NOCHE DE FIESTA

¡Comparte!

Hola, soy Joaquín de Argentina, hace un tiempo que no escribo y esto que me sucedió a hecho que las ganas de escribir y de contar mis intimidades vuelvan a aflorar. Estuve un tiempo de vacaciones, cuando volví por cuestiones de trabajo estuve muy ocupado, además del trabajo habitual tuve una mudanza y una separación con mi socio, esto hizo que mis días duraran más de lo normal y que todo el tiempo en el que estaba despierto lo dedicara a trabajar, por ende mi vida sentimental estaba siendo dejada de lado y las ganas de disfrutar de una mujer estaba creciendo demasiado. Así pasé casi un mes, con mucho trabajo y bastante caliente.

De repente un jueves por la tarde, me llama a mi oficina un gran amigo mío, pirata, mujeriego y excelente compañero de la vida, me dijo que estaba organizando su casamiento y quería que yo salga de testigo del mismo, me causó gracia, justo él se iba a casar, después de tanto tiempo de soltero y de aventurero. Pero bueno, según él llegó el momento de sentar la cabeza y formar una familia, o algo así. Pronto llegó el día del casamiento, fuimos al registro civil, cerca del mediodía, éramos unas veinte personas y celebramos ahí la unión de Juan (mi amigo) y de Carmen su mujer desde ese día. En el civil conocí a la familia de Juan que aún no conocía y a la familia de Carmen, entre los presentes estaba una mujer que desde que la vi llamó mi atención, no porque fuera sumamente hermosa, sino porque tenía algo…llevaba el pelo rojizo, atado, era de piel muy blanca y llevaba un vestido negro que le sentaba muy bien. Nos presentaron, ella era prima de Carmen, después del civil fuimos a comer a una hermosa cantina, comimos, bebimos y charlamos mucho, en un momento veo que esta mujer estaba saludando a Juan y a Carmen, me acerqué y ahí nos presentaron formalmente, Carmen tomó la posta y dijo…

-Ella es Sofía, mi prima, él es Joaquín, el mejor amigo de Juan.

Nos saludamos con un beso, volví a sentirme atraído por esos ojos y charlamos unos minutos, ahí supe que tenía una hija y que se iba rápido porque debía pasar a busca a su hija por la casa de sus padres. Ahí se fue. Al rato todos nos fuimos, esperando por la fiesta que se haría la noche del sábado en la casa de Juan. En fin, me fui a casa, pensando en Sofía, llegué, me di una buena ducha y pasé el resto de los días pensando en seducir a Sofía. Llamé a Juan y le pregunté por Sofía, mi estimado amigo no podía fallarme, me pasó toda la información nec Sofía!!!…que raro…,vamos a llamarla  dijo CarmenCarmen tomó su teléfono, llamó y me dijo, pobre todavía está esperando un remis que llamó, su auto se lo dejó a su madre para que lleve a la nena a su casa. Entonces aproveché y decidí ir a buscarla, buenísimo dijo Carmen, anda.

Tomé mi auto y salí en su búsqueda, no era muy lejos, la casa de Juan esta en Belgrano y Sofía vivía en Palermo, llegué a la puerta del edificio, toqué el timbre…

-¿quien es? Preguntó Sofía por el portero -Si, soy Joaquín el testigo del casamiento de Juan y Carmen vengo a buscarte para ir a la fiesta…

-Ahh si, ya bajo…

Me quedé esperando en la puerta del edificio, a los cinco minutos apareció…, estaba hermosa, otra vez ese pelo rojo atado, con algunos mechones cayendo inocentemente sobre su rostro, un vestido negro, más ajustado al cuerpo que el del civil, por arriba de las rodillas, y pequeña cartera en su mano derecha, no saludamos, la invité a subir al coche, le abrí la puerta, la observé de arriba hacia abajo mientras subía al auto, me subí yo y emprendimos viaje. Me contó en el viaje a que su auto se lo dejó a su madre, le pregunté por su hija, y esto derivó en su divorcio, la charla se puso seria y me preguntó si era casado, cuando le dije que estaba solo me miró a los ojos y entre los dos fabricamos un silencio impregnado de deseo. Pronto llegamos a la fiesta, enseguida Carmen y un grupo de amigas vinieron a saludarla, antes de dejarla, me acerqué y le dije al oído… Mira que

antes de que se termine la noche quiero bailar con vos… ella me miró y sonrió, noté en ese momento que un par de amigas empezaron a preguntarle porque llegaba conmigo y a cargarla. Yo me acerqué a un grupo de amigos y a partir de ese momento empezamos un juego de miradas sugerentes que me partían la cabeza, si no la estaba mirando cuando lo hacía ella me sacaba la vista de encima, pero sentía sus ojos en mi y eso me calentaba mucho, la vi bailar con un par de amigos, en un momento mientras bailaba con uno de mis amigos, me miraba y no me soltó la vista durante unos cinco eternos segundos… A las dos y algo de la madrugada, el clima estaba perfecto, había muchas parejas regalándose mimos, la luz tenue, música suave, humo por doquier… Sofía estaba con una copa en la mano, entonces me acerqué y le dije -la verdad…pensé que podía resistir, pero ya no aguanto más…necesito bailar con vos…

Ella sonrío y se me acercó, la tomé por la cintura y empezamos a bailar, muy suavemente, bailamos casi media hora sin decirnos nada, bien juntos, sintiendo nuestros cuerpos, de a poco comencé a besarle el cuello, muy suavemente mi lengua recorría ese cuello hasta que llegué a su oreja, le besé el lóbulo ella me apretaba más contra su cuerpo, la notaba caliente esto me calentaba mucho más, entonces mi verga comenzó a crecer, Sofía lo notó y comenzó a moverse en consecuencia, estábamos los dos sumamente excitados, entonces la miré a los ojos ella me miró y me dijo…por primera vez siento que le voy a ser infiel a mi marido… nos besamos profundamente, nuestras lenguas se mezclaron, entraban y salían, jugaban, a veces lentamente…otras veces salvajemente…estábamos calientes…con ganas de sexo. Volví a besarle el cuello y mientras lo hacía Sofía dijo la frase que desató en mi la locura máxima….soltando un gemido dijo…quiero sentir eso que siento en mi vientre en todo mi cuerpo…por favor…., seguimos besándonos, le propuse ir a un lugar más cómodo, la tomé de la man a comerla de a poco, hasta que logró introducirla toda dentro de su boca, empezó a chuparme la pija de una manera hermosa, suave al principio, acelerando el ritmo de a poco, con una de sus manos me masajeaba los huevos, me partía la cabeza ver a mi verga entrar y salir en esa boca de labios carnosos…ella como podía me decía que estaba hermosa, que le encantaba una verga tan grande en su boca…yo estaba muy caliente…a punto de estallar…entonces le advertí…estoy por acabar…ella aceleró el ritmo, ya el pete que me estaba haciendo era infernal, entraba y salía mi verga de esa boca con furia…ahhhhhhh& ahhhhhhhhhhhh exploté en un grito y Sofía tragó y tragó mi semen…mi leche le chorreaba por las comisuras de sus labios… fue hermoso…, me bajé y la besé…mi leche se mezcló entre nuestras lenguas, volví a besarle ese cuello, mi lengua se movía como loca, empecé a bajar por el pecho hasta chocar con ese escote hermoso, con mis manos bajé el cierre del vestido, al fin quedó ese cuerpo para mi, ese par de tetas…no muy grandes…no muy pequeñas…y una tanguita negra con encaje…, mis labios y mi lengua se perdieron en esas tetas, las besé suavemente recorriendo cada centímetro, besando esos pezones hasta sentirlos duros como una roca dentro de mi boca, Sofía gemía, mientras con mis manos comencé a tocarle la conchita, a sentir la humedad que esa concha transmitía, dejé por un rato sus tetas, Sofía se acostó en el suelo, mis besos bajaron desde sus tetas recorriendo su cuerpo, mis manos la acariciaban, las sentían…llegué hasta su tanguita, la corrí…y con mi lengua comencé a besarla…abrí bien sus labios y empecé a chuparla…estaba empapada, estaba riquísima, caliente, sedienta…, pronto la despojé de su tanga y hundí mi boca y mi cara en esa concha, se la chupé desesperadamente, Sofía gritaba de placer, cada tanto levantaba mis ojos la veía con la lengua afuera, con sus manos apretándose sus pezones…y yo seguía…quería darle todo el placer que ella me había dado, mi lengua llegaba tan profundo que Sofía gritaba… ahhhhhhh, hhhhhhhaahhh, ahhhhhhhhhhh, ¡cógeme así!!!! ¡Cógeme así la concha mi amor!!! Mássss!!!… y yo desesperado seguía, no tardó Sofía en acabar, en darme el placer de sentirla explotar en mi boca, su cuerpo temblaba, era her

moso, nos quedamos los dos en el piso…descansando de tanto placer…sin embargo los dos sabíamos que faltaba mucho…tal vez lo mejor.

Nos reímos de vernos tirados en un cuarto de limpieza…nos besamos y volvimos a calentarnos, otra vez su boca…otra vez nuestras lenguas…otra vez esos hermosos juegos de seducción, Sofía tomó mi verga que estaba semi dura y se la puso toda en boca, ahora le entraba toda, no quedaba nada afuera de su increíble boca, mi verga empezó a crecer y a crecer, sentí como se ponía dura como un fierro, ahora, a pesar de los esfuerzos de Sofía sus labios y su boca no lograban guardar toda mi verga, sin embargo la chupaba como una puta hermosa, la tomó con su mano y comenzó a pajearme, su labios besaban mis huevos, jugaban con ellos, yo estaba súper caliente, quería penetrarla, se lo dije…. quiero cogerte…llenarte la conchita…, Sofía sonrío se dio vuelta y se puso en cuatro patas…ese culo hermoso quedó delante de mis ojos, le colgaban las tetas…movía el culo, se movía como un gata en celo, con su culo me refregaba la pija, eso me calentaba mucho, pasé mi mano por su concha y volví a sentirla inundada de calentura, la tomé por la cintura y salvajemente la penetré, resbaló mi pija e temblar, mi pija repleta de sus jugos, no pude más…le saqué mi verga, la di vuelta y le acabé en la cara…en las tetas…Sofía intentó tragar parte de mi leche…la que no terminó en sus entrañas resbalaba por sus tetas…por su vientre…fue hermoso.

Después de una media hora nos repusimos, una vez que el baño quedó libre, corrimos los dos a limpiarnos, riéndonos, disfrutando de nuestra travesura. Al rato volvimos a la fiesta, creímos ingenuamente que nadie notó nuestra ausencia. A las siete de la mañana la llevé de vuelta a su casa, nos despedimos con un beso suave…que prometía más…mucho más.

Espero que hayan disfrutado de este relato, por mi parte lo disfruté mucho y quiero dedicárselo a Sofía, se que te va a gustar. Cualquier comentario, no duden, pueden hacerlo y será contestado con mucho gusto.

Saludos cordiales,

Autor: Joaquín joaquin43arg ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.