No hay nada más entrañable que un selfie en el baño…