Os confieso.

¡Comparte!

Me pongo a escribirles estas líneas para pedirles dos cosas, la primera que sean publicadas como mi primer relato e invitación, tengo 46 años, y aunque estoy casado y tengo tres hijos, deseo desde lo mas profundo de mi ser, poder compartir un fin de semana con un “HOMBRE” que sea cariñoso, y suave, para poder atenderlo como su mujercita deseosa, tener lugar para poder movernos cómodos, fuera de miradas curiosas, poder acomodarle mi cola para que me la penetre sin tensiones, para poder desvestirme tranquilo, sin apuro, poder ayudarlo abriendo mis nalgas, poder lubricar mi ano para minimizar las distracciones. Donde poder ajustarme a la posición que más goce nos dé, poder cambiar mi slipito si quiero, poder volver a pintarme, poder comer juntos sin apuro; poder ducharnos enjabonándonos mutuamente, po Ya hace algo más de diez años que tuve mi primer experiencia transexual, dado que creí que el fracaso de mi primer matrimonio era a causa de que me gustaban los hombres, así que a fuerza de sobreponerme a mis miedos, de superar una montaña de tabúes de la infancia, así fue que pude vencer mis prejuicios y usar ropa interior femenina, primero solo, luego amparado en la noche, y llegar a estar desnudo con otro hombre acariciándolo, como me sobrepuse y acaricie su pené, hasta ponérselo duro, como en otra ocasión logre masturbarlo hasta hacerlo eyacular, como vencí mis miedos y bese la primer verga dura, como llegue a metermela en la boca, hoy ya pasaron como cien hombres a mi lado, ahora ya he logrado sin ninguna inhibición acercarme a un hombre y acariciar Ya visto con normalidad ropa interior femenina cuando estoy con ellos, y lo disfruto sobremanera, hasta llego a salir a la calle vestido íntegramente de mujer, con minifalda, medias de nylon y ligas, peluca, aros y collares.

Mas de una vez avance y me frote su verga en la zanja del culo y hasta deje que me puertearan, aunque irremediablemente me detengo, y ante el mínimo atisbo de dolor, cedo en la relación, y me voy; y nunca llegue a poder gozar de una buena penetración, es por eso que quisiera una relación sin apuros, intima, para poder disfrutar de una vez del sexo como mujer, entregándome a un hombre sin reparos, poder amanecer a su lado, poder prepararle el desayuno, y volver a mamarsela, o que me penetre lentamente bajo la ducha.

Ya me van pareciendo lejanas aquellas veces que en mis periódicos viajes a Buenos Aires me vestía de mujer y temblaba al pasar un peaje o una caminera por temor a que supieran que no era mujer, aunque a los cinco minutos me desvivía porque algún camionero parara y me permitiera avanzar en mis relaciones transexuales, por suerte me colita bien redondeada, y paradita hacían que inexorablemente tuviera éxito en la noche y conociera algún nuevo pene.

No pocas veces decidí quedarme así vestido al llegar a Buenos Aires y caminar por las calles y dejar que algún taxista nocturno me levante en busca de algún jueguito apurado, atraído por los cachetitos de la colita al descubierto.

Ya no tengo reparos en entrar a una lencería y pedir un sutien o un slipito cola less rojo, y cuando me pregunta el tamaño le digo directamente que es para mí, o detenerme en un supermercado en los escaparates de medias negras de nylon opacas con ligas siliconadas o un lápiz labial y elegir el que más me gusta.

No fueron menos enriquecedoras mis experiencias en los cines de calle Suipacha o Irigoyen en el centro de Buenos Aires, donde ya hoy me entrego sin reparos a una buena mamada, sin importarme de aquellos curiosos que disfrutan del show; por lo que creo que ya estoy preparado para dar el último paso en mis relaciones transexuales y poder intimar con un hombre en todo su esplendor.

Hoy disfruto cuando voy en el subte con mis slipitos rojos bien cola less enmarcándome deliciosamente la cola y rozándome el ano en cada movimiento, o cuando estoy en la fila del Banco con mi corpiño violeta de tasa llena resaltando mis insipientes senos, o caminando con mis medias con portaligas a la cintura, debajo del traje por calle Florida.

Por eso estoy a la espera de que algún hombre de entre 40 a 60 años (no excluyente), me invite a relacionarnos sexualmente, en la medida de lo posible, que no tenga demasiada experiencia con relaciones ocasionales, dado que quisiera llegar a tener sexo seguro sin protección, para poder sentirlo en plenitud, y así poder disfrutar cuando eyacule dentro de mí, y su semen se apodere de cada fibra de mi interior, has

ta rebalsar por mi ano y correr por mis piernas, una y otra vez hasta poder reconocer cada milímetro de su pija dura cuando me penetra sometiéndome a sus deseos.

Lo que más me impulsa a dar este ultimo paso, es que ninguno de los hombres con los que estuve se quedó decepcionado de mis atributos, y hasta disfrutaron enormemente de mis pequeños senos naturales; la mayoría de ellos quiso avanzar y penetrarme, y aunque no opuse resistencia y los deje hacer, cuando empezaban a metermela saltaba del dolor y cedía en mi intento y abandonaba el escenario; por suerte nunca llegue a ser objeto de violencia física.

Aunque con ninguno llegue a volver estar, si me desespere mas de una vez, por volver a encontrarme con alguno de ellos, sobretodo con aquellos que habían sido superdotados, o cariñosos.

La segunda cosa que quiero pedirles, es que me indiquen si puedo mandarles algunos relatos de mis primeras experiencias travestidas con hombres, y que largo deben tener dichos relatos para poder ser publicadas, dado que creo que alguna de ellas puede ser enriquecedora para alguna otro persona que pase dentro suyo por sensaciones iguales a las mías y se reprima a dejarlas salir, como yo lo hice por años.

Si hoy volviese a tener dieciocho años directamente me entregaría como mujer completa a un solo hombre, con operaciones y todo, quisiera atenderlo plenamente, y asumiría mi condición de mujer ante la sociedad.

Les dejo mi dirección para cualquiera que la desee, prometo responder a todos; y mientras espero seguiré disfrutando de las galerías de fotos de la sección del Marqueze.- Un beso grande.

Autor: Rene

renetraves ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.