Primo alfa me quiebra

primo alfa

Fue hace un par de semanas apenas. Sebas venía de Mar del Plata. Sebas es mi primo, de unos 35, un hetero aficionado a los excesos (merk). Tres años más grande que yo, ya a mis 12 me había estrenado el culo después de festejar la navidad con la familia. El tipo es arrogante. Y tiene con qué. Casi un metro noventa, robusto, velludo en pecho y en gambas, con barbita castaña clara bien larga y cuidada y entrenado obsesivamente en el gimnasio . Una especie de vikingo con el lomo lleno de tatuajes. Desde que tengo12 tiene la propiedad de mi culo, pero con el tiempo su poder se extendió mucho más allá.

Tengo novia pero vivo solo. Mi primo llegó en bermuditas y en cuero, re pasado de merk, con las zapatllas en las manos. El lomo bien sudoroso y las bermudas manchadas con semen. El flaco vivia en un raid de sexo extremo. Entró a mí casa. Estaba re loco. Saco un pelpa de merk y aspiró. Se puso en pelotas y se paró en seco sacando pecho. Me escupió en la cara y empezó a darme instrucciones. Primero, chuparle el sobaco de la axila. Succioné vello por vello y me tragué todo el tufo del macho hasta dejarlo limpito. Segundo, chuparle las patas. Tercero, chuparle las bolas. Cuarto, chuparle el culo. Quinto, recibir la bendición de su meo de macho.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

-81 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *