Últimas historias

  • El Rescate (III)

    Lesb, filial-hermanas. Se repite un último examen, pero esta vez la comunicación interior entre las dos mujeres raya lo sublime al tiempo que el sexo trasciende lo meramente físico. Nada pareció cambiar en, las relaciones con mi hermana Haydee, desde ese día del examen . Eso al menos en el comportamiento diario de cada una […]

  • Las 4 rosas (XXX)

    – Ya puede estarlo, si Jack no se equivoca ese negro traia muy malas, pero que muy malas intenciones. Por primera vez Blanche reparo en el negro que con sus ojos abiertos seguia mirando al techo. Era un macho enorme, de una corpulencia y fortaleza descomunal a pesar de su avanzada edad. – Tendre que […]

  • Las 4 rosas (XXXIX)

    Se cuenta de el, que siendo niño fue atacado por una jauria de perros hambrientos. Le encontraron metido en una choza medio desangrado pero con un palo en las manos. Al parecer se habia defendido con el. No pudieron quitarle el palo ni siquiera cuando llego a su casa. Despues de recuperarse de las heridas […]

  • El Loco…

    Lo siguiente le sucedió a una de mis secretarias, resulta que dentro de los clientes de mi Bufete tengo una gran gama de personas, banqueros, comerciantes, empleados de gobierno, amas de casa, y artistas entre otras personas. Cierto día a mis oficinas llegó (digamosle) Jesús un afamado escultor el cual es algo excéntrico, viste de […]

  • Las 55 reglas de oro de una esclava

    Estas que encontrareis a continuación resumidas en 55 puntos son las normas básicas de comportamiento que un amo debería inculcar a su esclava a lo largo del proceso de doma y aprendizaje con la finalidad de determinar con meridiana claridad los roles que son propios de una buena y completa rel ación sadomasoquista. Partimos de […]

  • La Ausencia del sostén

    Hetero, polvazo. Un profesor "chantajea" a su alumna para darle buena calificación en el examen final. "Si te portas bien conmigo quizá puedas aprobar" parecía decirme la expresión entre lasciva y amable de mi maestro de sociología, a quien yo visitaba en su cubículo como consecuencia de mi nota reprobatoria en el semestre. Jamás antes […]

  • Las 4 rosas (XXIX)

    No tardo en llegar a la entrada del averno iluminando con la potente lampara los resbaladizos peldaños de una escalera que se hundia decididamente en las entrañas de la tierra mientras rezumaban agua. Los perros seguian avanzando con sus movimientos pausados y tensos. de vez en cuando uno gruñia y otro le contestaba asustandola mas […]

  • Las 4 rosas (XXXVIII)

    El agua aparecia y desaparecia periodicamente, por las mañanas su nivel iba aumentando paulatinamente hasta llegar a un maximo a partir del cual comenzaba a retirarse dejando al descubierto una gran cueva hasta que desaparecia a la caida de la tarde. Se sentia incapaz de explicar tal fenomeno pero el hecho de que se repitiera […]

  • Una ama de casa muy especial (V)

    Caray, este Arturo era un salido, todo fue colgar y sonar el timbre de la puerta, ya estaba aquí, menos mal que ya había tenido tiempo de ducharme y arreglarme un poco, aunque fuera mi chulo me gustaba que me viera en perfecto estado de revista. Desde luego que se me podía revisar fácilmente, solo […]

  • Jodida cartita.

    Este texto trata de una carta que recibió un colega el dia de San Valentin. Pasaré a describirla y vosotros mismos haceros a la idea. El sobre: el sobre en el que venia la carta parece sacado de un vertedero, tenia mas arrugas que el coño de mi abuela, y llevaba escritas las inscripciones " […]

  • Ensalada de verduras

    Autosatisfacción femenina. Usar un consolador a pilas es bueno. Pero no hay que desdeñar los productos de la naturaleza: pepinos, zanahorias. Hola: Somos pareja mexicana, nuevos en éste rollo, no tenemos experiencias extramaritales, pero nos gustaría iniciarnos, empezaremos contando un relato muy ardiente, verídico, si les interesan los relatos de éste tipo, les enviaremos muchos […]

  • Las 4 rosas (XXVII)

    Grito que se repitio momentos despues cuando intento levantarse de nuevo. Esta vez si que Blanche la vio caer al suelo. Sin duda tenia algun hueso roto, pero eso era de poca importancia para Blanche en esos momentos. Se concentro de nuevo en la puerta de Las Cuatro Rosas esperando y deseando ver salir a […]