Natika: memorias de una puta

¡Comparte!

El intercambio

Hola, me recuerdan, soy el “pervertido”, quien les ha ayudado a las putitas de Vero y Vale a publicar sus relatos; pues ahora ha sido Natika, quien sensualmente me pidió que le ayudara, y a una mujer tan bella y tan puta como Natika , como me puedo negar, así es que les dejo su primer relato, espero que les guste y si es así escríbanme sus comentarios con gusto se los haré llegar.

Una noche que teníamos muchos deseos de sexo y ninguno de nuestros amigos nos había llamado para divertirnos, se nos ocurrió a una amiga y a mi salir en busca de un par de hombres que nos invitaran a bailar, a beber y por qué no a la cama, llegamos después de las 9 de la noche a una discoteca que ya estaba bastante concurrida y fuimos hacia la barra pero también estaba llena, nos quedamos cerca y empezamos a bailar entre nosotras dos pero un mesero se nos acercó y nos dijo que si necesitábamos una mesa el nos podía conseguir una, lo cual aceptamos, nos llevó hacia el fondo de la discoteca, nos sentamos y pedimos dos martinis. Antes de que nos sirvieran los martinis se acercó un hombre como de 30 años y nos preguntó que si estábamos solas o con nuestros novios, le dijimos que estábamos solas, nos dijo que estaba con un amigo y que también estaban solos, nos preguntó si nos podían acompañar y de paso nos invitarían a un trago y les dijimos que aceptábamos.

Mi amiga y yo habíamos decidido irnos vestidas muy sensuales para que nuestra labor fuera más fácil. Yo me coloqué una camiseta blanca ajustada bastante escotada, un pantalón de jean también ajustado, unas botas negras cortas, tanga hilo blanca y brasier blanco. Mi amiga llevó una blusa rosada también ajustada y también escotada y zapatos negros de con alto, su ropa interior también era blanca.

El hombre le hizo una seña a su amigo de una edad similar llamándolo y se sentaron con nosotras a la mesa. Cuando el mesero trajo nuestros martinis ellos amablemente se ofrecieron a pagar la cuenta de la mesa y pidieron 2 whiskys para ellos, hablamos con ellos, intercambiamos nuestros nombres, aunque mi amiga y yo ya no recordamos cómo se llamaban, hablamos un poco de lo que ellos hacían, en que trabajaban y de nuestros estudios en la Universidad, bailamos bastante con ellos incluso intercambiábamos entre nosotras el hombre para bailar.

Nos invitaron a tomar otros cócteles y ellos bebieron más whisky y poco a poco fuimos entrando en confianza con ellos hasta que nos propusieron invitarnos a comer algo y luego seguir la diversión en el apartamento de uno de ellos, como era viernes y no teníamos que estudiar la mañana siguiente no teníamos ningún afán y como nosotras buscábamos precisamente eso aceptamos la propuesta.

Nos invitaron a un restaurante cercano de comida italiana, luego nos llevaron a su apartamento en un taxi; al llegar colocaron música nos ofrecieron más whisky aunque nosotras ya estábamos un poco borrachas y volvimos a bailar los cuatro intercambiando las parejas, ellos bailaban muy cerca de nosotras, nos morboseaban y nos abrazaban agarrándonos por nuestros traseros, nuestras tetas, sentíamos sus manos recorrer nuestros cuerpos sin recato alguno, poco a poco nos fueron desvistiendo mientras bailábamos hasta que ellos quedaron en pantaloncillos y nosotras totalmente desnudas.

Seguimos bailando y ellos nos abrazaban, acariciaban el trasero, besaban el cuello, acariciaban y besaban las tetas y empezaron a meternos la mano en medio de las piernas, acariciaban nuestras jugosas puchitas, nuestras nalgas, sentíamos como metían el dedo, rondaban nuestro ano y nosotras presa de la excitación solo mirábamos sus vergas grandes y duras dentro de sus pantaloncillos y cuando estábamos cerca de ellos aprovechábamos también para acariciarlos por encima de los pantaloncillos, los dos tenían buenos paquetes.

Con él que yo estaba bailando me agarró de los hombros y diciéndome al oído “arrodíllate y mámalo” me empujó hacia abajo y quedé de rodillas frente a su paquete y el hombre dándome una pequeña cachetada con su mano en mi cara me insinuó que le bajara los pantaloncillos e hiciera lo que me dijo. Le bajé los pantaloncillos y su verga saltó frente a mi cara. Eso me excitó mucho entonces agarré su verga y se la empecé a chupar con muchas ganas, la tenía buena y me gustaba mucho. De pronto vi a mi amiga haciendo lo mismo con el hombre con el que estaba bailando. Así nos tuvieron bastante rato mamándolo y después cada uno nos llevó a una habitación diferente.

cheroky05 después me acosté boca arriba y se acostó sobre mí, empezó a bombear despacio y después poco a poco lo hizo más fuerte y yo gemía, gritaba escuchaba los gritos de mi amiga en la habitación de al lado lo que me excitaba mucho más.

Cuando sentí un orgasmo el hombre empezó a eyacular y en ese momento recordé que no estábamos usando condón y me asusté pero ya no se podía hacer nada porque el hombre lo sacó y se puso de pie y agarrándome del cabello me dijo “ven perra me lo limpias con tu boca” y me hizo chupárselo hasta que él quiso soltarme la cabeza. El hombre me dejó en la cama y salió de la habitación. Yo estaba borracha, podía sentir mi pucha inundada por su semen, como escurría entre mis piernas pero yo estaba agotada y me dormí.

De pronto creí que estaba soñando que un hombre me abría las piernas se montaba sobre mí y me penetraba y empezaba bombearme como a mí me gusta, de pronto me desperté y realmente había un hombre encima de mí, que me había puesto mis piernas sobre sus hombros bombeándome bastante fuerte pero vi que era el otro hombre, ellos se habían intercambiado y me estaba follando aun sucia de semen del hombre que hacía unos minutos me había follado, escuchaba el sonido de su verga al entrar en mi panochita llena de leche. Eso me excitó mucho, ver a ese hombre moviéndose encima de mi bombeándome, empecé a gemir y a gritar, se dio cuenta que sentí un orgasmo y entonces el hombre también eyaculó adentro de mi, me sentí en el paraíso, mi caliente pucha llena de semen de dos hombres distintos, cuando lo sacó sin decirme nada se puso de pie sobre la cama y agarrándome el cabello me empujó hacia su verga para que también se la chupara diciéndome “límpialo bien con tu boca perra”.

Después el hombre salió de la habitación y se fue para la sala a encontrarse con su amigo, yo me quedé tumbada en la cama bañada en leche de dos hombres distintos.

Yo fui al baño y encontré a mi amiga limpiándose también del semen que le habían dejado en su vagina ambos hombres, nos aseamos y cuando salimos del baño los hombres estaban sentados en la sala pero se habían quedado dormidos. Entonces nos vestimos y sin que se despertaran salimos del apartamento y nos fuimos para nuestras casas.

Le he pedido a mi amigo el “pervertido” que me ayude a publicar mis relatos y espero que quienes me lean no se incomoden si para comunicarse conmigo, mis lectores deben hacerlo a través de él. Mi amigo los comunicará conmigo.

Los comentarios favor de enviarlos a, el con gusto me hará llegar sus comentarios, y si tienen suerte… posiblemente les conteste directamente.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Pervertido

Soy un cachondo mexicano, que por solicitud de una putiamiga estoy aqui para publicar su histora a peticion de ella

4 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.