OTRA VEZ EN EL METRO

¡Comparte!

Pues resulta que en una ocasión que iba a la estación del metro bellas artes, de compras no había servicio en la estación zócalo por ser día festivo, pero pensé en bajarme en pino Suárez e ir al zócalo, ya hacía mucho que no iba por ahí y de paso me iría caminando a bellas artes.

Casi me arrepiento pues había muchísima gente y era muy difícil el caminar, la gente estaba dispersa ya que acababan de marchar. Total como pude avancé hasta la catedral cuando en una jardinera que está enfrente de la misma vi una chica que me llamó de inmediato la atención y por lo que me percaté también había otros igual que yo, pero con la diferencia de que ellos no disimulaban sus intenciones. Yo hice como que veía otras cosas y fingí interesarme en los que acababan de marchar y una fogata que había a unos metros de ahí me acerqué más a ella y era una chica que a simple vista se veía que era extranjera, pero lo interesante es que llevaba un short de lycra ajustadito a sus caderas en el cual se marcaba que traía una tanguita de esas de hilo dental que en la parte alta en lugar de verse el triangulito que forman las tangas esta traía una flor bordada en verdad se veía espléndida arriba llevaba la clásica playera de turistas holgada, ella físicamente medía como 1.60, rubia, y muy simpática…

Pero ella platicaba con un tipo que por su indumentaria y el radio de banda civil que llevaba deduje que pronto se iría, pero no con ella (eso esperaba) ya que trabajaba para el gobierno. Pasó un rato y no la soltaba hasta que en una de esas, la chica se levantó y se dirigió hacia la torre latinoamericana yo iba atrás de ella admirando su trasero y como se perdía esa tanguita entre ese par de nalgas, hasta que ella entró a las estación del metro allende, ahí la seguí me puse a un lado de ella ya estábamos adentro en el anden así que era solo esperar a que llegara el convoy del metro y ojalá viniera lleno para estar cerca de ella… pasaron unos dos minutos y mi espera terminó ahí venía y como lo esperaba lleno, me hice a un lado para que ella entrara primero ahí rocé un poco su short y wuauuuu& duritas sus nalgas, el metro cerró sus puertas y ella dio un giro de ciento ochenta grados quedando de frente a mi, yo como iba agarrando una bolsa ahí mismo dejé mi mano la cual ahora sentía su vagina la cual tenía una mata de vellos delicada, se palpaba como si no trajera nada la tela del short era muuuuuy delgada y bueno con el movimiento del tren mi mano empezó a sentir el calor de su puchita caliente voltee a verla a los ojos y lo único que vi es que los llevaba cerrad que si, pero la pasé al frente mío para que descendiera ella primero y pudiera sentir mi pené, lo puse entre ese par de nalgas y ella lo apretó y sentí delicioso…

Salió del metro y ahí fue cuando me decidí a hacerle la plática preguntando su nombre, ==total le pregunto si me lo dice que bueno y si no ni modo ya había disfrutado mucho== eso pensé cuando le pregunté, contrario a lo que pensaba me contestó que se llamaba Elizabeth, pero que le podía decir Eli empezamos a charlar un rato me platicó que era de California que estaba de vacaciones y que la estaba pasando muuuuuy bien en el DF, así que le dije que aunque tenía el acento gringo hablaba muy bien el español y ella me comentó que eso era porque allá en California era profesora en un barrio latino y pues por eso que lo hablaba tan bien … la invité a comer y ella aceptó.

Al estar sentados en la mesa yo tenía muchas ganas de besar sus labios y pues total creo que eso sería lo de menos y si me rechaza, pues al menos no me quedé con las ganas de intentarlo. Así que ya no aguanté más y le acaricié la mejilla no me rechazó, acaricié su cabello y ella se dejaba hacer así que me acerqué a ella y la besé ella correspondió el beso. Le pregunté de lo del metro si le había pasado antes y me dijo que no porque eran muy bruscos los hombres y ninguno la había excitado con el puro roce de la mano como yo lo había hecho, pero me dijo  me dejaste bien caliente y con gan

as de algo más- así que le propuse que fuéramos a un lugar más íntimo, ella se estaba hospedando en un hotel del centro y al verme llegar el recepcionista le dijo que no podía entrar yo porque la habitación era para un persona, ella se molestó un poco sacó dinero de su bolso y le pagó la renta para una habitación doble el recepcionista le dio la llave, pero como es de suponer de todos modos nos fuimos a su habitación…

Al llegar a su cuarto me empezó a besar y le quité esa playera y oooohh sorpresa lo que estaba oculto, ya saben cuando una mujer es llenita tienen por lo regular unos pechos grandes, pues ella no era la excepción y los tenía duritos como sus nalgas, jamás imaginé chupar por tanto tiempo a una mujer desde los pies, sus dedos bien cuidaditos, sus pantorrillas, sus muslos, su vagina jugosa con los vellos también arreglados y el olor a sexo, mmmmmmmm que mujer tan deliciosa. Me excitaba que no solo ahogaba sus gemidos de placer sino que parecía convulsionarse a cada rato ya que le daba una mamada y con mis dedos índice y medio le estimulaba el clítoris una temblorina se apoderó de ella no les voy a decir que escurría muchos jugos, pero si estaba muuuuuuy húmeda y caaaaaaaliente.

Le empecé a meter un dedo en el culito ella respingó y me dijo que por ahí no, que nunca lo había hecho y yo le dije que pues esta sería la primera vez le seguí mamando el clítoris y ya tenía dos dedos en su culito me puse un condón la acomodé en cuatro y se lo empecé a meter poco a poco, ella solo gemía aaaaaaaaaahhh despacio -mmmmmmm Y así le metí la cabeza de mi pene, aunque no es grande como muchos presumen, es de tamaño normal, y me estuve un momento quieto para que se acostumbrara al dolor, después de unos segundos, ella misma se empezó a hacer para atrás clavándoselo más y máaas y más hasta que le entró todo, me empecé a mover y pusimos un buen ritmo de mete y saca, mete y saca& ella -mmmmm así ya casi me vengo aaahhhh- con sus gemidos me excitó más a mí y yo tam fantasías Espero sus comentarios y por supuesto invito a todas las mujeres que viven el DF que disfruten de los viajes en el metro en los camiones o en cualquier transporte publico y no se arrepentirán y de ustedes las mujeres más que nada espero sus comentarios buenos o malos son bien recibidos PD por supuesto se reciben propuestas a mi no me importa la edad ni el físico siempre y cuando sean limpias honestas y que tengan fantasías que quieran que yo les ayude a cumplir también pueden escribirme a hecxtorx (arroba) hotmail.com pueden añadirme a su Messenger si lo desean Y hasta la próxima

Autor: hector_xxx2000 hector_xxx2000 ( arroba ) yahoo.com.mx

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.