Primera Vez

¡Comparte!

Fue mejor de lo que esperaba

 

Hola mi nombre es Manuel y soy de Veracruz vivo en otro estado que no diré ya que soy muy conocido, estoy casado hace varios años, mis esposa es chaparrita, morenita y delgada tiene unas tetas grandes debido a los dos embarazos y unas nalguitas respetables.

En la cama somos muy abiertos no nos limitamos en cuanto a sexo se refiere a excepción del sexo anal ella es muy renuente a tener sexo anal solo lo hacemos de vez en cuando, hace tiempo yo ya tengo la fantasía de verla con otro pero ella jamás acepto, hasta el día que visitamos a mi familia.

Como comente soy de Veracruz y para las vacaciones escolares de los niños planeamos ir a visitar a la familia llame para avisarles que iríamos y quien me contesto fue un primo el cual siempre fue muy mujeriego recordando eso le mencione que iría con mi esposa e hijos el contesto que sería perfecto para conocer a la prima.

A la llegada nos quedamos en casa de un tío el cual la usa para rentar pero en ese momento la tenía desocupada y nos la ofreció para el tiempo que quisiéramos estar allá y por estar amueblada lo aceptamos, además así tendríamos más privacidad.

De inmediato visitamos la familia y el dichoso primo no estaba pero me llamo por teléfono para invitarnos a la disco local con unos amigos para recordar viejos tiempos y “conocer a la prima” yo acepte ya que mis hijos se irían con otro tio a dormir para el otro dia temprano salir para la playa así que tendríamos toda la noche libre.

Mi primo siempre fue muy dominante y yo traía eso en mente desde el primer dia, aprovechando el calor le pedi a mi esposa que se pusiera un vestido azul cortito de tela muy fina que ella tiene además tiene algo de vuelo pero declino a ponerse una tanga asi que me conforme con un bikini, arriba uso una blusa blanca de tirantes ajustada al cuerpo pero con bastante escote.

Yo sabía que este atuendo llamaría la atención de mi primo pero no le dije a mi esposa quería saber que pasaría, no se porque pero me excitaba imaginar esa situación, y así nos encaminamos a la “famosa” disco.

Al llegar note la mirada de mi primo hacia mi mujer y me di cuenta de inmediato que le gusto pero no dije nada, al avanzar hacia la mesa el primo se levantó y no espero las presentaciones,  la saludo de beso y la tomo por la cintura ignorándome a mi y la condujo a una silla a un lado de él eso me excito sobremanera.

A mi esposa no pareció molestarle en lo absoluto ya que lo siguió dócilmente sin protestar, al contrario iba muy sonriente, por supuesto que yo no dije nada salude a todos y me senté en el único lugar disponible, enfrente de ellos al otro lado de la mesa, a nadie pareció importarle que el se llevara a mi esposa sin mi permiso y yo por supuesto no dije nada.

La noche avanzo sin más contratiempos claro sin contar el hecho de que mi primo se había adueñado de mi mujer hasta el punto de tener su brazo sobre el respaldo de la silla de mi esposa a manera de abrazo sin que ella dijera nada mientras platicaban con el resto de la mesa.

Todos bailaron con todos excepto yo ya que no se me da el baile pero me divertí viendo como bailaban a mi esposa ya que cambiaban de pareja muy frecuentemente y aunque hubiese querido bailar no habría podido debido a la erección que tenía.

Sin embargo desde mi lugar pude notar en varias ocasiones que la apretaban mas de la cuenta o que las manos de ellos estaban un poco mas debajo de la cintura sin que ella protestara por eso al contrario se veía muy contenta, continuamente le daban muchas vueltas deteniéndola de pronto provocando que su vestido se subiera y mostrara mas de lo debido mostrando su bikini en mas de una ocasion, pero ella nunca hizo nada por remediarlo se veía radiante y contenta, de vez en cuando regresaban a la mesa a descansar o a tomar un trago por el calor pero pocas veces me hablaban y ella solo me sonreía sin decir nada.

Mi esposa no suele tomar pero esa noche bebió todo lo que mi primo le dio sin protestar en lo absoluto y el prácticamente me ignoro toda la noche ya que solo me miro en contadas ocasiones e hizo un par de comentarios sin importancia, por el contrario se desvivio en atenciones para mi mujer y ella feliz de la vida, el aire dominante de el ya la tenía envuelta.

Ya entrada la madrugada uno a uno se fueron retirando hasta que a las dos de la mañana únicamente quedamos nosotros tres a estas alturas el ya la tenía abrazada por lo hombros acariciando su mejilla de vez en cuando como si fueran pareja y yo un invitado.

De pronto el primo le dijo algo a mi esposa que no escuche ya que yo seguía sentado frente a ellos y el ruido de la música no me dejaba oir además que el seguía ignorándome a pesar de ser solo nosotros tres demostrando asi ser el macho dominante, ella se rio y asintió con la cabeza y ambos comenzaron a mirar hacia los lados, de pronto sin decir nada el se levanto y tomo a mi mujer de un brazo la la cual me hizo un gesto para que los siguiera.

Al caminar el se coloco a su lado y la abrazo con su brazo izquierdo pero no la tomo de la cintura sino mas abajo justo entre las nalgas y la cintura, ella no protesto y se dejo conducir esto me provoco nuevamente una excitación terrible por lo que no dije nada (otra vez) y solo camine detrás de ellos como un perrito.

Nos fuimos a un rincón donde había unos muebles en media luna como para seis personas con una mesa redonda al centro y un banquillo al frente, ellos se sentaron al centro del sillón y cuando yo me diriji a ocupar el lugar junto a mi mujer el primo se levanto poniendo su mano en mi pecho y por primera vez en toda la noche me hablo de frente solo para decirme tu siéntate alla y señalo el banquillo de manera que el estaba sentado junto a mi mujer y yo nuevamente  frente a ellos.

Esta acción de el hacia mi me dio escalofríos y sentí mi verga mas dura que nunca asi que acate su orden ya sentado note que el sillón era mas bajo que el banquillo por lo que podía ver las piernas de los dos y no vi nada fuera de lo normal ellos reiniciaron su conversación ignorándome totalmente yo mire a mi alrededor y note una pantalla en la cual proyectaban lo que sucedía en la pista la cual estaba a mis espaldas y hacia ella fue mi atención.

Cuando volvi mi vista hacia ellos mi primo besaba a mi mujer de una manera tan lujuriosa que parecía que la devoraría mientras una de sus manos estaba en su entrepierna y por sus movimientos debería tener por lo menos uno o dos dedos dentro de su chochito, ella tenía las piernas separadas y una ligeramente levantada para facilitar la labor de el, de pronto el bajo y comenzó a morder sus tetas en eso ella me miro a los ojos yo sin decir nada baje mi mano hacia mi entrepierna y ella se sonrio y lo volvió a besar aun con mas pasión que antes.

Después de un rato el se levanto y dijo vámonos y tomando de la mano a mi mujer casi corrió del lugar, pague la cuenta lo mas rápido que pude y fui detrás de ellos pero solo los alcance sino hasta  la entrada del estacionamiento, el la llevaba abrazada pero su mano iba debajo de su falda dentro de su bikini directamente en su nalga derecha y ella iba recargada en su hombro.

Ya dentro del estacionamiento el continuo besándola y manoseándola por todos lados hasta bajar su bikini a medio muslo sin dejar que se lo quitara y se dedico a pasearse por todo el lugar muy lentamente deteniéndose a manosear a mi esposa donde veía un grupo de personas  para que todos los afortunados en ese lugar pudieran verlo y asi presumir su trofeo, cuando lo considero suficiente fue a su camioneta me arrojo las llaves y sin decirme nada les abri la puerta trasera para que entraran y me fui al frente para conducir.

Sali y tome por la carretera mientras en la parte de atrás mi mujer ya le iba mamando la verga a mi primo yo estire mi mano para acariciar el culo a mi mujer pero ella no me dejo tocarla por lo cual me dedique a manejar y solo mirar en ratos como la cojia, ella  lo mamo durante un buen rato mientras que el le decía lindezas como puta, zorra y demás hasta que el la tomo por el pelo y la jalo hacia arriba le saco las tetas de la blusa y las chupo y mordio hasta que se canso entonces le dio vuelta quedando ella frente a mi y de espaldas a el.

La coloco de manera que ella quedara sosteniendose entre los dos asientos del frente, no supe donde quedaron su falda y su bikini pero estaba desnuda de la cintura para abajo y la blusa la tenía enrrollada en la cintura con sus tetas de fuera, el se coloco entre sus piernas y se la metio de un golpe arrancándole gritos de placer.

Cuando volteaba a verlos podía ver como la verga de mi primo se metia hasta lo mas profundo del chochito de mi mujer y como con cada embestida de el a ella le botaban las tetas mientras el seguía con los “piropos” hacia mi dulce esposita – toma puta, – toma zorra, – pinche perra caliente te gusta que te cojan otros verdad? Y ella gimiendo de placer.

Así estuvimos los tres durante un buen rato, el cojiendose a mi esposa, ella gozando y gimiendo y yo excitado conformándome con ver por el retrovisor o voltear de vez en cuando.

En eso el carro que iba detrás de nosotros me pito, yo baje la velocidad y se me emparejaron eran unos chavales y por la ventana gritaban  – cojetela guey, – dale duro, – dale por el culo – entonces me di cuenta que nos podían ver bien porque mi primo había encendido la luz interior de la camioneta con lo cual cualquier conductor podía vernos a los tres.

Quise apagar la luz pero el no me dejo me dijo – si no quieres que nos vean maneja mas rápido pendejo  – todo esto sin dejar de metérsela a mi esposa la cual creo que ni se percato de lo ocurrido ya que nunca dejo de gemir, asi que hice lo que me ordenó y acelere lo mas que pude hasta perder de vista a los chavales y volvi a bajar la velocidad para evitar alguna patrulla pero aun asi varios conductores se dieron cuenta de la cogida que mi primo le iba propinando a mi esposa y entonces comprendí que el la había colocado en esa posición precisamente para que cualquier conductor pudiese ver lo que ocurría dentro de la camioneta.

De pronto ella dejo de gemir y dio un suspiro muy largo voltee a ver y pude ver cuando el sacaba la verga del chochito de mi mujer  y se la acomodaba en la entrada del culo, ella cerro los ojos y apretó los dientes entonces el la jalo hacia atrás para que yo pudiera ver como se la enterraba en el culo y a riesgo de chocar no perdi un solo detalle y pude ver en primera fila cuando entro la cabeza de la verga de mi primo en el culo de mi hermosa esposita la cual lanzo un grito de dolor combinado con placer puro.

El se detuvo un momento y le pregunta a mi mujer – te la saco – no, no, no – dijo ella resollando de placer – cógeme el culo papito – jajajajajaja si yo sabía que eras bien puta primita – contesto el – si soy una puta pero no me la saques – muy bien pero solo si mi primo me da permiso de cojerte por el culo – dijo el – si te da permiso papi, si te lo da cógeme yaa -, dijo mi esposa desesperada por que mi primo le diera por el culo y quiso clavarse ella sola pero el metio una de sus manos entre sus piernas y no lo permitio y con la otra le dio una durísima bofetada a mi esposa volteándole la cara del golpe – dije que hasta que el me de permiso – le grito al oído al mismo tiempo que la sujetaba duro del cabello.

Entonces ella me grita – dile que le das permiso de cogerme, que me coja el culo, el chocho la boca lo que quiera díselooo yaaaa – el se carcajeaba mientras mi esposa me gritaba a modo de súplica entonces le dije, – primo puedes cogerte a mi mujer – riéndose el dijo – jajaja cogérmela por donde – por el culo, dile que por el culo – suplico mi mujer – primo a partir de hoy puedes cogerte a mi mujer por el chocho, por el culo, por la boca, por donde quieras como quieras y cuando quieras – le respondi en voz alta casi gritando.

Entonces mi mujer lanzo un grito y pude sentir con mucho dolor como apretaba mi cabeza enterrandome las uñas, – dile que paso – dijo el, – dile o me detengo – le sentencio a mi mujer  – me la metio toda amor,  aha haa toda en el culo – dijo ella – la sieeentooo tooodaa, ah ah ahaa aaah – dijo mi esposa comenzando a pujar otra vez y mi primo dándole con todo por el culo a mi esposa.

Ella gritaba, gemia, se jalaba el cabello, se apretaba la tetas, y mi primo dale que dale en el culo a mi mujer, le daba nalgadas, le mordia el cuello y la espalda y ella solo pedía mas, que no parara que la cogiera duro el se carcajeaba y no la bajaba de puta, zorra y demás.

Y así estuvo durante todo el tiempo que quiso se la sacaba del culo y se la metía en el chocho, la sacaba del chocho y otra vez al culo, mientras tanto mi esposa gemia y gritaba que no parara que era suya que le diera con todo.

De pronto el grito que se iba a correr, se la saco del culo y puso la cabeza de ella entre los dos asientos y apuntándole la verga hacia la cara hecho todos lo mecos en la boca de mi queridísima esposita, ella abrió la boca lo mas que pudo y trago todo lo que la verga de mi primo escupio sobre su bello rostro mientras que el con una mano se la apretaba para exprimirla todo lo que pudiera y darle la mayor cantidad posible de leche al rostro de mi mujer.

Ella contenta y agradecida por la grandiosa cogida que le acababan de dar le mamo la verga y los huevos a mi primo hasta dejárselos limpiecitos, el le dio un par de bofetaditas en la cara a mi mujer dándole las gracias por ser tan puta, vamos a tu casa me dijo y di la vuelta para regresar.

Mi primo se vistió pero se dejo la verga fuera del pantalón para que mi mujer se la fuera mamando de camino a la casa y asi sucedió y al llegar tuvimos que esperar a que ella terminara de mamarlo hasta que de nueva cuenta se corrió en su boca y otra vez mi esposa lo mamo hasta dejarle la verga limpiecita todo esto con la luz interior de la camioneta encendida a riesgo de que algún vecino nos viera.

Esto pareció no importarle a mi mujer ya que cuando se disponía a vestirse el le ordeno que saliera así como estaba con la blusa en la cintura y la cara llena de semen, ella se sonrio no me pregunto ni volteo a verme siquiera, abrió la puerta de la camioneta y salió tal como estaba esto me dejo boquiabierto pero faltaba lo mejor, ella se detuvo a media calle y sin doblar las piernas se saco la blusa por los pies y camino desnuda hacia la puerta de la casa dejando la prenda a mitad de calle.

Yo corri para abrir la puerta y ella todavía se tomo su tiempo para darse media vuelta y lanzar un beso a mi primo después por fin entro en la casa mi primo toco el claxon de la camioneta y volvi para ver que necesitaba – primo mañana me vas a llevar a tu esposa con una blusa sin sostén delgada y transparente para que se le noten los pezones, una mini sin ropa interior y los tacones mas altos que tenga – claro que si le conteste sin pensar y regrese a la casa.

Al entrar mi esposa pregunto que pasaba le comente lo que mi primo había ordenado y ella carcajeandose dijo y que piensas yo le conteste – aún queda una semana de vacaciones amor, tenemos que ir de compras -.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.