Nani y yo

¡Comparte!

Vaya, estaba feliz, siempre había deseado tener relaciones que disfrutara tanto mi pareja como yo, y con Nani sentía que lo estaba logrando. Mis anteriores relaciones sentía que quedaba vacío, faltaba algo. Esto son algunos de los encuentros con ella y por todo su contenido e importancia para mi quiero compartir.

Con Nani seguimos saliendo y teniendo unas relaciones profundas de entrega y contacto, porque no puedo describirla de otra forma, nos abrazábamos y besábamos sin ponernos a experimentar otra cosa, pero no era porque no quisiéramos, creo que estábamos satisfechos con tener sexo así , un encima del otro penetrándola profundamente. Una vez planeamos una salida a playa, fuimos a un centro comercial y compramos un vestido de baño de dos piezas para Nani, en el parqueadero le sugerí que se colocara el vestido de baño y ella lo pensó un poco y se quito la blusa y el brasier, pendientes que no viniera nadie, mostrándome sus apetecibles pechos pellizcándose los pezones me lanzo una picara sonrisa al ver las ganas de comérmelos que tenia, y se puso el top del vestido de baño, luego se colocó la minifalda en la cintura y se quito la tanga mientras yo acariciaba sus cortos vellos púbicos se coloco el cachetero y se arregló la ropa dándonos un profundo beso que suspendimos para partir rápidamente a la playa. Nos fuimos para una playa poco frecuentada, que tiene unos quioscos con techo de palma que llega al suelo y le da mucha privacidad a los que estén en el pues no se ven los kioscos de los lados, solo la playa por una parte y por la otra los apartamentos y el bar restaurante de la playa, que están bastante distantes.

Nos metimos debajo del kiosco y nos empezamos a ponernos cómodos, yo que quite la camisa , los zapatos y Nani se quitó la blusa y quedó en el top del vestido de baño. Enseguida llego el camarero y no brindo la carta, le dije que nos trajera una cava con cerveza y dentro de hora y media una picada de carne. Cuando se fue el camarero empezamos a besarnos y le quite la minifalda a Nani, quedando con el top y el cachetero que provocaba mas de lo suficiente la imaginación. Me acosté en la hamaca después de ponerme el pantalón de baño y Nani abrió las pierna y se sentó a horcajadas sobre mi colocando su entrepierna sobre mi instrumento, que ya estaba preparándose para acción. Empezamos a decirnos lo rico que estábamos juntos y a acariciarnos la piel cuando llego el camarero con la cava y luego de confirmar el pedido se marcho. Me senté y la abrace y bese con mucho deseos, luego nos levantamos y me senté en una banquita y destape un par de cervezas, Nani se sentó en la mesa junto a mi quedando mi cara a la altura de su ombligo empecé a acariciar sus estomago y sus pechos mientras ella tomaba mi cabeza entre sus manos, luego metí mano entre sus piernas mientras empezaba a besarle y lamerle su estomago, con mis manos separe el cachetero de entre sus piernas y deje a la vista su rajita brillante y humeda la cual acaricie con mis dedos metiendo uno suavemente entre sus labios mientras metía con mi lengua en su ombligo, mis dedos se humedecieron rápidamente con los fluidos que salían de su vagina. No me contuve y me lace a comerme su rajita dándole pequeños mordiscos por los lados, pasando mi lengua por sus labios y metiendole la punta en su vagina niemtra ella emitia unos aahg mmmm.. muy quedos. Busque su clítoris con mi lengua y rápidamente lo encontré creciendo a un tamaño que hasta el momento no se lo había visto. Mientras Nani me tomaba con fuerza la cabeza diciéndome QUE RIIIICO SIGUE y me apretaba contra su ardiente chocho lanzando gemidos de placer. Seguí lamiendo y chupando sus fluidos mientras ella me agarraba con mas fuerza la cabeza cada vez que mordisqueaba su gran clítoris lanzando su AAAH OOOOOH SIGUE,……QUE RIIIIICO, sentía que me ahogaba pero no me detenía. En un momento ella me apretó con todas sus fuerza y me soltó lanzando un gran suspiro, segui chupando sus labios y mordisqueando su clítoris que estaba rígido y aumentaban los gemidos de Nani. Entonces me levante saboreando todo el camino hasta su boca y le di un beso profundo, saboreando su legua.

Descanse un poco y me acosté en la hamaca y ella, que sabia como me encontraba después de la mamada que le había le hecho disfrutar, nuevamente se sentó a horcajadas sobre mi pero esta vez saco mi ya rígido órgano y diestramente se aparto el cachetero y lo fue introduciendo en su roja y humed

a gruta, en la medida que fue bajando hasta tragarse todo con un suave gemido mientras yo acariciaba su bellos senos y apretaba sus duros pezones. Cuando lo tuvo todo dentro, hasta el pegue con los huevos, nos quedamos quietos un momento luego que ajustó lo que tenia adentro empezó a cabalgarme muy suavemente con un pequeño vaiven vertical despacio de sube y baja y fue acelerando en la medida que aumentaba el calor y la sensación de aproximación del éxtasis. Ella se hecho sobre mi besándome, le agarre la grandes y duras nalgas y yo empecé a tomar el ritmo y acelere las arremetidas fuertemente sacando mi pene hasta solo dejar la cabeza y arremetiendo con fuerza en su húmeda vagina entrando como cuchillo caliente en mantequilla, acariciando su trasero y apretándola contra mi, escuchando su respiración agitada en mi oido, hasta que sentí la presión de mis bolas, entonces ella se levanto y yo tome sus senos mientras ellas seguia subiendo y bajando con total control. La agarré de las caderas y le ayude con el ritmo me hizo sentir que mi semen deseaba salir con fuerza y aguante solo lo necesario para que disfrutáramos ese explosivo orgasmo y unir nuestros fluidos echándose sobre mi.

Luego de reposarnos abrazados nos levantamos y nos dimos y buen baño de mar luego me tome algunas cervezas y comimos la bandeja que nos trajo el mesero. Ella, que le encanta el mar, se tiro en la playa un rato a asolearse y luego se metió al oleaje de la playa y yo me repose mirándola disfrutar del mar caminando y jugueteado.

Cuando salió yo estaba sentado en una silla observándola y se me acerco a mi con picardía y me beso. Le brinde una cerveza y ella acepto, cuando se la traía ella estaba en la mesa sentada. Yo empecé a besarla y ella me correspondía con pasión. Tome mi cerveza y empecé a echársela poco a poco encima y a lamerla de su cuerpo, ella disfrutaba de ello. Le empecé a echar en el ombligo y a tomar de él la cerveza. Ella me tomo la cara con las manos y me subió para besarme, me aseguro con sus piernas aprensándome de forma que mi pene quedo contra su chochito. Su juguetona lengua recorría los rincones de mi boca mientras yo la saboreaba, pero yo quería algo mas y ella accedió y me acomode frente a ella para sacar mi instrumento y entrar en ella. Lo coloque mi glande en la entrada de su gruta y con unsuave empujon entro toda, haciendo que se me escara un gemido igual que a Nani. Ella me aferró fuertemente con las piernas pasándomelas sobre mi cadera y cruzándolas sobre mis nalgas y me abrazo sobre los hombros y empezó a gemir con cada estocada que comencé a darle. Que delicia sentía al entrar toda en ella, suavemente, experimentando cada centímetro de mi pene en el recorrido hacia la profundidad de su gruta. Ella sentada sobre la mesa y con su rajita al borde sintiendo como yo entraba hasta que mis pelotas tocaban la mesa y salía hasta la cabeza para volver a entrar y aumentar el ritmo. Yo respiraba con agitación mientras la abrazaba, mordisqueaba por el cuello y al boca, agarraba sus pechos y la seguía penetrando con mas fuerza, disfrutando la sensación que ella manifestaba, demostrando que le gustaba el mete y saca hasta que llegamos la climax viendo estrella y sintiendo flaquear mis piernas de la fuera que hicimos al terminar. Nos abrazamos y seguimos relajándonos y luego acostarnos bajo el sol.

La tarde siguió y tuvimos que regresar a la ciudad. Llegamos al atardecer a al ciudad y entramos en un motel para bañarnos. Entramos y nos desnudamos enseguida y nos pusimos a juguetear en la ducha, la abrace por la espalda y tome sus pechos entre mis manos mientras restregaba un pene contra su redondas nalgas, ella volteo la cara y nos empezamos a besar mientras mi instrumento estaba ya listo para otra incursión.. Entonces la voltee y doble las piernas para poder empezar a meterle en su rajita deliciosa mi erección. La recosté contra la pared y le levante una pierna haciendo que mi penetración fuera mas profunda y sensible. Ella miraba como su chochito rebosante de humedad devoraba mi instrumento con facilidad. Esto nos provocaban gemidos haciendo que acelerara el ritmo mientras se la metía y se la sacaba. Ella me miraba con esos ojos de picardía y deseo y nos abrazamos y besamos hasta terminar echándole toda mi leche en su interior. Esa fue la mejor tarde de playa que he tenido en muchísimo tiempo.

Tiempo después y debido a problemas con mi apartamento, Nani me ofreció que viviera en su casa los pocos días que demoraba arreglando. La Mama de Nani no sabia nada sobre nosotros ya que lo man

teníamos lo mas reservado posible. Yo frecuento y soy bien recibido en su casa ya que además Nani es una excelente fisioterapeuta y me estaba realizando unas terapias en la espalda todas las noches cuando regresaba del trabajo. La habitación que brindaron estaba al lado de la sala de recibo, antes de la sala de televisión. Esa noche como casi siempre que regresaba de la oficina ella me hizo la terapia en la habitación y luego, como todos estaban viendo la TV, nos tomamos de la mano y la acaricie su pecho y metí la mano entre sus piernas para sentir el calor y me correspondió acariciándome mi ya erecto pene por encima de mi pantaloneta metiendo luego la mano y recorriendo todo el tronco. Como estábamos nerviosos y era un poco temprano salimos a ver TV y cuando se hizo tarde quedamos solos los dos viendo la tele y me fui a acostar, dejando la puerta abierta sin seguro. Media hora después sentí que abrieron la puerta y ella se me echaba encima y me besaba con mucha pasión, yo le correspondí al sentir su tibia y húmeda lengua dentro de mi boca. Me levante de la cama y la abrace , mientras la abrazaba la coloque encima del escritorio y le quite la parte superior de su babydol (no se si esta bien escrito), y bese sus pechos en silencio sintiendo su reparación que se agitaba, luego le baje el short y el patie. Como ya estábamos ansiosos la humedad de su vagina era abundante, se la bese saboreando sus líquidos y luego me coloque frente a ella y saque mi instrumento que estaba listo para ella, me lo acaricio y me ayudo a guiarlo a su guarida. Me paso las piernas por la espalda y se lo meti todo al ella apretarme con sus piernas. Ella dio un respingo al sentir la estocada sentada en el borde del escritorio y empecé a meterselo con fuerza pero con cuidado y a ella se le agitaba mas su respiración en mi oreja demostrando cuanto lo estaba disfrutando, mientras nos abrazábamos y aumentaba mi intensidad golpeando mis testículos con su entrepierna. No nos demoramos mucho luego de estar entrando y saliendo sentí que me explotarían los testículos y eyacule con fuerza dentro de ella mientras ella arqueo sus pechos y echo la cabeza hacia atrás seguramente del orgasmo que tuvo que reprimir y expresión de gusto por tenerlo. Nos quedamos abrazados tomando aire y seguimos besándonos. Pendientes de cualquier ruido fuera del cuarto. Luego nos tiramos al piso y ya me estaba recuperando, ella me eleva la libido hasta niveles indescriptibles. Seguí besándoles sus pechos, acariciando su cuerpo y su húmeda vagina que ya estaba deseosa de otra faena. La coloque debajo de mí e la posición de misionero y abrí sus piernas levantándole las rodillas para que quedara en v. Me apoye en mis brazos y la mire al momento que entré en ella que ahogo un suspiro. Empecé nuevamente a entrar hasta que solo me quedaban afuera las pelotas, que se me estaban hinchando ya y en esta posición siento que la penetro profundamente y me excita mas. Sintiendo su respiración agitada y gemidos ahogados seguí dándole mientras quedamente me pedía más. Nos besábamos como locos y poníamos mas fuerza en nuestro movimientos, sentía que le llegaba hasta lo mas profundo y sus manos apretando mi espalda me indicaban lo que lo disfrutaba. Terminados son un grito callado. Luego nos besamos, nos dijimos lo muchos que nos gusto y ella salió con cuidado y yo a dormir.

La noche siguiente llegue algo tarde y después de comer y reposarme me pregunto si quería la terapia, le dije que si y entramos al cuarto, que siempre dejábamos entreabierto para no levantar sospechas. Como casi todos se habían acostado, yo me acosté y ella se sentó a mi lado a altura de mis rodillas que tenia dobladas con una sabana que me las cubría hasta la cintura, nos miramos los ojos y nos tomamos de las manos, acaricie sus pechos por encima de su ropa . Ella metió la mano debajo de la sabana y empezó a masajearme mi instrumento que rápidamente se levanto. Siguió hasta ponérmelo bien duro y después me sorprendió cuando se avalazo sobre el y empezó a besármelo primero y luego se lo metió casi todo en su boquita humedeciéndolo con su saliva, mientras con la mano siguió masajeándomelo. Me miro a los ojos y yo le acaricié la cara y el cabello y ella volvió a empezar a mérmeselo todo y apretármelo con fuerza mirándome. No soporté mas y me entregué a disfrutar de ese espectacular regalo, cerrando los ojos. Ella continuo metiendoselo hasta donde podía y luego comenzó a chuparme la punta y a pas

ar la tibia lengua por el orifico de mi pene. Era la locura, me estaba haciendo una mamada extraordinaria y ayudándose con la mano me estaba masturbando tan delicioso. Con esa sensación de su mano, la de querer meterselo todo en su boquita, pero no le cabía, y sus caricias me llevaban a la gloria. Además la tensión que nos descubrieran aumento mi excitación y le avise que me venia pero ella hizo caso omiso sin importarle y cuando explote se tomo hasta la ultima gota de mi leche saboreándola con una carita de satisfacción que la bese rápidamente apenas ella me dejo. Me sentí feliz al notar que ella lo había disfrutado también. No hablamos sobre lo sucedido porque no pudimos y esa noche ella no me visitó pero dormí feliz porque fue la primera vez que me hacían una mamada tan espectacular y me venia en la boca.

Al día siguiente salimos a caminar a buscar unas medicinas hable con ella y le dije lo mucho que me había gustado. Ella me manifestó que también le había gustado, lo que no sabia era cuanto y pronto lo descubriría haciéndome mucho mas feliz.

Espero contarles pronto otra de mis fantásticas experiencias con Nani.

Autor: Wizart44

Wizart44 ( arroba ) yahoo.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.