La medianoche es la “Hora de las Brujas”. Ya sea por superstición o por simple costumbre, hay toda una idea sobre el nacimiento del nuevo día que envuelve toda una serie de leyendas, a cual más estrafalaria. Para los Griegos, en la víspera del nuevo día, extrañas y terrorificas criaturas de lo sobrenatural caminan en la tierra, y las sombras de lo oculto aumentan su oscuridad y la mayoría de sus poderes.

La medianoche desde tiempos remotos ha sido conocida como “la hora de la brujería”, pues se cree que es cuando los poderes de clarividencia y hechicería de todas las brujas y hechiceros están en su máximo punto. Es un momento especial de magia y transformación, así como de romance y misterio.