Nataly y yo

¡Comparte!

Le puse la polla en la entrada, empezando a refregárselo de abajo a arriba y se la metí toda, dio un grito de placer, empezó a tener el primer orgasmo al igual que yo, le saqué el camisón mientras le metía mi polla por su vagina y le lamía los pezones que tenían un sabor especial el cual me gustaba mucho.

Hola me llamo Frank, soy un chico alto, siempre lo he sido, de piel blanca, les voy a contar una historia que me pasó cuando yo tenía 18 años; en mi escuela había un lugar donde vendían comida y lo atendía una señora ya mayor, pero llegó un día en que llegó a atender su hija, era una mujer espectacular, el primer día me acerqué a saludarla y empecé hacerle conversación; me voy a detener aquí para describir a esta chica. Se llamaba Nataly tenía unos senos espectaculares, tenían una redondez perfecta, los cuales terminaban en unos pezones rosaditos, un trasero excelente y una vagina con pelos casi castaños, es más sus medidas, son 88-57-90.

Conversamos mucho hasta que llegamos hasta cierto punto de amistad lo cual me costó mucho tiempo, ella empezó a contarme todo, me dijo que era divorciada y con un hijo apenas de 6 años el cual ya conocía, que tenía 25 años, que se divorció porque no se llevaba con su pareja ya que se casó muy joven, pero este le daba una buena pensión, como su madre necesitaba ayuda en la cafetería ella se ofreció a ayudarla; siempre conversábamos a las salidas de la escuela. Llegó el día esperado ella me dijo:

– Frank – cada día te veo más lindo.

Ese día ella llevaba una blusa blanca por la cual se le notaba el brassier y un pantalón el cual le levantaba más su trasero, entonces al decirme eso, le miré los pezones y me di cuenta que los tenía erectos o sea estaba cachonda y me dijo:

– Que tal si vas hoy a mi casa te doy la dirección, vas a las cuatro de la tarde.

Mientras esperaba que fueran las cuatro decidí llevar una cámara fotográfica pensando que iba a ser la única vez que lo haría con ella y tenía que tener un recuerdo. Llegaron las cuatro y yo llegué a su casa, toqué la puerta y me abrió su hijo de apenas 6 años. Nos pusimos a conversar mientras yo no apartaba la mirada de sus pezones que se veían por detrás de ese camisón, cuando le dije:

– Nataly ya no soporto lo que ocasionas en mí y le puse su mano en mi pene erecto.

Ella estaba excitada ya. Mientras abría su boca yo la besé, me saqué el pene por completo, pero no me saqué el pantalón, mientras me sobaba el pene, con un dedo aparté el elástico de su ropa interior y pude introducir un dedo en su vagina húmeda, continúe metiéndole otro más en su vagina mientras sus caderas se movían, en un momento mis dedos se salieron y pasaron por toda su grieta de placer y ella gimió como si hubiera tocado un punto sensible, continúe haciéndolo, hundía mis dedos, le quité la braga y abrí sus piernas, bajé mi lengua poco a poco besando toda su pierna y cuando llegué a su vagina empecé a chuparle como nunca había chupado una, ella estaba ya totalmente empapada y seguía manando líquidos que me volvían loco, primero comía sus labios, después seguí con su clítoris, que estaba enorme y muy duro, no creo que nunca se hubiera excitado tanto, disfrutaba como loca, gemía, jadeaba, se retorcía, cuando de repente llegó su hijo en plena escena y le dice:

– Mamá, ¿que pasa? que te oigo “llorar” – No pasa nada. Pero el chico no se dio cuenta ya que como no estábamos completamente desnudos nos cubrimos, el chico dijo: – Mamá me voy a dormir.

Entonces ella se vistió sólo se puso su braga ya que el camisón aún no se lo sacaba, lo llevó al dormitorio y le cerró la puerta con llave para que no pudiera salir mientras él se quedaba dormido, ella bajó, se quitó la braga y se sentó y dijo vamos que está muy bueno, mi polla que ya llevaba un buen rato en pie no podía más así, que me incorporé y se la puse en la entrada, empezando a refregárselo de abajo a arriba y se la metí toda, dio un grito de placer, cosa más rica, yo seguía bombeando cada vez más rápido y ella empezó a tener el primer orgasmo al igual que yo, decidí que era hora de probar sus deliciosos pezones así que le saqué el camisón mientras le metía mi polla por su vagina y le lamía los pezones que tenían un sabor especial el cual me gustaba mucho.

Ella me dijo, sabes, nunca he probado sexo anal, quisiera hacerlo, y yo como buen amigo la puse a cuatro y dirigí mi polla a su trasero, pero había un problema parece que nunca habían abierto su trasero y tenía las nalgas demasiado juntas para que ingrese mi pene, pero poco a poco aquello empezó a gustarle y abrirse un poco, ella me pidió que fuese con cuidado y despacito y así empecé, cuando por fin entró, emprendí un movimiento lento de mete y saca, mientras veía el movimiento que hacían sus senos al moverse de esa manera y empecé a metérsela un poco más rápido y cada vez más rápido hasta que empezó a gritar.

– Para que me haces daño, no lo hagas.Pero de repente empezó a callar y me dijo:- Sigue que me encanta.

Hasta que ella llegó a su máximo orgasmo y yo me corrí a full dentro de ella, me dio un beso sensual y se fue a bañar.

Después de 15 minutos yo subo desnudo a ver por qué tanto se demoraba y es que se estaba poniendo una braga muy sensual que tenía una especie de figuras con agujeritos que se le notaba toda la vagina y unas pantys ambas de color rosado y no tenía brassier, anduvimos desnudos, nos sentamos hasta que su hijo se despertó y empezó a tocar la puerta, ella fue y le abrió su hijo, bajó y yo me vestí, pero ella se quedó así como estaba y su hijo no le preguntó, pero yo sí y le dije que por qué su hijo no le dijo nada al verla desnuda y ella me dijo que su hijo casi siempre la veía desnuda ya que había leído en un libro que era bueno ya que su hijo aprendería más sobre sexualidad y todo eso; bueno parece que me pasé ya que a ustedes no les interesa eso, pero le dije que tenía que irme, me dijo:

– Lo haces muy bien quisiera que vengas más seguido a mi casa para hacerlo. – Está bien – le respondí.

Y le vi sus tremendos senos y no me resistí a darle la última mamada a esos pezones deliciosos.

Autor: frank4700

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.