Reencuentro por Teléfono

Hace 2 años que mantuvimos contacto pero aun así nunca nos vimos en persona, siempre hablamos mucho por teléfono y nos mandábamos esos mensajes y fotos que tanto nos gustaban y calentaban a los 2. No sé por qué dejamos de hablar pero nunca mas supe de ti hasta hace 2 meses en que una noche por un chat telefónico nos juntamos nuevamente y esta vez si quisiste venir a mi departamento aunque fueran las 3 de la mañana.
Mientras te esperaba me di una ducha para relajarme un poco ya que por fin te iba a conocer. Recuerdo cuando te vi caminar por el pasillo hacia mi puerta y desde ese momento que me gustaste mucho, te abrí la puerta y por fin pudimos estar frente a frente. Entre risas tímidas y una conversación nerviosa te invito a que subamos a la azotea del edificio .Una vez arriba y después de unos minutos te pregunto si te apetece hacer algo y tú entre risas me dices que si. Te agarro y nos damos el beso más rico que nunca antes  me habían dado jamás. Estábamos solos tú y yo dándonos un beso que no paraba nunca y que luego fueron acompañados de nuestras manos recorriendo cada centímetro de nuestros cuerpos y la calentura ya se podía notar bajo tu pantalón y el mío. Me preguntas si no había problemas en que nos vieran aquí y te digo tranquilo que no hay cámaras y a esta hora nadie nos va a ver.
En eso seguimos con los mejores besos que he probado y mis manos fueron directamente a tu polla el cuál agarraba firmemente y la sentía dura y muy grande y tú por tu parte hacías lo mismo hasta que me bajaste un poco el pantalón con el bóxer y sacaste mi polla y te la metiste a la boca haciéndome sentir tan rico que sólo agarraba tu cabeza suavemente para ayudarte con el ritmo que llevabas.
Luego te levanté y te dí un beso apasionado mientras trataba de bajarte el pantalon y poder descubrir el tremendo miembro que escondías. Al tenerlo fuera me puse de rodillas y quedando frente a tu polla me lo traté de meter todo a la boca pero no se pudo, aun así seguí intentándolo y te miré eso te puso aún mas duro y te la chupé rico hasta que me levantaste y nos seguimos besando.
Y no podía mas y te dije que bajásemos al departamento para estar mas cómodos y tu accediste pero en el ascensor bajamos besándonos y tocándonos igual que en la azotea.
Llegamos al departamento y te llevo a mi cama, no se como fue pero cuando me di cuenta ya estábamos los 2 desnudos disfrutando nuestros cuerpos y yo sobre todo ese rico y gran miembro que tienes y que cada vez que me lo metía a la boca me gustaba más y más.
Ya nos quedaba poco tiempo por que me tenía que ir a trabajar pero descubrí cual era tu punto débil y te hice una rica paja acompañado de mamadas y así acabaste muy rico llenándome de tu rica leche.
No quería que la noche se acabara, quería seguir disfrutando tu cuerpo y sobre todo de esos besos que han sido los mejores que nunca nadie me ha dado.
Ese mañana me llevaste al trabajo y fue muy triste por que no podía despedirme de ti como me hubiera gustado pero baje de tu auto y hasta el día de hoy seguimos hablando.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *