Oliendo el culo de Karen

¡Comparte!

Todo sucedió una calurosa tarde de verano del día domingo 25 de enero de 2009, en esa ocasión yo estaba prestando servicio transitorio de mayordomo en un condominio, mis funciones era recibir toda la correspondencia de los residentes, verificar la entrada y salida de cada uno de los residentes y sus visitas, prácticamente estaba todo el días en el hall del edificio.

Muchas veces llegaban personas por avisos de arriendos y preguntaban. En esa tarde llega una joven señorita a preguntar por arriendo, ella es Karen es una estupenda y atractiva mujer dueña de un formidable culo con forma de pera es con volumen “Es un filete femenino de primera categoría” dueña de una escultural cuerpo atlético,  no tiene muchas tetas es como pequeña, su trasero están moldeado y esculpido finamente por las manos de los dioses hasta ser  un culo perfecto, lo cual su tanga de hilo dental ajusta delicadamente sus par de nalgas y se vean deseable.

Karen en una señorita con esos típicos modales con una voz aguda que pareciera ser el indicador de estatus. Que más tarde a cualquier cosa que verbalizan le ponen tres tonos por sobre cualquier soprano. Hablan fuerte, agudísimo y arrastrando sílabas, y cuando algo les parece malo o feo no dudan en gritar que vivenciaron algo “terriiible”. Su jerga latifundio al que pronuncia la “tr” como “thr”: “Es athró, el gordo está con mucho thrabajo”. Y la “r” como “rh”: “En la casa de la Nené comimos arhoz”. A que ella utiliza bastante el movimiento de las manos, pero  ella es muy simpática y jovial. Ella debe tener 25 años, estatura media,  es muy guapa bella, su rostro es alargado y nariz larga su piel blanca como la leche, luminosa como el sol, y suave como la seda,  sus labios son pequeños pero son sensuales, su largo cabello lacio con movimiento rubio muy pegado a su cabeza que le llega a sus hombros.

Ella estaba vestida con una ajustada polera negra que se apreciaba su corpiño, y un ajustado jeans elastizado al que contenía esa aquella maravilla “Es muy atractiva y a la vez muy deseadora”

Le dije a Karen que tomara apunte en anotar de unos arriendos, mientras ella llenaba unos datos, tuve deseo de satisfacerme con ella, la señorita estaba muy linda, con un culo muy redondito se le marcaban muy bien sus nalgas en esos jeans, me acerco detrás de ella, pero antes pero antes me asegure que nadie me viera y así fue, me inclino de rodilla, mi cara estaba a escasos centímetros de su gran culo que se apreciaba poderoso envuelto en ese jeans, Me fui acercando poco a poco a su culo y comencé a oler la parte central de sus nalgas snifffff, snifffff despedía un fuerte olor agridulce  era el perfume jeans cosmetics es muy agradable y excitante. 

 Luego me puse contemplar su nalgas protuberantes y moldeadas con forma de pera que no podía despegar mis ojos, por segunda puse mi nariz en sus nalgas y comienzo inhalar snifffff, snifffff nuevamente siento ese atrayente olor como agridulce del perfume “Jeans cosmetics” estaba muy excitado. La Karen me hace una pregunta ¿Tienes otros arriendo? Le di otra recomendación y ella comienza anotar, mientras nuevamente me acerco detrás de ella esta vez me inclino de cintura y comencé oler el canal que separa su nalgas y apoyo mi nariz justamente en el ano siento otra vez ese fuerte olor, no me refiero el olor a excremento, sino al perfume jeans cosmetics, así que no me arriesgo a que alguien me viera me aleje por un rato.

Ella seguía escribiendo mis recomendaciones de arriendo, vuelvo a inclinarme de rodilla fui más audaz y descarado y comienzo oler su culo snifffff, snifffff todo para adentro, le olí cada uno de sus rincones me encanto indudablemente. Tuve deseo oler su sexo, pero antes me asegure que nadie me viera, me inclino apoyando mis rodilla al suelo, giro un poco mi cabeza, trato de acomodar mi nariz en su entre su perineo y entrepiernas, “Fui muy cauteloso para que ella no levantara sospecha” mi nariz estaba en su vagina y comienzo inhalar despedía su olorcito a orina y el perfume jeans cosmetics, una mezcla perfecta, su vaginita Ufff huele rico. Ella sin saber le olí su sexo, no me arriesgue más de ser pillado, me alejo de su trasero, pero ya había olido su culo sintiendo sus olores que me encanto.

Ella sabe que calentaba a los hombres con su gran culo embutido en jeans y más, y si vieran lo delicioso olerlo se enloquecería,  como yo por respirar su aroma.

Llego el momento de retirarse, ignorando ella lo que sucedió con su trasero de ser olido, se coloca la gafa de sol, se despide pero antes le pregunto su nombre y me responde: Karen. La fui abrir la puerta sin dudar le agarré el culo y le hundo con mi puño cerrado en la parte central de las nalgas, lo tiene apretadito y caliente. Ella me observa pero no me dice nada

Posteriormente ingreso al baño de conserjería, me bajo los pantalones y comienzo a masturbar por lo sucedido, llegue como 3 veces. 

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?