PUTITA CALIENTE

Hola, bueno creo que es la costumbre hay que presentarse, soy una chica mexicana, de 24 años y que para mi desgracia soy virgen aún, pero en fin.

Eso no quita que me masturbe rico leyendo relatos de aquí o al ver los videos o las fotos, y gracias a la ayuda de un cyber amigo, también me masturbo cuando me habla por teléfono. Eso me encanta, les voy a contar algo que soñé con él después de una de sus llamadas…

Hoy amor, amanecí con ganas de ti, soñé que estábamos en el cuarto de un hotel, me empezabas a besar el cuello y me ponías de espaldas a ti, mientras me pegabas tu sexo en mis nalgas, que rico sentía.

Me desabrochabas la blusa y acariciabas mis senos encima del sostén, los masajeabas, y yo solo podía gemir quedito de placer, mientras yo con mi mano sobaba tu bulto que ya estaba duro, Hmmmmmmmm.

Me volteabas y yo te quitaba la camisa, y desabrochaba el cinturón y el pantalón, me hincaba frente a ti y bajaba tu pantalón, lo quitaba y te mordía tu delicioso pene sobre el slip, eso te encantaba y con los dientes lo bajaba hasta ver tu pene radiante y pidiendo ser chupado, así lo hacia, te lo chupaba, con la lengua lo recorría completo.

Chupaba tus bolas, me encantaba tu cara, me levantabas y me quitabas la falda y me tirabas boca abajo en la cama, me besabas de la nuca hasta los pies pero te movías encima de mi, como si me penetraras, eso me excitaba mucho.

Me quitabas la tanga con los dientes y me volteabas, me abrías las piernas y me besabas despacio por los muslos hasta llegar a mi sexo y me lamías todita, desde el clítoris hasta mi culito, mmmm, que rico.

Me comenzabas a chupar y con tus manos me masajeabas los senos, me metías la lengua mmmmmmm, ahhhhhhh, ahhhhhhhh, así, coño así, dame más, si, siiiiiii, más, soy tu puta dame y hacías que me corriera en tu boca.

Yo te sentaba en la cama y te daría las gracias y me la comía toda, despacio y rápido para que gozaras con mis dientes la rozaba al bajar y subir para que lo disfrutaras más.

Me pedías que no parara que siguiera y me tomabas con tus manos la cabeza para marcar el ritmo y me decías: ¿quien es mi puta eh???, que rico lo haces putica, lámeme más anda que te voy a dar mi lechita, muérdemela eso me gusta perra, lámela duro.

Y así lo hice hasta hacerte correr y me dabas tu lechita mmmmmmm que rico. Me tomabas entre tus brazos y nos besábamos mientras nos reponíamos de tanto placer, te pedía que me penetraras, y muy dulce me abrías y ponías la punta de tu pene en mi concha y la recorrías de arriba abajo, yo no aguantaba más y te gritaba, cogeme, cogeme, cogeme, yaaaa por favor.

Lo metías despacio para no lastimarme, yo gritaba de dolor y de placer, sabes que es mi primera vez y no quieres lastimarme, lo haces lento y no te mueves para que se acostumbre mi cuerpo a ti, a sentirte dentro.

Poco a poco te comienzas a mover y es un entra y sale delicioso, poco a poco pongo mis piernas rodeando tu cintura y comenzamos a movernos más rápido, te pido que me penetres fuerte que quiero gozar más.

Me comienzas a penetrar rápido y con fuerza, solo puedo gemir de placer, ahhhhhhhhhhhhhhh, si, si, más dale duro papi, anda dame si, hazme gritar de placer anda, dale y me dices ponte en cuatro perra, te voy a enseñar putica rica, y me volteó.

La metes de un golpe y grito, mientras me dices al oído que rica puta, eres mi perra, siente como te la meto hasta el fondo, pero me bombeas tan duro que terminamos al mismo tiempo en un delicioso orgasmo ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Me volteaba y te recostaba sobre la cama y te montaba, quería verte cuanto te cabalgaba y lo hacia en círculos, despacio, rápido, me agarrabas los senos, los mordías, los jalabas y decías que puta tan rica, eres una perra en celo, ve como te la comes, y te cabalgaba rápido.

Decías, no pares puta, dale más rápido que quiero terminar, anda dale rápido, no paras y me dabas nalgadas hasta que me tomabas de la cadera para

clavármela más duro, yo sentía hasta tus bolas dentro, ahhhhhhhhh, que delicioso cabrón, cogeme más duro, si, si, más, y te seguí cabalgando duro.

Gritaba de placer, ahhhhhhhhhhhhhh, cabrón me has hecho tuya, y me decías eres una puta, hasta que los dos nos corríamos de nuevo.

Los dos tumbados en la cama, me abrazas y me dices, eres mi puta, mi perra, has jadeado como nunca, y nos quedamos dormidos.

Al despertar nos besamos y nos metemos a bañar juntos y te decía me has hecho mujer amor, eres el primero, eres el que me desvirgó y me abrazabas fuerte entre tusbrazos.

Amor eso fue lo que soñé esta noche, me levante como era de imaginarse mojadita y con ganas de todo, por eso quise contarte mi sueño.

Espero que les haya gustado.

Autor: myel77

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *