Últimas historias

  • El cura.

    El cura.   Hacía tiempo que sospechaba que mi marido tenía una amante. Seguramente la nueva secretaría, una chica joven con ganas de trepar. Terminé dándome cuenta el día que ví el extracto de su visa y había un cargo por parte de una joyería, pensé que sería mi regalo de cumpleaños pues estaba cercana […] Ver más

  • Cura Cachondo

    El cura proseguía gozando de Blanca con singular enjundia, cuando hubo un cambio de estrategia, deshicieron su abrazo y ella sin sacarse la polla, apoyándose sobre el escritorio, inició a subir y bajar sus caderas con movimientos cada vez más rápidos, daba gozo el ver las nalgas estrellarse contra los muslos del padre, tragando aquel […] Ver más

  • En un colegio de monjas

    El espectáculo de la jovencita y el hombre aquel me excitó de tal manera que me follé a Isabel con una violencia, como nunca. Le apretaba las tetas, estrujándolas hasta hacerle daño, y hacerle emitir gemidos de dolor y de placer al mismo tiempo. Un gemido de Isabel, me demostró que había llegado al orgasmo, […] Ver más

  • Con el cura de mi pueblo

    En cuanto logró encontrar mi diminuto y virginal orificio posterior, el buen padre hizo acopio de toda su experiencia para que la punta de su herramienta se incrustara en ella, no sin algunos esfuerzos y dolores iniciales. Luego todo fue cuestión de perseverancia y entusiasmo, aferrándose a mis hombros o a mis pechos desnudos para […] Ver más

  • Soy viuda pero no monja

    Le pedí a gritos que me lo metiera cosa que no demoró en hacer y fue como si su padre, hubiese sido quien me lo metió, y yo lo disfruté al máximo, tanto que hacía tiempo que no tenía tantos orgasmos y seguidos como los tuve esa noche, hasta que llegó el momento en que […] Ver más

  • UNA MONJA ESPAÑOLA NO TAN MONJA

    Los que han seguido mis relatos saben que a lo que me dedico es a vender tecnología informática y de telecomunicaciones y por ello tengo que visitar ciertas residencias o empresas para poder comercializar nuestros servicios y esto conlleva a que tengo que tratar con muchas personas a diario en mis visitas cotidianas. Esta historia […] Ver más

  • EL CURA Y TIA CLARA

    Tras el relato de Rosa quedé hecho un mar de dudas. Sabía que no podía pasar de aquella mujer. También sabía que algún día nuestra relación acabaría, y era consciente del riego que corría si Laura, mi mujer, descubría cual era mi relación con la vecina. Iban pasando los días y siempre que podíamos, buscábamos […] Ver más

  • COMO SEDUJE A UN CURA PRIMERA PARTE

    cómo conseguí seducir a un joven cura cuando yo contaba con la tierna edad de 17 años.. Dedicado a Charles Champ D`Hiers, el marqués más seductor de la historia de la ficción y uno de los mejores escritores con los que he tenido el lujo de toparme. Y, precisamente, como dijo Alonso Quijano: “Amigo Sancho, […] Ver más

  • COMO SEDUJE A UN CURA SEGUNDA PARTE

    Acabada la ceremonia, mi querida víctima, santiguándose, se metió veloz como alma que lleva el diablo hacia la sacristía, en espera de que los novios firmaran con los testigos Yo traté de quedarme allí, resuelta a no ceder un ápice, pero mi madre no tardó en tirar de mí hacia la salida para saludar a […] Ver más

  • MONJA

    Hetero, polvazo. Una joven monja fue a su despacho a consuntarle un caso, aunque ella no tenía honorarios sabía como iba a pagarle. Este relato sucedió hace poco, y es verdad todo lo que les cuento. Estaba en la oficina tranquilo, era un día más, cuando tocaron la puerta y cuando ordené que pasara la […] Ver más

El fetichismo nace como parte de la sexualidad de los individuos como una necesidad más de conocer hasta donde pueda llegar el placer y la sensualidad humana, los objetos de fetichismo incrementan al máximo los orgasmos durante las relaciones sexuales, sin importan las leyes morales, costumbres o creencias religiosas, cuando se trata se sexo el cuerpo es quien manda.

El sexo se encuentra en todas partes, incluso en la casa del señor, las monjas bajo todas esas ropas esconden a mujeres con un apetito sexual enorme, quienes buscan placer a pesar de ir en contra de las reglas de la iglesia. Las monjas también tienen acceso a internet y no pierden la oportunidad de contarnos relatos eróticos, enumerándonos cada una de sus experiencias dentro de la casa del señor, en los orfanatos o en algún pueblo lejano donde se encuentren ayudando a la comunidad.

Los relatos de fetichismo con monjas nos revelan por fin cómo es la vida sexual de una mujer religiosa, pero lo más interesante es conocer a los protagonistas de estos eventos, hombres que ansían ver a estas mujeres, sueñan con quitarles sus pesadas ropas y con esto arrebatarles la castidad a punta de polla.

¿Tendrías sexo con una monja?

Los hombres religiosos, curas y padres sacan provecho, tienen a su disposición a las monjas más putas para follarlas cuantas veces quieran, y lo mejor de todo es que no pierden la oportunidad de contar sus experiencias con relatos eróticos de monjas.

Tener sexo con una monja es un objeto de fetiche muy común, pero son muchos los hombres que han logrado cumplir esta fantasía, te preguntaras ¿Dónde se follan a las monjas? Y ¿Quiénes se las coge? La respuesta simple, como emisarias del señor necesitan acudir a diferentes lugares, pueblos remotos, orfanatos, y en las iglesias donde más de las ve.

En los orfanatos hay muchos trabajadores, hombres de mantenimiento o personal de seguridad quienes no desaprovechan la oportunidad de sacarse la leche al follarse a una monja puta, por otro lado no debemos dejar atrás aquellos chavales del orfanato ansiosos por follar, tener a una monjita que les proporcione todo lo que necesiten sin duda es una gran oportunidad de perder su virginidad.

Los pueblos están llenos de hombres cansados de follar con animales, cuando una nueva monja llega se convierte en la sensación e inmediatamente son muchos los hombres que hacen filas para tomar su turno y follarse a estas monjas putonas quienes luego tienen el descaro de relatar sus historias eróticas. Las monjas se ven obligadas a mantener su vida sexual como inexistente pero gracias a paginas como esta, las monjas putas pueden contarnos sus relatos.