Últimas historias

  • todo apuesta

    Todo por una apuesta II

    Se acercaron dos hombres con sus pollas, las agarré y las chupé, cuando estaban bien duras me agarraron y uno se sentó en la butaca sentándome encima de él introduciéndomela en mi culo dejando mi coño a disposición del otro, la metió hasta el fondo, se oían mis gemidos y gritos más que los de […]

  • esposa otro

    Hice que mi esposa disfrutara con otro

    Este relato que les platicaré es mi historia de como hice que mi esposa fuera disfrutada por otro hombre mientras que yo escondido en el clóset solo me limitaba a mirar. Para iniciar le comentaré que este relato tuvo lugar hace 10 años y es hasta ahora que me he atrevido a platicarlo. Actualmente tengo […]

  • entregando mujer

    Entregando a mi esposa 4

    Puedes leer también la tercera parte de este relato: Entregando a mi esposa 3 Y así empezó a pasar el tiempo, hacía un mes que Deborah sólo se veía con Jorge a solas, siempre salían, los sábados eran para él, yo me quedaba cuidando a Jazmín, los días de semana, cuando llegaba a casa, Deborah estaba […]

  • mujer erotismo

    CONFESIONES A MIS LECTORES ….TRES.

    Otro de mis lectores ,este del DF,que me pide le cuente alguna experiencia vivida con mi mujer,porque le gustan mucho,el esta divorciado y tiene algunos prospectos por ahi,yo le digo que debe buscar una mujer como la mia,que este de acuerdo con lo que le gusta,para evitar conflictos,que sea sincero con ella y si asi […]

  • esposa complaciente

    Esposa complaciente con mi compañero

    Buenas tardes amigos les comenté la vez pasada sobre la manera en que mi mujercita inocente siendo muy obediente le ofrecía sus ricas nalgotas a mi compañero Paco haciéndola gozar de lo lindo pero aunque después nos volvimos a reunir tres o cuatro ocasiones más y la volvió hacer gozar Cómo perrita en brama al […]

  • esposa amigo

    Mi esposa y su amigo

    Hola este es un relato de algo que me sucedió hace algunos años y aun me gusta recordarlo. Soy Manuel, tengo 53 años y mi esposa Alicia tiene 41 años, tenemos 4 años de casados, ella es de estatura baja, ella tiene senos de tamaño mediano, pequeña cintura, un hermoso trasero y bellas piernas, que […]

  • mujercita obediente

    Mi mujercita obediente

    Bueas noches amigos de este sitio erótico, me llamo Juan y quiero contarles que ver a mi esposa siendo poseída por otro macho es muy exitante, pero quiero decirles que mi esposa es de piel morena clara, unas piernas torneadas por el ejercicio y unos senos de muy buen tamaño, y es muy complaciente cuando […]

  • sexo sobrino

    Mi mujer tiene sexo con mi sobrino

    Mi mujer es espectacular una morocha con hermoso cuerpo, tiene lindas tetas y lindo culo, todo el mundo le tiene ganas de entrarle. Esto paso cuando mi sobrino de 18 años vino a pasar unos dias en mi casa, yo y mi mujer cogiamos todo el tiempo en casa, a cualquier hora y en cualquier […]

  • fotos eroticas

    Una sesion de fotos

    Recibí la llamada de mi amigo Andrés. Era un gran amigo de la carrera, de hecho el único amigo con el que tengo una buena amistad. Solemos quedar mucho a cenar e incluso en irnos de vacaciones. Lleva muchos años saliendo con Silvia que está muy bien colocada en una consultoría  y viaja mucho. Me […]

  • bragas suelo

    Con las bragas por el suelo

    Estas situaciones eran las que nos hacían perder la cabeza a Alba y a mí, no éramos de ese tipo de amantes de jueves en un motel de 8 a 10, jugábamos al límite, eso era lo que nos unía y nos ponía.

  • esposa mayor

    Mi esposa y un señor mayor

    mi esposa   es alta mide 5 pies  10 pulgadas delgada 23 años hermosa unas piernas que todos desean poder acariciarlas tengo un amigo un senor de 45 años trabaja en construccion igual que yo trabajamos en lo mismo en companias diferentes pero como hacemos la misma clase de trabajo siempre estamos en contacto la cosa […]

  • interrail

    Europa en Interrail

    Viaje en Interrail Europa Un verano Bryan me dijo que recorreríamos Europa en Interrail, que era más barato y podíamos ver diversas ciudades y por la noche viajaríamos en tren cama y disfrutaríamos más del viaje, a la vez que nos ahorrábamos los hoteles. Fuimos hasta Paris y disfrutamos de la ciudad de la luz […]

Tanto si se trata de una realidad como de una fantasía sexual, el cuckold se ha convertido paulatinamente en una tendencia cada vez más aceptada entre miles de parejas, quienes encuentran una desbordante cantidad de excitación y placer al imaginar que uno de los dos sostiene relaciones sexuales con alguien totalmente ajeno a la relación, de ahí que se le califique como infidelidad consentida, pues lo que para otros podría ser un engaño o traición, para los seguidores de este fetiche no es más que una alternativa para satisfacer a ese ser por el que se siente tanto cariño.

Generalmente, esta es una práctica donde es mayormente el hombre quien le pide a la mujer que se acueste con otro para que posteriormente le comparta todos los detalles del encuentro sexual, pues el imaginarse lo acontecido es algo que dispara a tope la pasión y incentiva la llama entre ambos.

Lo candente de una mujer infiel

Al ser la infidelidad un tema tan delicado, que de hecho puede ser suficiente para que una relación se termine, hace que los relatos eróticos de infidelidad consentida sean tan polémicos, pues lo que es una conducta ampliamente señalada por la sociedad pasa a verse nutrida por el morbo y una clase de perversión suficiente para tener siempre ganas de más.

Más allá de actuar siguiendo una libertad que aparentemente se pierde al conformar un matrimonio o noviazgo, todas las historias aquí compiladas dan un giro bastante interesante a lo que puede pasar cuando una mujer es infiel, pues en las diferentes situaciones descritas se deja ver como esto es exactamente lo que prende, de ahí que muchos hombres se tomen el trabajo de ayudar a escoger por ejemplo, un deslumbrante juego de lencería para que su mujer lo luzca ante aquel recién conocido.

Violar los votos matrimoniales y asumir un rol en el que poco o nada interesan las normas sociales son aspectos que ayudan a que aquella visualización de cornudo, quede en el olvido y se transforme más bien en el resultado gratificante que surge de lo que es un gran tabú.

¿Una fantasía sexual compartida?

Para poder nombrar estas relaciones sexuales con la etiqueta de cuckold es indispensable que ambas personas se encuentren de acuerdo y que este “permiso” o “licencia” sea algo igual de cautivante para ambos.

Tenemos entonces amigos que se follan a la esposa de otro, esposos con las sobrinas de sus esposas, vecinos que se siempre están dispuestos o, por ejemplo, unas vacaciones que reúnen las condiciones para que un recién conocido se convierta en el candidato perfecto, sin importar como se den las cosas, estamos ante lo que sería otro enfoque de lo que se entiende por compartir y acostarse con otro.