Recordando los viejos tiempos

Soy una mujer de 25 años, casada y con 2 hijos, me gusta hacer ejercicio así que no tendré el cuerpo de una modelo pero me gusta lo que tengo y lo tengo en su lugar…

Hace unos fines de semana mi esposo y yo fuimos a una reunión con amigos todos con sus respectivas parejas. Ya saben todo como el club de tobby, las niñas con las niñas y los machos por su lado. La noche transcurrió entre bebidas y platicas de todas. Al llegar a la casa yo tenía ganas de seguir la fiesta pero mi marido argumentando el cansancio de la semana y las copas de la noche cayo profundamente dormido.

Aproveche para checar mi fb y waths y en eso  me llego uno de Jose Luis, un viejo amigo con quien en algún momento tuve algo.

_que onda peque (siempre me llamo así) como estas?, ¿Qué haces tan tarde en línea?

Yo: pues ya ves, llegando de la calle y sin sueño, tu donde andas?

JL: en casa de mi hermano, ya sabes las cheves nunca faltan,

Yo: si ya los conozco, ustedes siempre son el alma de la fiesta JL: ya sabes, y David, esta contigo? (David es mi marido)

Yo: aquí esta, pero parece que esta desmayado o algo así

JL: oye tengo una duda acerca de tu foto

YO_: que paso?

En mi foto de perfil se ve solo mi cara y mis hombros descubiertos pq la blusa que tenia es straples….

JL: no traes blusa o que onda?

YO jaja como puedes creer eso, si traía pero no se ve

JL: yo pensé que me querías seducir, como tu marido puede ser tan desconsiderado y dejarte despierta!

Yo estaba para ese momento muy nerviosa

YO: que bobo eres, mejor me voy a dormir pq mañana hay que despertar temprano…

JL: que tengas dulces sueños y a ver si pronto nos tomamos un café como en los viejos tiempos.

Obviamente en los viejos tiempos lo ultimo que hacíamos era beber café, esa noche muy apenas pude dormir de solo pensar en aceptar esa invitación y le di rienda suelta a mi cuerpo, coloque un cojín entre mis piernas y me recosté boca abajo y me masturbe pensando en todo aquello que habíamos pasado

Durante los siguientes días seguimos con sugerentes conversaciones un día tenia una reunión de amigas y con fotos le pedí ayuda para elegir que ponerme, después de una semana de insistencia acepte su invitación a “tomar un café” para platicar de cómo estábamos, elegí un fin de semana que mi marido estaría fuera de la cd. Y que podía deshacerme fácilmente de mis hijos por una noche dejándolos con mi hermana o mi madre.

Quedamos en un restaurante lejos de nuestras casas, me sentía como toda una adolescente, desde una noche antes saque todo mi guardarropa para ver que podía lucir. Como no era nada formal elegí unos jeans bien ajustados con una blusa negra con unas transparencias en el escote y unos tacones a juego. Siempre he sido fanática de la lencería así que para esta ocasión seleccione una tanga y un bra a juego con mi blusa, con encaje transparente.

Deje a mis hijos con mi hermana con al excusa de que tenia una reunión con mis amigas de la universidad así que nadie me molestaría.

Llegue al lugar donde quedamos el Host, un chico guapísimo por cierto, no dejaba de mirarme,, me asigno mi mesa y me dispuse a esperar. No tenia ni 5 minutos ahí sentada cuando el entro.

Pedimos unas bebidas y una botana para charlar, platicamos un rato sobre como habíamos estado sobre nuestros matrimonios e hijos. Después de un rato las bebidas hicieron lo propio

JL. Que linda te ves, a ti si que te han sentado bien los años

YO: ya sabes yo como los vinos jaja

JL. Y yo tan alcohólico que he sido siempre!

Yo. Eso si, las jarras que nos poníamos antes nunca terminaron bien (por lo general cuando se nos pasaban las copas despertábamos juntos en su cama o en la mía, en el peor de los casos en la casa de algún amigo)

JL: como no? Estas diciendo que no te gustaba despertar a mi lado?

Yo, me refiero a que nos daba una cruda tremenda, de alcohol y la moral ahí te encargo

JL: pero de lo otro que tal?

Yo. No te vas a quedar en paz hasta que te diga que lo pasábamos de lo lindo verdad?

JL. Solo quiero que digas la verdad

Yo. Pues si la pasábamos muy bien, pero todo cambia con el tiempo.

Jl. Pero recordar es volver a vivir, y nosotros podemos volver a vivir para recordar, no te gustaría?

Yo: (ya mas desinhibida y con ganas de que  me llevara en ese momento a la cama) me estas proponiendo algo?

JL. Solo si tú quieres!

Yo. Pues para querer necesito saber,

JL. Apoco no confías en mi? Solo di si o no

Yo. Vale pues, dime cuales son tus planes. Recordar no le puede hacer daño a nadie o si?

Pagamos las bebidas y salimos del lugar, apenas salimos me hizo darme una vuelta para poderme ver bien, puesto que cuando llego yo ya estaba sentada. Nos subimos a su auto y condujo hasta un grupo de departamentos, yo no conocía ese lugar

JL. No te asustes, este es mi lugar, donde me aparto de todo y donde duermo cuando no soporto más a Maria (su esposa)

Yo: di la verdad, es donde traes a tus conquistas a pasar el rato, jajajaja

Entramos, y me pidió ponerme cómoda mientras me servia otro trago. En lugar pequeño pero muy acogedor. Me dio el trago y se acerco a mi, pegando su cuerpo al mio. Bebí un poco y puse el vaso sobre una cómoda, el me imito y me tomo por la cadera, me beso suavemente y yo le correspondí imprimiendo un poco mas de pasión a ese beso, de repente ya sentía su lengua jugando con la mía, y mas abajo sentía como crecía su miembro, sin duda eso me fascinaba. Avanzamos un poco y me sentó sobre la mesa, retiro mi calzado y yo me encargue de mis pantalones, mientras el se desabrochaba los suyos. Ahí donde me tenia me quito mi blusa y tomo mis pechos por sobre mi brasiere, saco uno de ellos y comenzó a lamer mi pezón para después succionarlo de una forma maravillosa, el conoce bien mis puntos débiles, repitió la operación con mi otro seno hasta casi hacerme correr. Me abrace a el con brazos y piernas y me llevo hasta la habitación, donde termino de desnudarme, retiro mi tanga y se perdió entre mis piernas, paso su legua primero cuidadosamente sobre mi depilada vulva y después me devoro con tanta pasión como nunca nadie lo ha hecho.

Yo. Si, sigue así, y harás que me corra, sabes muy bien lo que me gusta

JL. Y tu lo que me gusta a mi así que prepárate pq tmb quiero disfrutar.

Metió su legua hasta donde pudo y sin mas llego mi orgasmo, el disfruto mis jugos y después me beso para compartir conmigo mi sabor.

Se recostó junto a mi y no fue necesario que dijera más, yo sabia bien cual era el ritual, era mi turno de hacerlo gozar.

Me monte sobre el besándolo en la boca y así bajando poco a poco por su cuerpo, hasta llegar a su pene, saque mi lengua y lo probé como si de una paleta se tratara, lo saboreé para recordar su sabor y de inmediato lo metí en mi boca succionando y pasando mi lengua.

JL. Lo sigues haciendo igual de rico, si, has que en venga en tu boca chiquita

Yo solo pude sonreír y seguir con lo mío, sabiendo que lo estaba disfrutando

JL. Sigue así, ya estoy a punto si, si ,si

Y acto seguido sentí los chorros de semen correr por mi garganta, y fue tan delicioso como lo recordaba.

Termine de limpiar su pene y seguí igual de firme así que solo me senté sobre el y sentí como llego hasta el fondo.

Comencé a moverme y de a poco aumente el ritmo,

JL. Que rico montas, te mueves como una puta

Yo. Es como me haces sentir cuando me la chupas y cuando te vienes en mi boca

JL. Siempre te ha gustado la verga, y mas así montadita

Yo. Mis gustos no han cambiado y ahora que recuerdo esta verga siempre ha estado muy buena

JL: sigue moviéndote, quiero sentir como te vienes, quiero sentir que te gusta mi verga y lo puta que te pongo

Yo. Sus palabras son música para mis oídos así que comencé a moverte con todas mis fuerzas hasta explotar en un húmedo orgasmo.

Seguimos por un buen rato en esa posición hasta que aprovechando nuestra humedad me puso de perrito para darme por donde mas le gusta, pero esa es otra historia.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *