Que estupendo viaje.

¡Comparte!

Tengo 35 años, y mi esposo 37. Despues de varios años de casados Adrian ( mi esposo) comenzo a inculcarme la idea de tener relaciones de a tres , H-M-H, intentando convencerme de lo bueno que seria tener dos miembros a mi disposicion , yo estaba furiosa y tuvimos muchas cabronadas por este tema. Hasta que un dia empece a notar que un muchacho ( Angel, 21 años) que trabajaba en la misma empresa que yo no me sacaba los ojos de encima y cada vez que lo pescaba se enrojecia de vergüenza, su timidez me motivó a pensar en la propuesta de Adrian, comence a saludarle y a hablar con el cuando me lo cruzaba, un dia cuando salia del trabajo Adrian me estaba esperando con el auto y nos ofrecimos a llevarlo hasta su casa, acepto, esta fue la escusa para presentarlos, en sucesivos encuentros supuestamente casuales, charlas de sexo mediante Adrian comenzo a darle señales de que lo que imaginaba hacer con mi cuerpo podia hacerse realidad ( Tengo un cuerpo de los que comunmente los hombres llaman de yegua). En esa epoca viajabamos con regularidad a la costa Atlantica buscando una propiedad para comprar , corria el mes de julio, programamos un viaje e invitamos a Angel de camino lo levantamos, cuando salimos a la ruta 2, corri un poco la butaca y me pase al asiento trasero, estaba dispuesta no solo en darle el gusto a mi marido, sino en cumplir mi fantasia de tener sexo en un vehiculo en movimiento, Angel no entendia nada yo estaba con una minifalda para facilitar las cosas si es que se daban, nuestro amigo estaba inmovil mis nervios crispados, la adrenalina al tope, tome su mano y puse sobre mi muslo , Adrian le dijo Este es el momento de que pongas en practica todo lo que imaginastes hacerle a Sandra (Yo) parecieron las palabras magicas , se abalanzo sobre mi sus manos no tardaron en dejar mis tetas al aire y en levantar mi falda hasta la cintura, su lengua entraba en forma frenetica dentro de mi boca ,la situacion era tan extraña , estaba en mi auto siendo manoseada y besada en presencia de mi marido , no podia asimilar todas las sensaciones juntas pero para mi asombro la excitación fue en aumento, y en pocos minutos mas estaba totalmente llena por la dura vara, de quien hasta hacia veinte dias, no sabia ni que existiera, mi orgazmo no se hizo esperar tampoco el de el quien con profundaz y seguidas embestidas se derramo en mi interior. El temor por la reaccion de Adrian me atormento unos minutos no sabia que pasaria ahora que me habia visto y escuchado acabar con otro, pero pronto me tranquilize ante su comentario sobre la carpa que tenia entre sus piernas por nuestra culpa. Charlamos sobre lo ocurrido nos reimos un rato y risa va risa viene, las manitos de mi amiguito nuevamente se deslizaban sobre mi, nos unimos en profuzos besos tomo mis pechos y comenzo a mamarmelos con esmero haciendome calentar como loca , la posicion no era de lo mas comoda por lo que lo hice sentar y me monte sobre el deslizando su miembro dentro mio hasta sentir sus testiculos contra mis labios, comenze a cabalgarlo ritmicamente hasta llegar a un tremendo orgazmo, mis gritos tronaron dentro del auto, . Adrian estaba excitadisimo y pedia a gritos alivio para su hinchada verga, llegamos a un parador en la ruta, estacionamos a un costado, no habia nadie, es logico en pleno invierno, con el frio y la calefaccion los vidrios estaban todos empañados, me pase adelante recline la butaca y ahora si me disponia a hacer el amor, no solo a tener sexo por el solo hecho de gozo fisico, en cuanto Adrian se subio sobre mi su miembro entro velozmente en mi dilatada y mojada vagina producto de sus putanescas actividades anteriores, fue rapido y hermosos nuestra excitación era tal que tres o cuatro embestidas nos llevaron al climax. Luego de tomar un café seguimos viaje,cuando pensaba que ya me dejarian descansar pues estaba realmente agotada, Angel me tomo desde atrás los pechos y empezo a besarme el cuello y la orejita, Adrian con la mano izquierda ni corto ni perezoso sacudia semiduro su cansado miembro, me deslice atrás y comenze mi labor fue extraño chupar otra pija pero ya estaba jugada era una puta consumada y no dejaria de hacer nada de lo que me diera placer, asi que luego de dejarla bien dura me la meti en la vagina ardida pero contenta , estabamos en lo mejor cuando Adrian dice “Larguen que llegamos al peaje” nos separamos me cubri con una campera para disimular, pasado el contratiempo retomamos lo nuestro. Pasamos cuatro dias los tres en un Departamento ¿Se imaginan como sigue la historia?

Autor: Sandra

solosol69 ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.