Últimas historias

  • comienzo cornudo

    Comienzo como cornudo

    CON HUGO PRIMERA PARTE. Somos un matrimonio de Argentina, Buenos Aires, mi esposa, Romina, tiene 34 años y yo, Diego, 38, hace unos 8 años ingresamos al mundo del swingers, con el correr del tiempo nos fuimos dando cuenta que nos gustaba mas los tríos, con mayor precisión, verla con otro hombre y a mi […]

  • fiesta social

    UNA FIESTA SOCIAL

    Parecía una fiesta muy aburrida hasta que… conoció a la mujer de uno de los directivos. De Masetto La semana pasada me pasó algo extraordinario. La historia empieza el martes, cuando vino mi jefe y nos invitó a mí y a mi compañero a una de estas fiestas sociales que se montan para quedar bien […]

  • entregando mujer

    Entregando a mi esposa 4

    Puedes leer también la tercera parte de este relato: Entregando a mi esposa 3 Y así empezó a pasar el tiempo, hacía un mes que Deborah sólo se veía con Jorge a solas, siempre salían, los sábados eran para él, yo me quedaba cuidando a Jazmín, los días de semana, cuando llegaba a casa, Deborah estaba […]

  • puta marido

    Jugando a ser puta, frente a mi marido

    Jugando a ser puta Al final si pudimos ir a Cuernavaca y fue muy rico lo que vivimos; primero fuimos a Sams, luego a plaza Bugambl¡ilia, donde un chico esperaba a Elvi; era un chico sencillo, con cara de niño, moreno, su charla fue respetuosa, y a mi esposa le cayo bien; desde luego el […]

  • Esposos Perú inicios tríos 2

    Disfruta aquí de la primera parte de «Esposos Perú inicios tríos» Les saluda marcos y lia esposos de 39 años somos de Peru nos iniciamos años atrás en este tema lo que les contare es real de nuestras experiencias. Como les comentaba salimos cinco veces más mi esposa le gustaba la manera como cogía Edgar […]

  • mujer albanil

    Mi mujer y el albañil

    Era la hora pico en la ciudad. El autobús atestado de gente avanzaba lento entre un tránsito desordenado. Apretado contra la puerta, yo simulaba mirar el celular, pero en realidad prestaba atención a las reacciones de Cecilia, mi mujer. Aprovechando la aglomeración, se había pegado a su espalda un hombre cercano a los 50 años. […]

  • trios peru

    Esposos Perú inicios tríos 1

    LA PRIMERA VEZ QUE MI ESPOSA FUE CHUPO Y FUE PENETRADA POR UNA VERGA AJENA NUESTRO INICIO EN LOS TRÍOS. Como están les saluda marcos y lía esposos de 39 años somos de Perú nos iniciamos años atrás en este tema lo que les contare es real de nuestras experiencias. Mi esposa se llama lía, […]

  • Mi mujer y el albañil

    Era la hora pico en la ciudad. El autobús atestado de gente avanzaba lento entre un tránsito desordenado. Apretado contra la puerta, yo simulaba mirar el celular, pero en realidad prestaba atención a las reacciones de Cecilia, mi mujer. Aprovechando la aglomeración, se había pegado a su espalda un hombre cercano a los 50 años. […]

  • esposa peru

    ESPOSO PERU TRIOS 1 INICIOS

    LA PRIMERA VEZ QUE MI ESPOSA FUE CHUPO Y FUE PENETRADA POR UNA VERGA AJENA NUESTRO INICIO EN LOS TRIOS. Como están les saluda marcos y lia esposos de 39 años somos de Peru nos iniciamos años atrás en este tema lo que les contare es real de nuestras experiencias. Mi esposa se llama lia, […]

  • omparti playa

    Compartí a mi novia en la playa

    Tengo 21 años y mi novia tiene 22 llevamos ya 4 años de novios, esto pasó hace un año en junio de 2018, todo comenzo asi… la hermana de mi novia estaba organizando un viaje a la playa y mi novia y yo nos apuntamos a ir, fuimos a comprar mi ropa y sus bikinis […]

  • cuernos relato

    Yo también llevo cuernos

    Me echó de espalda en sus cama, me abrió las piernas y pude apretar su hermosa verga que parecía un ariete tremendo, me introdujo su glande de un empujón y clavarme hasta el fondo, haciéndome chillar de dolor y placer, lo sentía hasta mis ovarios, entraba y salía con tanta fuerza que me llenaba de […]

  • primer hija 2

    Primera vez con mi hija 1

    El día comenzó como cualquier otro, mi mujer se levantó temprano para ir a trabajar , mis hijas a su colegio y yo una vez acabado mi desayuno me preparaba para partir a mi trabajo, cuando sonó mi teléfono celular. Era mi jefe informándome que el día anterior había hablado con su socio y habían […]

Tanto si se trata de una realidad como de una fantasía sexual, el cuckold se ha convertido paulatinamente en una tendencia cada vez más aceptada entre miles de parejas, quienes encuentran una desbordante cantidad de excitación y placer al imaginar que uno de los dos sostiene relaciones sexuales con alguien totalmente ajeno a la relación, de ahí que se le califique como infidelidad consentida, pues lo que para otros podría ser un engaño o traición, para los seguidores de este fetiche no es más que una alternativa para satisfacer a ese ser por el que se siente tanto cariño.

Generalmente, esta es una práctica donde es mayormente el hombre quien le pide a la mujer que se acueste con otro para que posteriormente le comparta todos los detalles del encuentro sexual, pues el imaginarse lo acontecido es algo que dispara a tope la pasión y incentiva la llama entre ambos.

Lo candente de una mujer infiel

Al ser la infidelidad un tema tan delicado, que de hecho puede ser suficiente para que una relación se termine, hace que los relatos eróticos de infidelidad consentida sean tan polémicos, pues lo que es una conducta ampliamente señalada por la sociedad pasa a verse nutrida por el morbo y una clase de perversión suficiente para tener siempre ganas de más.

Más allá de actuar siguiendo una libertad que aparentemente se pierde al conformar un matrimonio o noviazgo, todas las historias aquí compiladas dan un giro bastante interesante a lo que puede pasar cuando una mujer es infiel, pues en las diferentes situaciones descritas se deja ver como esto es exactamente lo que prende, de ahí que muchos hombres se tomen el trabajo de ayudar a escoger por ejemplo, un deslumbrante juego de lencería para que su mujer lo luzca ante aquel recién conocido.

Violar los votos matrimoniales y asumir un rol en el que poco o nada interesan las normas sociales son aspectos que ayudan a que aquella visualización de cornudo, quede en el olvido y se transforme más bien en el resultado gratificante que surge de lo que es un gran tabú.

¿Una fantasía sexual compartida?

Para poder nombrar estas relaciones sexuales con la etiqueta de cuckold es indispensable que ambas personas se encuentren de acuerdo y que este “permiso” o “licencia” sea algo igual de cautivante para ambos.

Tenemos entonces amigos que se follan a la esposa de otro, esposos con las sobrinas de sus esposas, vecinos que se siempre están dispuestos o, por ejemplo, unas vacaciones que reúnen las condiciones para que un recién conocido se convierta en el candidato perfecto, sin importar como se den las cosas, estamos ante lo que sería otro enfoque de lo que se entiende por compartir y acostarse con otro.