1.60, tenía un cuerpo muy trabajado, unos brazos muy musculosos como sus piernas y un abdomen marcado, al entrar se fue a un lado del cubículo y yo me agaché a mamarse su verga, después de un rato me levanté y el se agachó a mamar mi verga, lo agarré de la cabeza y empecé a cogerlo por la boca, después de unos minutos me pidió cogerme, se puso un condón, me abrí de piernas, me eché saliva para lubricar y su verga entró fácil haciéndome sentir un rico placer al no ser tan gruesa su verga, me cogió de la cadera y con movimientos rápidos y fuertes me cogió un buen rato hasta que se vino, tomó mi verga y me la jaló hasta que me vine chorreando el piso del baño. Nos vestimos y cada quien se retiró.

Quinta:Eran eso de las 11 de la mañana, estaba en el penúltimo cubículo no había nadie en el baño, pasados unos minutos llegó un chavo quien se asomó por la puerta ya que la dejé un poco abierta, al verlo era un chavo de unos 18 años, rubio, delgado, de 1.70, con abdomen marcado. Entró donde yo estaba y me mostró su verga, rápidamente la tomé con mis manos y se la jalé hasta que la tuvo totalmente erecta, mediría unos 16 cm, me la llevé a la boca y empezó a gemir, después la sacó de mi boca y me dio la vuelta, me eché saliva en mi culo y mientras él se colocaba un condón, me la metió de un solo golpe haciéndome ver las estrellas, pero rápidamente cambió el dolor por placer y empezó un mete y saca rápidamente lo que hizo que me viniera, él no terminó, se vistió y al ver que alguien se asomaba por la parte de arriba se pasó al último cubículo para coger a un señor de unos 40 años.

Pronto escribiré otras de mis experiencias, nada es ficción, todo pasó, espero sus comentarios y si alguien se anima para un encuentro cachondo mándenme correo.

Autor: Ismael ismael2558 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

1 voto
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *